Como le fue revelado a
Marshall Vian Summers

Texto original: Perception (no disponible online)

Escucha el audio original aquí (en inglés): no disponible online

Más información sobre este texto

Lo que estás leyendo en este texto es la transcripción de la voz original de la Asamblea Angélica hablando a través del Mensajero Marshall Vian Summers.

Aquí, la comunicación original de Dios, que existe más allá de las palabras, es traducida al lenguaje y el entendimiento humanos por la Asamblea Angélica que supervisa el mundo. La Asamblea después entrega el Mensaje de Dios a través del Mensajero, tras lo cual es transcrito y puesto a tu disposición y a disposición de todos.

En este extraordinario proceso, la Voz de la Revelación está hablando de nuevo. La Palabra y el Sonido están en el mundo. Que puedas ser el receptor de este regalo de Revelación y puedas estar abierto a recibir su Mensaje único para ti y para tu vida.

Nota a los lectores:
Esta traducción fue provista a la
Society por estudiantes del Nuevo Mensaje que se han ofrecido voluntariamente a traducir el texto original en inglés. La publicamos en esta forma inicial para que todo el mundo tenga una oportunidad de interactuar con una porción del Nuevo Mensaje en un su propio idioma.
Wisdom from the Greater community, volume 1
Volumen 5 > Sabiduría de la Comunidad Mayor Volumen 1 > Capítulo 30

La experiencia directa implica que estás experimentando una realidad que está más allá de tu interpretación.

En el Camino del Conocimiento de la Comunidad Mayor, las respuestas no siempre son fáciles de encontrar. Las cosas no siempre son accesibles de inmediato. Esto es así porque debes ir más profundo. Debes penetrar las cosas simples y obvias para encontrar lo que realmente está en el corazón de tu vida y da cuenta de su misterio. En el Camino del Conocimiento llevamos a las personas a través de muchas etapas de desarrollo. Hay otros Maestros difundiendo información a varios niveles para ayudar a las personas en su camino, pero nuestro papel es diferente. De hecho, presentamos un programa de estudios para entrenarse en el Conocimiento, de acuerdo con las antiguas escuelas de la Comunidad Mayor.

Ahora hablaremos de la percepción, la realidad y el Conocimiento. En primer lugar, queremos decir algunas cosas sobre el Conocimiento para que sepas de lo que estamos hablando. En la superficie misma del Conocimiento está la experiencia de la intuición profunda, la experiencia de una comprensión y un saber profundos. Eso está en la superficie del Conocimiento. Más allá de la superficie está la experiencia total de la vida en este mundo y más allá, que has de tener mientras aún estás aquí. Esto es lo que te reasocia con la vida de más allá y te permite ser plenamente un contribuidor mientras estás en el mundo. En todos los aspectos prácticos, esto es la realización completa mientras estás aquí.

No hablamos de iluminación, porque la iluminación es completamente relativa a las diversas etapas de desarrollo. Cuando uno alcanza un estado de iluminación, encuentra que es un principiante en la siguiente etapa. Así que, cuando las personas hablan de iluminación total, están hablando de alcanzar el clímax de la etapa en la que se encuentran. Hay grandes puntos de inflexión dentro de la vida física que muy pocas personas logran, y estos son generalmente considerados como una iluminación.

Ahora existe mucha enseñanza al público. Es importante notar que los instructores más populares están diseminando información al mayor número de personas. Difundir información es un papel muy diferente al de ser un iniciador. Es una función distinta que cumplir. Difundir información requiere una gran habilidad verbal y una facilidad para trabajar con las personas, individual y colectivamente. Esto en sí mismo es un papel completo. Más allá de esto, hay instructores que realmente llevan a cabo el proceso de iniciación, pero que rara vez asumen una posición pública. Ellos tienen muy pocos estudiantes, porque muy pocos están realmente preparados para hacer el viaje en sus etapas avanzadas. Por su parte, los maestros que difunden información preparan a los que en algún momento comenzarán la verdadera recuperación del Conocimiento. Ellos preparan el camino.

