Ve y escucha la reciente conferencia en línea en español con Marshall, Reed y Patricia aquí

Recursos, comercio y competencia en la Comunidad Mayor


Como le fue revelado a
Marshall Vian Summers
el 31 de enero de 1997
en Boulder, Colorado, Estados Unidos

Texto original: Resources, Trade and Competition in the Greater Community

Escucha el audio original aquí (en inglés): no disponible

Más información sobre este texto


Lo que estás leyendo en este texto es la transcripción de la voz original de la Asamblea Angélica hablando a través del Mensajero Marshall Vian Summers.

Aquí, la comunicación original de Dios, que existe más allá de las palabras, es traducida al lenguaje y el entendimiento humanos por la Asamblea Angélica que supervisa el mundo. La Asamblea después entrega el Mensaje de Dios a través del Mensajero, tras lo cual es transcrito y puesto a tu disposición y a disposición de todos.

En este extraordinario proceso, la Voz de la Revelación está hablando de nuevo. La Palabra y el Sonido están en el mundo. Que puedas ser el receptor de este regalo de Revelación y puedas estar abierto a recibir su Mensaje único para ti y para tu vida.




Nota a los lectores:
Esta traducción fue provista a la
Society por estudiantes del Nuevo Mensaje que se han ofrecido voluntariamente a traducir el texto original en inglés. La publicamos en esta forma inicial para que todo el mundo tenga una oportunidad de interactuar con una porción del Nuevo Mensaje en un su propio idioma.

Con el objetivo de darte una comprensión más clara de cómo es la vida en la Comunidad Mayor y, más específicamente, lo que motiva a la mayoría de los que vienen a visitar tu mundo, es importante que profundicemos en este tema.

En la Comunidad Mayor, las sociedades que se han desarrollado tecnológicamente y han expandido sus imperios, superan siempre los recursos naturales de su propio mundo y, por tanto, deben buscar estos recursos más allá de sus fronteras. Esto las lleva al ámbito del intercambio y el comercio. Como resultado, se ven involucradas en un ambiente muy competitivo con otros mundos que buscan los mismos tipos de recursos. Esto en general conduce a un conjunto muy complicado de relaciones e implicaciones, alianzas, etc., entre naciones y razas que están involucradas en el intercambio y el comercio.

La necesidad de recursos y la naturaleza del ambiente competitivo explican en gran parte la motivación de la mayoría de los grupos que están visitando tu mundo en este momento. Ellos están preocupados principalmente en obtener recursos de tu mundo: recursos biológicos, recursos minerales y recursos genéticos. Ellos están impulsados ​​por esta necesidad.

Aquí Nosotros debemos enfatizar nuevamente que ellos no están aquí porque estén conectados a las tradiciones espirituales de la Tierra. No están aquí para cumplir antiguas profecías. No están aquí para elevar espiritualmente a la humanidad. Ellos se aprovecharán de las tradiciones y ambiciones espirituales si esto satisface sus necesidades, pero ese no es su propósito para estar aquí.

Aquí debes llegar a entender que tu mundo es reconocido como un rico depósito biológico, un mundo que representa una tremenda capacidad de recursos. Esto, naturalmente, lo hace interesante para los de afuera. Lo que los seres humanos dan por garantizado en su ambiente natural, lo que estropean y descuidan aquí, es de hecho altamente apreciado por otros que son conscientes de ello.

Aquí nuevamente recurrimos a la analogía de los antiguos habitantes de la jungla, quienes se hallaron descubiertos con propósitos que ni siquiera pueden comprender. Fueron descubiertos porque otros estaban buscando recursos. Buscaban riqueza. Impulsados ​​por sus propias necesidades y por el entorno competitivo en el que vivían. En la historia de este mundo, ¿con qué frecuencia se ha demostrado esto y con qué frecuencia la población nativa ha sido diezmada o cambiada para siempre como resultado?

En la Comunidad Mayor, no todas las naciones comercian. No todas las naciones buscan tener relaciones más allá de sus propias fronteras. Existen pequeños enclaves de individuos, pequeños grupos, que buscan ser autosuficientes y no verse involucrados en los complejos asuntos de la Comunidad Mayor. Ellos buscan permanecer ocultos, para que no se descubran los recursos de su mundo. No dan la bienvenida a los exploradores de recursos. Ellos no quieren implicarse en la Comunidad Mayor.

