Como le fue revelado a
Marshall Vian Summers
el 30 de octubre de 1993
en Boulder, Colorado, Estados Unidos

Texto original: What is religion?

Más información sobre este texto

Lo que estás leyendo en este texto es la transcripción de la voz original de la Asamblea Angélica hablando a través del Mensajero Marshall Vian Summers.

Aquí, la comunicación original de Dios, que existe más allá de las palabras, es traducida al lenguaje y el entendimiento humanos por la Asamblea Angélica que supervisa el mundo. La Asamblea después entrega el Mensaje de Dios a través del Mensajero, tras lo cual es transcrito y puesto a tu disposición y a disposición de todos.

En este extraordinario proceso, la Voz de la Revelación está hablando de nuevo. La Palabra y el Sonido están en el mundo. Que puedas ser el receptor de este regalo de Revelación y puedas estar abierto a recibir su Mensaje único para ti y para tu vida.

Greater Community Spirituality
Volumen 2 > Espiritualidad de la Comunidad Mayor > Capítulo 19

En muchas enseñanzas en el mundo se piensa que la religión es un intento de responder o resolver el problema fundamental del sufrimiento humano. En este sentido y en este entendimiento, la religión es un plan para permitir a los seres humanos escapar de su condición y alcanzar un mayor estado de mente y una condición mucho mejor, ya sea dentro del mundo o más allá de él, aunque más allá del mundo es por lo general lo que se enfatiza.

La religión es vista como un intento de definir lo que es el sufrimiento humano, determinar sus causas y establecer un enfoque en el que estas causas pueden ser revocadas o anuladas de alguna manera para que el sufrimiento humano pueda remediarse, proporcionando a la humanidad un mayor confort y un mayor destino. Sin embargo, vamos a redefinir el propósito de la religión para que la religión pueda tener un nuevo significado y una nueva aplicación en tu vida.

En el contexto de la Comunidad Mayor, el propósito de la religión es permitir que el Conocimiento sea descubierto y expresado en cualquier mundo donde la religión esté siendo cultivada. La religión, entonces, es un medio para lograr un fin importante. Su propósito en este mundo no es acabar con el sufrimiento humano o resolver el dilema humano. Su propósito no es ni siquiera salvar la gran y aparentemente incomprensible brecha que existe entre la mente humana y la mente de Dios. No se trata de un intento de unir por completo la vida física y la vida espiritual. En el contexto de la Comunidad Mayor, la religión es el medio para el descubrimiento y la aplicación del Conocimiento. En última instancia, esto resuelve tu relación con Dios y con todo lo demás en el universo. Esto finaliza el sufrimiento. Esto desentraña las causas del sufrimiento y hace que su existencia ya no sea necesaria. Pero esto ocurre solo en un sentido último.

Si tienes el punto de vista de que tu mundo es el único mundo habitado en el universo, entonces pensarás que debes conseguir la realidad última inmediatamente. Sin embargo, no entiendes aquí que te perderías todos los pasos intermedios —pasos que no puedes ver, pasos que no piensas que existen pero que en realidad te están esperando—. Desde la perspectiva de la Comunidad Mayor, el progreso y la evolución de la vida y la evolución de la consciencia es mucho mayor, con muchos más pasos y etapas de desarrollo. Esto te ofrece un panorama más amplio para ver lo que significa vivir una vida espiritual y lo que la religión puede significar y debe significar. Con esta nueva definición de la religión, se abren muchas nuevas posibilidades. Aquí se te da un punto de partida totalmente nuevo en tu comprensión de lo que la llamada y la realidad espiritual significan mientras estás viviendo en el mundo.

Tu propósito aquí no es escapar del mundo. No es saltar a la realidad última. No es unir completamente tu existencia en el mundo con esa realidad última. Estas cosas solo tienen significado y contexto en un sentido último, que está más allá de tu alcance y tu necesidad aquí. Tu existencia en el mundo no es sino una etapa en un largo proceso, una parte de un gran viaje. Esta etapa tiene muchos problemas únicos, pero es parte de algo mucho mayor. Si no puedes apreciar esto, entonces asumirás y esperarás cosas increíbles de ti mismo y cosas increíbles de tu Dios. Esto te llevará a tratar de hacer asociaciones y compromisos y a unir cosas que son diferentes de tal manera que incluso tu capacidad para estar en el mundo será afectada. Aquí tu capacidad para hacer frente a las cosas prácticas quedará confusa y desenfocada.

