Ve y escucha la reciente conferencia en línea en español con Marshall, Reed y Patricia aquí

Desarrollar una mayor honestidad


Como le fue revelado a
Marshall Vian Summers
el 6 de febrero de 1997
en Boulder, Colorado, Estados Unidos

Texto original: Developing Greater Honesty

Escucha el audio original aquí (en inglés): no disponible

Más información sobre este texto


Lo que estás leyendo en este texto es la transcripción de la voz original de la Asamblea Angélica hablando a través del Mensajero Marshall Vian Summers.

Aquí, la comunicación original de Dios, que existe más allá de las palabras, es traducida al lenguaje y el entendimiento humanos por la Asamblea Angélica que supervisa el mundo. La Asamblea después entrega el Mensaje de Dios a través del Mensajero, tras lo cual es transcrito y puesto a tu disposición y a disposición de todos.

En este extraordinario proceso, la Voz de la Revelación está hablando de nuevo. La Palabra y el Sonido están en el mundo. Que puedas ser el receptor de este regalo de Revelación y puedas estar abierto a recibir su Mensaje único para ti y para tu vida.




Nota a los lectores:
Esta traducción fue provista a la
Society por estudiantes del Nuevo Mensaje que se han ofrecido voluntariamente a traducir el texto original en inglés. La publicamos en esta forma inicial para que todo el mundo tenga una oportunidad de interactuar con una porción del Nuevo Mensaje en un su propio idioma.

Es necesario que hablemos sobre la honestidad en el contexto de la preparación para la Comunidad Mayor y aprender cómo seguir y vivir el Camino del Conocimiento. Se podría decir que la experiencia del Conocimiento es la experiencia de una profunda honestidad. Esta es el resultado de querer conocer la verdad más allá de todas las demás consideraciones. Se podría decir que aprender El Camino del Conocimiento es aprender el camino de la honestidad, yendo más allá de la honestidad de lo que sientes y piensas hacia la honestidad de lo que realmente sabes.

Para empezar, [tú] debes ser honesto con [tus] inclinaciones, al menos en la medida en que te des cuenta de que debes ganar una mayor libertad, habilidad y participación en la vida. Debes tener esta honestidad justo para comenzar. Muchas personas no tienen aún está honestidad. Tú debes tener una gran honestidad para ser capaz de ver la presencia de la Comunidad Mayor en el mundo y para ganar el punto de vista para ver lo que es realmente esta y lo que verdaderamente está sucediendo.

En este libro, no te damos todas las respuestas. No te contamos todo, porque existen ciertas cosas que debes averiguar por ti mismo. Porque Nosotros no queremos engendrar creencias. Queremos engendrar Conocimiento.

Es suficiente que sepas que ustedes tienen competidores en el mundo que están rivalizando por el control de este mundo, que están estableciendo influencia aquí y que están cumpliendo sus propios objetivos y mandatos haciendo esto. Ellos no son parte de vuestra cosmología espiritual. Son solo seres sintientes de otro mundo. De hecho, representan a varios grupos de seres sintientes de otros mundos que están aquí para encontrar recursos y establecer alianzas.

Para saber más, debes profundizar tú mismo. Abrimos la puerta, pero debes pasar. No es necesario que sepas sus nombres ni de qué mundo proceden. Eso no tendría sentido en este momento. Esa información está reservada para el estudiante serio del Conocimiento.

¿Por qué retenemos esta información? Porque valoramos tu integridad y queremos que desarrolles tu integridad. Valoramos tu potencial de honestidad y queremos que desarrolles tu honestidad. Valoramos tu fuerza y ​​tu determinación, y queremos que desarrolles tu fuerza y ​​determinación. De otra forma, leerías este libro y tendrías un nuevo conjunto de cosas en las que creer. Pero no es la creencia lo que estamos buscando engendrar o embellecer aquí.

Necesitas cierta perspectiva, eso es cierto. Necesitas cierta orientación para mirar en la dirección correcta. Nosotros estamos apuntando en la dirección correcta. Te estamos dando la orientación. Pero tú debes hacer el viaje. No basta simplemente con conocer la presencia de la Comunidad Mayor o aceptar la posibilidad de que estén aquí. Debes llegar a saber lo que realmente significa esto.

