Como le fue revelado a
Marshall Vian Summers

Texto original: Achievement and Relationship (no disponible online)

Escucha el audio original aquí (en inglés): no disponible online

Más información sobre este texto

Lo que estás leyendo en este texto es la transcripción de la voz original de la Asamblea Angélica hablando a través del Mensajero Marshall Vian Summers.

Aquí, la comunicación original de Dios, que existe más allá de las palabras, es traducida al lenguaje y el entendimiento humanos por la Asamblea Angélica que supervisa el mundo. La Asamblea después entrega el Mensaje de Dios a través del Mensajero, tras lo cual es transcrito y puesto a tu disposición y a disposición de todos.

En este extraordinario proceso, la Voz de la Revelación está hablando de nuevo. La Palabra y el Sonido están en el mundo. Que puedas ser el receptor de este regalo de Revelación y puedas estar abierto a recibir su Mensaje único para ti y para tu vida.

Nota a los lectores:
Esta traducción fue provista a la
Society por estudiantes del Nuevo Mensaje que se han ofrecido voluntariamente a traducir el texto original en inglés. La publicamos en esta forma inicial para que todo el mundo tenga una oportunidad de interactuar con una porción del Nuevo Mensaje en un su propio idioma.
Wisdom from the Greater community, volume 1
Volumen 5 > Sabiduría de la Comunidad Mayor Volumen 1 > Capítulo 32

Es muy importante ver lo que realmente es el logro y lo que requiere.

Nos gustaría hablar sobre el logro y las relaciones. A veces las personas se sienten incómodas con las cosas que decimos. En cierta medida esto no puede evitarse, porque no a todo el mundo le gusta todo. A veces ponemos un pequeño guijarro en tu zapato, por así decirlo, porque es bueno pensar en las cosas. A menudo, cuando te dedicas a discutir asuntos muy importantes, es muy fácil mantener ideas reconfortantes y apoyarte en ellas para responder a todas las controversias que puedan surgir. Sin embargo, para penetrar la verdad real dentro de tu vida, a veces debes dejar que estas controversias se agiten un poco para ver qué pasa. A veces debes pensar muy cuidadosamente sobre tus propias suposiciones, para poder distinguirlas de las cosas que realmente sabes que son ciertas. En otras palabras, debes distinguir entre la creencia y la experiencia directa.

La vida es muy inteligente. Siempre conspira para llevarte a una mayor esfera de experiencia. Parte de cada persona siempre quiere permanecer en una esfera menor de experiencia, lo cual en realidad ni siquiera es una experiencia. Es solo el ámbito de las ideas reconfortantes. Por eso, a veces es necesario desmantelar las cosas, traer algunas ideas nuevas o decir algunas cosas desafiantes. Esto es saludable. Aquí debes confiar en que si algo en lo que crees muy profundamente resulta desafiado, existe algo más dentro de ti que es realmente firme, verdadero y estable. Todos están intentando llegar a eso, porque es de ahí de donde viene todo verdadero significado y dirección.

Cuando experimentas la vida, siempre es algo interpretativo. En otras palabras, lo que ves es una interpretación. Lo que escuchas es una interpretación. Lo que sientes dentro de ti mismo es una interpretación. Pero la Fuente del Conocimiento dentro de ti no interpreta, y cuanto más puedas dejar de lado la interpretación, mayor será tu experiencia directa de la vida. Esto te dará una visión de la vida que es bastante profunda y extremadamente útil. Podrás percibir las situaciones a tu alrededor con mayor claridad mental. Podrás ver lo que existe en vez de lo que quieres que exista, porque tus preferencias estarán ejerciendo menos influencia sobre ti. Esto hace que tu visión sea más clara y tu presencia más poderosa.

Hay muchas ideas espirituales populares que son profundamente apreciadas, y las personas a menudo piensan que no son ideas, sino verdades absolutas en sí mismas. Pero en realidad son solo ideas. Cualquier cosa en la que tu mente se asiente es una idea. Lo más importante es ver de dónde provienen las ideas verdaderas. No te contentes con las ideas por sí mismas. Sean reconfortantes o no, averigua de dónde vienen. Esa es la gran oportunidad.

