Ve y escucha la reciente conferencia en línea en español con Marshall, Reed y Patricia aquí

Ganar fuerza e influencia en el ambiente mental


Como le fue revelado a
Marshall Vian Summers
el 5 de febrero de 1997
en Boulder, Colorado, Estados Unidos

Texto original: Gaining Strength and Influence in the Mental Environment

Escucha el audio original aquí (en inglés): no disponible

Más información sobre este texto


Lo que estás leyendo en este texto es la transcripción de la voz original de la Asamblea Angélica hablando a través del Mensajero Marshall Vian Summers.

Aquí, la comunicación original de Dios, que existe más allá de las palabras, es traducida al lenguaje y el entendimiento humanos por la Asamblea Angélica que supervisa el mundo. La Asamblea después entrega el Mensaje de Dios a través del Mensajero, tras lo cual es transcrito y puesto a tu disposición y a disposición de todos.

En este extraordinario proceso, la Voz de la Revelación está hablando de nuevo. La Palabra y el Sonido están en el mundo. Que puedas ser el receptor de este regalo de Revelación y puedas estar abierto a recibir su Mensaje único para ti y para tu vida.




Nota a los lectores:
Esta traducción fue provista a la
Society por estudiantes del Nuevo Mensaje que se han ofrecido voluntariamente a traducir el texto original en inglés. La publicamos en esta forma inicial para que todo el mundo tenga una oportunidad de interactuar con una porción del Nuevo Mensaje en un su propio idioma.

Igual que tienes unas inmediaciones físicas en la que vives y funcionas, también tienes un ambiente mental en el que aprendes a pensar. Pero, toma mucho tiempo aprender a desarrollar el discernimiento y la capacidad dentro de este ambiente mental. De hecho, para la humanidad en este momento, el ambiente mental representa una gran frontera, un área completamente nueva a explorar y dentro de la cual ganar fuerza y ​​habilidad.

No obstante, es importante que sepas que existe un ambiente en el que piensas. Este ambiente está lleno de muchas fuerzas, muy pocas de las cuales tienen algo que ver personalmente contigo. Podrías entrar a cualquier hogar en cualquier avenida, en cualquier calle, en cualquier ciudad, y cada hogar tendría su propio ambiente mental. Y las personas que viven en esos ambientes representan las fuerzas principales dentro de esos ambientes mentales.

Tu experiencia del ambiente mental ha sido parte de tu vida desde que naciste. Existen muchos ejemplos, si comienzas a pensar en ello. Cada lugar al que vas tiene su propio ambiente mental. Cada hogar en el que entras tiene su ambiente mental singular. Con cada persona alrededor de la cual pasas alguna cantidad de tiempo, ustedes juntos crean un ambiente mental.

Dentro de tu propio ambiente mental, tienes la posibilidad o el potencial de ser la mayor influencia, y esto se fomenta aquí. Pero como hemos dicho, tu ambiente mental también está lleno de otras fuerzas e influencias, la mayoría de las cuales tienen muy poco que ver contigo. Por esa causa, tú no puedes aislarte en el mundo. Y dentro del ambiente mental, no existen fronteras o límites, a menos que aprendas a establecerlos tú mismo.

Incluso en la inviolabilidad de tu propio hogar, las influencias del mundo encuentran expresión a través de los medios de comunicación, a través de la palabra escrita y a través de tus interacciones con las personas. Para convertirse en un estudiante del Conocimiento es necesario aprender a ser responsable y efectivo en tu propio ambiente mental, ya que no puedes esperar avanzar en El Camino del Conocimiento, no puedes esperar obtener mayor claridad o habilidad, si no se abordan ni se reconocen las cosas que influyen en tu vida. Aquí debes aprender lo que está afectándote, y entonces debes seleccionar quién y qué son beneficiosos y quién y qué no son beneficiosos.

Dentro de este proceso, te das cuenta de que no existen influencias neutras en el ambiente mental. Todas las cosas y todas las personas con las que entras en contacto de cualquier manera significativa están ayudando u obstaculizando tu avance. Aunque, como estudiante del Conocimiento, aprendes a utilizar todas las influencias que encuentras para tu propio beneficio y para el beneficio de otros.