Nosotros estamos promoviendo el Conocimiento, no solo las ideas, pero las ideas son necesarias para llevarte al Conocimiento, para apuntarte en la dirección correcta, para llevarte al umbral del Conocimiento. Este es el mejor servicio que las ideas pueden ofrecerte. Pero más allá de este umbral, las ideas no pueden ir. Te aventuras [adelante], sin una sólida construcción de ideas, en el ámbito puro de la experiencia del Conocimiento.

Para llegar allí, debes ser realmente honesto contigo mismo. Esto es necesario para involucrarte en el proceso de discernir lo que quieres de lo que sabes. Puede que estés familiarizado con lo que quieres, pero ¿sabes lo que realmente quieres? ¿Sabes qué es realmente esencial para tu Ser? ¿Sabes qué te ha traído al mundo? ¿Sabes lo que debes realizar aquí?

Puede que tengas ideas sobre estas cosas, pero ¿realmente las sabes? Puedes decir: “Bueno, estoy aquí para traer paz. Estoy aquí para ayudar a las personas”, pero esas son solo generalizaciones. Tu propósito al venir aquí es más específico que eso. Tu misión estando aquí es más específica que eso.

Sabemos que aún no conoces estas cosas completamente. Si eres honesto contigo mismo, reconocerás que aún no sabes estas cosas. Eso es bueno. Es bueno ser tan honesto. Es bueno tener una evaluación honesta. Es bueno saber lo que sabes y lo que no sabes. Quizás solo sepas algunas pequeñas cosas. Tal vez solo tengas algunas piezas del rompecabezas, algunas pistas sobre el misterio, pero eso es suficiente para comenzar.

El problema es cuando las personas piensan que saben lo que realmente no saben, porque no pueden distinguir entre sus ideas y lo que realmente conocen. No pueden distinguir entre su mente pensante y su Mente que sabe.

Algunas personas dicen: “Bueno, yo soy muy intuitivo”, pero no se trata de eso. Ser intuitivo es simplemente ser más sensible. No significa que hayas encontrado la realidad del Conocimiento dentro de ti. No significa que te hayas acercado lo suficiente al Conocimiento para saber qué es el Conocimiento y lo que está intentando hacer en tu vida. No te has acercado lo suficiente al Conocimiento para comprender que el Conocimiento y quien tú eres realmente, son lo mismo.

Todas estas comprensiones representan tremendos umbrales en El Camino del Conocimiento. Cualquiera que dé los Pasos al Conocimiento se acercará a estos umbrales, y existen más de uno. Cada umbral requerirá una mayor honestidad y una autoevaluación más clara.

Al principio, existe una considerable confusión, pues, aunque sabes algo que es real dentro de ti y sabes que tienes algo importante que hacer en la vida, tú no quieres ser supersticioso. No quieres tener ideas locas. No deseas que tu enfoque sea meramente egoísta. No deseas ser gobernado por el miedo o la ambición.

Por eso, no estás seguro de estar haciendo lo correcto, no sabes a dónde te lleva y no sabes lo que esto requerirá, pero tienes la honestidad. Tienes la respuesta para ti mismo, la capacidad de respuesta al Conocimiento, para dar el siguiente paso. El Conocimiento solo te pide que des el siguiente paso. No te pide que comprendas lo que no puedes comprender, que logres lo que aún no puedes lograr o que seas lo que aún no puedes llegar a ser. Solo te pide que des el siguiente paso.

Sin embargo, muchas personas no tienen la confianza en sí mismas para simplemente dar el siguiente paso. Ellas quieren conocer todo el panorama, y como el Conocimiento no les revelará todo, ellas lo inventan por sí mismas o lo recaban de los inventos de otras personas. Llenan todos los espacios con sus ideas y sus creencias hasta tener una explicación completa.