Esto es un privilegio: la capacidad de ser autosuficiente, la capacidad de permanecer fuera de la esfera del intercambio, el comercio y la competencia. Es un derecho que es difícil de conseguir y difícil de mantener, particularmente si el distrito o área de su mundo es reconocida por tener grandes activos.

En el caso de tu mundo, es demasiado tarde para lograr esta autonomía, aunque es posible asegurarla en el futuro. Los recursos del mundo ya han sido reconocidos y se han utilizado durante siglos. Ahora que la humanidad se ha convertido en la raza preeminente en la Tierra y constituye en sí misma una potencial amenaza como participante viable en los asuntos de la Comunidad Mayor, aquellos que han estado utilizando estos recursos están haciendo ahora un esfuerzo activo para influir en la humanidad, para tomar ventaja de las debilidades de la humanidad y para capitalizar las fortalezas de la humanidad.

Aun así, otros han visitado tu mundo simplemente para observarles, para observar vuestro comportamiento, para observar vuestras tendencias. Y, como dijimos anteriormente, ustedes también tienen Aliados que buscan apoyar el surgimiento del Conocimiento en el mundo, para apoyar el desarrollo de la Espiritualidad de la Comunidad Mayor dentro del mundo, para ayudar a elevar a la humanidad por encima y más allá de sus conflictos e identidades tribales para que pueda convertirse en una raza global responsable y cooperativa, capaz de mantener sus propios recursos y de establecer su autodeterminación.

Nuevamente, es muy importante reconocer que la Comunidad Mayor es principalmente un ambiente físico, gobernado por leyes físicas de las cuales ustedes son conscientes. En todas partes, las razas de las naciones deben lidiar con sus necesidades fundamentales de supervivencia, lo cual se vuelve muy complicado cuando estás involucrado en el intercambio y el comercio con otras razas.

Si tu mundo es reconocido como rico y valioso, esto plantea muchos problemas, porque otros competirán con ustedes por ello. Aunque la conquista directa se desalienta entre las naciones civilizadas, existen medios sutiles para lograr los mismos fines. Esto implica habilidad y concentración en el entorno mental y un cuidadoso entendimiento de los asuntos diplomáticos entre mundos.

Por supuesto, la humanidad no posee ninguna de estas habilidades. No ha desarrollado capacidades en el entorno mental. No ha sido capaz de establecer una experiencia de mente grupal que sea adecuada para enfrentar la situación actual. Y no tiene ninguna habilidad diplomática para tratar con otras razas.

Y, aun así, la humanidad mora sobre un mundo que es inmensamente rico. Es como el pueblo nativo en lo profundo de la selva, viviendo sin saberlo sobre una gran riqueza mineral, una riqueza mineral que atrae al resto del mundo hacia ella. Tal es el caso de la humanidad en el mundo actual.

Por tanto, nuevamente, ten en cuenta que vuestros visitantes están aquí por razones muy prosaicas. Ellos no son divinos y no son malvados. Simplemente están impulsados ​​por sus propias necesidades. Ellos reconocen vuestra debilidad y vuestra incompetencia, la degradación del medio ambiente, y buscan establecerse aquí para preservar aquellos recursos que ellos desean, y para aprovechar las habilidades y capacidades de adaptación de la humanidad.

Si la humanidad es capaz emerger con éxito en la Comunidad Mayor, tendrá que lidiar con la cuestión del intercambio y el comercio. Este es un asunto muy complicado y que requiere una gran habilidad y discernimiento por parte de los participantes.

Aquí la humanidad se verá frustrada en sus intentos de ir más allá de su propio sistema solar, ya que encontrará que las regiones que desea explorar ya han sido reclamadas. En lugar de hallarse aparentemente sola en un enorme universo vacío, se encontrará frente a las propiedades, los intereses y las prioridades de otras razas.

Incluso, existen establecimientos de la Comunidad Mayor dentro de este sistema solar, pero estos principalmente se establecieron para observar los asuntos de la Tierra. Dentro de la Comunidad Mayor, entre las naciones comerciantes existen ciertas éticas y normas que generalmente se siguen y honran, aunque existen notables excepciones. Una de estas éticas estipula que una raza tiene derechos primordiales a todos los mundos dentro de su sistema solar y que estos no pueden ser transgredidos por la fuerza por ninguna raza exterior. La violación de esta ética conlleva severas repercusiones y, de hecho, puede perturbar el flujo del intercambio y el comercio, conduciendo a la disputa y al conflicto.

