Como le fue revelado a
Marshall Vian Summers
el 12 de octubre de 1994
en Boulder, Colorado, Estados Unidos

Texto original: The Four Pillars of Life

Escucha el audio original aquí (en inglés): no disponible online

Más información sobre este texto

Lo que estás leyendo en este texto es la transcripción de la voz original de la Asamblea Angélica hablando a través del Mensajero Marshall Vian Summers.

Aquí, la comunicación original de Dios, que existe más allá de las palabras, es traducida al lenguaje y el entendimiento humanos por la Asamblea Angélica que supervisa el mundo. La Asamblea después entrega el Mensaje de Dios a través del Mensajero, tras lo cual es transcrito y puesto a tu disposición y a disposición de todos.

En este extraordinario proceso, la Voz de la Revelación está hablando de nuevo. La Palabra y el Sonido están en el mundo. Que puedas ser el receptor de este regalo de Revelación y puedas estar abierto a recibir su Mensaje único para ti y para tu vida.

Nota a los lectores:
Esta traducción fue provista a la
Society por estudiantes del Nuevo Mensaje que se han ofrecido voluntariamente a traducir el texto original en inglés. La publicamos en esta forma inicial para que todo el mundo tenga una oportunidad de interactuar con una porción del Nuevo Mensaje en un su propio idioma.
Living the Way of Knowledge
Volumen 3 > Viviendo el Camino del Conocimiento > Capítulo 2

Construir una base representa el trabajo fundamental del desarrollo espiritual y el desarrollo humano.

Toda gran vida debe tener una base sólida, y en casi todos los casos lleva mucho tiempo establecer esta base. Tú mismo estás en proceso de desarrollarla, y el grado en que lo hagas y con qué éxito lo hagas determinará el tipo de vida que podrás establecer y cómo podrás mantenerla.

Aquellos que han comprendido su propósito antes de tiempo, rara vez han tenido la capacidad para sostener y apoyar esa vida, y no pudieron entregar sus mayores regalos pese a que mostraron una promesa real al principio.

Al igual que has construido una base para tu vida personal en el mundo a lo largo de muchos años de desarrollo y aprendizaje, desarrollas también una base para tu vida y tu propósito mayores a lo largo de muchos años de preparación y aprendizaje. La paciencia aquí es muy importante, así como una gran fe. La fe es esencial, porque no puedes ver el resultado de tus acciones al principio. No puedes entender para qué te estás preparando. No ves lo que será edificado sobre la base que estás construyendo ahora, y por eso establecer la base que necesitarás para tu vida parece una larga y ardua tarea. Sin embargo, esta base es necesaria y no puede evitarse. Simplemente no puedes tener el resultado sin la preparación. Simplemente no puedes tener la recompensa sin ganártela y sin desarrollar la capacidad para sostenerla y apoyarla.

Todo lo que establezcas en tu vida será solo tan fuerte como la base que haya debajo, y por eso la base es la parte más importante. Una vez que tu base en la vida se hace fuerte, pueden entonces añadirse y construirse sobre ella grandes cosas, y estas se mantendrán. Y podrán superar y resistir las tribulaciones de la vida y también los vientos del cambio.

Por tanto, construir una base es esencial, y es por aquí por donde debemos empezar. Muchas personas son demasiado impacientes para implicarse en esto de una manera consciente. Buscan tener resultados tan pronto como sea posible. Quizá han encontrado a alguien en la vida que les promete que pueden tener la recompensa en un corto periodo de tiempo, pero ten aquí mucho cuidado. Porque una gran estructura no se mantendrá ni dará beneficio si no tiene la base que necesita. Tal estructura colapsará. No podrá mantenerse y sustentarse.

Dentro de tu constitución personal, debes tener carácter y capacidad. Describiremos estas cosas a continuación. El carácter lo construyes volviéndote fuerte, decidido, paciente y observador. El carácter no es la personalidad. Es una fuerza inquebrantable, la disposición para esperar, una determinación focalizada y una actitud paciente. Estos son los elementos del carácter. Aquí es donde tu mente personal se vuelve suficientemente fuerte para ser un vehículo para el Conocimiento.

La formación del carácter ocurre al nivel de la mente personal, que es la mente que has adquirido desde que viniste al mundo. Tu mente personal debe fortalecerse. Aquí no es desechada, difamada o culpada de los fracasos de la vida. Es simplemente un vehículo limitado. Intentar que sea algo más que un vehículo puede llevar a graves errores y decepciones.

