Liberarse del miedo


Como le fue revelado a
Marshall Vian Summers

Texto original: Escaping Fear (no disponible online)

Escucha el audio original aquí (en inglés): no disponible online

Más información sobre este texto


Lo que estás leyendo en este texto es la transcripción de la voz original de la Asamblea Angélica hablando a través del Mensajero Marshall Vian Summers.

Aquí, la comunicación original de Dios, que existe más allá de las palabras, es traducida al lenguaje y el entendimiento humanos por la Asamblea Angélica que supervisa el mundo. La Asamblea después entrega el Mensaje de Dios a través del Mensajero, tras lo cual es transcrito y puesto a tu disposición y a disposición de todos.

En este extraordinario proceso, la Voz de la Revelación está hablando de nuevo. La Palabra y el Sonido están en el mundo. Que puedas ser el receptor de este regalo de Revelación y puedas estar abierto a recibir su Mensaje único para ti y para tu vida.




Nota a los lectores:
Esta traducción fue provista a la
Society por estudiantes del Nuevo Mensaje que se han ofrecido voluntariamente a traducir el texto original en inglés. La publicamos en esta forma inicial para que todo el mundo tenga una oportunidad de interactuar con una porción del Nuevo Mensaje en un su propio idioma.

Wisdom from the Greater community, volume 1
Volumen 5 > Sabiduría de la Comunidad Mayor Volumen 1 > Capítulo 25

Te liberas del miedo porque existe algo más importante que el miedo, y que te saca de él.

Nos gustaría hablar sobre liberarse del miedo, porque el miedo es una parte de tu experiencia. Existe una manera de liberarse del miedo, para que puedas llegar a ser mucho más eficaz y estar presente en la vida. No es una promesa vacía decir que puedes liberarte del miedo, pero debes entrar en un estado mental diferente. Debes entrar en el estado del Conocimiento, un estado de profundo saber. No puedes liberarte del miedo cuando vives en tu lado personal, o en tu mente personal. Hay muchos intentos de hacer esto, y terminan siendo extremadamente difíciles, requiriendo grandes cantidades de energía con poco éxito.

Para entender cómo dejar atrás el miedo debes entender algo sobre el miedo mismo —de donde viene, y cuánto gobierna y determina tu pensamiento, acciones y experiencia—. Es muy difícil definir el miedo, aunque hay muchas definiciones. Las definiciones son limitadas. No puedes simplemente tener una explicación que realmente te sirva, porque esto es algo que debes reconocer en tu experiencia. Cuando estás muy disgustado, muy angustiado o muy enojado, párate y di: “¡Ah! Tengo miedo en este momento”. Este reconocimiento es lo importante. “Tengo miedo”. A menudo esto es suficiente para desvincularte de tu angustia o para darte una mayor perspectiva mientras estás angustiado. Reconoces que tienes miedo. “En este momento tengo miedo”. Tener este reconocimiento te lleva a tu experiencia. De lo contrario, simplemente demostrarás los resultados de tu miedo, porque el miedo es muy cautivador.

¿Por qué no puedes renunciar al miedo en un estado mental normal? ¿No te parece un objetivo digno? Cuando estás en un estado mental normal, te identificas con cosas temporales que fácilmente se pierden o destruyen. Tú quieres proteger lo que tienes y adquirir más, y al mismo tiempo renunciar a todas las molestias de hacer esto. Proteger este cuerpo. Proteger esta mente. Proteger estas ideas. Proteger estas creencias. Proteger estas posesiones. Proteger estas afiliaciones. Proteger esta riqueza. Y proteger todas las cosas que te llevarán a una mayor seguridad en estas áreas. ¿Se puede lograr esto sin ansiedad? ¿Se puede hacer? Tú no eres monástico. No abandonas todas las cosas y vives en un monasterio. Solo muy pocas personas pueden hacer eso. Tú eres una persona en el mundo. ¿Cómo puedes liberarte del miedo? Eso es lo que trataremos.