No obstante, eso representa una habilidad más avanzada. Y mientras tanto, para tu propio bienestar y para permitirte continuar, debes aprender a limitar o contrarrestar esas influencias que te obstaculizan, y a enfatizar y alentar esas influencias que realmente te ayudan en el camino. Si no se hace esto, tu progreso se verá frustrado y será muy lento y difícil.

Esa es una parte natural de ganar autoridad interna. Esta es una parte natural de reclamar la responsabilidad sobre tu vida y aprender a dirigirla de acuerdo con la sabiduría y la gracia del Conocimiento dentro de ti.

Seguramente, debes encontrar esas influencias y esas relaciones que se interponen en este camino. Y las encontrarás incluso desde el principio, porque a medida que tu estudiantazgo en El Camino del Conocimiento se fortalezca, te darás cuenta, por ejemplo, de quién en tu vida realmente apoya esto dentro de ti y quién no, quién puede realmente alentar esto y quién lo teme, quién realmente confía en esto y quién no.

Muchas personas cuando comienzan su verdadero viaje espiritual descubren con gran conmoción que muchas de sus relaciones de muchos años se contraponen ahora a su principal objetivo y propósito. Y ellas están sorprendidas de cómo puede apreciarse que sean contraproducentes, incluso, amistades de largo tiempo.

A menudo, esto es muy difícil para la persona que comienza porque ella tiene una lealtad natural hacia sus amigos y seres queridos. Pero ganar una mayor lealtad al Conocimiento a veces trae conflictos. Porque aquellas relaciones a las que ellas son leales a menudo frustran o interfieren con su capacidad de ganar confianza e integridad dentro de sí mismas.

Para muchas personas, este es el primer gran obstáculo que superar. Ellas deben superar sus lealtades hacia otras para enfatizar una mayor lealtad al Conocimiento. En otras palabras, en lugar de hacer lo que otras personas quieren que ellas hagan, deben obtener la autoridad interna para hacer lo que ellas saben que deben hacer. Esto puede ser muy desafiante.

Esto es notable cuando comprendes la gran influencia que tus relaciones tienen sobre ti y cuán mucho tú te adaptas a ellas. Acomodarte a otras personas puede ser una necesidad social bajo ciertas circunstancias, pero en el marco del fundamento de tu vida esto impondrá, a menudo, efectos muy perjudiciales.

La mujer y el hombre del Conocimiento, si han progresado lo suficiente, serán capaces de establecer compromisos naturales y fuertes en sus relaciones, pero deben tener la autoridad interna para hacer esto y deben saber cómo se puede hacer de manera responsable y efectiva. Quienes no tengan esa autoridad no pueden hacer compromisos reales con otros. Ellos no están en condiciones de dirigir o determinar sus vidas, por lo cual no pueden entregarse libremente.

Tú tienes que entregarte a ti mismo. Debes conocerte para dirigir tu vida. De lo contrario, tendrás a otras personas y a otras fuerzas dirigiendo tu vida. De hecho, esto está sucediendo a tu alrededor.

Mira a tu alrededor y verás que las personas han cedido la autoridad de sus vidas a sus relaciones con el trabajo, con las personas, con sus hábitos, con sus adicciones, con sus miedos, con sus intereses, con sus preocupaciones, y demás. Y el mundo alienta esto porque, en cierto sentido, las sociedades de todo el mundo quieren que sus poblaciones sean conformes, uniformes y obedientes.

Entonces las personas son debilitadas y son enfatizados sus placeres y sus fobias. Y se les anima a consumir. Y se les anima a creer ciertas cosas y evitar pensar en otras cosas. Esto afecta en gran medida el ambiente físico en el que vives, pero predominantemente se siente al nivel del pensamiento y la creencia.

Ahora entramos en un nuevo medio ambiente, un ambiente en el que las personas rara vez se han aventurado de manera consciente. Muy pocas personas en el mundo se dan cuenta de manera objetiva del efecto de sus pensamientos sobre las demás o del efecto de los pensamientos de las demás sobre ellas.