Tu mente personal no puede establecer el propósito, el significado y la dirección en la vida, ni puede ser la base para establecer y contribuir una vida mayor aquí en el mundo. Y sin duda la mente personal no puede, por sí sola, resistir los cambios en el mundo actual y la emergencia del mundo a la Comunidad Mayor. Para esto necesitas una base mayor. Necesitas una base genuina. Necesitas una base establecida más allá del mundo, una base espiritual que el mundo, con sus muchos errores y su gran confusión, no puede afectar ni influenciar.

El carácter, por tanto, es un desarrollo de la persona. Con carácter puedes comenzar a construir una base y seguir construyéndola durante el tiempo que sea necesario. Podría tomar el resto de tu vida, pero cada avance que hagas aquí será permanente. Cada contribución que hagas en la construcción de tu base la compartirás con otros mediante la demostración y la presentación.

Necesitas construir carácter dentro de ti. Y podrás hacerlo si estudias el Camino del Conocimiento en los Pasos al Conocimiento, porque construirás cualidades que son inherentes en ti, cualidades que necesitas emplear ahora con un propósito mayor y necesitas cultivar y desarrollar a una gran capacidad de funcionamiento.

Con carácter tendrás la capacidad para esperar al Conocimiento, discernirlo, experimentarlo y seguir su dirección en tu vida. Esta capacidad forma parte de tu base. Si no la tienes, por mucho que puedas desear la verdad, la paz y el significado en tu vida, no tendrás la capacidad para experimentarlos. Y ciertamente no tendrás la capacidad para mantenerlos.

La construcción del carácter y la construcción de la capacidad van de la mano, porque debes aprender a esperar por muchas cosas. Aquí es muy importante que dejes tu vida indefinida, porque está tomando forma poco a poco. Aquí debes tener fe en que un Poder Mayor está trabajando en tu vida, dentro de ti y a tu alrededor. Debes tener fe en la presencia y la realidad de este Poder Mayor, sin asumir que este es la causa de todos tus eventos felices e infelices, de todos tus pequeños éxitos y tus grandes tribulaciones. Pues el Creador te ha dado el Conocimiento y este es la gran dotación. Encuentra el Conocimiento y encontrarás tu camino. Evita el Conocimiento y permanecerás en la confusión y la fantasía. Sigue el Camino del Conocimiento y construirás la base de tu vida. Sigue otro camino e intentarás una vez más hacer un viaje que no tiene fin ni sentido.

Vistas con claridad las opciones son muy simples, pero pueden ser difíciles de adoptar, porque son muy sustanciales y completas. Las personas a menudo desean seguir especulando y fantaseando, porque así parece que tienen muchas opciones a su disposición. Ellas pueden hacer esto, y sería maravilloso. Y pueden hacer eso otro, y sería también maravilloso. Se dicen a sí mismas: “Bueno, haga lo que haga estará bien. Alcanzaré mi verdadero destino, pues todos los caminos conducen a la verdad.”

No te digas estas cosas a ti mismo, porque si lo haces no estarás tomando en serio las oportunidades y decisiones reales que enfrentas en la vida. Los caminos parten en todas las direcciones. Necesitas encontrar el camino correcto y permanecer en él.

Aquí tu toma de decisiones es crucial para tu éxito. Nunca las tomes a la ligera y nunca asumas que tus decisiones no son absolutamente significativas e importantes para el resultado de tu vida. Las decisiones que tomes hoy darán lugar a tu vida mañana. Determinarán qué tipo de decisiones estarán disponibles para ti mañana. Elige el camino que no tiene destino ni sentido y pasarás tus años intentando volver al punto de partida. Pero si eliges el camino que está hecho para ti, el camino que el Conocimiento dentro de ti reconocerá y confirmará, entonces cada paso que des será un paso genuino hacia la construcción de una base para el Conocimiento y la contribución.

Construir una base representa el trabajo fundamental del desarrollo espiritual y el desarrollo humano. Una vez más, esto se descuida porque las personas, en su propia imaginación, quieren verse a sí mismas en su estado final, en su estado maduro, en un estado consumado. Quieren y esperan que esto suceda. Tal vez incluso se lo demandan al Creador. Quizá piensan que pueden crearlo solo con su voluntad. Y por tanto, ellas hacen sus afirmaciones. Hacen sus declaraciones e imponen enormes exigencias sobre sí mismas y también sobre los demás. Y aunque fingen orar, demandan en realidad que sus deseos se cumplan, y rápido. Sin embargo, no desean la verdad, ni tienen la capacidad para experimentarla o para hacer frente a lo que la verdad significaría para ellas en sus propias vidas.