Quizás tú mismo lo hayas hecho, hasta cierto punto. Ciertamente puedes recordar haber hablado con alguien que parecía tener todas las respuestas, pero ¿realmente lo sabía? Quizás eran muy firmes en su convicción, quizás sentían muy fuertemente lo que estaban viendo y sintiendo, pero ¿realmente lo sabían? ¿Fueron ellas lo suficientemente honestas consigo mismas para saber la diferencia entre lo que creían y lo que sabían?

Estarás con personas que incluso dicen: “¡Sé que esto es cierto! Esta es la verdad. ¡Lo sé!” Pero si reflexionas sobre esto detenidamente, es posible que veas que realmente no lo saben, pero defienden sus ideas incluso con la vida. Las personas darán su vida por sus ideas, ¿te imaginas? ¿Sacrificas tu vida por una idea?

Entregar tu vida por algo real, genuino y permanente, sí, eso puede tener mérito en circunstancias extremas, pero ¿dar tu vida por una idea? A menos que esa idea esté imbuida por el Conocimiento, esta no tiene realidad. Incluso si todos creen en ella y confían en ella, sin el Conocimiento, no tiene realidad.

Estas cosas de las que estoy hablando representan comprensiones. Cada comprensión es un umbral en sí mismo, pero a lo largo de la vida existen grandes umbrales por los que debes pasar si quieres darte cuenta de quién eres y por qué estás aquí.

Estos grandes umbrales requieren una tremenda autoevaluación y reevaluación. Llevan la honestidad a un nivel completamente nuevo, porque no es suficiente admitir lo que piensas, sientes o crees. La gran honestidad es sentir lo que sabes. Es estar unido a lo que sabes. Para unirte a lo que sabes, debes volverte consciente de lo que sabes. Debes aceptar lo que sabes. Debes discernir lo que sabes de las otras preocupaciones en tu mente, de las otras fuerzas en tu mente, y de toda la persuasión y el condicionamiento que te han moldeado y formado hasta ahora.

Aquí hay un tremendo proceso de clasificación. Es como revisar tu armario en casa con el compromiso de conservar solo lo que realmente se está usando y es realmente útil y verdaderamente valioso. Te deshaces de todo lo demás. Y puedes terminar con un armario bastante vacío, pero eso crea espacio para que sucedan cosas nuevas.

Cuando aprendes a ordenar tu mente, lo cual solo se puede hacer por etapas, creas mucho espacio en tu mente. Tu mente ya no está llena hasta el tope de ideas, creencias y recuerdos. Has ordenado las cosas porque en cada umbral debes ordenar las cosas aún más. Y al practicar El Camino del Conocimiento, aprendes a quedarte quieto a la par que con el tiempo las cosas que ahora no son reales o que no son significativas para ti simplemente desaparecen. Esto crea mucho espacio y apertura en la mente, mucho espacio y apertura para que el Conocimiento lo llene.

Desde el principio, es una comprensión aleccionadora para el estudiante principiante del Conocimiento —y todo el que comienza la preparación en el Conocimiento es un estudiante principiante del Conocimiento— que mucho de lo que crees, mucho de lo que idealizas y mucho a lo que das tu energía. realmente no es tan importante.

La sensación de pérdida que esto puede generar se puede compensar inmediatamente con el hecho de que tendrás la oportunidad de ponerte en contacto con lo que es realmente importante, de sentir lo que es realmente significativo, de identificar lo que es verdaderamente valioso. Es al hacer esto que finalmente comienzas a sentirte significativo. Empiezas a sentirte valioso, porque la experiencia que tienes de ti mismo es el resultado de aquello con lo que te identificas y a lo que te entregas.

Si te entregas a pequeñas cosas, te sentirás pequeño. Si te entregas a grandes cosas, te sentirás grande. No hay forma de evitar esto. Si te sientes inadecuado, si sientes inadecuada tu vida, es porque necesitas identificarte con cosas más grandes dentro de ti y entregarte a cosas más grandes en la vida. Una receta simple, pero no fácil de lograr. ¿Por qué no es fácil de lograr? Por este tema de la honestidad.

