Ve y escucha la reciente conferencia en línea en español con Marshall, Reed y Patricia aquí

Acercarse al Nuevo Mensaje


Como le fue revelado a
Marshall Vian Summers
el 1 de diciembre de 2009
en Bangkok, Tailandia

Texto original: Approaching the New Message

Escucha el audio original aquí (en inglés):

Descargar (cliquea en el botón derecho y selecciona “guardar enlace como”)

Más información sobre este texto


Lo que estás leyendo en este texto es la transcripción de la voz original de la Asamblea Angélica hablando a través del Mensajero Marshall Vian Summers.

Aquí, la comunicación original de Dios, que existe más allá de las palabras, es traducida al lenguaje y el entendimiento humanos por la Asamblea Angélica que supervisa el mundo. La Asamblea después entrega el Mensaje de Dios a través del Mensajero, tras lo cual es transcrito y puesto a tu disposición y a disposición de todos.

En este extraordinario proceso, la Voz de la Revelación está hablando de nuevo. La Palabra y el Sonido están en el mundo. Que puedas ser el receptor de este regalo de Revelación y puedas estar abierto a recibir su Mensaje único para ti y para tu vida.




Nota a los lectores:
Esta traducción fue provista a la
Society por estudiantes del Nuevo Mensaje que se han ofrecido voluntariamente a traducir el texto original en inglés. La publicamos en esta forma inicial para que todo el mundo tenga una oportunidad de interactuar con una porción del Nuevo Mensaje en un su propio idioma.

El Nuevo Mensaje de Dios proporciona, a cada persona, una oportunidad de construir una conexión con la Inteligencia más profunda que el Creador de toda vida ha puesto en su interior, para guiarla, bendecirla y llevarla a una vida mayor en servicio a los demás en el mundo.

Esta conexión más profunda, entonces, es el vínculo crítico en la vida de una persona, ya que incluso en la riqueza y el esplendor del mundo, no puedes encontrar una verdadera inspiración. Tampoco puedes tener un sentido de tu permanencia y de la realidad de tu presencia en el mundo. Vivir sin esta conexión más profunda es vivir solo la mitad de la vida: una vida solo en el exterior y no una vida real en el interior.

Las personas se han vuelto tan extrañas para sí mismas que no saben dónde están en la vida, a dónde van, o en qué deberían poner su atención y su énfasis. Las personas viven con esta incertidumbre y tratan de contrarrestarla con estimulación constante, con metas, aficiones y obsesión personal, con la búsqueda de romance, con la búsqueda de riqueza o poder… quedando completamente atrapadas en el exterior, como si estuvieran huyendo de sí mismas en todas las cosas.

Incluso si tienes éxito en estas búsquedas, el vacío permanece, y la necesidad más profunda de tu alma de realizar y cumplir tu mayor propósito estando en el mundo sigue sin reconocer y sin satisfacer.

El Creador de toda vida ha enviado Mensajes al mundo periódicamente, para promover el avance de la civilización humana y elevar las normas éticas y la conciencia moral de las personas en momentos críticos de la historia humana. Cada una de estas importantes contribuciones ha sido esencial para el avance de la humanidad, no solo en asuntos prácticos, sino también en términos de la ética y la moralidad de la humanidad.

Todas las grandes religiones del mundo tienen una Fuente común, y todas han sido alteradas sustancialmente por la manipulación humana, al unirse con los poderes del estado, con las costumbres y valores sociales, etcétera.

Pero en el corazón de todas ellas existe esta conexión más profunda con esta mayor Inteligencia que llamamos Conocimiento, una Inteligencia que no teme al mundo, una Inteligencia que no es seducida ni movida por el mundo. Sin embargo, es una Inteligencia que está aquí en una misión: que encuentres a ciertas personas y logres ciertas cosas que se te encomendaron antes de venir a este mundo.

Si tienes la gran fortuna de recibir el Nuevo Mensaje de Dios y saber de su existencia, entonces podrás encontrar y explorar esta conexión más profunda. Si eres un lector ocasional, puedes aprender sobre ella estudiando los Libros de Revelación que forman parte del Nuevo Mensaje. Puedes considerar su visión y sus ideas, su notable enseñanza, su claridad, su simplicidad, etcétera, y sostener esta luz en tu propia vida para ver lo que puede revelar sobre tu pensamiento y tus circunstancias.