Todos ustedes han venido aquí para lograr algo. Es una posibilidad. No hay garantías de que lo consigas en esta vida, porque eso depende de ti. Todos han venido a hacer algo específico. Lográndolo, serás capaz de terminar la separación dentro de ti y, por tanto, completar tu trabajo en este nivel. Pero esto que has venido a hacer no es tan obvio. No digas: “¡Ya sé lo que es! ¡Es para hacer esto!”. Esa puede ser una idea muy reconfortante, pero no muy útil.

Si sientes que hay algo en la vida que debes lograr, es importante que haya alguien en tu vida que te ame lo suficiente para desafiarte, consolarte o reconfortarte cuando sea necesario.

Un logro tiene dos aspectos: el primero es la toma de conciencia, y el segundo es el cumplimiento en sí. No puedes separarlos. Deben suceder juntos. Algunas personas quieren la toma de conciencia sin la responsabilidad del cumplimiento. Muchas personas quieren experimentar el cumplimiento y simplemente evitar la toma de conciencia. “Solo dime qué es y lo haré mañana. O tal vez lo haga esta noche, si es importante. Solo dime qué es. ¡Dime qué he de hacer!”. El Camino del Conocimiento ofrece algunas metas muy altas que alcanzar. No son muy fáciles, pero valen la pena. Queremos que todos aquí apunten muy alto en la vida, tal vez más alto de lo que piensan que pueden ir. Eso es bueno.

La toma de conciencia es muy importante, porque te aporta el poder del cumplimiento. También resuelve muchas otras cuestiones que pueden ser muy importantes en sí mismas. El cumplimiento es muy importante, porque con él dejas tu marca en el mundo. Entonces alcanzas una satisfacción que muy pocas personas logran. Has completado algo que es absolutamente fundamental para tu presencia aquí. Hay satisfacción incluso en acercarte al cumplimiento y en todas sus diversas etapas. Aquí no necesitas cuestionar tu realidad. No necesitas hacer continuamente la misma pregunta: “¿Qué estoy haciendo? ¿Qué estoy haciendo? ¿Qué estoy haciendo?”. Eres capaz de entregarte, gradualmente, a un enfoque primario en la vida, y eso en sí mismo pone punto final al conflicto.

Hay algo más sobre el logro que es muy importante. Debes estar extremadamente concentrado, no solo en términos de tu perspectiva, sino también en términos de tu fuerza vital. Debes tener una tremenda vitalidad para ir en la dirección en que debes ir. Encontrarás que esta cualidad es evidente en todos los individuos que están logrando algo importante en cualquier área —una tremenda concentración de energía y enfoque.

Cuando estás aprendiendo a concentrarte, descubres que no es tan fácil hacerlo si no estás acostumbrado. Al principio, puede parecer que es muy limitante concentrarte de este modo; sin embargo, conforme avanzas esto comienza a generar poder espiritual en tu vida y a armonizar tus asuntos exteriores. De hecho, esta concentración requiere que se resuelvan otras cosas. Esto comienza a generar una tremenda acumulación de poder, que resulta esencial para tu logro.

Para lograr cualquier cosa en esta vida debes ejercer una tremenda energía, y sin embargo el logro del que hablamos no es solo un logro basado en tu propia capacidad, sino el logro de llevar un Poder Mayor en tu vida que excede, con mucho, cualquier cosa que individualmente puedas hacer solo. Pero el Poder Mayor no puede hacerlo sin tu desarrollo como vehículo y como socio. Esto es muy emocionante.

Muy pocas serán realmente las personas semilla para el logro. Ellas requerirán una comunidad de personas que las ayuden a cumplir lo que se les ha encomendado cumplir, y cada persona que pueda proveer esta asistencia será elevada al hacerlo.

Cuando te concentres, tendrás poder. Ya sea para bien o para mal, tendrás poder. Los que están comprometidos con la destrucción pueden estar muy concentrados. Por eso son tan influyentes. Si la población en general no está concentrada, ni individual ni colectivamente, entonces puede ser manipulada con facilidad. Esto es triste, pero cierto.

Por tanto, si deseas contribuir en la vida es muy importante aumentar tu concentración en tu poder y tu desarrollo. Esto implica reforzar y centrar tu enfoque en solo una o dos áreas. Esto magnifica tu presencia y tu poder y trae resolución a tus conflictos. Cuando estás verdaderamente comprometido en el logro, te estás concentrando en lo esencial. Lo esencial está consiguiendo tu atención y tu participación. Esto concentra tu vida, y con la concentración viene la resolución del conflicto. Más y más de ti está apuntando en una sola dirección, y cada vez hay menos división interna.