También existe una ética en la Comunidad Mayor que estipula que si una raza estropea su propio ambiente natural, otras razas tienen derecho a venir y desplazarla. Aunque esta es una cláusula controvertida y rara vez se aplica, generalmente aún se mantiene entre la mayoría de las razas involucradas en el intercambio y el comercio.

Ahora bien, la Comunidad Mayor es muy vasta y, por lo general, las naciones que participan en el intercambio y el comercio solo tienen uno, dos o tres socios comerciales. No todas comercian con todas las demás. [La Comunidad Mayor] es demasiado vasta para eso. Entonces, cuando Nosotros hablamos de ética en el intercambio y el comercio en la Comunidad Mayor, estamos hablando de algo que se refuerza por razones prácticas, pero no por todos los involucrados. Mencionamos esto aquí para que puedas entender que existen ciertos estándares que rigen el comportamiento y que son generalmente reconocidos, particularmente por las razas en esta región en la cual reside tu mundo.

Debido a que la humanidad está en el proceso de destruir rápidamente su entorno natural, esto ofrece a otros la motivación para involucrarse y tomar acciones interesadas para preservar sus intereses aquí e intentar contrarrestar las tendencias de la humanidad.

Existe una ética en la Comunidad Mayor dentro del intercambio y el comercio que estipula que no se utilizará la fuerza militar entre las naciones comerciales. La violación de esto crea desorden y se vuelve muy difícil y costoso para quienes están involucrados. Y debido a que muchas naciones son hábiles en el entorno mental, estas han encontrado otras formas de obtener ventajas y, por lo general, consideran el uso de la fuerza física —como [la que es] tan comúnmente demostrada aquí en el mundo— como bárbaro e innecesario.

Esto nos lleva a un punto muy importante, al cual nos hemos referido anteriormente, pero que ahora requiere alguna explicación. Es muy importante que comprendas, dado lo que hemos presentado hasta ahora, que las naciones que están involucradas en el intercambio y el comercio generalmente no representan civilizaciones espiritualmente avanzadas. Permítenos desarrollar esto.

En la Comunidad Mayor, la capacidad de ejercer el Conocimiento se reconoce como una gran habilidad y un activo. Y, en general, se intenta acceder a quienes tienen estas destrezas y emplearlos para sus propios fines. Por eso, el Sabio debe retirarse para mantener sus habilidades y la integridad de sus propias sociedades.

Aquellos grupos y naciones que están espiritualmente avanzados, por tanto, raramente están involucrados en el comercio, excepto de manera clandestina, e intentan a un gran costo y dificultad mantenerse aislados dentro del entorno de la Comunidad Mayor. En todas partes, ellos han llegado a reconocer que demostrar su habilidad y talento solo invita a la indagación y a la intervención.

Esto nos lleva a una idea muy fundamental en el aprendizaje de El Camino del Conocimiento de la Comunidad Mayor y en la misma preparación para la Comunidad Mayor. Esta idea es que los Sabios permanecen ocultos. Los Sabios permanecen ocultos para permanecer sabios. Si ellos no permanecen ocultos, son explotados y superados.

Por tanto, es importante entender que las naciones que están involucradas en la exploración de recursos, el comercio o la adquisición de propiedades no representan a aquellos que están espiritualmente avanzados. No representan a aquellos que son fuertes en el Conocimiento. Porque el Conocimiento, siendo la inteligencia espiritual, no promovería ni permitiría que esto ocurriera entre aquellos que están vinculados al Conocimiento y quienes son cercanos al Conocimiento.

Por tanto, debes entender que, a excepción de vuestros Aliados, que observan desde lejos, aquellos que están involucrados hoy en este mundo no representan a las razas espiritualmente avanzadas de las cuales hablamos. Existe una gran confusión al respecto y esta confusión tendrá trágicas consecuencias si no se corrige.

Considera esta idea de que los Sabios permanecen ocultos. ¿No es también esto cierto dentro de tu propio mundo? Encontrarás que los maestros más sabios, aquellos que se consideran fuertes y santos, viven en reclusión y no son fácilmente accesibles para muchas personas, excepto en raras situaciones. Y en esas raras situaciones, la habilidad y capacidad de estos individuos les acarrea grandes dificultades, considerable escrutinio e intervención, que es muy difícil de afrontar.