Si te conviertes en un verdadero estudiante del Nuevo Mensaje, eso requerirá más tiempo y concentración, pero las recompensas serán mucho mayores. Esta es una decisión que puedes tomar basándote en tu comprensión y en tus necesidades internas.

Sin embargo, en cualquier caso, es importante reconocer que el Nuevo Mensaje se presenta en una forma pura. No ha sido alterado por los gobiernos. No ha sido adoptado por las culturas. No ha sido ligado con muchas otras cosas. Está puro e inmaculado.

En este sentido, es comparable a todas las grandes enseñanzas religiosas, salvo en que tiene esta pureza a la que puedes acercarte desde el principio. Aquí no hay grandes ceremonias. No hay grandes edificios. No hay movimientos sociales o políticos. No hay divisiones, ni cismas, ni escisión de ideologías. No hay un historial de guerra y conquista, de ascenso político u opresión política.

Te lleva directo al centro de la cuestión. El Nuevo Mensaje llama a todos los maestros religiosos a que lleven a las personas al centro de la cuestión, al corazón mismo de lo que es realmente la espiritualidad: la unión de tu mente mundana pensante con la Mente más profunda del Conocimiento, para discernir y descubrir un mayor propósito y contribución en el mundo.

Aunque no creyeras en Dios ni participaras en ninguna religión, si pudieras encontrar y establecer esta conexión más profunda y cumplir este mayor propósito, completarías tu misión en el mundo. Has sido enviado al mundo para hacer ciertas cosas con ciertas personas y en ciertos lugares, pero solo esta Inteligencia más profunda sabe qué es esto, qué significa y cómo puede lograrse.

Esto existe más allá del reino y el alcance de tu intelecto, porque hay un maestro más grande dentro de ti, mayor que tu comprensión intelectual. A esto es a lo que tu intelecto puede servir prestando un gran servicio. Es esto lo que traerá armonía, compasión y tolerancia a tu vida. Es esto lo que te liberará de lo que es trivial e innecesario, llevándote a lo que es verdaderamente valioso y redentor para ti.

Puedes encontrar este camino en todas las grandes religiones del mundo, pero tendrías que buscar muy exhaustivamente un verdadero maestro en el Camino del Conocimiento. No solo un maestro de principios, no solo un maestro de valores institucionales, sino un maestro en el Camino del Conocimiento. Tales maestros existen en cada tradición, pero pueden ser muy difíciles de encontrar.

Debido a que la humanidad se enfrenta a un gran y tumultuoso cambio en el mundo, y a que se encuentra en el umbral de enfrentar la realidad de la vida inteligente en el universo, el Creador de toda vida ha enviado una Nueva Revelación para revitalizar las religiones del mundo y proporcionar un camino, una advertencia y una bendición para todos los que puedan acceder a ella.

La advertencia es sobre las Grandes Olas de cambio que están llegando al mundo, que incluyen la inestabilidad política y económica, el agotamiento de los recursos fundamentales del mundo y una condición medioambiental cambiante que afectará la vida de todos en el mundo —un cambio más grande que cualquier otra cosa con la que la familia humana entera haya tenido que lidiar antes—.

Las grandes religiones del mundo no pueden prepararte para esto, porque ese no es su énfasis ni su enfoque. Y esto ha  llamado a una Nueva Revelación del Creador de toda vida para la protección y el avance de la humanidad.

Para ti, esto implica tener una oportunidad rara y única de experimentar el vivir en un tiempo de Revelación, y de experimentar el regalo y el poder del Nuevo Mensaje en tu vida. Tanto si eres un lector ocasional como un estudiante serio, esto te traerá claridad y clarificación, así como la capacidad de perdonarte a ti mismo, de perdonar a la humanidad y de encontrar sabiduría y compasión a cambio.

Hay muchas enseñanzas en el mundo actual, y algunas de ellas son bastante beneficiosas. Pero solo hay un Nuevo Mensaje del Creador de toda vida. Se entrega en una forma que las personas de cualquier país pueden usar, en cualquier tradición de fe y en casi cualquier conjunto de circunstancias. Solo aquellos que son extremadamente pobres o extremadamente ricos, tendrían dificultades para entender y recibir la Nueva Revelación.