¿Qué pasa con el miedo? Este es muy predominante, está muy ligado a una parte de tu pensamiento y de tu comportamiento. Tu prioridad es el miedo. Es tan importante para tu experiencia que solo a través de la auto-observación puedes comenzar a reconocer que es una fuerza dominante. Incluso Nuestras palabras pueden despertar temor. ¿Algo nuevo? ¡Miedo! ¿Tu primera respuesta? ¡Miedo! Nuestras palabras, si son verdaderas, ¿qué desafiarán? Es muy importante entender esta respuesta, porque si emprendes la recuperación del Conocimiento —la esencia misma de todo verdadero desarrollo individual— comenzarás a tener una nueva relación con el miedo. Como resultado, comenzarás a entender el impacto del miedo en tu vida en el mundo.

Esto no es algo que puede lograrse solo con definiciones o explicaciones. El miedo es demasiado prevalente. Subyace en la mayor parte de tu pensamiento, incluso en tu deseo de un mundo mejor y en tu deseo de paz. Muchos de tus esfuerzos para mejorar la situación o las circunstancias de la humanidad se rigen por el miedo. Tu anhelo de relación, tu ansiedad por la muerte, todo es miedo. Cuando comienzas a encontrar realmente todo esto, el miedo se vuelve profundamente desagradable. Parece demasiado.

Cuando las personas comienzan la preparación en los Pasos al Conocimiento, aprenden a ser objetivos sobre estas cosas, y como resultado son capaces de verlas más a fondo. Esto es importante para que puedan experimentar su verdadera naturaleza. Se vuelven observadores de sus vidas. Todas las verdaderas religiones deben enseñar esto, ya que no puedes alcanzar mayor destreza o habilidad, o tener acceso a una mayor inteligencia si estás completamente identificado con tus emociones o tus ideas.

Tienes tus experiencias de miedo, y si te has ido observando a ti mismo, verás cuánto miedo te afecta y cuánto te retiene. Comienzas a ver lo que es posible y necesario, y dices, “Ah, yo podría hacer eso, pero estoy demasiado asustado”. Pero, no es suficiente decir que todo lo que está entre tú y tu objetivo es tu miedo.

Las personas suelen pensar que sin temor podrían ser magníficas. Esto no es verdad. Es una idea muy frecuente en muchas enseñanzas sobre el crecimiento personal, que sin ese demonio llamado miedo o los recuerdos de la primera infancia o la programación de la sociedad, serías un ser magnífico, podrías hacer y tener cualquier cosa. Esta es una idea muy frecuente y muy estúpida. No se basa en la sabiduría sino en el idealismo. Así que las personas intentan atacar sus obstáculos como grandes guerreros y matar al dragón que está en el puente. Y, por supuesto, se hacen la guerra a sí mismas. Ese no es el camino.

El miedo es innato a tu lado personal. Es como intentar tener un cuerpo sin molestias, dolores, magulladuras o cortes. Necesitas tener compasión para no poner demandas imposibles sobre ti o sobre otras personas. Esto es muy importante si buscas ser un maestro. Las personas pueden involucrarse ferozmente en mejorar su lado personal, pero ese no es el camino.

Te liberas del miedo porque estás cultivando el Conocimiento. No hay lugar para el miedo en el Conocimiento. El Conocimiento debe convertirse entonces en tu punto focal. Aquí no estás en guerra con el mundo ni contigo mismo. Estás cultivando algo más grande. Verás, tu mente y tu cuerpo son como una casa, y el Conocimiento es como el huerto. Así que sales al huerto para cultivar tu comida y la traes de vuelta a la casa. No puedes sentarte en casa diciendo: “¿Dónde está la comida? ¿Dónde está la comida?” La comida no llega. Así que miras por toda la casa y decides, “Vamos a cambiar la casa”. Pero el huerto está afuera. Debes traer la comida dentro.