Una vez que tomas un camino equivocado en la vida es muy difícil volver. Y si vas demasiado lejos no volverás. No frivolices pues con tu vida y tu existencia. No juegues con las relaciones ni con otras actividades. En cambio, intenta encontrar aquello que es esencial dentro de ti, porque lo esencial te dará lo que buscas y te conducirá en la dirección correcta. Sabes lo suficiente para empezar, y el Conocimiento está dentro de ti para iniciarte como estudiante en el Camino del Conocimiento y permitir que comiences a vivirlo.

Comienzas a estudiar y a vivir el Camino del Conocimiento construyendo una base —una base de comprensión, una base de fuerza, una base de mente abierta y, sin embargo, capaz de discernir, una base de relaciones genuinas, una base de autodeterminación y confianza en ti mismo, una base de disposición para enfrentar las equivocaciones y admitir el error, una base para utilizar todas las cosas para el bien.

Todo esto toma tiempo, porque representa un aprendizaje revolucionario y un rejuvenecimiento de la mente. Representa la segunda gran educación para un ser humano, siendo la primera el desarrollo de su mente personal y de la capacidad física y emocional para estar en el mundo.

Es cierto que pocos han tenido éxito en la primera etapa de su educación, pero esa etapa tiene un final. Debe conducir a algo mayor. Incluso tu libertad y tu autodeterminación como individuo deben conducir a algo mayor. Lo que adquieres en la vida debe pasar a formar parte de tu contribución a la vida, de lo contrario no tendrá sentido ni valor y solo te atará, te aprisionará y hará de ti su esclavo y su sirviente.

Es por eso que no hay motivo para tener orgullo, porque el orgullo demuestra que el individuo no ha reconocido el valor y el significado verdaderos de sus logros. El orgullo supone la evasión de un fracaso esencial, el fracaso de que no se ha experimentado la vida y no se ha reconocido su valor. A pesar de cuán grande sientas que puedes haber sido o lo que puedas haber hecho, a pesar de cuáles puedan ser tus logros, ya sean reales o imaginarios, tienes que venir al Camino del Conocimiento con una mente y un corazón abiertos.

No sabes lo que te requerirá vivir una vida de Conocimiento. No sabes lo que está por venir. No sabes lo que significará para ti o para toda tu raza la emergencia del mundo a la Comunidad Mayor. No sabes lo que pasará en el mundo y cómo te afectará a ti y a aquellos que amas.

No asumas que posees gran fuerza, y serás capaz de obtener gran fuerza. No asumas que posees sabiduría, y serás capaz de aprender sabiduría. No asumas que eres fuerte en el Conocimiento, sin importar cuán intuitivo creas ser, porque aún no eres fuerte en el Conocimiento. Sé un principiante y lo aprenderás todo. Si piensas que eres experto, el aprendizaje estará entonces fuera de tu alcance.

Nosotros reconocemos que comenzar a vivir y aprender el Camino del Conocimiento representa un umbral muy grande. Son muchas las cosas que han sucedido para que pudieras comenzar esta segunda gran etapa de educación en tu vida. Si has llegado a este umbral, entonces has reconocido algo sobre tus fortalezas y tus limitaciones como persona. Y has reconocido y experimentado que hay algo llamándote y tirando de ti, algo tratando de moverte hacia un panorama de la vida completamente nuevo. Has reconocido que los muchos placeres que presenta el mundo no pueden satisfacer una necesidad y exigencia esencial que existe dentro de ti, incluso si estás solo en este descubrimiento.

Para llegar a este umbral, has reconocido que necesitas relaciones genuinas donde la verdad, la confianza y la honestidad son no solo deseables sino fundamentales, y que la experiencia y la expresión [de estas tres cosas] debe ser la base de tu participación con los demás.

Has llegado a este umbral inicial sintiendo que el mundo está en un gran estado de cambio, y que las muchas explicaciones para este cambio no logran abarcar su mayor naturaleza y sus mayores dimensiones. Si has llegado a este umbral, entonces has logrado muchas cosas. Esto no significa que tengas el carácter y la capacidad que necesitarás en el futuro, pero significa que puedes comenzar. Significa que eres capaz de aprender. Significa que tu mente está fresca. Significa que tus pensamientos y tus conclusiones no se han solidificado hasta el punto de volverse impedimentos inamovibles para vivir y aprender sobre la vida.