Aquí es necesario darse cuenta de que existen dos mentes dentro de ti. Está la mente con la que piensas y está la Mente con la que sabes. Nuestro énfasis es llevar tu mente pensante junto a la Mente que sabe, al servicio de la Mente que sabe, porque esa es la verdadera relación de la mente pensante con el Conocimiento. Y esto es lo que le da a tu mente pensante una verdadera eficacia y valor.

Pero hasta que se descubre el Conocimiento, la mente pensante parece ser la única mente, y esto establece todo un mecanismo de defensa para protegerse de la destrucción, de la incertidumbre, de la invalidación y de la desesperanza. Esta es débil y falible, por lo que intenta construir grandes defensas contra la vida. Pero esta no es quien realmente eres.

Necesitas la mente pensante para negociar con el mundo físico y funcionar dentro del entorno mental, pero la mente pensante es realmente un mecanismo para servir a una Mente y una realidad superiores dentro de ti. A medida que aprendes a identificarte con la realidad mayor, aprendes a ver que la mente es un medio. Aprendes a ver que es algo temporal. No es eterna y solo es relevante aquí para tu vida en este mundo, en este momento.

Cuando dejes este mundo y regreses a tu Familia Espiritual, no necesitarás esa mente pensante, pero en este momento sí necesitas una mente pensante. Entonces, la pregunta importante es: “¿A quién sirve esta mente pensante?” Ella se sirve a sí misma o sirve a otra persona o sirve al poder mayor del Conocimiento, porque la mente pensante sólo puede servir.

Esta es una gran verdad en El Camino del Conocimiento y además liberadora, porque con esta comprensión, puedes cambiar la lealtad de tu mente. Al cambiar la lealtad de tu mente, comprendes que no eres tu mente, que eres más grande que tu mente. ¿Cómo podría cambiarse la mente si ella fuera todo lo que eres?

Tu mente se transformará a medida que aprendes El camino del Conocimiento. No será negada. No será repudiada. No será destruida. No será condenada ni difamada. Se volverá a emplear. Será transformada. Se convertirá en un gran instrumento de comunicación. Este es el propósito y valor máximo de la mente.

Cuando la mente sirve al Espíritu, entonces el cuerpo puede servir al Espíritu y todo sirve al Espíritu. Esta es una transformación completa de tu experiencia.

Su realidad fundamental es la honestidad. Puedes ser honesto con tu mente. Puede ser honesto con otra persona y con su mente. ¿Pero puedes ser honesto con el Conocimiento? Esto significa que lo que dices, lo que piensas y lo que haces, no viola el Conocimiento.

La única forma en que tú puedes tener esta experiencia es seguir los Pasos al Conocimiento, aprender a recibir el Conocimiento y experimentar el Conocimiento, y aprender a reconocer qué es realmente el Conocimiento y por qué está aquí. No existe otra vía.

Fundamentalmente, toda práctica religiosa, todo enfoque espiritual debe estar en la recuperación del Conocimiento. Nosotros lo expresamos en estos términos para que lo entiendas más claramente y puedas verlo sin todas las condiciones y preocupaciones de la religión tal como se la conoce en el mundo.

La espiritualidad natural es el Conocimiento. La esencia de la vida espiritual es vivir una vida de Conocimiento. Aquí lo que crees, lo que piensas, cómo evalúas, lo que percibes, lo que eliges se convierte en un gran instrumento del Conocimiento dentro de ti. Aquí emerge tu verdadero Ser y este es capaz de usar el vehículo de tu mente y el vehículo de tu cuerpo para dar grandes cosas al mundo. Entonces, cuando hayas terminado, vas a casa con tu Familia Espiritual y has acabado.

La enseñanza del mundo sobre la iluminación espiritual está llena de errores. Si bien es cierto que debe haber grandes avances en la vida, y esto podría representar una experiencia iluminadora, el verdadero estado de iluminación está más allá del mundo.

Estás aquí para contribuir, no para ganar recompensas para ti mismo, pero recibirás grandes recompensas a medida que encuentres la naturaleza de tu contribución y aprendas cómo experimentarla y expresarla con sabiduría en la vida.