Es como servir al mundo. Las personas están muy indignadas porque el mundo es como es. Pero, ¿cómo podría ser de otra manera? Es exactamente de la forma en que es, porque es el resultado del lugar en que las personas se encuentran en sus vidas. Así que decir, “El mundo debe ser muy diferente de lo que es”, significa que tienes la intención de declararle la guerra al mundo. Ese no es el camino, porque tarde o temprano llegarás a ser un adversario del mundo, y serás violento, serás gobernado por el miedo y no por el Conocimiento. “¡Si el mundo no cambia pronto, explotará!” ¿Puedes enseñar paz si esa es tu motivación? ¿Puedes ser una fuerza para la paz o la reconciliación si tu fuerza motivadora es la ansiedad profunda? ¿Puedes criar a un niño pensando, “debo proteger a este niño de convertirse en un criminal”? ¿Puedes criar a un niño eficazmente con ese punto de vista? No puedes atender al mundo con ese punto de vista, y esperar dar un beneficio verdadero. Además, el mundo es frustrante para cambiarlo. Las personas están muy arraigadas.

Hay una manera de liberarse del miedo y esta es cultivando el Conocimiento. De esta manera, no te declaras la guerra a ti mismo. No te diseccionas con un cuchillo. No te vuelves cruel con tu lado personal. No expulsas tus sentimientos o tus pequeños pensamientos. Tienes compasión por lo que es débil y respeto por lo que es fuerte.

Aquí, Nosotros tomamos una situación compleja, y proveemos una dirección sencilla. Pero, para cultivar el Conocimiento, atravesarás mucho miedo y al atravesarlo, lo debilitarás. El miedo es un maestro. Es el maestro de la mente mundana. No lo llamamos un ente, porque eso le da un significado que no tiene. Pero, es una fuerza que las personas comparten y generan. Cuando las personas dejen de hacerlo, por supuesto, el miedo desaparecerá. No puedes decir lo mismo del amor, porque no eres la fuente del amor. Pero eres la fuente del miedo. Si todos dejaran de amar, el amor seguiría impregnando el mundo. Por eso las personas han sido incapaces de deshacerse de él.

No recomendamos entonces la receta para eliminar el miedo simplemente diciendo: “Me libraré del miedo y todo lo que quedará será amor, felicidad y paz mental”. ¿Sabes por qué? Porque no funciona. El miedo es demasiado fuerte. No puedes decir que el miedo no es nada si domina al mundo. En una realidad mayor, el miedo no es nada, pero en tu realidad domina al mundo. Es muy sabio entonces dar el debido respeto a la fuerza de algo que debes enfrentar. Cuando decimos que debes atravesar un poco de miedo para alcanzar el Conocimiento, bueno, eso es verdad. Sin embargo, al hacerlo, descubrirás cuál es la fuente del miedo, porque el Conocimiento te lleva directamente a Dios. Entonces comenzarás a entender por qué las personas se aferran a su miedo, por muy doloroso que sea. Pero este es un misterio que debes descubrir por ti mismo. Definiciones y explicaciones no te servirán de nada.

En la recuperación del Conocimiento, tendrás que superar tu miedo una y otra vez. Aquí no estás en guerra. Simplemente estás eligiendo otro camino. “Elijo ir por aquí, con miedo o sin miedo. Yo sigo el Conocimiento en esta situación, pase lo que pase”. Entonces atraviesas el miedo como si estuvieras atravesando una gran nube negra. Para hacerlo, debes reconocer que tú no eres el miedo. Debe existir aquí alguna objetividad. “Este miedo no es el mal, no es malo, pero no soy yo. Estaré atento a él, pero no soy yo”.

Debemos hacer aquí una distinción muy importante que muchas personas olvidan: La precaución es diferente del miedo. La precaución puede surgir del Conocimiento. La precaución significa que estás muy atento, porque existe la posibilidad de que algo salga mal, o puede que tengas que tomar una decisión importante, incluso si nada va mal. Así que estás muy atento —como un alpinista, muy atento—. Los alpinistas están muy atentos a donde ponen sus manos y pies. ¿Llamarías a eso miedo? Los alpinistas estarían muy asustados si pensaran en caerse de la montaña. Ellos entrarían en pánico, tomarían malas decisiones. Por eso a las personas les gusta escalar montañas, se vuelven muy intrépidos y pueden experimentar el Conocimiento momentáneamente.