Este no es un regalo para la élite o los pueblos ricos del mundo. No es un regalo solo para los individuos dotados. No es la providencia de sociedades secretas o redes de ricos y poderosos. Es un regalo para la humanidad que proviene directamente del Creador de toda vida, y es entregado al mundo de la manera en que las Nuevas Revelaciones siempre han sido entregadas: a través de un Mensajero con la ayuda de muchas personas.

Pero las personas no entienden el proceso de la Revelación, ya que es antiguo y ha sido amplificado en historias, parábolas y demás. Pero tú que ahora vives en el tiempo de Revelación, puedes ver realmente cómo esta transmisión de Conocimiento y Poder está teniendo lugar en verdad, y la forma en que siempre ha tenido lugar, no solo en este mundo, sino también en otros mundos del universo.

Las personas preguntarán: “Bueno, ¿qué significa esto para mí? ¿Qué significará para mí recibir una Nueva Revelación?” Significará la liberación de lo que atrapa y encarcela la mente, y la capacidad para traer Gracia y Poder a tus circunstancias —para traer nueva vida a ti mismo, pero también para permitirte traer nueva vida a otros—.

Mira a tu alrededor y verás que las personas están deprimidas, oprimidas, obsesionadas, llevadas por compulsiones. Que alguien sea capaz de mostrar el poder de esta Gracia y Presencia en su vida tiene un inmenso valor para los demás. Los inspirará a actuar con coraje y a traer resolución y alivio a su vida y a sus circunstancias.

El poder de esta Gracia y la transmisión de esta Gracia es algo que excede el entendimiento humano. Sin embargo, si miras atrás en la historia de la humanidad, verás que la transmisión de este Poder ha mantenido vivas en el mundo la conciencia del Creador y la realidad de la espiritualidad, a pesar de todas las grandes tragedias de la humanidad.

El Nuevo Mensaje viene sin adornos. Es simple y profundo. Puede ser estudiado o practicado por cualquiera, y aunque su simplicidad y profundidad son confusas para el intelecto, traen alivio y descanso al alma y al corazón. No puedes entender a Dios o la presencia de Dios en el mundo, pero puedes experimentar estas cosas en tu vida. Y debes experimentarlas hasta cierto punto para tener un sentido de tu propósito y dirección y del camino que debes seguir.

Esto también puedes encontrarlo en las grandes tradiciones religiosas del mundo, pero necesitarás un maestro muy sabio, y tendrás que discernir la diferencia entre la enseñanza esencial y otras ideas que se asocian con ella. Y eso puede suponer una tarea formidable.

¿Cómo sabrás si el Nuevo Mensaje es algo que debes estudiar? Bueno, es una cuestión de reconocimiento dentro de ti mismo. No hay necesidad de persuadirte o de tratar de forzarte, porque todo se basa en un reconocimiento auténtico.

Si no has sido capaz de entregarte a la tradición religiosa de tu cultura o a las otras tradiciones del mundo que puedas haber encontrado, entonces quizás has estado esperando a la Nueva Revelación. Quizás has estado esperando a que algo realmente nuevo y revolucionario llegase a tu vida.

Las Nuevas Revelaciones siempre han sido denunciadas y vilipendiadas en el momento de su introducción, y los individuos encargados de ser sus Mensajeros han tenido que enfrentar tremendos obstáculos y condenas. Tú estás viviendo ahora en un tiempo de Revelación y podrás ver estas cosas por ti mismo. Podrás ver lo difícil que es traer algo puro y nuevo al mundo, un mundo donde las personas están asustadas, donde las personas han sido manipuladas, donde las personas han sido sometidas a abusos, donde la religión ha sido usada mal, donde se enseña que nada nuevo puede venir al mundo en relación a las Revelaciones de Dios.

Pero el Creador de toda vida no se ha olvidado de la humanidad, y no la ha dejado desamparada y carente de apoyo frente a las Grandes Olas de cambio y frente a su encuentro con un universo lleno de vida inteligente. Debe haber una Nueva Revelación ahora para que la humanidad sea capaz de navegar los difíciles tiempos que se avecinan y se prepare para vivir en un tipo de mundo muy diferente, un mundo en el que verá que ya no está sola en el universo, un mundo de grandes oportunidades y grandes peligros, un mundo en el que la humanidad tendrá que encontrar una mayor base de unidad y cooperación si quiere sobrevivir a las Grandes Olas de cambio y forjar una nueva dirección para la familia humana.