El Camino del Conocimiento de la Comunidad Mayor es para las personas que saben que deben perseverar en el logro de lo que vinieron a lograr aquí. Más allá de sus preferencias personales o su deseo de consuelo, ahora hay algo que las está impulsando hacia delante, y deben proceder. El Camino del Conocimiento es para estas personas.

Queremos dar una imagen muy honesta y clara de lo que es la verdadera preparación y lo que requiere. Entonces la persona podrá ser más honesta sobre la cuestión del logro. Ahora bien, en las conversaciones habituales las personas hablan de las grandes cosas que quieren lograr, o tienen la intención de lograr, o lograrán algún día, o deberían lograr, etc. La palabra “compromiso” se utiliza aquí muy a la ligera, e igualmente la palabra “dedicación”. Estas cosas merecen reverencia; sin duda la merecen. Cuando tengas un atisbo de lo que realmente significa estar comprometido y dedicado, de ser dirigido interiormente y entregarte completamente a algo, entonces verás la diferencia y lo importante que es.

De alguna manera debes encontrar tu lugar en la vida y debes encontrar una manera de acceder a esa parte de ti que ha venido aquí para lograr algo. No es cierto que estés aquí simplemente para compensar los errores del pasado. No es cierto que estés aquí simplemente para resolver los dilemas personales. Eso no es verdad. Ese es un punto de vista muy limitado, que no respeta tu origen, tu Fuente o tu verdadera Comunidad más allá del mundo.

A menudo hemos hablado de la Familia Espiritual, y nos gustaría decir unas pocas palabras al respecto, porque muchas personas que han oído sobre ella aún no están seguras de lo que significa. En la vida, hasta ahora has tenido una familia física, una familia del mundo que ha hecho posible tu nacimiento, tu crianza y tu educación en los caminos del mundo. Del mismo modo, tienes una Familia Espiritual que está esperando para prepararte, para activar tu vida espiritual y tu Conocimiento mientras estás aquí en el mundo. Toda chispa de logro viene de más allá del mundo. El logro puede tener una manifestación muy física y puede tener una aplicación muy mundana. Pero la inspiración de todos los logros a favor del bien ha venido de más allá del mundo.

Por tanto, tienes una familia física, una familia mundana que te ha criado desde el nacimiento y te ha educado para prepararte para estar en la vida. Tal vez no hicieron un trabajo muy bueno, pero eso no viene al caso. Luego tienes una Familia Espiritual de la que naces a un mundo nuevo. Aquí te desarrollas y te educas para que puedas volverte una presencia espiritual en la vida.

Cuando comienzas a reconocer este proceso de desarrollo espiritual, es muy importante saber que serás como un niño en este nuevo ámbito. Como todos los niños pequeños, lo querrás todo, pero en realidad tendrás capacidad para muy poco. Aquí lleva tiempo entender cómo tus deseos son relativos y dependen de tu capacidad. A pesar de que un niño pequeño quiere tener todo lo interesante para sí mismo, debe aprender lo que son las cosas y qué cosas son beneficiosas y cuáles no. Debe desarrollar una capacidad para tener cosas y ser responsable.

Lo mismo ocurre con tu desarrollo espiritual. Al principio, puede que digas: “¡Lo quiero todo!”. Pero realmente no puedes recibir mucho, porque tu capacidad es muy limitada y tu educación no se ha producido. Así que debes ser criado dentro de tu Familia Espiritual y también educado, para que puedas asumir las responsabilidades.

Por tanto, queremos hablar sobre el logro en términos de tu Familia Espiritual y tu Antigua Herencia, que tienes el privilegio de traer a este mundo desde más allá. Aplaudimos todo logro para el bien en la vida. Pero nuestro papel es cultivar un mayor nivel de logro. Prepararte para esto requiere mucho, pero todo lo que requiere es pequeño en comparación con lo que da. Es un logro que al principio parece muy intangible. No sabes muy bien lo que estás haciendo. No es como construir un coche mejor o un negocio. Todo eso parece muy predecible. En esos casos, muchos de los pasos parecen estar disponibles ante ti. Solo tienes que seguirlos, ser inteligente y estar comprometido con lo que estás haciendo.