Así pues, dentro de tu propio mundo, los Sabios permanecen ocultos. Los grandes maestros del mundo son difíciles de encontrar. Aunque pueden publicar sus trabajos en forma escrita, ellos reservan sus mayores talentos y dones para los estudiantes serios que se han esforzado por encontrarles y se han comprometido a estudiar, a aprender los grandes caminos del Conocimiento.

Esto es aún más cierto en la Comunidad Mayor, donde la inteligencia es reconocida como un recurso y es codiciada y altamente valorada. Así, aquellos que son sabios y fuertes en El Camino del Conocimiento intentan encontrar un refugio en la Comunidad Mayor. Intentan aislar sus sociedades, proteger y preservar su integridad mental, y fortalecerse [a sí mismos] de la intervención externa que interfiera con el entorno mental que se han esforzado tanto en crear y mantener.

Puedes pensar en muchos ejemplos en tu mundo: entre el individuo que es vendedor y el individuo que es santo. ¿Quién toma una postura pública fuerte y quién se retira para permanecer oculto?

Por tanto, no cometas el error crítico y fatal de pensar que quienes están visitando el mundo son espiritualmente avanzados. El hecho de que tengan habilidad en el entorno mental, que puedan ser capaces de comunicarse sin palabras y tengan una gran habilidad para influir en aquellos con quienes se encuentran, no significa que sean espiritualmente avanzados o que estén guiados por el Conocimiento mismo.

Este es un entendimiento crítico. Aquí comienzas a darte cuenta tanto de las fortalezas de vuestros visitantes como de sus debilidades. Y aquí puedes comprender más completamente las fortalezas que ya posee la humanidad. Porque la humanidad —a pesar de sus conflictos tribales, su preocupación por sí misma y sus tendencias destructivas— ha sido capaz de mantener una rica herencia espiritual en el mundo. El Conocimiento ha sido mantenido vivo dentro del mundo, en un grado mucho mayor que dentro de la Comunidad Mayor misma. Nuevamente, debes distinguir el avance tecnológico y la habilidad en el entorno mental de la conciencia, la comprensión y la capacidad espirituales.

Aquellos que desarrollan habilidad en el Conocimiento buscarán preservar su habilidad y tendrán que aprender a reconocer todas las fuerzas a su alrededor que busquen intervenir y evitar que su habilidad sea cultivada y expresada apropiadamente.

Por ejemplo, si fueras un individuo que tuviera una gran capacidad para saber, para prever eventos venideros, para discernir relaciones y para tener habilidad en el entorno mental, ¿no te buscarían otros para sus propias ventajas? Si se supiera que tienes estas habilidades, ¿no serias entonces buscado?

Todos querrían que les ayudes con sus problemas, y aunque es posible que desees contribuir a los demás y otorgarles tus dones, con el tiempo tendrás que aprender a discernir dónde entregar tus dones y dónde retenerlos, quien es un destinatario real y quien simplemente desea utilizarte para sus propios fines.

En la Comunidad Mayor, esta educación se vuelve vital para la supervivencia, porque existe habilidad en el entorno mental, y otros buscaran usarte para su propio beneficio. Las pequeñas recompensas que puedas recibir de ellos son superadas con creces por la pérdida de libertad, la pérdida de capacidad y la inminente promesa de colapso que su implicación te traerá.

En el mundo actual, quienes tienen una gran sensibilidad, quienes han cultivado sus habilidades psíquicas, ya sea por placer o por lucro, y han intentado dar a conocer esas habilidades, se exponen a un gran riesgo. No se dan cuenta del peligro en el que se ponen a sí mismos.

Este es un intento de tener poder sin sabiduría. La sabiduría siempre trata de proteger el don del dador y de dirigir el dar hacia donde esta puede ser más eficaz.

En el mundo actual, las fuerzas de la Comunidad Mayor presentes aquí están especialmente interesadas en aquellos que tienen grandes habilidades psíquicas, que las han hecho públicas y accesibles. Quizás te preguntes por qué las personas están recibiendo tantos mensajes de tantos lugares y por qué existe tanta confusión y conflicto entre los mensajes que reciben las personas. Y quizás te preguntes: “¿De dónde provienen estos mensajes?” Hablemos de esto ahora.

Es importante comprender que las personas en el mundo tienen, por el momento, muy poca habilidad para ser capaces distinguir el entorno mental de la realidad espiritual. Aquí existe una gran confusión de niveles.