¿Qué es la iluminación en el mundo? Incluso si fueras capaz de crecer más allá de todas las limitaciones de la experiencia humana, seguirías siendo un principiante en la Comunidad Mayor. Eso es como graduarse de la escuela secundaria e ir a la escuela superior. Sí, te has graduado, pero ahora te encuentras en una nueva clase, donde eres el principiante.

Por eso estamos enseñando El Camino del Conocimiento de la Comunidad Mayor, porque necesitas una educación tanto en la espiritualidad mundana como en la espiritualidad de la Comunidad Mayor. Solo existe una Enseñanza que puede prepararte para esto y brindarte juntas esta educación, y ahora ellas deben ir juntas porque el mundo está emergiendo en una Comunidad Mayor.

La sabiduría humana por sí sola no es suficiente. Aprender a funcionar sabiamente en los asuntos humanos, aunque es muy valioso y rara vez se logra, no es suficiente, porque la humanidad ya no está sola. Este es su gran problema. Ésta es su gran oportunidad. Este es su gran requerimiento. Ésta es su gran necesidad.

Leer este libro, será un ejercicio de honestidad para ti. Aclaremos lo que esto significa. La verdadera honestidad es rendir cuentas al Conocimiento. Sin embargo, debido a que el Conocimiento es tan desconocido en el mundo, esta es una definición muy difícil de usar. Pudieras leer este libro y pensar: “No puedo relacionarme con esto. No me relaciono con estas ideas. No estoy de acuerdo con estas ideas”.

Algunas personas leerán este libro y tendrán esa respuesta. Dirán: “No estoy de acuerdo con esto. No me identifico con esto”, pero ¿qué están diciendo realmente? Lo que ellas realmente están diciendo es que no pueden relacionar sus viejas ideas con esta nueva información. Están diciendo: “Esta nueva información no se correlaciona con mis ideas actuales o con mi experiencia actual”.

Esto debería ser una motivación para descubrir. Esto debería ser una motivación para moverse a un nuevo territorio y aprender cosas nuevas. Pero lo que suele pasar es que las personas usan esto como una excusa para descartar la nueva información, para evitar tener la nueva experiencia. En lugar de decir: “Necesito aprender esto. No he aprendido esto todavía, y necesito aprender esto”, dicen, “Bueno, no me identifico con esto”, y entonces pasan de largo.

Rendir cuentas a tus ideas no es honestidad. Eso es engaño. Debes rendir cuentas a algo superior dentro de ti, que te motivará a ir más allá de tus ideas, a superarlas si es necesario.

Presentamos una Nueva Revelación en este libro: una nueva espiritualidad; una nueva experiencia de estar vivo en el mundo; una nueva base para experimentar certeza, fuerza y ​​sabiduría. No estamos aquí para embellecer lo que ya se ha aprendido. No estamos aquí para validar todo lo que se cree en el mundo. Estamos aquí para brindar una Nueva Revelación y todo lo que eso conlleva. Es una Revelación basada en la realidad, no en la esperanza y el miedo. Es una revelación basada en lo que realmente está ocurriendo en el mundo, no en los ideales o ansiedades humanas.

Entonces, si alguien lee estas palabras y dice: “Bueno, no me identifico con esto. No estoy de acuerdo con esto”, Nosotros decimos, “Eso está bien. Da el siguiente paso”. No esperamos que las personas crean todo lo que estamos diciendo, pero queremos darles la oportunidad de experimentarlo por sí mismas. Es la experiencia lo que cuenta. Si la persona cree en lo que estamos diciendo, pero no lo sabe, no vale nada. No es bueno. Sí, puede llevarlas a una mayor compresión, pero deben ir más allá de sus ideas para establecer esta compresión.

Estamos hablando aquí de honestidad, una honestidad mayor de la que las personas suelen pensar cuando piensan en la honestidad. Cuando las personas piensan en la honestidad, ellas piensan en revelar lo que piensan o en revelar lo que han hecho. Eso es solo el comienzo. Esos son solo los pequeños pasos de la honestidad.