Llegas a este umbral reconociendo que hay un misterio mayor en tu vida, un misterio que has experimentado, tal vez de forma intermitente, tal vez con frecuencia. Hay un aspecto inexplicable en tu vida que tiene la máxima importancia, a pesar de que no puedes explicarte a ti mismo o a los demás lo que realmente es o lo que realmente significa.

Has llegado a un lugar donde comprendes y reconoces los límites de tus pensamientos y tus creencias, por maravillosos que puedan parecer o por cultos que puedan ser en comparación con las creencias y pensamientos de otras personas.

Has llegado aquí porque sabes que tienes que llegar aquí. El Conocimiento te ha traído hasta aquí. Tal vez existan otras ambiciones o deseos, y generalmente existen al principio. Pero algo más profundo que el miedo o el deseo te ha traído hasta aquí, algo que no puedes desechar o evitar, algo que no puedes cambiar para hacer alguna otra cosa, algo que no puedes controlar ni manipular, algo que está dentro de ti y que viene de lo más profundo de tu Ser, algo que te ha traído a este umbral en el que puedes empezar a aprender y a vivir el Camino del Conocimiento.

No prometemos cosas grandiosas ni logros fáciles y sencillos. No hay riqueza instantánea, ni amor instantáneo, ni significado instantáneo, ni propósito instantáneo. No hay logro instantáneo, como si solo tuvieras que añadir agua o alguna otra sustancia mágica y de inmediato tuvieras estas cosas. Estas son las metas que sueñan los soñadores, los que se pierden en la imaginación. No, nosotros ofrecemos un camino. Ofrecemos los medios. Ofrecemos la realidad. Y ofrecemos la confirmación del Conocimiento dentro de ti. Nuestras palabras hablan principalmente al Conocimiento dentro de ti. Llaman al Conocimiento dentro de ti, al igual que tu Conocimiento nos llama a Nosotros y llama a este Mensaje, esta Enseñanza y esta verdad mayor.

Así es como se establecen las verdaderas relaciones. Esto está más allá de la atracción o fascinación personal. Seguir esto y encontrarlo desarrolla carácter y capacidad. Y proporciona los cimientos para que se establezca un nuevo tipo de relación en tu vida: una nueva relación contigo mismo, una nueva relación con el mundo físico a tu alrededor, una nueva relación con los demás y con esas relaciones primarias que necesitarás para encontrar tu camino y cumplir tu propósito mayor en la vida, una nueva relación con el Conocimiento y una nueva relación con tu propia mente.

¿Son estas palabras grandilocuentes? No, son reales. Son más reales que todos los pensamientos que puedas imaginar. Solo porque parezcan raras en el mundo no significa que no sean fundamentales y universales en la vida. Simplemente significa que el mundo no se ha desarrollado lo suficiente para demostrar estas cosas en un grado muy alto.

Sin embargo, si piensas en aquellos que han logrado cosas en la vida —aquellos que te han inspirado y han proporcionado cosas que consideras de gran valor y servicio a los demás—, si conoces a estas personas, ya sea que estén viviendo en tu tiempo o hayan vivido en un periodo anterior, reconocerás que hubo una certeza y un entendimiento persistentes, y que hubo relaciones clave que diferenciaron a estas personas de otras y les dieron una gran tarea que realizar. Y ellas formaron parte de una comunidad; no realizaron su logro en solitario. Aunque estas personas pueden ser proclamadas como héroes o heroínas, si miras entre bastidores podrás ver a las muchas personas que han participado en su logro.

En el Camino del Conocimiento no hay héroes ni heroínas. No hay dioses ni diosas. Solo existe el Camino del Conocimiento, y solo existen grandes relaciones. Porque debes unirte a algo más allá de ti mismo para encontrar tu grandeza, y debes entregarte a algo más allá de ti mismo para encontrar tu regalo. Y debes experimentar la vida más allá de ti mismo para experimentarte en la vida y como parte de la vida.