Las personas piensan que, si ellas son intuitivas y tienen experiencias psíquicas, eso tiene una naturaleza espiritual, pero eso no es cierto. Porque aquellos que no tienen absolutamente ninguna base o conciencia espiritual pueden aprender a ejercer una gran habilidad en el entorno mental. Pueden leer e interpretar los pensamientos de otros y pueden influir en el entorno para que, con el tiempo, otros lleguen a pensar de la manera que ellos quieren que piensen.

Hay muchas personas hoy en el mundo que sienten que han tenido un contacto espiritual cuando de hecho están en contacto con esos de la Comunidad Mayor. No es difícil para los visitantes del mundo utilizar las supersticiones espirituales y el imaginario que están presentes hoy para hacer contacto y ganar influencia.

De hecho, hoy en el mundo existe un gran esfuerzo entre vuestros visitantes para obtener acceso a aquellos que son espiritualmente sensibles, que son mentalmente sensibles, y ejercer una influencia sobre ellos. Aquí el énfasis está en alinear a estos individuos con la fuente del mensaje, pacificarlos y ponerlos en un estado de dócil receptividad.

Esto tiene consecuencias trágicas, porque las personas que son afectadas con el tiempo perderán su voluntad personal. Perderán su autodeterminación. Perderán su capacidad de discriminar y discernir. Se les animará a estar constantemente abiertas a cualquier cosa que se les dé, y con el tiempo no serán capaces de discernir si lo que les entrega es correcto o no. Ellas serán seducidas, pero también serán esclavizadas. Esto representa una manipulación sutil del entorno mental.

Por favor, no te confundas pensando que todas las personas que están recibiendo consejo espiritual están siendo afectadas por la Comunidad Mayor, porque ese no es el caso. Existe también una gran cantidad de trabajo que están realizando las fuerzas del Creador para iluminar a la humanidad, para dirigir a la humanidad, para elevar a la humanidad. Pero si das un paso atrás y observas la imagen completa, verás que ambas actividades están sucediendo y que existe una gran confusión.

Entonces, ¿cómo solucionas esto? ¿Cómo le das sentido a esto? ¿Cómo te dices, “Bueno, ¿cuál es la verdadera guía y cuál es una forma de manipulación?”? La pregunta clave y el elemento clave para responder a esto y resolverlo por ti mismo tiene que ver con la recuperación del Conocimiento.

Cualquier enseñanza espiritual que fortalezca la capacidad del individuo para ver, para conocer, para discernir y para actuar representa una verdadera enseñanza y un verdadero consejo. Cualquier enseñanza que anime a la persona a la aquiescencia, a volverse dócil, a ser indiscriminadamente receptiva, a renunciar a su autodeterminación, al asentimiento, a volverse completamente subjetiva en su punto de vista, estos individuos están sufriendo una forma de manipulación. A pesar del énfasis en la espiritualidad, se les arrebata el Conocimiento. Ellas han sido animadas a divorciarse de lo que saben y de lo que sienten más profundamente.

Puedes ver la manifestación de estas dos tendencias en el mundo actual, y requerirá gran cuidado y discernimiento para ser capaces de diferenciarlas. Porque el lenguaje utilizado puede ser muy similar. Los ideales presentados pueden parecer iguales o los mismos. Pero todo el énfasis de la enseñanza es diferente.

Como hemos dicho, las fuerzas de la Comunidad Mayor que están hoy en el mundo, que buscan ganar dominio aquí, intentarán utilizar dos ámbitos fundamentales de la autoridad humana: las instituciones gubernamentales y las instituciones religiosas. Estas representan los dos grandes centros de poder en los asuntos humanos, y es en estás donde se enfocará la mayor la atención.

Sin embargo, es importante entender que cualquier individuo que demuestre una sensibilidad mayor y singular también se convierte en un objetivo de investigación para los de la Comunidad Mayor. Pues recuerda, mayor sensibilidad, mayor comprensión, es algo que los visitantes están buscando. Es algo que ellos necesitan.

Ellos necesitan estas capacidades intuitivas naturales para establecerse aquí, pues ellos no tienen una conexión intuitiva con este mundo. No tienen una conexión intuitiva con las formas de vida y las fuerzas de la naturaleza. Ellos no están conectados a los elementos de la Tierra, por lo cual ellos necesitan estas capacidades y las rastrearan en los individuos donde sea que puedan encontrarlas. Y aquellos que están más abiertos y no tengan criterios son los más vulnerables a este tipo de intervención.