Pero en la recuperación de tu verdadera herencia espiritual, el proceso del logro es mucho más misterioso. Los pasos no son tan evidentes al principio. Comienzas porque algo dentro de ti te está moviendo a hacerlo. Confiar en esto requiere que aprendas a renunciar al odio a ti mismo y a la duda en ti mismo, y que comiences a honrar a la Presencia espiritual que está emergiendo dentro de ti. Esta te lleva a través de varias etapas de iniciación. Entonces todo lo que hagas tendrá un impacto duradero en el mundo, no solo por lo que puedas hacer físicamente, sino por el estado mental en el que estás.

Lograr este estado mental es, en esencia, el logro más grande posible, pero también requiere la preparación más grande. No esperamos este logro de todas las personas. De hecho, solo nos enfocamos en unas cuantas, pero todos los que estén estrechamente alineados con estos individuos también serán elevados. Nuestra tarea es iniciar a estos individuos, y para todos los demás ofrecemos ideas importantes.

Para hacer algo importante en la vida, tu vida debe ser simplificada, dirigida y estar más concentrada. Si le decimos a alguien “hazte un cirujano”, conseguirlo requerirá mucho. No es algo que pueda hacer en su tiempo libre. Eso es el logro.

Por tanto, con toda la charla que existe sobre el logro, las expectativas de la gente sobre el logro de los demás y las expectativas de logro de la propia raza humana, es muy importante ver lo que realmente es el logro y lo que requiere. Por eso hablaremos ahora sobre las relaciones.

Hay algo muy importante que ver cuando contemplas a las personas involucradas en grandes logros. A menudo no son personas muy bien equilibradas. Son muy avanzadas en un área y no tan avanzadas en otras áreas. En términos de logro puramente mundano, esto siempre es así. Pero en términos de logro a un nivel superior, este no puede ser el caso.

El logro puramente mundano requiere usar las relaciones para producir un resultado deseado, pero el logro a un nivel superior tiene un énfasis totalmente diferente en la relación. Aquí la relación es el resultado. Lo que logras, lo logras en una relación. Si construyes un edificio, un puente o un hospital, eso es secundario. De hecho, las personas que están logrando esta cosa misteriosa de la que estamos hablando raramente hacen algo tangible. No dejan cosas duraderas, sino relaciones duraderas. ¿Construyó Jesús algo? ¿Talló sus iniciales en alguna parte? Y Buda, ¿qué hizo que fuera tangible? ¿Cuál es su logro? Ellos hicieron posible que muchas personas avanzaran. Iniciaron relaciones a un nivel muy alto.

Por supuesto, las personas hacen cosas muy estúpidas en relación a las enseñanzas espirituales, pero eso es de esperar. No se puede juzgar una enseñanza basándose en lo que las personas hacen con ella, y cualquiera que esté dando una enseñanza debe saberlo. Debe saber que será horriblemente desfigurada por los practicantes posteriores. Es muy importante entender esto.

Por tanto, las personas involucradas en logros mundanos usarán las relaciones para alcanzar sus objetivos. Pero para un mayor nivel de logro, las relaciones son el objetivo, y aquellos que alcanzan este nivel de relación dejarán la mayor huella, el efecto más duradero. Producirán un movimiento que se mantendrá activo durante mucho tiempo.

Todo esto es muy relevante para lo que quieres hacer con tu vida. ¿Quieres desperdiciarla buscando pequeñas cosas que no te satisfacen, o quieres concentrarte en algo muy importante? Muchas personas parecen estar contentas con pequeñas cosas. Eso está bien. Pero esas personas generalmente no leen libros como este. Uno responde a estas palabras porque tiene un hambre más profunda que se ha manifestado al menos hasta cierto punto. Muchas personas son meramente curiosas. “Quiero ver qué es esto”, y luego se ríen de ello más tarde. Eso está bien. Las personas se ríen todo el tiempo de la verdad. No nos importa. Luego hay otras personas que responden porque algo se está agitando en sus vidas y deben hacer algo al respecto. Deben darle reconocimiento y validación, y eso es bueno.