Esta es una revelación dada no solo para este tiempo, sino para los tiempos venideros. Su sabiduría excede las necesidades del día y habla de las mayores necesidades de la humanidad, incluso de las necesidades que la humanidad aún no ha reconocido pero serán predominantes en el futuro.

El primer paso es comenzar a leer y estudiar, y reflexionar sobre lo que lees, y llevarlo a tu experiencia para ver cómo se relaciona con tu sentido de éxito y fracaso en la vida, y con los grandes problemas que enfrenta la humanidad en general, así como con los obstáculos que sientes dentro de ti mismo personalmente.

Comienza a estudiarlo primero para ti mismo, porque tu vida debe ser llevada a un mayor orden y armonía, y debes encontrar la fuente de tu fuerza y dirección, que es el poder del Conocimiento en tu interior. No puedes tener un impacto positivo en el mundo hasta que construyas una base con este Conocimiento en su centro. El Nuevo Mensaje enseña esto y lo dejará muy claro.

Para aprender algo nuevo, debes suspender, al menos por un tiempo, tus opiniones, tus prejuicios y tus dudas para tener una nueva experiencia, para poder ver y sentir algo nuevo.

Fundamentalmente, el Nuevo Mensaje es una experiencia. Es una experiencia de presencia y revelación dentro de tu propia vida: la presencia del poder espiritual que vive dentro de ti y más allá de ti, y una revelación del mayor propósito que te ha traído al mundo. Es una revelación de lo que ya está profundamente dentro de ti. Es como si se hubiera llevado la luz al cuarto oscuro, revelando todo lo que hay en él.

En el centro de ti está tu conexión con Dios, y tu mayor propósito, y tus asociaciones más allá de este mundo, y tus asociaciones dentro de este mundo que aún debes descubrir.

Pero todo esto está revestido de recuerdos, dolor y falta de perdón, de metas, preferencias, temores y todo tipo de cosas, de manera que no puedes sentir y conocer esta presencia dentro de ti mismo. Y esta base y este propósito parecen estar muy distantes en tu experiencia diaria.

Sin embargo, conforme exploras comienzas a evocar antiguos recuerdos. Empiezas a sentir cosas que has sentido en otros momentos de tu vida, y con ello una sensación de que estás aquí para hacer algo importante. No estás aquí solo para sobrevivir, o solo para formar parte de una cultura o una familia. Hay algo más por descubrir. No es grandioso o fabuloso, sino simple y profundo, y te devolverá tu poder e integridad a medida que te aproximes a ello.

No puedes entender el Nuevo Mensaje a menos que aprendas de él y lo recibas hasta cierto punto. De ningún modo puedes mantenerte al margen y saber lo que es. No puedes juzgarlo desde lejos y tener algún sentido de su realidad, su propósito o su significado. Las personas que hacen eso solo intentan fortificar sus prejuicios y están aplicando su miedo y sus preferencias. Pero muchas personas tienen miedo de la Nueva Revelación, y por tanto se aferran a las viejas ideas, o bien permanecen profundamente en duda sobre todo.

Es fácil ser temeroso y escéptico, pero se necesita más valor y determinación para aprender algo nuevo, tener una nueva experiencia y embarcarse en un nuevo viaje en la vida.

El Nuevo Mensaje no te promete riqueza, poder y fama. Te da algo mucho más real y sustancial. Te da el poder del Conocimiento y la conciencia de la Presencia espiritual dentro y fuera de ti.

Tal vez pienses que esto es insustancial, pero no hay mayor poder y fuerza en el mundo. Y cuanto más te acerques al sagrado Conocimiento dentro de ti, más difícil será que cometas un error; más difícil será que entregues tu vida de forma inapropiada o trágica; más difícil será que seas persuadido o manipulado por otros, y más firme te mantendrás en lo que es verdadero, real y genuino.