Viviendo en el mundo hay Cuatro Pilares de la vida. Todos ellos forman parte de la construcción de tu base. Son los Pilares de las Relaciones, de la Salud, del Trabajo y del Desarrollo Espiritual. Estas son las piedras angulares de tu base en la vida. El desarrollo de los Cuatro Pilares de la vida representa tu actividad en el día a día y tu mayor desafío en el aprendizaje. Tus actividades en el mundo se ocupan principalmente de estas categorías, por lo que estamos hablando de algo que ya estás haciendo. La pregunta es si estás desarrollándote o no, porque debes desarrollarte en cada una de las cuatro áreas. No puedes desarrollar una excluyendo a las otras. Debes desarrollarlas todas.

Estas áreas representan los ámbitos en los que el Conocimiento se experimenta, se expresa y se contribuye: en las relaciones, en la salud, en el trabajo y en el desarrollo espiritual. Si miras a tu alrededor, verás que hay muy pocos individuos (tal vez incluso tendrás problemas para encontrar o pensar en alguno) que estén desarrollados en las cuatro áreas. Cuando decimos desarrollados no significa que sean excepcionales o espléndidos en las cuatro áreas. Significa que han construido la base necesaria. Sus relaciones son saludables, focalizadas y deliberadas. Su salud es la adecuada para poder llevar a cabo su propósito en la vida. Su trabajo sirve a este propósito y lo expresa. Y su desarrollo espiritual les permite participar en la vida. Estamos hablando aquí de un gran equilibrio. Piensa en los Cuatro Pilares de la vida como las cuatro patas de una gran mesa. Si las patas no son todas fuertes y están bien conectadas, la mesa será inestable y no podrás poner nada de valor en ella.

Cuando hablamos de desarrollar una base en la vida estamos hablando de los Cuatro Pilares de tu vida. No estamos hablando de maravillosos y fantasiosos viajes espirituales, implicaciones metafísicas o ideas y conceptos altamente especulativos. Estamos hablando de las piedras angulares de tu vida. Todos los Pilares están relacionados entre sí y todos son importantes. Si miras a tu alrededor en el mundo, verás que tal vez algunas personas tienen muy buenas relaciones, pero han descuidado su salud y nunca han desarrollado ningún tipo de base económica. Así que siempre están tratando de tapar agujeros, por así decirlo. O tal vez otras ganan mucho dinero y han establecido una gran carrera profesional, pero no tienen relaciones genuinas y nunca se han dedicado a su desarrollo espiritual.

Si miras a tu alrededor, verás que algunas personas han hecho grandes logros en uno y, más raramente, dos de los Pilares de la vida. Pero lo han hecho a expensas de los otros Pilares. Su enfoque no era un enfoque equilibrado. Verás que algunas han entregado sus vidas en las relaciones, pero su salud les ha atormentado, o bien sus dificultades financieras les entorpecen, o bien nunca han encontrado un trabajo significativo en el mundo. Verás estos desequilibrios en todas partes.

Por tanto, entiende que cuando hablamos de construir una base estamos hablando de construir algo que sea sólido por todas partes. No estamos hablando de logros extremos. Estamos hablando de construir la base que es necesaria —no forzosamente la base deseada o una base excepcional, sino la que funciona aquí.

Los Cuatro Pilares son todos esenciales. Debes trabajar en todas las áreas, y tus objetivos deben ser realistas y coherentes con tu vida y con la realidad del mundo en este momento. Si trabajas en todas las áreas, todas ellas funcionarán. Si descuidas uno de los Cuatro Pilares, minarás tu éxito en las otras áreas en las que te has enfocado.

Para muchas personas esto requiere paciencia, porque tienen muchos deseos o ambiciones, y quieren que sus vidas representen su propio deseo de logro. Quieren ser radiantemente saludables o fabulosamente ricas. O quieren tener relaciones que puedan mostrar con orgullo. O tal vez quieren convertirse en gurús o santos y ser capaces de hacer proezas espirituales que impresionarán a los demás. Todas estas motivaciones son simplemente deseos de presunción. Estas personas no están regidas por el Conocimiento. No están motivadas por el Conocimiento. Míralas como lo que son.

Lo que realmente se necesita aquí es un enfoque equilibrado. Quieres establecer una base que pueda sostener y apoyar tu vida y que pueda proporcionar una oportunidad para que el Conocimiento emerja dentro de ti. Aquí estás buscando estabilidad más que la oportunidad de presumir. Estás buscando la capacidad para involucrarte en la vida en vez de intentar distinguirte en ella.