El mundo es una realidad. Tu Antiguo Hogar es otra realidad. No puedes unirlos. Sin embargo, puedes aportar al mundo algo de tu Antiguo Hogar. Esto tiene sentido aquí. Es apropiado. El verdadero papel de la religión es proporcionar un contexto, un método, una estructura y una dirección para permitir que esto suceda. Esto te dará el aliento, la fuerza, la determinación y la ayuda que necesitarás para encontrar la Realidad Mayor que vive dentro de tu Conocimiento y ser capaz de expresarla específicamente de acuerdo a tu naturaleza y propósito aquí en la vida.

El propósito de la religión en este contexto no es responder a las cuestiones últimas de la vida. Estas preguntas solo pueden comprenderse y resolverse a medida que uno avanza por las etapas de desarrollo, muchas de las cuales existen más allá del ámbito de tu vida en el mundo. Aquí es muy importante tener un punto de vista de la Comunidad Mayor. Con esta perspectiva, podrás ver lo que es relativo y lo que es último. Podrás ver cómo un camino a través de este mundo puede llevar en una dirección mayor para un propósito mayor. Aquí podrás ver que el final de tu vida en el mundo no es el final de tu progreso y tu desarrollo. Aquí podrás ver que Dios no está preocupado con el mundo y que el mundo no es la prueba última de tu voluntad y dedicación. Aquí podrás ver que tienes algo muy importante que hacer en el mundo, y que no quieres tener que volver por no haber podido descubrir o realizar tu propósito mayor aquí. Después llegarás a entender que las cuestiones mayores en la vida conciernen a todo el universo, y no simplemente a tu existencia personal en el mundo en este momento.

Desde la perspectiva de la Comunidad Mayor, verás que el rango de tus relaciones y asociaciones supera con creces el alcance de tus amistades actuales. Desde la perspectiva de la Comunidad Mayor, estas cosas se vuelven evidentes. Sin embargo, desde una perspectiva humana con un énfasis antropocéntrico, estas cosas parecen incomprensibles, imposibles, inalcanzables o evitables.

Tú no puedes resolver cuestiones últimas en una realidad temporal. No puedes resolver el problema del sufrimiento humano en el contexto de esta vida. Esto no es porque necesites venir de nuevo en el mundo una y otra vez, sino porque tu vida en la Comunidad Mayor implica un proceso mucho más grande. Cuando dejes este mundo y ya no necesites volver aquí, serás un principiante en la próxima etapa de desarrollo. Esta etapa implica reconocer las identidades del universo. Implica la participación en la Comunidad Mayor. Es por eso que traemos la comprensión, la perspectiva y la Sabiduría de la Comunidad Mayor al mundo en este momento. Lo hacemos no solo para prepararte para tus encuentros con las fuerzas de la Comunidad Mayor, sino debido a que necesitas una base religiosa que sea mucho más grande, expansiva e inclusiva que la que has cultivado hasta el momento. Esto no es para sustituir a las religiones de tu mundo, sino para darles un mayor alcance, una mayor perspectiva y una nueva fundación.

Tú no puedes ver el gran panorama de la vida desde tu posición. Debes ir a un punto de vista más alto. No puedes ver dónde has estado, dónde estás y a dónde vas y entender estas cosas desde tu posición actual. Debes alcanzar un punto de vista más alto, donde estas cosas son evidentes. Tú no tienes ninguna perspectiva en este momento para comprender las preguntas más grandes de tu vida. Desde tu posición actual, ni siquiera puedes comprender qué es el Conocimiento, cuál es tu propósito más alto y qué es una verdadera relación. Puedes presentar tantas respuestas y explicaciones como desees, pero no tendrás la respuesta, y tu cuestionamiento no se resolverá. La única solución a tu cuestionamiento es emprender el viaje, porque este te lleva al punto de vista mayor desde donde puedes mirar atrás y ver dónde has estado en el contexto de lo que estás tratando de hacer en el esquema mayor de la vida. Esta es la única forma en que el propósito y el Conocimiento pueden realmente ser entendidos, y es por esto que debes avanzar. Sin avance no hay un entendimiento real. Todo entendimiento en lugar del avance es solo una forma de falsa seguridad en ti mismo. No tiene significado ni fundamento.