Si quieres lograr algo tangible, entonces todo lo que tienes que hacer es dedicar todo tu tiempo y energía a hacerlo, usando todos tus talentos y el talento de otras personas para ayudarte, y dejarás una fuerte impresión en la vida. Hay otros factores implicados en esto, pero generalmente eso es todo. No es tan difícil. Pero conseguir un mayor logro en el ámbito de la relación, bueno, eso es otra cosa. Aquí no puedes tener una parte de ti que sea idiota y otra pequeña parte que sea brillante, y ser un idiota brillante que solo puede hacer una cosa muy bien y está incapacitado en todo lo demás.

Nuestro enfoque entonces está en este mayor logro. Todo paso en esa dirección te hace más poderoso, más generoso, más sabio y más eficaz en la vida. Aquí debes estar concentrado, pero tu enfoque es mucho más misterioso. Tu pobre mente no tendrá mucho a que aferrarse, porque tu Espíritu estará moviendo cosas. Eso es bueno. Es un tipo diferente de entrenamiento, una preparación diferente para un objetivo diferente. Aquí lograrás algo que afecta al Misterio de la vida, que es de donde viene todo significado. En asuntos tangibles te estás enfocando en algo físico que necesita suceder. Eso es muy encomiable y no queremos menospreciarlo. Pero estos dos niveles de logro están en ámbitos distintos.

Para ver a dónde te estás dirigiendo, debes tomar conciencia de tu propia naturaleza. Si piensas que tu vida estaba destinada a alcanzar algo y no ha sucedido hasta ahora, existe una buena posibilidad de que esa no sea tu meta. Las personas dicen: “Bueno, si yo tan solo no tuviera barreras, ¡sería tan magnífico…!”. No podemos decirte lo ridículo que es pensar así. Eso no es útil. Lo que dicen aquí es que sus barreras tienen todo el poder, mientras que el propio individuo es algo endeble, solo un potencial. Esto menosprecia lo que es real y da gran peso y autoridad a lo que no es real. Eso no es útil. Siempre terminarás condenándote a ti mismo y justificando el error, así que, por favor, no pienses así.

Siempre habrá barreras. Siempre tendrás limitaciones en esta vida. Tendrás limitaciones psicológicas y limitaciones físicas. Pero esto deja de ser un problema cuando te involucras en algo mayor. Por eso, en el sentido más práctico, la verdadera curación trata sobre involucrarse en algo mayor. Cuando no tienes nada mayor en lo que involucrarte, recurres a tus deseos y a tus miedos. Esa es una prisión, porque lo que quieres en ese pequeño ámbito no basta para satisfacerte. Y así, existe una guerra constante dentro de ti para lograr pequeñas cosas que, de todos modos, realmente no quieres. La verdadera resolución llega cuando te involucras en algo mayor, que te saca de ese pantano y te permite concentrarte, lo cual debes hacer.

A menudo hemos dado el ejemplo de la casa en llamas, porque si la casa estuviera en llamas todos se pondrían en marcha. ¿A quién le importaría entonces si quieres un alma gemela? ¡La casa está en llamas! ¿A quién le importaría si quieres más paga por tu trabajo? ¡La casa está en llamas! ¿A quién le importaría si quieres un cuerpo que nunca duela? ¡La casa está en llamas! Aquí todos se ponen en marcha.

¿Te preguntas por qué las personas dejan que las situaciones se vuelvan intolerables? Esa es una tendencia muy marcada en los seres humanos, tanto individual como colectivamente. Las personas esperan hasta que la situación es desesperada, porque entonces todos deben entrar en acción. Pero no puedes prosperar solo en la catástrofe. Las emergencias no bastan para darte un sentido de verdadero propósito en la vida. La desesperación no es una buena base para vivir.

Eres notablemente libre de considerar lo que realmente quieres lograr en la vida. El Camino del Conocimiento te da una perspectiva sobre la Comunidad Mayor de mundos, para ilustrar tu extraordinaria libertad en este mundo y cuanto te alentamos a aprovecharla. La mayor parte del universo en el nivel físico está esclavizado en contraste con tu vida, que es relativamente libre y despreocupada. A menudo, enseñar cosas mayores funciona mejor con personas esclavizadas, porque se lo toman con más seriedad; sin embargo, les lleva más tiempo moverse a una posición en la que puedan realmente hacer algo al respecto. Tú tienes mucha libertad. Por tanto, ¿qué quieres hacer? Puedes tener pequeñas cosas, pero no son muy satisfactorias.