Por eso, gran parte de lo que dicen estos maestros que difunden información es solo preparatorio. En otras palabras, es para orientarte en una dirección correcta. Lo que se da no son declaraciones de verdad última. Es solo un comienzo, como preparar el suelo para plantar grandes semillas. Cuando preparas la tierra, reconoces que te encuentras en esa etapa y no la confundes con etapas posteriores de desarrollo. Por tanto, la difusión de información prepara el suelo mental; prepara las mentes para recibir el Conocimiento.

Cuando hablamos de percepción, hablamos de tu interpretación de la realidad que puedes experimentar. Lo que experimentas es algo interpretativo. Es muy raro que la persona tenga una experiencia directa de alguna cosa. La experiencia directa significa experimentar una realidad que está más allá de tu interpretación. Se trata de una experiencia muy rara e importante. Podría ser el denominador común de tu experiencia, pero de hecho es bastante rara y extraordinaria, porque 99,9% de tu experiencia es una interpretación de la realidad que puedes experimentar. Cuando decimos “la realidad que puedes experimentar”, queremos decir que solo puedes experimentar un poco de realidad, debido a tu capacidad y rango de percepción limitados. Así que no es solo la interpretación de la realidad en general; es la interpretación de la realidad que puedes experimentar.

Por eso las personas viven en sus mentes y no en la vida. Esta es la fuente de todas tus dificultades. Estás más involucrado con tus ideas que con la vida. Estar involucrado con la vida implica que participas directamente y que estás teniendo una experiencia directa. Ahora bien, es obvio que puedes sentarte y estar totalmente involucrado con tu propia mente, a la vez que totalmente desinteresado con todo lo que te rodea, sin reconocer las fuerzas que te están influenciando —fuerzas que te son provechosas y fuerzas que no—. Esta es una profunda desventaja. Por eso las personas tienen problemas.

No existe un problema con la realidad, pero existe un gran problema con la interpretación y el ensimismamiento con uno mismo. Al principio del verdadero aprendizaje, cada persona debe tomar conciencia de su propio ensimismamiento —cuánto está involucrada con su propia mente y qué poco lo está con la vida—. A menudo, puede parecer muy molesto, decepcionante e incluso insultante cuando descubres que realmente estás experimentando muy poco de la vida y pensando mucho. Como Nosotros valoramos la verdadera experiencia, queremos orientarte hacia ella.

El problema, entonces, es que las personas están involucradas con sus pensamientos y no con la vida. Esto crea un gran abismo en su experiencia. Así, cuando la persona dice: “Uno crea su propia realidad”, ¿qué significa eso? Eso solo tiene sentido en el reino de tus propios pensamientos. Si piensas al respecto, esa idea asume que no hay realidad más allá de tus propios pensamientos. Al principio —muy al principio— se le dice a las personas: “Tú creas tu propia realidad. Debes cambiar tus pensamientos para tener una realidad diferente”. Quizá has oído esto, pero se trata solo de un primer paso. Esto requiere que observes tus pensamientos para ver lo completamente que en realidad estás envuelto en ellos.

Hay realidad más allá de tus pensamientos. De hecho, más allá de tus pensamientos está la única realidad, porque tus pensamientos solo pueden interpretar. Hay una realidad mayor dentro de ti que realmente crea, pero está por completo más allá de tu mente. Si tu mente está abierta y se ha equilibrado e integrado, entonces la realidad mayor que realmente crea puede hacerlo a través de ti. Esta es la mayor experiencia de satisfacción y realización en el mundo.

En contraste con esta realidad mayor, tus problemas personales son muy pequeños y solo requieren ciertos ajustes aquí y allá. Es como maniobrar un coche en la calle: requiere que gires el volante un poco aquí y presiones un botón allí y hagas ajustes por el camino. Incluso con la gran responsabilidad de conducir un coche en la calle y todas las cosas terribles que podrían sucederte, tú no lo piensas mucho; solo lo haces. Aprendes cómo hacerlo y lo haces.