Sí, ellas se sienten bien con ciertas personas y no con otras, pero no entienden la dinámica de por qué esto es así, ni cómo ellas pueden aprender a lidiar con eso de manera efectiva. Entregarse a esos que te gustan y evitar a los que no te gustan no constituye ningún grado de habilidad o efectividad en el ambiente mental.

Aquí existen dos grandes etapas en el aprendizaje. La primera es comprender cuál es tu ambiente mental en este momento y aprender cómo redirigirlo, o reconstituirlo para que se convierta en un entorno de apoyo, un entorno que respalde la recuperación del Conocimiento, que respalde tu búsqueda de integridad y capacidad reales. Esta primera etapa requiere una tremenda cantidad de reevaluación y ejercer tu propio Conocimiento en vez de solo tu voluntad. La voluntad se ejerce para apoyar ideas y creencias, pero el Conocimiento se ejerce para apoyar la realidad y la relación.

Aquí tu lealtad debe cambiar desde tu lealtad a tus ideas, tu lealtad a tus relaciones y tu lealtad a ciertas tendencias en la sociedad a una mayor lealtad al Conocimiento dentro de ti mismo. Si esto se puede establecer, entonces el Conocimiento te mostrará cómo entregarte al mundo, te mostrará dónde hacer compromisos y te ayudará a discernir aquellas relaciones que merecen tu compromiso y que se benefician de este de una manera efectiva y constructiva.

Pero, cuán difícil es esto. Esta es una lucha, en cierto sentido, porque debes luchar por tu libertad. Y lo que combates principalmente son las ideas que se te han impuesto y que has aceptado. Aquí la lucha es más interna que externa, aunque pueden existir conflictos con otras personas, particularmente aquellas personas que, por su intención o por su ignorancia, frustran el surgimiento del Conocimiento dentro de ti.

Sin embargo, aunque estuvieras aislado y sin contacto con personas, aún verías en la evaluación de tu propio ambiente mental que existe una gran influencia que no proviene de ti. Esta vino de tu familia, vino de tu sociedad, vino a través de tu educación. Algo de esa [influencia] es beneficiosa y otra parte no lo es. Algo de esta te está ayudando en este momento y otra parte no lo hace. Algo de esta te permite ver y saber lo que debes ver y saber y otra parte no.

Aquí existe muchísimo orden y también algo de confusión. Porque tú estás cambiando tu sentido de certeza desde tus ideas hacia el Conocimiento mismo. Estás diciendo: “Mi esencia no es simplemente un conjunto de ideas, creencias o asociaciones”, y te estás moviendo al fundamento real dentro de ti mismo, que está representado por el fundamento del Conocimiento.

La segunda gran etapa de aprendizaje sobre el ambiente mental tiene que ver con aprender como ejercer influencia en el ambiente mental. No puedes ejercer una influencia dentro del ambiente mental de una manera consciente y efectiva a menos que hayas obtenido una cierta cantidad de control sobre el ambiente mental en el que tú mismo funcionas.

Desarrollar este control requiere enfocarse en tu propio pensamiento y en las relaciones con las que tienes una interacción y una participación inmediata. Tú no puedes contrarrestar el ambiente mental del mundo entero. No puedes contrarrestar el ambiente mental de la ciudad en la que vives. Y quizás ni siquiera puedas contrarrestar el ambiente mental de tu familia o de tu grupo cercano de relaciones. Pero puedes establecer tu propio ambiente mental dentro de este, y se te alienta a asumir esta responsabilidad y a obtener el poder para hacerlo.

Aquí puedes ver una diferencia importante entre la enseñanza de la Espiritualidad de la Comunidad Mayor y el Camino del Conocimiento de la Comunidad Mayor, y muchas otras enseñanzas espirituales, que te alientan a renunciar a este sentido de autoridad, a renunciar a este sentido de responsabilidad sobre el manejo de tu propia mente y de tu cuerpo. Ellas te alientan a rendirte: rendirte a las ideas, rendirte a las creencias, rendirte a las convenciones o rituales, o rendirte al Creador, o a la fuerza y ​​al espíritu del Creador.