Vives en un mundo espiritual y mental, así como en un mundo físico. Ser plenamente responsable implica que eres responsable en los tres ámbitos. Aquí no descuidas lo físico porque solo estás interesado en los asuntos espirituales. Del mismo modo, no descuidas lo mental porque solo te interesan las cosas físicas. El logro, en el nivel que estamos señalando, requiere responsabilidad en los tres ámbitos.

El logro en un nivel puramente físico, un nivel manifiesto, requiere responsabilidad solo en los ámbitos físico y mental, aunque es posible que en el ámbito mental no requiera mucha. Aquí, si eres listo, racional y paciente puedes hacer mucho, porque hay poca competencia.

A veces las personas piensan que esta Enseñanza es demasiado dura para todos, pero no lo es: es fácil para todos. La razón por la que puede parecer demasiado difícil es que Dios sabe quién eres. Por tanto, Dios ofrece grandes cosas. Si Dios no pensara que eres grande, ofrecería cosas pequeñas. Si Dios pensara que las personas son estúpidas, ofrecería cosas para gente estúpida. Pero como las personas son grandes, Dios ofrece cosas que son grandes. Debes hacer algo grande para saber que eres grande, porque este es un mundo donde se hacen cosas. Cuando se hacen cosas, dichas cosas se demuestran y ese es el nivel de enseñanza aquí. Cuando las cosas se demuestran, eso es un logro.

Nosotros enseñamos sobre la relación. Cada vez que las personas se reúnen sobre la base del impulso más profundo del Conocimiento, algo extraordinario sucede. Pero como esto no sucede muy a menudo, parece ser algo demasiado raro como para apoyarse en ello. Esto requiere que reevalúes las relaciones y lo que atrae a las personas mutuamente. Aquí la demostración es muy importante.

Las personas se reúnen por muchas razones. En gran parte es para desaprender cosas. Es para desilusionarse. Eso no es fácil, y aunque queremos ahorrarles a las personas esos dolores, solo podemos hacerlo hasta cierto punto. Cuando te canses de las pequeñas cosas temporales y efímeras, habrá una buena oportunidad en un momento muy sobrio de que digas: “¡Oh, Dios mío, esta es mi vida! ¿Qué estoy haciendo con ella?”. Y entonces, tal vez tropezarás con algo que te ha estado esperando desde el principio. La decepción siempre abre una puerta, y puede ser una experiencia muy gratificante si puedes aprovecharla.

A veces la persona solo quiere un alivio temporal en las relaciones. A veces quiere unas vacaciones prolongadas. A veces quiere algo realmente duradero. Es muy importante que mires y veas qué es lo que quieres en este sentido, porque las relaciones que se basan en el Conocimiento serán duraderas. Sus efectos te acompañarán por siempre, incluso más allá de esta vida —así de permanentes son estas relaciones—. El discernimiento que necesitas desarrollar te aportará un verdadero sentido de su contraste con todo lo demás.

Tu propósito en la vida está esperando a que lo descubras, una vez que hayas alcanzado un estado de madurez. Una de las cualidades de la madurez es que empiezas a valorar las cosas duraderas. Quieres invertir en cosas que tienen promesa, no solo para el presente sino también para el futuro. Buscas cosas más sustanciales y cualidades diferentes en las personas.

En las relaciones ahora buscas compatibilidad, no belleza, emoción, romance o apasionamiento. Buscas compatibilidad, honestidad, productividad, etc. Estos son criterios diferentes. Desafortunadamente, estas cosas no son muy valoradas en este mundo. En él, el romance es la expresión final de la unión: el abandono de uno mismo en un profundo estado de amor, donde se olvidan todos los problemas —pasados, presentes y futuros— para tener un momento glorioso con otra persona. Por este momento sacrificarás mucho y gastarás tus recursos en gran medida.