Un enfoque equilibrado moderará tus deseos y también te permitirá superar tus miedos, pues casi todo el mundo tiene miedo al menos de uno de los Pilares. Algunas personas tienen miedo de todos los Pilares. Tus deseos y tus miedos serán atemperados si adquieres este enfoque. Esto desarrolla el carácter y la capacidad. Si te mueve la ambición o te supera el miedo, no podrás establecer la base para una vida de Conocimiento.

Los grandes Maestros que supervisan el desarrollo humano, a los que llamamos los Invisibles, velan por todos vosotros con paciencia y con sumo cuidado y determinación. Su primera y principal preocupación es que construyáis una base para el Conocimiento. Podéis desear el Conocimiento. Podéis desear la verdad. Podéis desear la paz. Podéis desear la realidad y el significado. Pero debéis tener la base. A los Invisibles les preocupa la base, mientras que a las personas a menudo solo les preocupa lo que se construirá sobre la base. Los Invisibles quieren que empecéis por el principio, pero las personas quieren estar al final. Los Invisibles saben lo que realmente significa la base para aprender y vivir el Camino del Conocimiento, mientras que las personas tienen sus grandes temores y sus grandiosas ideas.

Aprendes a construir la base construyéndola. No hay otra forma. No hay una filosofía sobre la construcción de una base. No hay una hipótesis sobre la construcción de una base. Solo existe la construcción de la base. Se aprende el camino siguiendo el camino. Se aprende la actividad realizando la actividad. Aprendes los Pasos al Conocimiento tomando los Pasos al Conocimiento. Ganas sabiduría ejerciendo sabiduría. No hay nada más y nada menos que seguir el camino, y por eso el camino parece tan refrescante y sencillo, tan honesto y abierto. Carece de adorno. Carece de embellecimiento.

Durante mucho tiempo estarás construyendo la base. Conténtate. Esta es la actividad esencial. Lo que se construirá sobre tu base lo construirás tú y lo construirán los Invisibles y tu Familia Espiritual, la cual te ha enviado al mundo. Pero debes construir la base aquí. Y debes encontrar las relaciones que pueden ayudarte a hacerlo. Si te centras en construir la base, llamarás entonces a aquellas relaciones que son capaces de construir una base. Esto te ayudará a encontrar las relaciones reales que necesitas. Este, entonces, será el criterio para saber con quién debes participar y con quién no debes participar, en vez de basarte en fuertes deseos y grandes especulaciones.

Construir la base es absolutamente esencial, y por tanto te sentirás esencial construyéndola. Y si eres paciente y permites que la base crezca y se construya, tu vida se volverá entonces una maravilla para ti, porque no estarás construyéndola solo. Encontrarás que otros están ahí para ayudarte, y su ayuda será auténtica. Y encontrarás que hay presencias misteriosas en tu vida que te ayudarán, y su ayuda también será auténtica. Lo que es auténtico en las relaciones parece estar aquí muy ausente, y aun así, a medida que construyas tu base lo genuino se volverá evidente, no solo por un momento aquí y allá, sino de forma creciente en el día a día.

Construir una base ofrece otra gran recompensa, que es mucho mayor de lo que puedes comprender al principio. Construir una base para un propósito mayor en la vida completa la primera etapa de tu vida. Lo que haya sucedido en el pasado, las decepciones que hayas tenido que afrontar, cualquier error que hayas cometido, cualesquiera que sean las calamidades que hayas creado o soportado… ahora simplemente será todo utilizado para construir la base. Todo será utilizado con un propósito —un propósito significativo y una gran tarea.

Recuerda, el Camino del Conocimiento no te pide que deseches ningún aspecto de ti mismo o de tu vida, sino que lo emplees en una participación significativa. De este modo, nada se destruye y todo se reutiliza. En lugar de lamentarte por tus pérdidas o condenarte por tus errores, usas lo que has aprendido para ayudar a otros y adquirir carácter, profundidad y capacidad.

Podemos asegurarte que los grandes hombres y mujeres del mundo actual y del pasado cometieron muchos errores, y que eso es lo que les dio carácter y capacidad. Lo que marcó la diferencia es lo que hicieron con sus errores. Sus errores no fueron buenos para ellos, porque esos errores no estaban divinamente predestinados. Pero los utilizaron con un propósito divino, y como resultado sus errores se volvieron útiles. De este modo, no necesitas justificar tus experiencias, solo utilizarlas. Es la forma en que las utilices lo que determinará si tendrán algún valor. Y si no puedes utilizarlas de una manera útil o positiva, entonces simplemente permanecerán como una mancha en tu autoestima.