Te traemos el Camino del Conocimiento de la Comunidad Mayor para permitirte tener esta mayor comprensión y permitirte reconocer y escalar la montaña que es tuya para escalar en la vida. Las preguntas y respuestas últimas son halladas a lo largo del camino. No puedes entenderlas permaneciendo donde estás ahora. Debes hacer el viaje. Debes prepararte en el Camino del Conocimiento y saber de primera mano qué es el Conocimiento, lo que significa y a dónde te lleva.

Lo que te permite hacer esto es la religión. Aquí debemos separar la palabra “religión” de las muchas asociaciones que puedas tener con ella. La religión no es solo una iglesia y una congregación. No es un ministerio. No es una biblia. Es mayor que éstos. Estamos hablando desde una perspectiva de la Comunidad Mayor ahora. Estamos redefiniendo para ti la palabra “religión”, de modo que pueda tener un significado nuevo y sea relevante para tu vida, tus necesidades y tu comprensión más profunda.

La religión es educación. La religión es experiencia. La religión es el medio de preparación. No es algo que simplemente crees ni algo a lo que te adhieres con el fin de obtener una salvación futura. No es algo en lo que inviertes, a lo que te suscribes o que compras como si estuvieras comprando participaciones de la lotería en el cielo. No es un perdón o una dispensa. La religión es un medio. Es un método. Es un camino. Es una forma de avanzar. Es una manera de prepararte. Es una manera de llegar hasta la montaña y de permitirte hacer el viaje. La religión ofrece la instrucción, el currículo y la compañía que necesitarás para subir a la montaña y encontrar ese punto de vista en el que puedes contemplar tu vida y ver realmente qué es, dónde has estado y dónde te encuentras ahora.

Hasta que ganes este punto de vista mayor, puedes tener tantas definiciones, teorías y filosofías como desees. Sin embargo, no sabrás el camino y no conocerás el significado del camino. Estas cosas solo pueden encontrarse al hacer el viaje mismo —ingresando en nuevos umbrales de comprensión, ingresando en dominios cada vez mayores de experiencia y adquiriendo Sabiduría—. A partir de cada nuevo umbral de experiencia, tú pasarás a asumir algo más grande, a ampliar tu perspectiva, a continuar abriendo tu mente, repensando tus pensamientos y revaluando tu posición. Para esto es la religión. Esto es la religión.

El Camino del Conocimiento de la Comunidad Mayor es una religión porque es un medio para cumplir con tu propósito aquí. Es un medio para ayudarte en la escalada de la gran montaña de tu vida. Es un medio para que tengas acceso al Conocimiento y aprendas lo que es el Conocimiento mediante la correcta aplicación y comprensión. En la Comunidad Mayor, esto es la religión. En el Camino del Conocimiento hay áreas de estudio, hay experiencias devocionales, hay invocaciones y así sucesivamente. Sin embargo, la esencia del Camino del Conocimiento es su propósito, no su forma.

El Camino del Conocimiento de la Comunidad Mayor proviene del Conocimiento —el Conocimiento del universo, un Conocimiento mucho más incluyente y mucho más amplio que cualquier cosa que puedas imaginar en este momento, o incluso cualquier cosa que puedas experimentar durante toda tu vida en este mundo—. Este es el propósito del Camino del Conocimiento de la Comunidad Mayor lo que da a su metodología verdadera eficacia y significado. Esto es la religión. Aquí la religión es un medio de preparación. La religión es lo que apunta en la dirección correcta. La religión es lo que define tus verdaderos objetivos dentro de tu realidad relativa, de una manera que puedes experimentar y apreciar en lo más profundo de ti mismo.