Por eso, debes aprender la diferencia entre la precaución y el miedo. Son muy diferentes, pero debes tener la experiencia. Para poder experimentar la precaución en su sentido real, debes separarte del miedo dentro de ti mismo. Debes ser capaz de identificarlo cada vez más, porque el miedo es muy cegador. Domina tu percepción. Debes ver que la realidad no está basada en tu percepción.

No es necesario que te conviertas en tu propio terapeuta para hacer esto, porque el énfasis aquí está en mantener tus ojos en el Conocimiento, no en los obstáculos hacia el Conocimiento. Aquí debemos señalar otro punto muy importante: Si te preocupas por el miedo o por cualquiera de sus manifestaciones, te dominará. Si estudias el mal, te reclamará. ¿Por qué? Porque sin el Conocimiento, es más poderoso que tú.

Por eso, el Conocimiento debe ser el enfoque. Comienza reconociendo lo que realmente sabes sobre tu vida y sobre las decisiones que debes tomar. Esto requiere que desarrolles la capacidad de estar internamente quieto, a través de la práctica. Esto es importante porque con un cierto grado de quietud, eres capaz de ser observador. No puedes ser observador si tu mente está siempre en movimiento, corriendo de una cosa a otra y pasando de pensamiento en pensamiento. ¿Cómo puedes estar atento? ¿Cómo puedes ver algo? La recuperación del Conocimiento requiere quietud de mente, requiere cooperación con otros, y requiere el desarrollo de un verdadero discernimiento. Todo esto es extremadamente práctico y tendrá una relación directa con todo lo que haces en la vida. Debido a que hay tan pocas personas que pueden demostrar el Conocimiento en la vida, si tienes aunque sea un poco de esta capacidad, te conviertes en un gran activo.

Tienes cosas que puedes perder que sientes que son realmente tuyas. Hay tanto en relación a tu supervivencia social y física. Podemos decir: “Bueno, renuncia a todo. De todos modos, no vale nada. Estarás fuera de este mundo en unos pocos años, y ¿de qué vale entonces?” Pero no es suficiente que Nosotros digamos eso, porque estás destinado a estar en el mundo. Tienes un propósito estando aquí, un propósito que no puedes encontrar ni en tu mente personal ni en tu miedo.

El Conocimiento es sembrado en ti como una semilla. Si comienzas a cultivarlo, comenzará a crecer y tomará su propia forma. Tiene su propia vida, como una semilla en la tierra. No necesitas decirle cómo crecer. Solo proporcionas el ambiente, los nutrientes y las condiciones necesarias, y crecerá. Mientras esto sucede, eres una persona en el mundo que todavía está preocupada por la supervivencia física, mental y social, pero hay algo más en tu vida ahora, y le estás dando cada vez más atención.

No puedes descuidar el mundo, porque tienes que vivir aquí, y debes ser responsable. No puedes descuidar el mundo para convertirte en un estudiante del Conocimiento. “¡Todo lo que quiero hacer es practicar todo el día y tener grandes experiencias!” Esa no es una buena idea. Esto causará mucha angustia. Así que debes ser responsable como persona en el mundo, y también desarrollar tu capacidad para el Conocimiento. El Conocimiento se desarrolla muy lentamente porque las personas tienen mucho miedo del Conocimiento. Ellas tienen mucho miedo de la única cosa que les llevará más allá del dolor.

Algunas personas preguntarán: “Bueno, todo eso es muy bueno, pero ¿qué haces con el mundo en su difícil estado? Siento que debo hacer algo”. ¿Qué haces con el mundo? Bueno, hay dos motivaciones para servir al mundo: en una te mueves por el Conocimiento y en la otra te mueves por el miedo. Por eso, muchos estudiantes del Conocimiento deben retirarse temporalmente de las implicaciones políticas o sociales, porque el miedo aún los cautiva. Esto cautiva sus mentes. No se retiran permanentemente, solo necesitan tiempo, porque deben aprender a ser observadores y discernir. Deben desarrollar algunas habilidades muy fundamentales y útiles.