Construir la base te da una nueva vida, pero utiliza todo lo que has construido hasta ahora como material para construirla. Todo se vuelve aquí útil y beneficioso, si puede emplearse en una contribución significativa. Esto forma parte del hermoso Plan del Creador. Nada se destruye, todo se reutiliza. Todo lo que has hecho sin Conocimiento se pone ahora al servicio del Conocimiento. Todo lo que has hecho para lastimarte o lastimar a otros se usa ahora para desarrollar la sabiduría, la compasión y el discernimiento.

Esto es lo que significa realmente el perdón. Sin esto, el perdón es la decisión de no ser honesto con tu experiencia, o bien de ocultar o tratar de olvidar tu experiencia. El verdadero perdón es el proceso de transformar algo viejo en algo nuevo, algo que es inútil en algo que es útil, algo que no tenía sentido en algo que es significativo. Aquí tus errores, en vez de ser una fuente de dolor y malestar internos para ti, se vuelven un medio para llegar a otras personas, porque todo el mundo ha cometido errores, y muchas personas han cometido los mismos errores que tú. Esto se vuelve una forma de llegar a las personas: “Cometí este error. Esto es lo que aprendí. Y esto es lo que estoy haciendo con ello ahora.” Qué hermosa enseñanza es esta. Qué gentil es y qué importante para el oyente y también para el comunicador.

Construir esta base te da una nueva vida, un nuevo comienzo y una nueva manera de utilizar tu pasado, en vez de ser simplemente perseguido, obstaculizado o gobernado por él. Es utilizar tu pasado para servir al presente y al futuro. Sin construir esta base, el pasado simplemente eclipsa el presente y hace el futuro indescifrable. Las personas que viven en el pasado no pueden experimentar el presente y no pueden entender el futuro. Y cada nueva experiencia que tienen solo la encajan en el pasado, para añadirla a su colección de ideas, creencias y suposiciones, y también para fortalecer esas ideas, creencias y suposiciones. Como resultado, sus vidas se vuelven reliquias, piezas de museo de su propia historia personal o de la historia pasada del mundo. No hay nada vivo, fresco y vital en eso. En su lugar, las personas solo amasan sus recuerdos. Su dolor se consolida, y sus decisiones se vuelven duras como el hormigón.

Para seguir siendo fresca y vital y poder aprender, la mente pensante debe ser constantemente estimulada por nuevas experiencias y adaptarse a nuevas experiencias y nuevos conocimientos. Es como remover el hormigón. Si no lo remueves y sigues añadiéndole agua y cosas nuevas, se endurecerá. Y una vez que se endurezca solo podrá romperse.

El hombre y la mujer que están aprendiendo y viviendo el Camino del Conocimiento están siendo renovados y refrescados constantemente, porque están cerca de la vida y cerca del Conocimiento. Sus pensamientos entonces cambian, crecen y evolucionan. Sus ideas cambian, crecen y evolucionan. Sus conclusiones cambian, crecen y evolucionan. Esto es posible porque existe algo mayor. Existe el Conocimiento —la fuerza dinámica de la vida en su interior, en el mundo y también en la Comunidad Mayor.

El Conocimiento te lleva a la vanguardia de la vida, una posición en la que tienes que aprender, adaptarte, comunicarte y contribuir. Esto te mantiene joven, vivo y cercano al corazón de la vida. Tu mente entonces se vuelve constantemente relevante para el presente y capaz de prepararse para el futuro.

Para concluir la primera etapa de tu vida, tienes que estar participando en la segunda y última etapa. La primera etapa de tu vida representa el desarrollo de la persona. La segunda es el desarrollo de un propósito mayor y la expresión de ese propósito.

Para finalmente hacer las paces con tu pasado, debes estar construyendo una nueva vida. Para finalmente ser capaz de entender tu pasado y utilizarlo de manera positiva y constructiva, debes estar construyendo una nueva base. Para liberarte de los miedos y ansiedades que te atormentan, debes tener un nuevo compromiso con la vida.

Es para servir a esta redención, esta libertad y esta gran oportunidad que ahora te presentamos Vivir el Camino del Conocimiento. Comencemos ahora a explorar cada uno de los Cuatro Pilares, para ver cómo es realmente vivir y aprender el Camino del Conocimiento en la realidad del mundo y en la verdad del Conocimiento.