Como el Conocimiento es mucho más grande que los problemas personales, estos últimos se vuelven más fáciles de resolver. De hecho, todos los problemas personales son muy fáciles de resolver. La dificultad está en que la persona quiere el problema y no la solución. Lo frustrante de enseñar es siempre la ambivalencia respecto a aprender. Por eso, el proceso de iniciación toma mucho tiempo. No es un camino fácil. Sin embargo, tampoco es un camino difícil.

Así pues, cuando dices “yo creo mi realidad”, lo que estás diciendo es que creas una interpretación de aquello que puedes experimentar. Si solo puedes experimentar la vida hasta cierto punto y todo pasa a través de tu interpretación, comprenderás entonces que tu rango de percepción es muy limitado. Pero el Conocimiento que llevas dentro de ti es capaz de abrir completamente tu percepción. Sin tanto pensamiento incesante, sin el continuo preguntar, demandar, ponderar, manipular, planear, intrigar y demás, la parte mayor de tu mente —que es tu Conocimiento— puede comenzar a mostrarte cosas.

No es difícil tener una experiencia directa: simplemente no debes estar haciendo ninguna otra cosa. Tener una experiencia directa implica que no estás haciendo nada más. Así que la verdadera preparación requiere que aprendas a estar quieto, a ser observador, a desvincularte en cierta medida de tu propio juicio sobre las cosas, a abrirte a la presencia de la intimidad y el amor, a aceptar la verdadera relación y a comenzar a aceptar, al fin, la idea de que hay algo más grande que tus propios pensamientos.

El hecho es que solo creas interpretaciones de la realidad. Una mejor interpretación puede ser más placentera temporalmente, pero aun así sigues estando disociado de ti mismo y de la vida. Es esta disociación la que tienes que superar. La vida está sucediendo a tu alrededor; es un panorama increíble, pero no puedes experimentarlo. Tus Maestros Internos están contigo, ayudándote de maneras asombrosas, pero no sabes que ellos están ahí. Hay relaciones genuinas esperándote en la vida, esperando a que estés listo y deseoso de ellas, pero debes tener la capacidad y el deseo.

Hay una realidad mayor que crea más allá de la interpretación que tú haces. No necesitas crear la realidad; es creada para ti y tú puedes disfrutar su creación. Por tanto, es muy importante que te conviertas en un feliz receptor de la realidad. Entonces verás que has traído contigo algo de más allá del mundo para darlo al mundo. No es bueno venir al mundo y decir: “¡Dame realidad, mundo! ¡Dame lo que tenía más allá! ¡Dame relaciones intrínsecas! ¡Dame tranquilidad! ¡Dame ecuanimidad! ¡Dame significado! ¡Dame propósito! ¡Dame dirección!”. El mundo no puede hacer ninguna de esas cosas, pues son cosas que tú traes al mundo. ¡Es como ser padre y pedirle al niño que cuide de ti! Tú eres el padre. El mundo es el lugar a donde has venido a contribuir. No puede dar mucho, porque solo es un niño. En esto encuentras tu responsabilidad. Empiezas a aceptar tu verdadero valor y los recursos que has traído contigo.

¿Por qué el mundo es un lugar tan difícil para los seres humanos? Es porque han venido de más allá del mundo. No es tan difícil para las plantas y los animales, pero es difícil para las personas porque vienen de más allá. Han venido de una realidad mucho más pura. Esto hace entonces que sea muy difícil ajustarse a estar aquí. No necesitas cambiar el mundo, pero necesitas saber quién eres, por qué has venido y lo que has traído contigo. Después de todo, solo estás aquí por un breve tiempo. Antes de que te des cuenta estarás de vuelta en casa, como si nada hubiera cambiado. Allí siempre está todo igual.

Lo que las personas buscan en la vida es propósito, significado y dirección. Ellas han traído estas cosas consigo y el mundo está esperando a recibirlas, pero las personas las buscan en el mundo. ¿Ves la contradicción aquí? Es como el padre que le dice al niño: “¡Cuida de mí, bebé! Sé mi papá y mi mamá”.