Esta diferencia crea una considerable confusión, ya que las personas no están seguras de cuál es su responsabilidad. No están seguras de a qué deben entregarse ni de qué deben contenerse. Permítenos aclarar esto.

Para convertirte en una mujer o un hombre del Conocimiento, para convertirte en un Ser espiritualmente realizado dentro de la vida física, debes reclamar la autoridad sobre tus propios asuntos. El Creador no hará esto por ti, porque el Creador te ha dado el Conocimiento para que tú mismo puedas hacerlo.

Aquí debes ser el capitán de tu propio barco. No puedes dejar que los vientos y las corrientes determinen cómo navegas, si navegas, y qué llevas a bordo. Sí, utilizas los vientos y las corrientes, pero debes obtener autoridad sobre tu propio barco para aprender a hacerlo. El capitán del barco no permite simplemente que los vientos y las corrientes lleven su barco a donde sea. En vez de eso, ella o él deben aprender a controlar estas fuerzas y usarlas para obtener dirección y moverse dentro del mundo.

Aquí existe una forma práctica de control, pero no pretendes ser el maestro, porque el Conocimiento es el maestro y el Creador es el maestro. Pero ellos solo pueden trabajar a través de ti si tú has desarrollado fuerza y ​​capacidad. Si eres imprudente o irresponsable respecto a tus interacciones físicas o mentales, el Conocimiento no emergerá dentro de ti, porque no estarás listo.

El Creador no te llamará al servicio, porque no estarás listo. No se te dará mayor comprensión, mayor capacidad, mayores habilidades porque no estarás listo. Por eso, el estudiante del Conocimiento se prepara ganando capacidad en sus asuntos con los demás, en sus implicaciones en el mundo y en el desarrollo de su propio ambiente mental.

Ahora, cuando digo desarrollar tu propio ambiente mental, ¿qué significa realmente esto? ¿Significa que pones fotos bonitas en tus paredes y tocas música hermosa todo el día? ¿Significa que quemas incienso y solo tienes cosas agradables para sentir, oler y experimentar? No, no significa eso.

Significa que aprendes a despejar el camino hacia el Conocimiento. Significa que creas un ambiente mentalmente propicio dentro de ti y en tus circunstancias inmediatas para que el Conocimiento emerja dentro de ti y se exprese a través de tu vida.

Aquí debes abrir las cosas, aclarar las cosas, aprender a reconocer y neutralizar las influencias negativas, aprender a reconocer el grado en que has sido condicionado y afectado por la sociedad y por tus relaciones, y ajustarlo en consecuencia para que tengas la libertad y la oportunidad de encontrar esta mayor Inteligencia dentro de ti y permitir que emerja dentro de tu mente y dentro de tu vida.

Dentro de este breve capítulo, no intentaremos describir todas las dinámicas del desarrollo de habilidades en el ambiente mental, ya que es un tema muy grande y requerirá una presentación mucho más larga. Pero, aquí es importante que comprendas que tienes una responsabilidad respecto a lo que piensas y a lo que haces, y asumes la responsabilidad de ello.

El hecho de que puedas sentirte influido por fuerzas mayores que tú, fuerzas internas y fuerzas externas, no niega el hecho de que tienes un cierto ámbito de responsabilidad. Si no reclamas esta responsabilidad, entonces otras fuerzas y poderes lo reclamarán por ti. Permítenos explicar lo que Nosotros queremos decir.

Es una verdad fundamental en el universo, en la Comunidad Mayor en la que vives y dentro del mundo en el que vives, que, si no reclamas autoridad sobre tu vida, entonces otros la reclamarán por ti. Si no asumes esta responsabilidad, y si no obtienes la sabiduría, la fuerza y ​​la habilidad necesarias que se requieren, tú simplemente aceptarás otras fuerzas. Estas otras fuerzas pueden ser una persona dominante en tu vida, pueden ser un conjunto dominante de circunstancias y relaciones, pueden ser las creencias e ideales predominantes de tu cultura o tu religión, y pueden ser fuerzas de la Comunidad Mayor.