En el aprendizaje de El Camino del Conocimiento, se alienta a mujeres y hombres a desarrollar una gran sensibilidad y capacidad de concentración, pero también son preparados para tener gran discernimiento y para aprender a comprender las grandes fuerzas que les afectan dentro de sí mismos y dentro de su entorno inmediato, y cómo son provocados estos efectos. Se les anima a adoptar un enfoque muy sobrio de las relaciones y de las interacciones con el mundo.

Cuán diferente es esto de los grandes ideales románticos que se promueven dentro de ciertos círculos espirituales. Cuán diferente es esto de aquellos que se dejan arrastrar por las gloriosas imágenes de sí mismos en el mundo o por sus estrictas ideologías que fueron establecidas hace tanto tiempo atrás.

La mujer o el hombre del Conocimiento debe aprender a ver y ver con claridad, debe aprender a discernir dónde abrirse y dónde no abrirse, dónde dar sus dones y dónde no dar sus dones. Ellos deben llegar a reconocer las grandes fuerzas, aquellas fuerzas que son beneficiosas y aquellas fuerzas que no son beneficiosas, tanto dentro del propio mundo como dentro de la Comunidad Mayor en la que su mundo está ahora emergiendo.

Las personas que promueven el desarrollo de la sensibilidad sin esta discriminación y sin este entrenamiento y preparación están animando a las personas a correr un gran riesgo. Incluso si la Comunidad Mayor no estuviera aquí, esto aún produciría un gran riesgo. Porque si te vuelves demasiado sensible sin discernimiento, se vuelve muy difícil vivir en el mundo. El mundo se vuelve demasiado irritante, demasiado severo, demasiado áspero para experimentarlo, y te ves forzado a retirarte, no para cultivar tus fortalezas, sino simplemente para evitar las vicisitudes de la vida. Aquí el individuo se vuelve cada vez más débil, menos capaz. Pierden fuerza, pierden autodeterminación, pierden la capacidad de interactuar con la vida.

Esto está sucediendo en el mundo actual. Esto está siendo acelerado por la presencia de la Comunidad Mayor, que tiene el poder de neutralizar el espíritu humano. Ellos tienen el poder de controlar las ideas y creencias predominantes de las personas aquí.

La única defensa real contra esto es el cultivo del Conocimiento y el desarrollo de una perspectiva y comprensión de la Comunidad Mayor. Aquí mujeres y hombres requieren habilidad: la habilidad de encontrar el Conocimiento dentro de sí mismos, la gran Mente conocedora que el Creador les ha dotado; las habilidades para discernir interacciones, discernir el entorno mental y discernir las grandes fuerzas que están afectando a la humanidad y que están moviéndote dentro de su propia vida.

Esto es bastante notable, pero las personas no se dan cuenta del alcance de la influencia sobre sus vidas. Existe una creencia generalizada de que las personas son el capitán de su propio barco y, sin embargo, cuando visitas su barco, no encuentras ningún capitán. No hay autoridad; no hay determinación. La ambivalencia y la pasividad que ves en las personas es evidencia de que ellas no están a cargo de sus asuntos y no se han hecho responsables de sus vidas ni de su destino.

El entorno mental de las personas en todas partes ha estado dominado por fuerzas que se generan desde más allá de ellas mismas, hasta tal punto que ellas ni siquiera pueden discernir cuál [pensamiento] es suyo y cuál no es suyo. De hecho, existe muy poco pensamiento original dentro de la familia humana en este momento. Esto es tan triste como trágico. Es triste porque el espíritu humano es creativo y está maravillosamente dotado. Y es trágico porque esto conlleva gravísimas posibilidades para la humanidad mientras experimenta su surgimiento en la Comunidad Mayor.

Para estar dentro de la Comunidad Mayor, debes ser más inteligente de lo que nunca has sido, más perspicaz de lo que nunca has sido, más responsable de lo que alguna vez has sido, y debes volverte fuerte con el Conocimiento.

Si pudieras ir más allá de tu mundo y viajar por la Comunidad Mayor, verías cómo en todas partes las razas han sido esclavizadas y dominadas porque no han desarrollado estas capacidades fundamentales. Existe muy poca libertad en la Comunidad Mayor. Existe muy poca libertad personal en la Comunidad Mayor.