Si encuentras algo nuevo en la vida, entonces debe profundizar en ti mismo y preguntarte: “¿Es importante que yo aprenda esto?” Y no debes escuchar a tu mente, porque tu mente simplemente reafirmará tus viejas ideas. Debes escuchar más profundamente. Debes escuchar al nivel de tu corazón, de tu Ser. Eso es honestidad.

Posiblemente descubras que necesitas hacer algo que no deseas hacer. Posiblemente encuentres que necesitas aprender algo que contrasta o entra en conflicto con tus ideas o creencias actuales. Posiblemente descubras que necesitas experimentar algo que nunca habías experimentado antes.

Cuando las personas encuentran algo nuevo y dicen: “Oh, no me identifico con esto”, simplemente están cerrando la puerta. No están haciendo la pregunta más profunda. Realmente no están reflexionando sobre ello. Simplemente están siguiendo los dictados inmediatos de su mente pensante.

Su mente pensante no está interesada en una educación superior. Se preocupa principalmente por su propia supervivencia porque sin Conocimiento, tiene miedo y es vulnerable en el mundo. Lo que la mente pensante realmente necesita es el Conocimiento porque este es su verdadera base. Es a este a quien debe servir. Pero sin el Conocimiento, solo puede servir a sus propios intereses, que están principalmente involucrados en protegerse a sí misma.

Por eso la mente pensante sin el Conocimiento se rige principalmente por el miedo. Gana su estabilidad por la fuerza de sus ideas y por sus convicciones acerca de sus ideas. Aunque esto le da un respiro de su propia ansiedad, no abre el camino para su liberación.

Algunas personas pueden leer este libro y decir: “Bueno, puedo identificarme con lo que se dice, pero no lo entiendo”. Decimos: “Eso es bueno”. La comprensión real es el resultado de una preparación y una participación reales. La verdadera respuesta a las grandes preguntas no es un conjunto de palabras o una idea. Es un medio para descubrirla.

Necesitarás averiguar qué es la Comunidad Mayor. Necesitarás descubrir qué es el Conocimiento. Necesitarás saber qué significa seguir El Camino del Conocimiento, aprender El Camino del Conocimiento y dar los Pasos al Conocimiento. Debes descubrir estas cosas por ti mismo. Debes hacer el viaje. El viaje es lo que importa.

Las personas quieren respuestas porque son perezosas, porque no quieren emprender un viaje. Simplemente quieren fortalecer sus ideas. Su mente es como una prisión y quieren agregarle más cemento y ladrillos. Quieren hacer las paredes más gruesas, más fuertes, para mantener al mundo fuera. Pero ellas pagan el precio por mantenerse dentro. Sus ideas son como un gran amortiguador.

Ese no es un uso apropiado de la mente. Esto no es utilizar la inteligencia. Esto no es ser inteligente. Recuerda, la inteligencia es la voluntad, el deseo y la capacidad de adaptarse y crear. Para crear, debes adaptarte, lo que significa que debes cambiar y crecer, lo que significa que tus pensamientos deben ser modificables. No importa lo útiles que puedan parecer en este momento, deben ser modificables y tú debes ser capaz de cambiarlos. Si están fijos como el hormigón, entonces te atarán, te aprisionarán, te impedirán ver y saber lo que realmente quieres ver y saber.

La mente debe estar constantemente agitada porque ella es como el hormigón. Si dejas de remover el hormigón y de agregarle agua, se endurece y no puedes trabajar con él. Las mentes de las personas se vuelven como el hormigón endurecido. No puedes trabajar con ellas. Están completamente fijas en su forma de pensar.

Sus Seres son prisioneros dentro de su propia creación. Se han encerrado a sí mismas. Ahora no pueden oír al Creador hablándoles. Solo pueden escuchar sus propios pensamientos. No pueden escuchar las mentes más profundas de otros llamándolas. Solo pueden escuchar sus propios pensamientos. No pueden afrontar la vida como realmente es. Solo pueden ver la vida de acuerdo con lo que su mente les revelará. Son esclavas de lo que debe servirles a ellas, porque el verdadero propósito y función de la mente es servir al Ser, es servir al Conocimiento. Para ellas, la honestidad es simplemente ser obediente a sus ideas, ser consistente en su pensamiento.