A veces nuestras respuestas parecen racionales y las personas dicen: “Oh, eso es muy bueno”. Y a veces nuestras respuestas no son racionales y las personas dicen: “No entiendo eso”. Pero las respuestas son recursos temporales. No todo el mundo quiere convertirse en una persona del Conocimiento. Muy pocos lo hacen. Sin embargo, la persona que ayudará a que tu vida sea beneficiosa es la persona del Conocimiento, a quien quizás nunca conocerás.

¿Por qué el mundo ha seguido a pesar de todas sus tribulaciones? Hace veinte años, las personas decían: “¡Dios mío! Estamos al borde de la destrucción total”. Hoy, las personas dicen que estamos al borde de la destrucción total. Dentro de veinte años, las personas dirán: “¡Estamos realmente al borde de la destrucción total! ¡Tenemos que hacer algo rápido!” ¿Quién nos mantiene a todos unidos? La naturaleza animal de las personas es capaz de destruir la raza, ¿no? Cualquiera podría ser un asesino o un criminal. Entonces, ¿quién mantiene la raza unida? ¿Por qué persiste el ser humano? Debe haber una fuerza. Algo está haciendo esto.

Se necesitan relativamente pocas personas con el Conocimiento para preservar la vida aquí. Todo el mundo bebe de su fuente, pero solo unos pocos saben de dónde viene el agua y quién la trajo aquí. Por eso los sabios no se ven. Si alguien de verdadera capacidad se pronuncia, causa muchos problemas. Por eso los estudiantes avanzados del Conocimiento deben renunciar a todas las ambiciones, incluso para salvar al mundo, incluso para utilizar sus nuevas habilidades para llevar el bien a un mundo de sufrimiento. Unos pocos individuos necesitarán hacer una presentación para cambiar el curso de la religión o de la historia, o para efectuar un cambio en el pensamiento humano, pero en su mayor parte, los individuos verdaderamente expertos en el mundo permanecen ocultos. De esta manera, su trabajo operará sin trabas.

Lo que estamos haciendo aquí, ya ves, se ha hecho durante miles de años. No es un fenómeno nuevo. Sin embargo, durante miles de años se hizo en extremo secreto. ¡Tú tienes ahora muchas libertades! Por supuesto, la desventaja de tu tiempo es que las personas responden sin mucha intención. En tiempos anteriores, arriesgabas tu vida para recibir una Enseñanza como esta. Entonces, habría sido muy importante para ti y no una curiosidad casual. Ahora en tu mundo tienes mayores libertades, grandes libertades. Pocos de los mundos avanzados en esta parte de la galaxia tienen tales libertades. Pero junto con tales libertades, las personas sufren de una motivación muy pobre. Las personas están sin dirección.

Por supuesto, todos quieren minimizar las dificultades y los conflictos en sus vidas. “¡No quiero problemas! No quiero quedarme sin dinero o consentir que algo malo ocurra”. Quieres estar cómodo para poder disfrutar de tus actividades personales tanto como sea posible. Pero, generalmente son las circunstancias infrecuentes e incluso extremas las que encienden el Conocimiento en las personas. No es que el dolor sea un requisito previo para el Conocimiento, pero a veces cuando suceden cosas que son realmente diferentes, las personas tienen nuevas experiencias.

Ahora debemos hablar de la “casa en llamas”. Si la casa en la que vives está en llamas, todos se olvidan de sus razones personales para estar aquí, y ayudan y hacen lo que sea necesario. Esta situación te pondría en un estado de ánimo diferente. Y cuando estas cosas suceden, las personas a veces responden sin miedo. Pero después que todo ha terminado, se asustan mucho. “¡Oh Dios mío! ¿Lo que podría haber ocurrido? ¡Oh, apenas escapé!” Pero en el momento, no tenían miedo.