Igual que los gobiernos de todo el mundo quieren mantener a sus poblaciones conformes y obedientes, también las presencias de la Comunidad Mayor en el mundo actual, esos que están interactuando en los asuntos humanos, quieren influir en el pensamiento de la humanidad, quieren dirigir el interés y la energía humana.

Aun así, cuando tú tienes habilidad en el ambiente mental, reconoces que el ambiente mental brinda la mayor oportunidad de ejercer influencia y producir los resultados que tú deseas obtener.

Los visitantes de la Comunidad Mayor en el mundo actual que están interactuando en asuntos humanos no quieren destruir a la humanidad, no quieren eliminar a la humanidad, no quieren reemplazar a los seres humanos por ellos mismos, porque eso no es práctico. Más bien, ellos querrían que las personas respondieran a sus ideas, mientras ellos mismos se ocultan como emisores de estas influencias para que los seres humanos aprendan oportunamente a trabajar acorde a cómo los visitantes quieren que trabajen, para producir recursos y habilidades, y producir los materiales biológicos y genéticos que los visitantes están buscando.

Para que esto sea posible, las personas deben volverse conformes. Ellas deben [creer] en algo que sea al menos favorable a los objetivos que los visitantes quieren crear para sí mismos. Esto se vuelve muy sutil en su dinámica, pero es importante que sepas que, si no reclamas autoridad y capacidad en tu propio ambiente mental, si no aprendes a asumir la responsabilidad de lo que sucede dentro de tu propia mente y de tu propio comportamiento, entonces naturalmente consentirás, no de una sola vez sino gradualmente. Simplemente serás movido por fuerzas que posiblemente no puedas entender. Y serás movido, ya sea que consientas felizmente o que aceptes con gran enojo y resentimiento.

¿Cómo empiezas? Comienzas aprendiendo El Camino del Conocimiento. Comienzas por ganar una base dentro de esta profunda y misteriosa parte de ti mismo. Comienzas por comprender que no eres libre y que quieres ser libre, no solo libre de restricciones externas, sino también espiritualmente libre, mentalmente libre, libre para pensar, libre para dirigir tu energía, no según los dictados o la voluntad de otros, sino de acuerdo con la realidad y la autoridad del Conocimiento dentro de ti.

Comienzas con esta comprensión. Aquí comprendes que tú realmente no entiendes el ambiente mental. Realmente todavía no entiendes qué es el Conocimiento o qué puede hacer este por ti y por el mundo. Pero al menos eres consciente de que estos existen, y tienes una cierta comprensión inicial que te permitirá continuar. Dentro del alcance de este capítulo y este libro, deseamos darte esta comprensión inicial.

Ahora, muchas personas podrían decir: “Bueno, ya sé sobre estas cosas. ¡Yo sé que las personas me influyen, y estoy tratando de detenerlo! Pero si esa es tu respuesta, esta no reconoce aun la imagen real. Volverse desafiante y enojado no significa que realmente estés desarrollando habilidades y responsabilidades dentro de tu propio ambiente mental.

Es fácil enojarse y arremeter contra las fuerzas que puedes reconocer que están influyendo en todos a tu alrededor, tales como las instituciones, los gobiernos, las religiones o los poderes financieros dentro de tu cultura. Pero esto no significa que estés reclamando capacidad y responsabilidad.

Convertirse en rebelde no te da el poder de crear, y es el poder de crear lo que Nosotros queremos enfatizar aquí. Porque si vas a entrar en la segunda etapa de desarrollo para ganar destreza y habilidad en el ambiente mental, debes tener el poder de crear, y lo que crearás no será un producto de tu imaginación. No será un producto de tus deseos o tus fantasías, sino que, si en realidad se entiende y realmente se gana, será la creación del Conocimiento dentro de ti. Y aquí tu mayor realidad comenzará a emanar a través de tu vida.