Si estas cosas son importantes para ti, entonces debes explorar el Nuevo Mensaje por ti mismo. No necesitas ser sofisticado o tener una tremenda formación y comprensión intelectual, porque estas cosas pueden ser meros obstáculos para discernir algo puro y elemental dentro de ti mismo. La astucia aquí es un problema, no una ventaja. Es mejor no asumir nada para aprender algo nuevo que recurrir a todas tus suposiciones.

No importa cuáles sean tus circunstancias en la vida: aunque estés atrapado en la pobreza y no puedas cambiar tus circunstancias, necesitas el poder y la iluminación del Conocimiento. Esto te liberará de la pena y el arrepentimiento. Liberará tu mente del agravio, el odio y la falta de perdón. Te devolverá un sentido de dignidad, propósito y valor que es fundamental para tu estancia en el mundo y tu capacidad de cambiar tu vida y tus circunstancias.

El Nuevo Mensaje no es fruto del pensamiento de un hombre o una mujer. Es un regalo de Revelación de la Fuente de tu vida. No ha sido reinterpretado para ti por otras personas o por siglos de uso institucional. Llega a ti en una forma pura. Te desafiará, sí. No cumplirá con tus expectativas, pero ninguna Nueva Revelación de Dios estaría confinada por estas cosas. No parecerá encajar con muchas creencias actuales, porque ninguna Nueva Revelación de Dios se ajustaría a estas cosas.

Es la cualidad genuina del Nuevo Mensaje y su intención de restaurar el poder y la claridad en tu vida lo que te mostrará su autenticidad y su poder, conforme aprendas a estudiarlo y recibirlo.

Pero estas cosas llevan tiempo. Mucha gente piensa que todo va sobre milagros y acontecimientos instantáneos y providenciales, pero el mérito y la comprensión verdaderos requieren tiempo y participación. Aquí no obtienes algo a cambio de nada. No consigues recompensas inmediatas. No encuentras los mayores premios al principio, porque debes recorrer un buen trecho de este viaje antes de que algo de esto pueda suceder.

En esto, el Nuevo Mensaje es completamente honesto. No es engañoso de ninguna manera. Dice: Ven con una intención honesta y una participación paciente y perseverante, y grandes cosas te serán reveladas a lo largo del camino. Y habrá muchos desafíos a lo largo del camino. Pero verás y sabrás cosas que otros no pueden ver o saber, o que no verán ni sabrán. Escucharás y sabrás cosas que son esenciales para tu vida, porque Dios te ha dado el poder de ver y saber, un poder que aún no has descubierto realmente en tu vida.

Aquí no adoras a identidades antiguas o a dioses lejanos. Aquí no llevas a cabo interminables ceremonias y rituales, porque ahora estás tratando con una parte muy elemental de la realización espiritual en su forma más pura.

Esto es para la gente corriente, porque la verdad es simple y sencilla. Pero no cumple con las expectativas de las personas. No se ajusta a la codicia o al engaño de las personas. No cumple necesariamente con las expectativas sociales o las suposiciones generales de tu comunidad. Tiene su propia integridad, su propia fuerza y su propia permanencia. Si buscas tener fuerza, integridad y permanencia en tu vida, entonces debes ir a lo que constituye la fuente de estas cosas. Es un enfoque simple, pero muy directo. Te mostrará tus fortalezas y tus debilidades, y te dará el coraje para elegir las primeras y manejar las segundas.

Si estás leyendo estas palabras o escuchando Nuestra Voz, la Voz del Nuevo Mensaje, entonces tienes la gran fortuna de estar recibiendo una parte, una parte muy pequeña, de la Nueva Revelación misma. No es un accidente que hayas encontrado esto: representa un destino. Pero lo que esto significa y su valor para ti aguardan a tu propio descubrimiento. Hay cosas que debes descubrir por ti mismo mediante tu propia experiencia, pues nunca se te podrían decir realmente de manera efectiva.

Que el poder y la presencia del Conocimiento dentro de ti se hagan fuertes, lo suficientemente fuertes para que los sientas cada día, experimentes su vida y su poder pulsando a través de tu cuerpo y percibas cómo revitalizan tu salud y tu claridad mental. Y que encuentres el coraje y la confianza en ti mismo para seguir este poder, ya que es el único poder real en el mundo que vale la pena seguir.