Cuando alcanzas la madurez ya no buscas cosas momentáneas. Quieres cosas duraderas. Quieres construir algo. No piensas solo en la satisfacción inmediata, sino en proveer para el futuro. Piensas en ti mismo en términos de hacer una contribución, no solo para el presente, sino para los tiempos venideros. Aquí tu vida se hace mucho mayor. Estás viviendo en un mundo mayor. Te ves participando en un mayor marco temporal. Esto representa madurez. De este estado surge un deseo de logro que es marcadamente diferente de tu estado anterior.

A veces hemos sido muy duros con la mentalidad adolescente, que aquí está bastante extendida. Sería divertido tener esa mentalidad si no fuera tan trágico. En realidad es algo muy tonto, y es lamentable que se estén gastando tantos recursos en ella cuando ofrece tan poco.

Como hemos dicho, tu familia mundana te inicia en el mundo, pero tu Familia Espiritual te inicia en el Misterio. Naciste del Misterio y morirás en el Misterio. Vienes del Misterio, y todo lo que es duradero viene del Misterio. Todo lo que es transitorio viene de lo manifiesto.

Hay dos cosas que duran en este mundo: Hay manifestaciones físicas y tangibles, y hay relación. De las dos, la relación es mucho más duradera, porque continúa mucho después de tu muerte. Después de todo, los edificios se derrumban y las sociedades cambian, pero lo que has comenzado en una relación continúa.

Cuando comienzas a experimentar a tu Familia Espiritual, entras en todo un nuevo ámbito de relación. Hay muchas ilusiones que acompañan a la idea de la espiritualidad, por supuesto, y se esperan muchas cosas. Pero cuando inicies tu educación con tu Familia Espiritual —esos individuos, tanto dentro como fuera del mundo, que están trabajando directamente en tu desarrollo espiritual—, se requerirá que veas las ilusiones por lo que son, y que las distingas de las cosas que realmente son verdaderas.

También existe una especie de romance sobre la espiritualidad, y está bien porque es predecible. Sin experiencia directa, ¿qué puedes tener sino suposiciones? Así que, cuanto antes puedas tener la experiencia directa, mejor. Las suposiciones se vuelven muy apreciadas, sobre todo si se han convertido en la base de tu identidad. Entonces, incluso si no son verdaderas tú no querrás admitirlo, temiendo que tu vida haya sido desperdiciada. Si una idea dura demasiado tiempo y si se construye sobre ella una identidad, será muy difícil abandonarla. Es por eso que las ideas necesitan permanecer en movimiento y no solidificarse. Tu verdadera identidad está más allá de todas las ideas. Las ideas pueden ayudarte u obstaculizarte en tu progreso, pero solo son recursos temporales.

Ahora bien, la cuestión de la relación no es realmente tan compleja. Todo el mundo lo quiere todo de inmediato, pero las cosas que son importantes no vienen de inmediato; deben venir en el momento adecuado y debes prepararte para ellas. No hay muchas personas que estén preparadas para un matrimonio exitoso, y por eso hay tanto divorcio. Realmente, no es difícil casarse. Simplemente convences a alguien de que te ame, averiguas lo que quiere, tratas de ser eso, y durante un período de tiempo estará convencido. Quizás.

Por tanto, hay muchísima experimentación en las relaciones. Esto es necesario hasta cierto punto, pero de nuevo estamos apuntando a algo sustancial y duradero. Cuando comiences a reconocer tus verdaderos poderes de discernimiento, te será cada vez más difícil cometer errores en las relaciones. En última instancia, te será muy difícil cometer cualquier error. Al principio, tienes un recurso al que recurrir. Lo llamamos el Conocimiento, y eso es lo que enseñamos.

Para alcanzar un mayor logro, debes reexaminar toda la cuestión de las relaciones. Si quieres algo duradero, requieres criterios diferentes. Enamorarte puede parecer algo grande, pero a menudo no conduce a ninguna parte y conlleva un precio muy alto. Del mismo modo, puede parecer placentero hacer el amor y todo eso, pero tiene un precio. Conforme te haces un poco mayor, comienzas a reconocer el precio, cuánto te ha costado invertirte tanto en pequeñas cosas. Por eso, si sientes que has llegado a un punto donde quieres algo verdaderamente sustancial y duradero, requerirás una serie diferente de criterios para las relaciones. Esto exige paciencia.