Cuando la gente oye la palabra religión, piensan en sus experiencias religiosas —la experiencia de ir a una iglesia, una sinagoga o un lugar de culto, o las experiencias de alguien tratando de educarles en una fe o tradición religiosa determinada. Tal vez la palabra religión está asociada con sentimientos de dolor, culpa, vergüenza o remordimiento. Sin embargo, para entender lo que estamos presentando aquí, debes tomar la idea de la religión y separarla de tus asociaciones pasadas lo mejor que puedas. No puedes traer estas asociaciones del pasado, estas referencias pasadas, a un nuevo entendimiento.

La religión es importante porque necesitas esta nueva comprensión. La religión es para adquirir esta nueva comprensión. Esto es lo que te trae la experiencia religiosa. Sin duda, tú no estarías leyendo estas palabras y no estarías valorándolas a menos que hayas tenido una experiencia religiosa. Sin embargo, la experiencia religiosa no tiene nada que ver con una iglesia o con la forma en que fuiste criado de niño. Tiene que ver con ganar acceso a una Mente Mayor dentro de ti y a un mayor rango de experiencia que contrasta con tu experiencia normal del mundo. Ella establece algo que puede ser conocido en lugar de algo que simplemente uno piensa, especula, siente o toca. Es algo más grande y profundo. Es algo único y significativo, incluso si todavía no puedes entender su singularidad y su significado.

La religión en la Comunidad Mayor no es un sistema de creencias sobre otro. No se trata de una lealtad a un héroe o heroína sobre otro. No se trata de una comprensión teológica sobre otra. En la Comunidad Mayor, la religión es el método de preparación, iniciación, experiencia y logro. A veces se necesitan ceremonias para esto. A veces no se necesita ninguna. A veces se construyen grandes edificios. Habitualmente no se construyen grandes edificios.

En la Comunidad Mayor, la religión y la educación religiosa suelen llevarse a cabo de manera clandestina, ya que representan una mayor devoción y dedicación, un mayor reconocimiento del poder y una mayor lealtad de lo que se puede dar a cualquier poder terrenal o gobierno. Es por eso que en las sociedades altamente organizadas y avanzadas, la religión es algo que está estrictamente controlado por los poderes dominantes. Por tanto, para proporcionar la preparación real, las expresiones religiosas son sutiles. Raramente se establecen grandes edificios en el Camino del Conocimiento. Raramente encontrarás que la verdadera religión sea parte del gobierno de cualquier mundo. Su enseñanza y sus prácticas son usualmente realizadas con gran cuidado, discernimiento y discreción. En este sentido, no hay gran exhibición o pompa. Solo hay trabajo silencioso y preparación, contribución silenciosa y esfuerzo desinteresado.

La verdadera religión te da la mayor oportunidad para la autorrealización. Te da la mayor posibilidad de experimentar plenamente tu propósito, de recordar a aquellos que te dieron este propósito y de experimentar tu diseño y a Aquel que te ha diseñado. Puedes ver que la religión como la estamos describiendo aquí es muy diferente de lo que puedes haber experimentado en el pasado. Y es muy diferente de lo que ves demostrado en el mundo.

Dado que la religión representa muchas etapas en la iniciación al Conocimiento —el Conocimiento de Dios, la experiencia de Dios, la experiencia que compartes con Dios, el Conocimiento que compartes con Dios—, ella está más allá de todas las definiciones. Supera toda la pompa y tradiciones históricas. Es la espiritualidad que trasciende los límites de la religión tal como los conoces.

Como ves, la religión y la espiritualidad son diferentes. La espiritualidad es la esencia y la sustancia. La religión es el método y el medio. En la Comunidad Mayor, debido a la diversidad de la vida, nunca hay una sola manera. Las diferencias en la naturaleza, el temperamento, la orientación, la creencia y la comunicación en la vida inteligente en la Comunidad Mayor son tan grandes que ninguna manera podría ser suficiente para todos los seres. Esto es cierto en tu mundo, aunque muchas personas todavía tratan de hacer de su manera la única manera para disipar su propia incredulidad y darse falsas seguridades. En la Comunidad Mayor, rara vez se encuentra este tipo de arrogancia y competencia. Aquí la religión se toma mucho más en serio de lo que se hace en este mundo. La religión en la Comunidad Mayor no ofrece grandes programas sociales. No promete relaciones y amor. No es un medio para hacer dinero. Es algo que se toma muy en serio, a menudo con gran riesgo.