Ahora, es sorprendente que las personas de tu mundo que han adquirido este tipo de habilidades a menudo estén ocultas o retiradas dentro de sus propias sociedades. Tú podrías pensar que, si tuvieras esta habilidad, saldrías y dejarías que tu luz brillara para todos, pero eso no es sabio. Así no es cómo funciona el Conocimiento.

El Conocimiento no te sobrepasa ni te domina. El Conocimiento te llama. Está oculto dentro de ti. No hace un gran espectáculo. Solo si tu vida se ve amenazada o si estás en grave peligro, este se ejercerá por completo y se manifestará en tu mente para rebasar tus acciones y rescatarte. Pero en todas las demás circunstancias, permanece aparentemente oculto, distante, misterioso y, sin embargo, una fuerza siempre presente dentro de ti.

La mujer y el hombre del Conocimiento se vuelven así en el mundo: presentes, efectivos, pero ocultos. ¿Por qué esto es así? Porque existe mucha adversidad en el mundo. Las instituciones, las actitudes predominantes y todos aquellos que creen en ellas y cuyas mentes están determinadas por ellas, temerán al Conocimiento e incluso podrán oponerse activamente a sus expresiones.

En toda la Comunidad Mayor, excepto en aquellas comunidades del Conocimiento, los individuos librepensadores son reconocidos como una amenaza, como algo a vigilar, como algo de lo que sospechar, porque ellos están ejerciendo un poder mayor que el gobierno, un poder mayor que el poder de las instituciones. Tienen un poder mayor que los más grandes gobernantes individuales que viven dentro de la Comunidad Mayor. Solo en una comunidad del Conocimiento se alentará su ejemplo y podrá brillar libremente, pero incluso estas comunidades están relativamente ocultas dentro del conjunto de la Comunidad Mayor.

Como dijimos al comienzo de Nuestro libro, esto puede ser decepcionante para muchas personas que pensaban que las razas avanzadas representaban una especie de reino espiritual, una realidad espiritual sin conflicto, sin codicia, sin manipulación. Pero esto es confundir tu Antiguo Hogar con la realidad física. Hacer eso, siempre es un error.

El hecho de que el ambiente mental sea intensamente utilizado y manipulado dentro de la Comunidad Mayor produce un mayor requerimiento para desarrollar habilidades dentro del ambiente mental, para ti y para otros que tienen inclinaciones espirituales reales.

No obstante, al principio harás esto por ti mismo. Lo harás por ti mismo porque quieres ser libre. Lo harás por ti mismo porque no quieres tener trabas. Lo harás por ti mismo porque querrás conocer tu propio corazón. Harás esto por ti mismo porque quieres tener tu propia vida. No quieres simplemente ser inconscientemente gobernado por fuerzas que ni siquiera puedes reconocer ni comprender.

Aquí llegas a reconocer que existe una gran adversidad. Existen grandes obstáculos en la vida para reclamar este poder y esta habilidad. Aunque los Invisibles te cuidan y te alientan, aunque tienes grandes aliados espirituales dentro y fuera del mundo, tú aún vives en un mundo donde el Conocimiento no se conoce, donde el Conocimiento no se valora.

Es un mundo de leyes y convenciones, de codicia y poder, pero también es un mundo de bondad, un mundo de belleza y oportunidad. Pero la bondad, la belleza y la oportunidad deben lidiar con todas las fuerzas que se les oponen y con todos los problemas que estas otras fuerzas han creado para el conjunto de la humanidad.

Por lo tanto, no seas un soñador. Hazte potente. Obtén esta capacidad para revisar objetivamente tus propios pensamientos e inclinaciones, y ver si estos provienen del Conocimiento o son simplemente el producto de tu exposición a la cultura y a las convenciones.

¿Cómo podrás hacer eso? Podrás hacerlo aprendiendo los Pasos al Conocimiento. No puedes simplemente hacer que esto suceda de la noche a la mañana. ¿Cómo puedes deshacer todos tus años de existencia con algunas simples técnicas o simplemente queriendo hacerlo? Debes tener la metodología. Debes tener la comprensión correcta. Debes tener el enfoque correcto.