Toma en serio lo que te decimos aquí. Pregúntate profundamente qué es importante, pero no te conformes con respuestas inmediatas, porque tú debes profundizar más. Debes dejar de vivir en la superficie de tu mente y penetrar a su profundidad, hasta su centro, porque ahí es donde está la realidad. Lo que hay en la superficie de la mente son capas y capas de condicionamiento: paredes, bloques, escudos, tejido cicatricial. La mente es como una máquina en su superficie hasta que el Conocimiento la libera.

Por eso muchas personas actúan y reaccionan de manera predecible. Ellas están gobernadas por fuerzas que ni siquiera reconocen. Nunca piensan en cuestionar sus ideas. Nunca piensan en cuestionar realmente sus valores. Ellas no quieren lidiar con la incertidumbre de hacerlo. No quieren arriesgar lo que tienen, aunque tengan tan poco.

Cuando eres honesto contigo mismo, esto significa ser honesto con el Conocimiento. Si no sabes qué es el Conocimiento, debes encontrar el camino al Conocimiento. Encuentras el camino al Conocimiento invocando el Conocimiento, yendo más allá de tus pensamientos y creencias, yendo más allá de lo que puede interesarte o de lo que crees o de lo que has experimentado hasta ahora.

La preparación en Pasos al Conocimiento te permitirá hacer esto, ya que no apela a tus creencias acerca de la certeza, la fuerza y ​​la sabiduría. Te enseña cómo apelar al Conocimiento. Esto es diferente a buscar alguna fuerza psíquica fuera de ti mismo. Esto es diferente a abrir tu mente a quien quiera dominarla en el entorno mental. Esto es volver a casa al Conocimiento dentro de ti.

Ser fiel a uno mismo significa ser fiel al Conocimiento, a lo que se conoce profundamente, a cuál es la corriente y significado verdaderos de tu vida. Solo puedes desarrollar esta habilidad tomando los Pasos al Conocimiento, abriendo tu mente para que el Conocimiento pueda emerger allí, aprendiendo a aquietar la mente para que puedas aprender a ver a través de sus mecanismos, aprendiendo a dirigir la mente y a desarrollar sus grandes capacidades.

Aquí la mente aprende a servir. Aquí abandona su pretensión de ser el maestro. Aquí cambia toda la búsqueda de la maestría, porque en el mundo no hay maestros. Esto es cierto porque en la Comunidad Mayor no hay maestros. Esto es cierto porque el Conocimiento es el maestro. Es el maestro en ti. Es el maestro que el Maestro Creador ha puesto dentro de ti. Es tu conexión con Dios, con la divinidad, con la verdad, con el propósito, con todo lo que es significativo en la vida.

¿Cómo puedes ser el maestro cuando el Conocimiento es el maestro? Tú solo puedes expresar al maestro. Solo puedes aceptar al maestro. Solo puedes dejar que el maestro te transforme, te revitalice y reoriente tu vida. Esto es maestría en un sentido real, pero es una forma de maestría muy humilde.

Esto es ser honesto. Esto es saber lo que es grande y lo que es pequeño. Tu cuerpo es pequeño. Tu mente es pequeña. Tu Ser es grande. Te llevamos a lo grande para que lo pequeño tenga expresión real. Entonces el cuerpo se vuelve más grande y la mente se vuelve más grande porque representan algo mayor. Demuestran algo mayor. Son los vehículos para algo superior.

Esto es lo que se necesita en el mundo y esto es lo que se necesita en la Comunidad Mayor. Esto es lo que le dará a la humanidad fuerza y ​​preeminencia en la Comunidad Mayor. No será su tecnología, porque todavía se encuentra en etapas muy primitivas de desarrollo. Será algo más grande, algo más importante.

¿Qué es la tecnología en la Comunidad Mayor? Con el tiempo, alcanzas los límites de lo que puedes hacer tecnológicamente, porque existen límites. Entonces intentas desarrollar fuerza en el entorno mental, que es un gran, gran entorno.