Muy pocas razas implicadas en los viajes espaciales tienen la religión como nosotros la estamos describiendo. El énfasis en la mayoría de las sociedades avanzadas es la cohesión social. Ellos miran con sospecha e incluso con hostilidad la idea de la singularidad del individuo, la idea del pensamiento independiente y la idea de seguir un poder mayor pero misterioso. Estas cosas son una amenaza para el orden social altamente desarrollado. Esa es la razón por la que el Camino del Conocimiento se enseña de una manera muy secreta.

El Camino del Conocimiento de la Comunidad Mayor atrae a aquellos que tienen un enfoque sincero y serio y que son capaces de aplicarse a sí mismos constantemente. No es para el buscador de emociones. No es un salvavidas para aquellos que están en problemas o crisis. No es un alivio temporal u oportuno. No es algo que se usa para glorificarse uno mismo o establecerse por encima de otros. A pesar de que todas estas cosas son evidentes en el mundo, no son parte del verdadero significado de la religión y la espiritualidad. Aun teniendo en cuenta todos los boatos, las tradiciones, los edificios, las creencias y las teologías que se han creado y defendido en el mundo hasta el momento, la verdadera experiencia de propósito, Conocimiento y Sabiduría supera con creces lo que aquellas cosas por sí solas pueden contener. Un boato, una tradición, una teología, una ceremonia o un rito de iniciación solo pueden hablar de algo más grande que supera con creces su definición y su alcance. Solo los que cultivan el Conocimiento pueden tratar estas cosas como un medio y no como un fin, como un método y no como una solución definitiva. Solo aquellos que están desarrollando el Conocimiento real y una profundidad de comprensión pueden ver y utilizar la religión como un medio y una vía.

La montaña de la vida es muy grande. Existen diferentes vías. Ninguna es más rápida que otra. La pregunta es cuál es la adecuada para ti. La única manera en que sabrás cuál es realmente la adecuada para ti es porque el Conocimiento te llevará allí. Tus ambiciones no te llevarán allí. Tus metas y deseos no te llevarán allí. Tu búsqueda de amor o de dinero no te llevará allí. Solo el Conocimiento lo hará. Hay falsos caminos, y muchos, debido a todas las cosas que motivan a las personas que no son el Conocimiento. Hay muchos esfuerzos y vidas desperdiciados debido a todas las cosas que motivan a las personas que no nacen del Conocimiento.

En esencia, la religión es el Camino del Conocimiento, en cualquier tradición en que se encuentre. Este enfatiza la comprensión real. La comprensión real de la dirección, el propósito y el significado en la vida nace de una experiencia cada vez más profunda, de una mayor asociación y sentido de inclusión y de un ceder a un Poder Mayor que está activo y vivo en tu vida. Tú puedes ser un católico, un budista o un miembro de una tribu y tener esta experiencia. Podrías ser cualquier persona en el mundo y tener esta experiencia. Si continúas teniendo esta experiencia, te abres a ella y buscas instrucción y acompañamiento, estarás siguiendo el Camino del Conocimiento. Estarás viviendo una vida religiosa en un contexto más amplio de comprensión. Este es el significado y el valor de todas las religiones en el mundo. Esta es la esencia que les da sentido y valor.

En la Comunidad Mayor, la esencia es más importante que la forma, porque la religión debe ser traducible de una cultura a otra, de una raza a otra y de un mundo a otro. Lo que es puro y esencial sobre la religión es lo que es trasladable en ella —lo que puede darse de una mente a otra y de un mundo a otro, cruzando las grandes diferencias en la naturaleza, la cultura, el temperamento, el entorno, etc. que existen en la Comunidad Mayor.