Mientras las personas están haciendo todo lo posible para hacer todas sus circunstancias muy agradables, al mismo tiempo, también están tratando de hacer las circunstancias muy graves, para darse la oportunidad de experimentar el Conocimiento y despertar. ¿No es interesante? Creemos que es muy interesante. ¿Por qué las personas hacen cosas tan estúpidas? Para despertarse. Si todo fuera maravilloso, si tuvieras el Cielo en la Tierra en este momento, ¿no sería grandioso? ¿No sería hermoso con todos amando y nadie trabajando a menos que quisieran? Pero ¿cuánto tiempo duraría? Si no retornaras al Conocimiento, no duraría ni un momento.

No puedes tener quietud en tu ambiente si no puedes estar quieto dentro de ti mismo. No podrías tolerarlo. ¿Cuántos podrían sentarse en silencio durante ocho horas y no moverse? ¿Cuántos pueden permanecer quietos durante veinte minutos y no moverse? Estar quietos. Todo el mundo quiere un mundo que sea tranquilo y encantador, pero ¿quién podría tolerarlo? Sería lo más terrible de todo. Por eso no se quiere el Cielo. ¿Quién quiere el Cielo? Las personas quieren saber que hay un cielo, por si acaso el mundo no funciona, pero ¿quién lo quiere ahora?

No estamos diciendo esto para frustrarte, sino para permitirte tener compasión por el mundo. El mundo lo está haciendo bastante bien, considerando que los seres humanos solo hace unos pocos años que han dejado de ser tribales y que tienen muchas destrezas y habilidades recién descubiertas. Lo están haciendo bastante bien con respecto a las sociedades en esta etapa de desarrollo.

El hombre y la mujer del Conocimiento están interesados en el Conocimiento, pero también están preocupados por lo que el Conocimiento les está indicando que hagan. Aquí es donde su vocación en la vida comienza a surgir. Las personas, por supuesto, quieren encontrar su vocación sin el Conocimiento, lo que significa que simplemente quieren una nueva definición para sí mismos. Tu llamado en la vida emerge de tu Conocimiento. Aquí sientes que debes hacer ciertas cosas. No es una cuestión de preferencia personal. Ni siquiera eres impulsado por el miedo. “¡Solo debo hacer esto!” Eres capaz de hacer estas tareas con tanta fuerza y convicción, con tanta determinación. No serás una persona pura e inmaculada, pero debes hacerlo. Entonces podrás ser capaz de hacer cosas en el mundo muy eficazmente, sin miedo. Tendrás preocupación, y tu lado personal, lo que queda de él, tendrá sus ansiedades habituales, pero hay algo más importante ahora.

Te liberas del miedo porque hay algo más importante. Si la casa estuviera en llamas, ¿quiénes estarían sentados preocupados por cuándo encontrarían una relación? Ahora hay algo más importante. Ahora existe un propósito, por un momento, para preservar la vida en una situación peligrosa. Te liberas del miedo porque existe algo más importante que el miedo que te saca de él.

No necesitas circunstancias terribles si atiendes a la fuente de tu sabiduría. Esta crecerá lentamente, y traerá un cambio gradual en tu vida, porque para la gran mayoría de las personas debe ser muy lento. Algunas personas quieren que se mueva muy rápido, y por eso hacen prácticas espirituales extremas y difíciles, lo más difícil que pueden encontrar —el “camino del fuego”, lo llaman—. Pero los que siguen el camino lento y metódico van más rápido.

Una de las cualidades más importantes es la quietud. En el desarrollo de la quietud, eres capaz de ver cosas que de otra manera no podrías haber visto, respecto a ti mismo y, luego, respecto al mundo. Eres cada vez más capaz de ver situaciones, individuos e incluso objetos, y ver lo que realmente está ahí, no lo que estás interpretando que está ahí. Todos los estudiantes del Conocimiento deben desarrollar cierto grado de quietud para que puedan empezar a ver las cosas. Esto también desarrolla tu deseo de paz porque la paz es muy quieta. La paz no es simplemente la ausencia de conflicto en el mundo. La paz es quietud. Mientras se tema mucho la quietud, habrá guerra, porque la lucha por la estimulación producirá conflicto.

Cuando cultivas el Conocimiento, siempre te enfrentas al miedo, y eliges ir con el Conocimiento o no. Cuando vas con el Conocimiento, sucede algo maravilloso. Pero cuando no vas con él, descubres que ir con el Conocimiento habría sido una mejor idea.

