Como le fue revelado a
Marshall Vian Summers

Texto original: no disponible online

Escucha el audio original aquí (en inglés): no disponible online

Más información sobre este texto

Lo que estás leyendo en este texto es la transcripción de la voz original de la Asamblea Angélica hablando a través del Mensajero Marshall Vian Summers.

Aquí, la comunicación original de Dios, que existe más allá de las palabras, es traducida al lenguaje y el entendimiento humanos por la Asamblea Angélica que supervisa el mundo. La Asamblea después entrega el Mensaje de Dios a través del Mensajero, tras lo cual es transcrito y puesto a tu disposición y a disposición de todos.

En este extraordinario proceso, la Voz de la Revelación está hablando de nuevo. La Palabra y el Sonido están en el mundo. Que puedas ser el receptor de este regalo de Revelación y puedas estar abierto a recibir su Mensaje único para ti y para tu vida.

Nota a los lectores:
Esta traducción fue provista a la
Society por estudiantes del Nuevo Mensaje que se han ofrecido voluntariamente a traducir el texto original en inglés. La publicamos en esta forma inicial para que todo el mundo tenga una oportunidad de interactuar con una porción del Nuevo Mensaje en un su propio idioma.
Living the Way of Knowledge
Volumen 3 > Viviendo el Camino del Conocimiento > Introducción

Desde una perspectiva mayor puede verse que la vida puede vivirse de dos maneras. Puede vivirse en la superficie o puede vivirse al nivel del corazón. En la superficie la vida es considerada, se formulan ideas, se hacen teorías y se establecen creencias como base de la vida y la comprensión. Pero al nivel del corazón la vida te lleva tanto al misterio de tu existencia en el mundo como a la naturaleza intrínseca de tu relación contigo mismo, con los demás, con el mundo, con la Comunidad Mayor de Mundos y con el Creador.

En la superficie la vida es idealizada, pero al nivel del corazón la vida se experimenta. En la superficie se cree en cosas, pero al nivel del corazón las cosas se saben. En el corazón de la vida te pones en contacto directo con la esencia de la vida, conforme esta se agita dentro de ti y te mueve y te guía en el mundo para lograr tu tarea específica en él. En el corazón encuentras lo que es sabido, lo que es real y lo que es intrínseco, lo que existe más allá de todas las teorías e hipótesis, de todos los ideales y miedos, de todas las esperanzas y ansiedades.

Esta es la Realidad Mayor que has traído contigo desde tu Antiguo Hogar. Tú la compartes con toda la vida aquí. Sin embargo, como le sucede a casi todos los que viven aquí en el mundo, desconoces esta Realidad Mayor. No la reconoces. Por tanto, no la experimentas.

Aquí te encuentras en un verdadero punto de inflexión. Porque puedes viajar por el camino por el que viajan los demás —protegiendo tus creencias y aferrándote a tus suposiciones, viviendo en la superficie de la existencia, esperanzado pero asustado, ambicioso pero confuso, solo pero buscando el consuelo de los demás en tus relaciones—, o bien puedes tomar un tipo diferente de camino, un camino que es misterioso e inexplorado, un camino que te lleva a lo que sabes y a lo que es sabido en la vida, un camino que restaura el propósito por el que viniste al mundo. La verdad permanente de tu vida es la base de tu propio propósito, significado y dirección.

Este camino se llama el Camino del Conocimiento, porque solo puede conocerse o saberse. A pesar de que existen muchas ideas y creencias asociadas con este camino y se proyectan en él esperanzas y temores, en realidad solo puede conocerse. Llama a una mayor inteligencia dentro de ti llamada Conocimiento, y trae este Conocimiento inherente en tu interior a su plena expresión en la vida.

El Camino del Conocimiento no es un postulado. Es una realidad. Es una manera de vivir. Aunque existen ideas asociadas con él y existen principios que le permiten a uno experimentarlo, su realidad trasciende todas las ideas y principios que conducen a él. Es mayor que cualquier filosofía o teología humana. Siempre te lleva más allá de donde estabas antes, y te da un punto de observación más alto desde el que ver tu vida. Desde este punto de observación puedes entender tu propio viaje y el propósito que tienes con ciertas personas que han venido para unirse a ti y llevar a cabo una misión específica en el mundo, en este gran punto de inflexión en el que el mundo está emergiendo a la Comunidad Mayor.

Este libro es para aquellos que buscan aprender y vivir el Camino del Conocimiento. Su propósito es darte una base dentro del mundo sobre la que vivir una vida mayor, una vida honesta, una vida genuina y no meramente idealizada. Establece una base que te conecta con otros significativa y deliberadamente. Y habla de la llamada y el propósito mayores que te han traído al mundo y que te dan el único sentido real para estar aquí. La necesidad del Conocimiento dentro de ti y la necesidad de la verdad te llamarán al Camino del Conocimiento, pues el Camino del Conocimiento ha estado llamándote siempre.