En la Espiritualidad de la Comunidad Mayor, el sufrimiento se evita mediante una actividad significativa en la vida. Sin embargo, incluso una actividad significativa tiene sus pruebas y tribulaciones, sus expectativas fallidas, sus decepciones y sus pérdidas genuinas. Una vida genuina en el mundo no es una vida sin sufrimiento. Pero lo que disminuye el impacto del sufrimiento, lo que lo eclipsa, lo que lo pone en segundo plano y lo relativiza es que un propósito y una asociación mayores están siendo enfatizados. La mayor parte de las miserias que confunden y encarcelan a la mente humana se dejan atrás cuando uno avanza en el camino del Conocimiento, pero no todo el sufrimiento se deja atrás. La vida sigue siendo difícil y problemática. Tu cuerpo tiene sus achaques y dolores. Tu mente tiene sus problemas y sus pensamientos, sentimientos y experiencias perturbadores, pero estos no dominan ahora tu atención, y a medida que avances no podrán retenerte o limitar tu experiencia.

El mundo es una situación de aprendizaje difícil. No hay una manera fácil de estar aquí si estás siendo honesto contigo mismo. Sin embargo, hay una manera de estar aquí cuando se está haciendo y logrando algo significativo. Entonces, cuando te vas, lo haces con el recuerdo de lo que has hecho y lo que has logrado. Piensa en ello de esta manera: si piensas en cualquier momento anterior en tu vida en que estuviste haciendo algo especial o único, lo recordarás por lo que lograste y lo que experimentaste. No recordarás todos los pequeños detalles, todas las experiencias momento a momento, todas las conversaciones que tuvieron lugar o todas las actividades que se realizaron. ¿Qué recordarás? Recordarás lo que se hizo y si sucedió algo real en términos de tus relaciones con los demás —si algo sucedió o no sucedió en este sentido—. Solo esto será el contenido de tu memoria.

Esta será tu memoria tras dejar este mundo. No recordarás todos los momentos, las horas, los días, las actividades, los intereses y las dificultades. No recordarás nada de tu casa. No recordarás lo que dijiste o lo que hiciste en concreto. Sin embargo, recordarás lo que lograste y lo que no lograste, de acuerdo al propósito mayor que te había traído al mundo. Esto es lo que recordarás tras marcharte de aquí.

El propósito de la religión, por tanto, es llevarte a tu gran logro. Por eso la religión es importante, porque este logro es la única cosa importante respecto a estar en el mundo. Todo lo demás son solo las cosas que suceden por el camino. Lo esencial es lo que te trajo aquí. Lo esencial es lo que recordarás tras marcharte. Lo esencial es a quién representas y lo que representas a través de tu experiencia, tu comunicación y tu logro. Nada más importa.

Ten esta mayor prioridad en la vida y rara vez experimentarás la mayoría de los problemas que parecen acosar y obstaculizar a las personas que te rodean. Tú tendrás una serie mayor de problemas. Otras personas están acosadas por pequeños problemas que suscitan reacciones enormes. Sin embargo, estos pequeños problemas solo despertarán en ti una reacción muy pequeña, porque estarás reaccionando a algo más grande.

Debido a que vives en la vida manifiesta, el sentido de grandeza que experimentarás dependerá de la grandeza de los problemas que estarás resolviendo. Si estás lidiando solo con cosas pequeñas y no tienes mucho éxito, te sentirás pequeño y fracasado. Si estás resolviendo problemas mayores que tienen un significado y un valor, te sentirás grande, y sentirás que tu vida tiene sentido y valor. Eres lo que valoras. Eres lo que haces. Esencialmente, eres lo que resuelves y logras mientras estás en el mundo, porque la contribución es lo que te trajo aquí. No saliste a patadas del Cielo para estar aquí. No estás en el exilio, aunque puedas sentir que lo estás. Estás aquí para hacer algo importante. Estás aquí para participar con ciertas personas con un fin determinado. Estás aquí para encontrar a esas personas. Estás aquí para encontrar ese propósito y para aprender a entender su significado y su aplicación.