Quizás esto sea difícil de aceptar, pero es esencial para tu educación. La libertad es el resultado de adquirir estas habilidades que hemos indicado y cultivarlas dentro de ti mismo y dentro de tus relaciones y dentro de vuestras comunidades. No hacer esto conduce naturalmente a uno mismo y naturalmente conduce a la propia sociedad a ser dominada. En la Comunidad Mayor, los fuertes gobiernan a los débiles, tal y como sucede en el mundo.

Dentro del comercio y el intercambio de la Comunidad Mayor, existen muchas, muchas sociedades que son meramente estados clientes de otras razas. Estas han perdido su autodeterminación, tanto por los contratos que establecen con otras razas, como por su capacidad, o su falta de capacidad, para mantener su enfoque y su determinación en sus relaciones con otros. Esto es frecuente en la Comunidad Mayor.

De hecho, si pudieras viajar extensamente, verías que es raro encontrar una raza que sea verdaderamente independiente y autodeterminada. Este es el resultado de la falta de entrenamiento y habilidad, y en parte es el resultado del compromiso con otras razas y de volverse interdependiente con ellas.

Por eso, los Sabios permanecen ocultos en la Comunidad Mayor y dentro de tu mundo. Pero la humanidad no está oculta, y aún no es lo suficientemente sabia para mantener su aislamiento o para discernir la intervención desde el exterior.

Así que aquí nuevamente llegamos a una situación. Nosotros encontramos que la humanidad está en una gran desventaja, que la humanidad es extremadamente vulnerable, que la humanidad no tiene la habilidad, el discernimiento o la cooperación dentro de su propia familia para mantener una posición fuerte y autodeterminada en la Comunidad Mayor.

Y aquí encontramos que la humanidad está viviendo en un mundo cuya riqueza y valor aún no comprende plenamente. No ha tenido la exposición a la Comunidad Mayor para comprender su riqueza o su grave situación. Este es el desafortunado resultado de vivir en aislamiento durante tanto tiempo.

Pero ahora existe un gran llamado en todo el mundo para que las personas ganen fuerza, se vuelvan fuertes individual y colectivamente, para ganar el poder del Conocimiento, que es su mayor dotación y derecho natural de nacimiento, para obtener la base para la cooperación en unión con otros y para unir al mundo más allá de las diferencias tribales y culturales.

Porque solo una humanidad unida es la que será capaz de sobrevivir y prosperar en la Comunidad Mayor. Un mundo en guerra entre tribus y grupos divisivos sólo puede caer bajo el dominio de fuerzas externas que se aprovecharán de estos conflictos, de estas identificaciones y de estas preocupaciones, en su propio beneficio.

Para prosperar y sobrevivir en la Comunidad Mayor, para mantener vuestra libertad y autodeterminación dentro de este entorno de vida más amplio, la humanidad deberá unirse. Este será un gran, difícil y doloroso proceso, pero la vida lo requiere, vuestras circunstancias lo requieren, la presencia aquí de la Comunidad Mayor lo requiere.

Esto se verá favorecido por la creciente comprensión de que la humanidad se encuentra en una situación grave y que todos en todas partes del mundo se encuentran en la misma situación y tienen el mismo problema fundamental. Este problema será generado por el deterioro del mundo natural, por la pérdida de los recursos del mundo y, fundamentalmente, por la presencia de la Comunidad Mayor.

Es desafortunado, pero cierto, que solo una amenaza externa podrá unir finalmente a la humanidad y establecer una necesidad común y una causa común aquí, que permitirá a las personas ir más allá de sus diferencias e identidades tribales.

Un mundo lleno de tribus divisivas no puede sobrevivir en la Comunidad Mayor. No puede mantener su autodeterminación, porque no será lo suficientemente fuerte. No tendrá la cooperación y la fuerza necesarias para competir con otras razas que han logrado un estado de uniformidad y que representan una voluntad de grupo.

El Conocimiento dentro de ti hace que esto sea posible, pero debe haber un camino al Conocimiento, un Camino del Conocimiento de la Comunidad Mayor que pueda prepararte para comprender la Comunidad Mayor, para comprender tu verdadera naturaleza, para que seas capaz de ganar tu fuerza esencial y reclamar tu mayores dotaciones para la restauración y protección del mundo.

Debido a la degradación por la humanidad de su entorno natural, esta se verá obligada en el futuro a buscar recursos más allá de sus respectivas orillas. Esto impondrá requisitos a la raza humana y se requerirá el cultivo de capacidades y habilidades significativas y tremendas, porque encontrará que el universo no está ahí para que lo tome.