Un gran propósito en el mundo requiere una gran preparación. Este libro forma parte de esa preparación. A medida que avances en la preparación, escucharás cosas que has escuchado antes y cosas que nunca has escuchado. Leerás sobre cosas que quizá contemplaste en esos momentos especiales en la vida en los que miraste tu vida sin ambiciones, ideales o creencias. Escucharás cosas que podrás abrazar inmediatamente. Sin embargo, también escucharás cosas que te llevarán más allá de tu comprensión y tu perspectiva actuales. Escucharás cosas que te desafiarán a ir más allá de tus ideas reconfortantes, e incluso más allá de las grandes ideas que te han inspirado en el pasado y que te han traído a este gran inicio en el aprendizaje de vivir el Camino del Conocimiento. Aquí escucharás una confirmación de todo lo que has sabido. Pero también escucharás un llamamiento a ir más allá, porque no puedes quedarte donde estás, y lo sabes. Debes tener coraje y aprender la forma de entrar en una vida mayor, de prepararte para esa vida y de experimentar esa vida cada día, dentro de las actividades mundanas del mundo.

Este libro es para estudiarse en conjunto con los Pasos al Conocimiento, los cuales proveen la práctica espiritual para aprender y vivir el Camino del Conocimiento. Este libro es el compañero perfecto para los Pasos, porque te ofrece un entendimiento de cómo puedes vivir el Camino del Conocimiento y de cómo puedes experimentar y aplicar una realidad y un propósito mayores en tus circunstancias actuales. En conjunto, ambos libros allanan el camino para recordar y recuperar el Conocimiento, la Mente que Sabe dentro de ti. Este gran regalo del Creador te permitirá experimentar una verdad que ha permanecido intacta e indemne en el mundo, y te permitirá vivir esta verdad y aplicarla lo más eficazmente posible.

Vivir el Camino del Conocimiento presenta una espiritualidad de la Comunidad Mayor de mundos. No es una espiritualidad extraterrestre. Es la espiritualidad en la que se basa toda verdad y conocimiento espiritual humano, pero representa una realidad que trasciende lo que los seres humanos han experimentado hasta ahora. Por tanto, te lleva más allá del pasado y de mucho del pensamiento limitado que ata, constriñe e impide a las personas ejercer el propósito mayor que comparten y que han venido a contribuir. Llama a reconocer que has venido al mundo a trabajar, a contribuir al mundo en este momento en el tiempo, y que tu contribución se relaciona directamente con la realidad del mundo y la realidad de su gran emergencia evolutiva a la Comunidad Mayor de mundos, el mayor panorama de vida inteligente en el que la humanidad vive ahora y ha vivido siempre.

En Vivir el Camino del Conocimiento encontrarás una gran verdad presentada de la forma más simple, sin adornos, sin rituales ni fantasías, sin esperanza y, sin embargo, sin miedo. Carece de esperanza porque es certera. Carece de miedo porque nada puede dañarla. Solo tu conciencia puede ser afectada. Solo tu comprensión puede ser limitada o sustraída. Pero la verdad misma es como el universo sobre las nubes de tu mente: siempre real, siempre verdadera, siempre evidente. Pero aguarda tu reconocimiento. Así es la gran verdad que vive dentro de ti como un potencial, como una semilla. Llamemos a esto la semilla del Conocimiento. Está dentro de ti ahora.

La semilla del Conocimiento te ha traído al umbral en el que debes considerar el Camino del Conocimiento y preocuparte por vivirlo. Porque con el tiempo superarás tus ideas y tus ideales. Incluso la mayor de las creencias tiene sus límites y su tiempo. Cuando se agota, debes encontrar lo que es inherente dentro de ti, lo que jamás puede consumirse, lo que jamás puede agotarse, porque es siempre verdadero y relevante en tu vida. Esto es el Conocimiento. Es una gran verdad inmutable que se expresa dentro de circunstancias cambiantes. Por tanto, cada día es como una nueva realidad, que sin embargo sostiene lo que siempre ha sido cierto y siempre lo será.

Al ponderar lo que el Creador ha hecho o no ha hecho por ti en tu vida y todas las grandes y desatinadas ideas que se han asociado con esta cuestión, considera que el Creador te ha dado el Conocimiento, una perfecta inteligencia rectora dentro de ti. El Conocimiento ya está dentro de ti, aunque ignoras gran parte de su comunicación. Su realidad ya está dentro de ti, a pesar de que rara vez la experimentas.

Este es el gran regalo. Este es el verdadero don. Al igual que una piedra en tu zapato, sentirás su presencia sin saber exactamente de qué se trata. Te molestará a veces cuando estés tratando de organizar tu vida en función de tus ideas o suposiciones. Y aun así te consolará, porque te recordará algo mayor. Te dará la única seguridad real que tienes en la vida —la seguridad del lugar de donde has venido, del lugar a donde vas y de la Familia Espiritual que te ha enviado al mundo para contribuir tus regalos de acuerdo con las necesidades y la evolución del mundo.

Tanto si el Conocimiento se percibe como una molestia o como un gran consuelo, vive dentro de ti ahora y es la base de tu espiritualidad, de tu inspiración y de tu capacidad para vivir una vida sabia y significativa. Comencemos ahora juntos a explorar, a reconocer y, sobre todo, a experimentar el vivir el Camino del Conocimiento. Procederemos juntos no considerando esto hipotética o teóricamente, sino considerando la vida del Conocimiento dentro de la realidad fundamental en la que vives hoy.