La religión es lo que te permite hacer esto, la religión en su sentido más puro. La religión es enseñar, aprender, dar, compartir y aplicar el Conocimiento. En su sentido más puro, esto es lo que es. Te damos esta nueva y a la vez antigua comprensión para que puedas tener un nuevo enfoque y un nuevo comienzo. Necesitas un nuevo enfoque y un nuevo comienzo, ya que no puedes entrar en un nuevo territorio con una comprensión antigua. No puedes agregar algo nuevo a algo viejo, porque algo nuevo reemplazará lo que es viejo. Una nueva experiencia sustituye a la antigua experiencia. Una nueva comprensión sustituye a una antigua comprensión. Nuevas avenidas de la vida te apartan de las viejas avenidas de la vida. Nuevas relaciones reemplazan las viejas relaciones. Por tanto, no puedes entrar en esta preparación mayor y en esta misión mayor mientras te aferras a todo lo que piensas, crees y quieres, o mientras mantienes el recuerdo de todas las cosas pequeñas que has hecho, dicho, sentido y valorado. Recuerda que cuando dejes el mundo, ninguna de estas cosas será importante para ti. Tu única preocupación será si completaste tu misión aquí y si has encontrado a las personas con las que necesitabas asociarse. Todo lo demás será olvidado.

Tener mientras estás aquí el énfasis que tendrás después de marcharte, es un gran regalo que ahora se te da. Este es un regalo que te dará extraordinario poder y eficacia y que te liberará de muchas pequeñas cosas que te atormentan. Esto es lo que levanta la corona de espinas de alrededor de tu mente. Esto es lo que liberará tu mente. Qué gran fama o gloria puede haber en el mundo que no sea sino una corona de espinas, algo que te da falsa majestuosidad pero que te atormenta y te limita, te ata y te restringe. Quita la corona de espinas de tu cabeza. No te pertenece.

El mundo está emergiendo a la Comunidad Mayor. Necesitas aprender las maneras de la Comunidad Mayor. Necesitas aprender la religión de la Comunidad Mayor, porque esta religión representa la obra de Dios, no solo en un mundo, en una cultura o en una lengua, sino en todo el universo. Esto le dará un mayor significado y alcance a las religiones de tu mundo, y les dará el principio unificador que ahora necesitan para tener una mayor aplicación y una mayor relevancia en la vida. Sin esto, las religiones del mundo se desvanecerán o serán abrumadas por la realidad de la Comunidad Mayor. Sin embargo, la Comunidad Mayor, por su propia existencia, da a las religiones del mundo un mayor impulso y oportunidad.

El Camino del Conocimiento de la Comunidad Mayor está siendo presentado al mundo para dar a las personas como tú, que sienten una necesidad interior y una mayor asociación en la vida, la oportunidad de descubrir, aplicar y contribuir el Conocimiento. Este es tu propósito. Esto es lo que has venido a hacer aquí. Lo que harás en concreto es único para ti y para aquellos con los que estás destinado a participar. Estás destinado a servir al mayor movimiento de la vida en tu propia manera única. Esto es la religión. Pero necesitarás estudiar la religión en el contexto de la Comunidad Mayor para tener esta mayor comprensión.

No tengas, por tanto, miedo de la religión. No la asocies con tu pasado. No la asocies con todas las manifestaciones absurdas que se han hecho en el mundo con respecto a ella. Mírala de nuevo como el medio para que puedas recuperar tu mayor propósito para estar aquí y con ello una mayor experiencia de destino y compañerismo. Considera lo que recordarás de esta vida después de salir de aquí, teniendo en cuenta las cosas que hemos dicho. Entonces, te darás cuenta de lo que es importante, lo que es esencial, lo que requiere tu atención y lo que debe ser tu primera prioridad. Entonces, todas las otras cosas tomarán su lugar apropiado en tu vida —no siendo negadas, sino orientadas y colocadas correctamente.

Tu atención debe estar en cosas grandes. Esto te permitirá resolver los problemas pequeños y mantenerlos pequeños. Esto te permitirá elegir sabiamente en tus relaciones y en tu vida profesional. Esto te permitirá elegir de acuerdo al Conocimiento y no ser dominado por lo que quieres o temes. Cuando estés haciendo esto y lo hagas consistentemente, entonces estarás viviendo una vida religiosa y estarás teniendo una experiencia religiosa. Estarás viviendo una religión que incluye y a la vez trasciende todo lo que el mundo ha conocido alguna vez.