Convertirte en un verdadero contribuyente en la vida —guiado por tu propio Conocimiento y libre de tu propia interpretación de la realidad— es el mayor logro posible, uno que hará de ti un gran recurso para todos los que entren en contacto contigo y también para personas que nunca verás. Tu mente, estando abierta, proporcionará una apertura para otras mentes. Esto es totalmente natural, y en realidad es más un desaprendizaje que un proceso de aprendizaje. Todos los libros, todas las conferencias, todas las ideas, todos los procesos… debes dejarlos todos en la puerta del templo, en la puerta exterior, para poder entrar. Simplemente entras y tus Maestros Internos están ahí para recibirte. Ellos completaron con éxito el desarrollo del Conocimiento en la vida física. Por eso, están preparados para ayudarte a que también tú puedas hacerlo. Esa es la gran promesa.

No todas las semillas que el árbol arroja al suelo brotarán, pero algunas sí lo harán. Siempre encontrarás que el camino más directo no atrae a grandes multitudes, porque las personas encuentran que el requisito es demasiado grande. “Solo quería información. ¡No quiero tener que hacer nada!”. Las ideas son simples y requieren muy poco de ti. También te dan muy poco. Pero las relaciones requieren mucho y proporcionan mucho. Tener un matrimonio significativo y criar a tus hijos requiere mucho y proporciona mucho.

El enfoque aquí está en el Conocimiento. No es tu Conocimiento personal, porque no hay Conocimiento personal. En el Conocimiento solo hay expresión individual, no realidad individual. Recibir de una realidad mayor significa que has ido más allá de tus propias interpretaciones, lo suficiente para poder tener ahora una experiencia directa de la vida. Puedes ver, escuchar, hablar y experimentar la vida de una manera nueva.

Por tanto, cuando escuches a otros hablar de “crear tu propia realidad”, considéralo solo como una señal que apunta en la dirección correcta. Lo que significa para ti es que debes asumir la responsabilidad sobre el contenido de tu mente. ¿Qué estás pensando en este momento? Lo que piensas es relevante para lo que estás experimentando. Eso es exacto. Pero más allá de eso está la realidad, y ese es el gran regalo. Lograr esto, entonces, es más un aquietarse que un construir. Es el resultado de sosegarse y volverse observador para poder penetrar tu propia interpretación. Una mente quieta es una mente que está reuniendo su propio poder. Puede dirigir todos sus recursos en cualquier dirección, y esa es la definición de poder en el mundo.

La concentración es poder. Una mente más concentrada tendrá un gran efecto en las mentes que lo están menos. Si esa mente se concentra en el mal o la destrucción, tendrá igualmente un gran efecto en las mentes menos concentradas. Es por eso que las grandes guerras las perpetran solo individuos dedicados a esas guerras. Su influencia en las mentes menos concentradas es bastante evidente.

Pero una mente que se concentra en el bien es aún más poderosa. Por eso los sabios están ocultos y no hacen una demostración de sí mismos. No quieren tener un impacto demasiado grande. No quieren atraer demasiada atención de las personas equivocadas. Se reservan a sí mismos para ciertas personas que están realmente preparadas para sus regalos.

Como ves, aquí estamos describiendo un panorama más amplio. No te conformes con ideas o pequeñas verdades. El Conocimiento está quieto dentro de ti. Está durmiendo como un gigante. Hasta que se manifieste en tu vida, esta seguirá siendo interpretativa. Todavía no estarás en relación directa con la vida. La vida es relación; eso es todo lo que realmente es. Si te sientes solo, entonces no estás experimentando esa relación. Lo único que puedes experimentar aparte de la vida son tus propias ideas. Al fin y al cabo, la vida lo es todo. Es muy difícil no experimentarla. Para no hacerlo, debes crear tu propia realidad interna —que es interpretativa— y debes estar en relación con ella.

El maestro del Conocimiento te saca de la relación con las ideas y te pone en relación con la vida. Ese es el proceso. Cada paso del camino aporta grandes recompensas. Te deja más libre y más alegre. En el Conocimiento todo es muy simple. De hecho, tu vida es tan simple que puedes dedicarte a otras vidas, ayudando y cuidando a otros, porque tu vida es muy simple. Eres libre entonces de participar más allá de su propio ser. Esto es la gran felicidad, y esto es lo que te permite participar en relaciones significativas.