Tu estudio de El Camino del Conocimiento te dará todo esto. Te dará tu autoridad interior. Y te dará todas las responsabilidades y todos los desafíos que esto conlleva. Te enseñará sobre el ambiente mental porque te llevará al Conocimiento.

Aquí verás que dentro de tu ambiente mental y dentro de los ambientes mentales a los que puedas estar expuesto, donde quiera que vayas, existen fuerzas que fomentan la expresión del Conocimiento y existen fuerzas que se oponen a este. Como hemos dicho, no existen fuerzas neutrales dentro del ambiente mental. Todo ayuda o dificulta tu expresión y tu experiencia de esto.

De esas fuerzas que se oponen al surgimiento del Conocimiento dentro de ti, muy pocas son verdaderamente malvadas. Muchas personas se oponen a la expresión del Conocimiento simplemente porque no saben que el Conocimiento existe, y tienen miedo de sus propias inclinaciones internas. Tienen miedo de zarandear el bote. Tienen miedo de desafiar sus lealtades a personas, a organizaciones y a creencias. Tienen miedo de ser libres. Tienen miedo a los riesgos. Tienen miedo por lo que ellas creen que perderán.

No obstante, existen fuerzas que están decididas a mantener a la humanidad obediente, débil e indulgente. Existen individuos comprometidos con esto. Existen organizaciones comprometidas con esto. Ellos ejercen una gran influencia en el ambiente mental de naciones enteras, en el pensamiento de poblaciones enteras. Buscan manipular las debilidades e inclinaciones humanas para su propio beneficio.

Esta manipulación del ambiente mental ha estado sucediendo dentro de las sociedades humanas a lo largo de su historia, ahora bien, actualmente existen grandes fuerzas en el mundo que tienen mayores poderes y habilidades dentro del ambiente mental. Como hemos dicho, estas centrarán su atención en los gobiernos e instituciones que tienen el mayor efecto sobre la población humana. Y enfocarán su intención y su interacción sobre individuos en todas partes que sean vulnerables y que tienen ciertos dones y sensibilidades que ellas están buscando para sí mismas.

En este punto, podrías estar pensando: “¡Oh, Dios mío!, ¡esto es demasiado para mí! No creo que pueda pensar en todas estas cosas. ¡Es abrumador! Pero escucha. No es abrumador. Es parte de tu experiencia en este momento.

Nosotros te estamos dando el poder, la autoridad y el propósito para ganar las habilidades que necesitas, para ganar el entendimiento que tú debes tener para llegar a ser, a hacer y a expresar lo que tú viniste aquí a ser, a hacer y a expresar: para ser tu verdadero Ser, para encontrar tu gran armonía interior, para hacer una contribución positiva al mundo, y para dar cuenta de tu naturaleza inherente y de tu asociación con tu Familia Espiritual.

El Conocimiento representa tu mayor deseo y tu mayor necesidad. El hecho de que no lo experimentes actualmente evidencia por sí mismo que vives en un entorno que frustra este descubrimiento y no lo respalda, de que tú en el pasado te has involucrado en relaciones que no pueden apoyar el surgimiento del Conocimiento y que podrían oponerse activamente a este, si buscas convertirte en un estudiante.

Te estamos dando poder para lidiar con las influencias en tu vida actual, para comprender estas influencias y obtener una mayor autoridad sobre tu vida y tus asuntos. Esto no es demasiado para ti. Has sido condicionado para pensar que eres débil e ineficaz. Te han condicionado a pensar que puedes hacer muy poco y que simplemente debes dejar seguir las cosas como están. Te han condicionado a pensar que tienes muy poca autoridad interna y que lo mejor que puedes hacer es intentar sentirte cómodo y evitar problemas.

Pero debes superar este condicionamiento. Debes romper con eso. Esto es generalizado en el mundo actual, y lo será cada vez más en el futuro a medida que las presencias de la Comunidad Mayor en el mundo busquen pacificar a la humanidad y hacerla aún más conforme y obediente, para que sea aún más vulnerable al control y la manipulación dentro del ambiente mental.