Al desarrollar la quietud, también desarrollas paciencia, porque el Conocimiento no se revela bajo demanda. Si sientes que debes tomar una decisión y el Conocimiento está silencioso, tal vez no necesitas tomar una decisión. Tal vez no puedes tomar una decisión. Tal vez cualquier decisión que tomes no tendrá una potencia real. Así que debe surgir naturalmente la paciencia. Con la paciencia vienen la tolerancia, la fe y la confianza, todas cosas muy fundamentales. Cuando estás quieto, la Presencia está contigo, tus Maestros están contigo, y el poder de tu Familia Espiritual empieza a emanar a través de ti. Cuando estás quieto, te vuelves más un espejo o una ventana que un muro.

Debes reconocer en este punto que estamos hablando de ti, no de tu marido o esposa o amigo o cliente. Tú eres el sujeto. Así que la idea no es: “¿Cómo puedo hacer que esta otra persona tenga estas cualidades?” o “¿Qué puedo hacer por esta persona?” Esto es sobre ti.

Otro aspecto de liberarse del miedo es que debes comenzar a pensar en tu vida más allá del mundo. Nosotros podemos decir que estamos sin miedo, porque nuestra base no está en el mundo. Eso no significa que no tomemos en serio nuestro papel en el mundo. No somos totalmente libres del mundo. Tenemos que trabajar aquí. Hay mejores lugares para trabajar, pero nos alimenta nuestra vida más allá. Nosotros somos ricos. Tenemos relaciones. El mundo no puede herirnos. Por eso, debes tener una base más allá del mundo.

Debido a su temprana formación religiosa, algunas personas no pueden decir la palabra Dios. Así que cualquier palabra que necesites usar para permitirte pensar en tu vida más allá del mundo, por favor, úsala, porque tu papel en el mundo depende de dónde has venido. Las personas miran al mundo diciendo: “Dame sentido. Dame propósito. Dame dirección. He venido buscando la verdad de mi vida”. Pero el mundo no puede hacerlo. Eso es como un médico que entra en la habitación del paciente diciendo: “¿Quién soy yo, por favor? ¡Dímelo!”

El mundo necesita la verdad que tienes dentro de ti mismo. El mundo no puede dártela. Pero una vez que la das, el mundo dará testimonio del Conocimiento porque el Conocimiento está en todas partes. Una mente sin miedo puede ver esto. Una mente con miedo solo puede ver sus propios pensamientos e interpretaciones. No es libre de ver o de saber. Está fuera de relación con la vida. Tu vida debe estar más allá del mundo para que experimentes esto, porque estás aquí muy poco tiempo. Es muy importante entonces pensar en tu vida más allá del mundo.

Es muy importante asociarte con individuos que se han dedicado al Conocimiento. El Conocimiento es bueno. No puede encontrarse y usarse mal. Tan pronto como lo reclamas para ti mismo, lo pierdes, porque funciona a través de ti. Si puedes quedarte quieto y abrirte, empezarás a brillar como un faro. Te sentirás movido a estar con ciertas personas y a hacer ciertas cosas. Tu vida será muy simple. Por eso decimos que debes tomarte tiempo para estar quieto, o estarás tan frenético como el mundo y serás muy infeliz. Cada vez más, tu felicidad y tu relación con otros vendrán del Conocimiento.

Por eso, puedes liberarte del miedo. Y verás tu miedo, ¡oh sí! Se interpondrá en tu camino, y dirá: “No puedes entrar aquí”. El miedo puede ser identificado porque no tiene profundidad. Es muy superficial, aunque puede ser muy fuerte en sus incentivos. No tiene sustancia. En esto, es muy diferente del Conocimiento. El Conocimiento es silencioso pero tiene una tremenda Presencia. Es extremadamente inteligente, pero no piensa todo el tiempo. Es un estado diferente de la mente. El mundo continúa porque hay un número suficiente de hombres y mujeres del Conocimiento en el mundo, y el Conocimiento mueve a otras personas que no saben nada al respecto.