Pero sin el Conocimiento, todavía no tienes una gran base. Aún no puedes discernir la verdad. Todavía no puede saber totalmente lo que estás haciendo o el significado de las cosas. Nosotros te estamos dando esta perspectiva de Comunidad Mayor para que puedas obtener una mayor honestidad dentro de ti mismo, para que puedas aprender lo que realmente significa ser sincero contigo mismo, lo que esto requiere y cómo se puede lograr.

Te estamos dando un punto de vista diferente desde el cual ver, para ver algo que antes no podía ver; para ver lo que hay; para ver más allá de tus miedos y tus deseos y preferencias; para ver más allá de todo el condicionamiento social que te ha dado forma hasta ahora; para ver más allá de las actitudes predominantes y de la mitología de tu época; ver con ojos claros, no los ojos de nadie, sino con los tuyos; para ver con el Conocimiento dentro de ti.

Algunas personas pueden leer este libro y decir: “Bueno, no obtengo suficiente información”. Piensan que estamos aquí para brindarles más en lo que creer. Están buscando información. Quieren hechos y cifras, fechas y lugares. Quieren saber cuántos mundos de la Comunidad Mayor están habitados; quieren saber cuántas razas han visitado vuestro mundo; quieren conocer sus sistemas de propulsión; quieren saber sus nombres y sus idiomas; ellas quieren información.

Esta información será inútil a menos que tengas el Conocimiento para reconocerla y saber lo que significa. Entra en tu biblioteca. Allí hay más información de la que posiblemente puedas asimilar. Hay tanta información que las personas no saben qué hacer con ella. Hay tanta información sobre la presencia de la Comunidad Mayor, tantos avistamientos, tanta evidencia. Si lo buscas, si estás abierto a encontrarlo, está ahí. El problema es que las personas no saben qué hacer con ella. No pueden entenderla. No saben cómo discernir lo que significa. Podrías tener un millón de avistamientos de naves de la Comunidad Mayor en tus cielos, pero sin el Conocimiento no sabrías lo que significa.

No busques información. Esa no es tu necesidad. Te estamos dando algo de mucho mayor valor. Te estamos dando la clave para la compresión, para el entendimiento. Luego, cuando observes la información, puedes aprender a discernir lo que significa. Puedes ver más allá de las apariencias. Puedes ver más allá de la persuasión. Puedes ver más allá de la manipulación: la manipulación de vuestros gobiernos, la manipulación de las instituciones religiosas, la manipulación incluso de las fuerzas de la Comunidad Mayor que están interactuando con la humanidad en este momento.

Si quieres información, aún no estás siendo honesto contigo mismo. Esa no es tu mayor necesidad. Necesitas tener la capacidad de discernir lo que estás viendo. Necesitas tener la inteligencia mayor dentro de ti para saber qué rastro seguir, qué pistas son importantes y cómo juntarlas.

Sí, Nosotros conocemos los nombres de los visitantes. Sabemos de dónde vienen. Eso sería absolutamente insignificante para ti, un montón de palabras incomprensibles. Es la relación entre ellos lo que es valiosa. Eso es importante. Puedes completar los nombres más tarde si alguna vez es necesario.

Sabes los nombres de las personas. Sabes dónde nacieron, algunas de ellas, pero ¿sabes quiénes son ellas realmente? ¿Sabes de qué trata realmente sus vidas? ¿Sabes lo que ellas están destinadas a hacer? ¿Conoce sus inclinaciones más profundas? ¿Sabes por qué están aquí?

Por lo tanto, considera la Comunidad Mayor y hazte esas mismas preguntas. O tu mente completará las respuestas, obtendrás las respuestas de algún otro lugar basadas en las ideas de otra persona, o encontrarás el camino al Conocimiento donde puedes saber.

El Camino del Conocimiento es el camino de la honestidad y es el camino de la relación. Es la forma de lograr una mayor participación, y una percepción y comprensión más amplias de la vida. Pero más allá de esto, es una transformación completa de tu mente y de tu ser en el mundo, porque has venido a servir al mundo en sus necesidades presentes y has venido a servir a las necesidades del mundo para su futuro. Porque estás aquí ahora y estás conectado a su futuro.