Esta es una llamada para que despiertes. Este libro es un llamado a despertar. Debes despertar para lograr lo que viniste aquí a lograr. Vives simultáneamente en un ambiente físico y en un ambiente mental. Dentro de estos dos entornos existen fuerzas que te afectan y, aun así, puedes también ser efectivo en ambos ambientes.

Comprométete con el Conocimiento. Despeja el camino para que el Conocimiento emerja dentro de tu vida. Ajusta tu pensamiento y tu interacciones con otras personas para que esto sea posible, y hablarás con una autoridad que es más grande que el mundo. Tendrás una autoridad que es más sustancial, más completa y universal que cualquier poder, que cualquier institución, que cualquier gobierno que puedas encontrar en el mundo o en la Comunidad Mayor.

El Creador te ha dado esta autoridad, pero depende de ti recibirla y aprender lo que esta significa, y dar los pasos hacia su reclamación y su expresión. El Creador no puede hacer eso por ti. Los Invisibles que te cuidan no pueden hacer esto por ti. No renuncies a esta responsabilidad. Esta es tu responsabilidad.

Eso es lo que te hará fuerte. Esto es lo que te hará competente. Esto es lo que te permitirá desarrollar el discernimiento y la discreción. Esto es lo que refinará tu percepción. Esto es lo que te enseñará cómo aprender lo que es positivo y útil, y lo que no lo es, tanto dentro de su propia mente como en el mundo que te rodea.

Te conviertes en una mujer o un hombre del Conocimiento siguiendo los Pasos al Conocimiento. Hay muchos pasos. Cada uno es importante. Cada uno prepara para el siguiente. Al igual que escalando una gran montaña, no vas de abajo hacia arriba en unos pocos saltos gigantes. Del mismo modo, el Creador no viene y te eleva hasta la cima. No.

Tú debes hacer el viaje. Este es el viaje que te hará fuerte. Es el viaje que te hará sabio. Es el viaje que te dará lo que realmente necesitas y lo que realmente deseas. Y como al subir a una montaña, tendrás que dejar atrás a esas personas y esas situaciones que no pueden apoyar tu viaje y que no pueden permitirlo.

Aquí reclamas autoridad dentro de ti mismo, y aquí te haces responsable, o capaz de responder, a tus inclinaciones más profundas. Aquí eres un estudiante de Conocimiento, lo sepas o no. Aquí estás aprendiendo los pasos esenciales, lo sepas o no.

Algún día, tarde o temprano, necesitarás una preparación formal, porque no hay mucho que puedas hacer por ti mismo. No puedes entrenarte a ti mismo. No puedes llevarte a donde nunca has ido. No puedes prepararte a ti mismo para un mayor conjunto de habilidades para vivir en una realidad mayor.

Para eso necesitas ayuda. Necesitas un método de estudio. Necesitas una práctica espiritual. Y necesitas relaciones verdaderas que puedan apoyarte y asistirte.

El Camino del Conocimiento de la Comunidad Mayor se ha dado para permitirte hacerlo. No es posible convertirte en una mujer o un hombre del Conocimiento y no aprender sobre el ambiente mental, y no obtener autoridad y competencia ahí. Esto sucederá para ti, pero debes seguir los pasos. Esa es tu responsabilidad.

Existen grandes necesidades en el mundo actual, mayores de lo que tú crees. Existen grandes fuerzas en el ambiente mental que buscarán dominar a la humanidad y lo están haciendo en este momento. Existe una gran necesidad de que las mujeres y los hombres del Conocimiento mantengan el Conocimiento vivo y empoderen a otros para que la humanidad pueda mantener su integridad y su autodeterminación a medida que emerge en un universo más grande y más complicado.

Hay una gran llamado en el mundo ahora. Puedes sentirlo dentro de ti mismo. No está llamando por algún otro. Está llamándote. No mires por encima del hombro y digas: “Bueno, ¡alguien debería responder mejor a esto!” Eres tú.

Eres el que responde al llamado al Conocimiento. Eres el que responde a la irrupción del mundo en la Comunidad Mayor. Esto representa una receptividad más profunda y una mayor responsabilidad dentro de ti. Honra esto. Apóyalo. Es de la mayor importancia.