Solo hay dos cosas en la vida: Hay relación y hay ideas. A medida que abandones las ideas quedarás más disponible para la relación. Así que no busques nuevas ideas, porque también tendrás que abandonarlas. Cuando decimos relación, las personas siempre piensan en el romance, pues la mayoría de las relaciones parecen suceder a ese nivel. Pero el romance es una parte muy pequeña de la vida. Es simplemente el disfrute entre personas que están unidas. ¿Cuándo esto se convirtió en el único objetivo de la vida, en el que las personas emplean todo su dinero y su tiempo preparándose para esta pequeña danza romántica, que en el mejor de los casos ofrece solo unos pocos momentos gloriosos? Es muy embriagadora, pero de ella no surge mucho amor verdadero.

Cuando hablamos de relaciones, las personas piensan: “Oh, chico conoce a chica. ¡Qué maravilloso!”. No hablamos de eso. Hablamos de relaciones de una manera más importante, en la que realmente te unes a alguien más allá de tus intereses personales. Aquí, conforme te permitas seguir lo que se te da, te harás cada vez más sensible a la presencia de tu Familia Espiritual y confiarás cada vez más en ella. Para estar verdaderamente unido a alguien, debes confiar en él. Esto es difícil de lograr en una sociedad moderna, donde se premia la autosuficiencia individual y uno intenta ser poderoso y no necesitar a nadie. ¡Ser una verdadera isla! ¡Una fortaleza!

Esta no es la manera de deshacer necesidades patéticas. Las grandes relaciones se establecen porque los individuos pueden confiar el uno en el otro. Esto no es simplemente porque se han visto y han sentido una profunda afinidad. La afinidad no es todavía una relación. La atracción emocional tampoco es todavía una relación. Es solo un potencial de relación.

Cuando las personas hacen algo juntas en la vida, ello establece una relación. Cuando llevan peso juntas y se apoyan mutuamente, ello establece una relación. Por eso, estamos interesados en que las personas hagan cosas juntas, no en que simplemente queden hipnotizadas por su reconocimiento mutuo. El reconocimiento es importante, pero no es la sustancia y el fundamento de una relación. Puede que experimentes un gran reconocimiento con individuos con los que no podrás hacer nada. Puede que experimentes un tremendo sentimiento de afinidad con alguien con el que podrás hacer muy poco en la vida. ¿Con qué frecuencia se casan las personas debido a una experiencia de afinidad, solo para descubrir que, en la vida real, no podrían hacer casi nada juntas? Esto ha ocurrido muchas veces.

No puedes realizar a la vez logros físicos sustanciales y logros espirituales, porque ambos requieren demasiado tiempo. Es posible que alguien que ha logrado algo muy sustancial en el mundo físico tenga un verdadero surgimiento espiritual. Pero no puedes tener éxito en los dos ámbitos a la vez, aunque muchas personas hoy lo estén intentando. Están esforzándose mucho por ser magníficas en todos los aspectos, y ¿sabes qué? No hacen mucho progreso en ningún aspecto. Como ves, no puedes burlar la manera de ser de las cosas y encontrar una nueva forma de escaparte por un resquicio de la vida. Mira hacia atrás en la historia. No eres más listo que la gente de antes.

Si realmente quieres descubrir el misterio de tu vida, si esa es la dirección que elijes, entonces eso utilizará toda tu energía primaria. Si deseas participar en la vida manifiesta, entonces eso utilizará toda tu energía. La persona que lo quiere todo no llega muy lejos, porque debe tomar decisiones a lo largo del camino. Debe abandonar eso para tener esto, o abandonar esto para tener aquello. ¿Por qué es así? Lo es porque tu Familia Espiritual es extremadamente poderosa, y la atracción hacia ella es más fuerte que el mundo mismo. Tu intento de mantener un equilibrio precario no puede durar frente a verdaderas fuerzas. Del mismo modo, el mundo es una verdadera fuerza y te cautivará completamente, dejando poco tiempo o energía para otras cosas.

No creas que tus barreras pueden mantenerte alejado del Conocimiento. Pero tu deseo del Conocimiento debe ser mayor que tus barreras. Si el deseo es débil, las barreras son muchas. Si el deseo es fuerte, las barreras son pocas. Por eso, no miramos las barreras con una lupa. Revivimos el deseo de la verdad y el Conocimiento, porque estas cosas dan significado en todas partes y proporcionan todas las cosas buenas en este mundo.