Es como si el mundo fuera una casa y tu sistema solar representara tu jardín. Puedes dar la vuelta a tu jardín cuando desees, pero si buscas ir más allá, entras en la propiedad de otra persona. Invades los intereses o establecimientos de otra persona.

Aquí la humanidad encontrará que el intercambio y el comercio están ampliamente autorregulados. No existe una gran organización que gobierne y gestione todo. Eso no es posible en el entorno de la Comunidad Mayor. Ciertas éticas y normas se mantienen por razones prácticas: para mantener la paz, para mantener la continuidad del comercio y establecer un ambiente en el que la mayoría de las naciones puedan prosperar, incluso si unas pocas sufren como resultado.

Aquí la humanidad se encontrará en medio de una interacción más amplia de la vida, en una situación que ha sido establecida hace mucho tiempo y que no cambiará con la entrada de la humanidad. Es como el niño pequeño que entra al mundo. Ellos pueden tener grandes ideas sobre sí mismos y grandes expectativas sobre lo que les deparará la vida, pero una vez que entran al mundo real, es bastante diferente.

La humanidad aquí es como el adolescente que se aventura a la vida por primera vez, lleno de ideales, lleno de expectativas, lleno de un sentido de omnipotencia y designación divina, pero lo que le espera a la humanidad en la Comunidad Mayor es un proceso de aprendizaje difícil y aleccionador.

Sin embargo, para que la humanidad tenga siquiera esta oportunidad de participar en la Comunidad Mayor, de participar en el intercambio y el comercio que serán necesarios en el futuro, debe desarrollar la base, debe tener la fuerza y ​​el entorno de cooperación dentro de la familia humana, incluso para ser capaz de empezar.

Puedes preguntar: “¿Qué tiene que ver esto conmigo? Yo soy solo una persona. Soy solo un individuo. Tengo que ir a trabajar mañana. ¡Tengo que ocuparme de mis propios asuntos!”

Esto tiene todo que ver contigo porque el propósito superior que te trajo al mundo está directamente relacionado con la evolución del mundo y con las mayores necesidades de la humanidad. Cualquiera que sea tu don, sin importar cómo se exprese, todo lo que presentamos en este libro es totalmente relevante para tu capacidad para comprender tu verdadera naturaleza y expresarla de manera efectiva.

Aquí, dentro del ámbito de tu propia vida, encontrarás que el precepto, “Los sabios permanecen ocultos”, es completamente verdadero y válido. Aquí, dentro del contexto de tu propia vida, verás que tú también tienes que mantener y establecer tu propio entorno mental, y aprender cómo hacerlo y cómo mantenerlo en un mundo que siempre parecerá que se derrumba. Aquí también, dentro del contexto de tu propia vida, tendrás que aprender cuál es la base de una relación real y cómo puedes establecer una mayor armonía y cooperación en tus asuntos con otros.

Todo lo que es verdad en la Comunidad Mayor es verdad dentro de la esfera de tu propia vida. Pero incluso cuando te des cuenta de esto, si emprendes la preparación en El Camino del Conocimiento, también encontrarás que es necesario que comprendas el panorama más amplio de la vida en el que vives.

No es suficiente cuidar simplemente de tus propios asuntos personales y mantenerte, porque tienes una responsabilidad mayor y una mayor oportunidad en la vida. Si buscas conocer tu verdadera naturaleza, si buscas experimentar y expresar el propósito superior que te ha traído al mundo, entonces debes dar un paso más allá de tu preocupación por ti mismo. No solo debes administrar tus asuntos armoniosamente, sino ver lo que te aguarda más allá de eso, lo que te llama a responder.

No hay grandes recompensas por llevar una vida pequeña y egocéntrica. Solo hay pequeñas recompensas y grandes costos. Pero al entrar en una vida mayor, hay grandes costos, pero también grandes recompensas, mucho mayores que los costos involucrados.

Solo puedes saber que esto es cierto si tú mismo sigues los pasos y descubres lo que estos significan para ti. Nosotros solo podemos señalar el entorno más amplio en el que vives y las grandes fuerzas que están dando forma a tu vida, a tu futuro y a tu destino. Pero tú mismo debes averiguarlo.

Aquí Nosotros te damos la perspectiva y el entendimiento que te permitirá comprender verdaderamente la naturaleza de tu presencia aquí y los grandes eventos que están dando forma al destino del mundo.