Como le fue revelado a
Marshall Vian Summers
el 30 de octubre de 1993
en Boulder, Colorado, Estados Unidos

Texto original: What is Religious Education and who is it for?

Más información sobre este texto

Lo que estás leyendo en este texto es la transcripción de la voz original de la Asamblea Angélica hablando a través del Mensajero Marshall Vian Summers.

Aquí, la comunicación original de Dios, que existe más allá de las palabras, es traducida al lenguaje y el entendimiento humanos por la Asamblea Angélica que supervisa el mundo. La Asamblea después entrega el Mensaje de Dios a través del Mensajero, tras lo cual es transcrito y puesto a tu disposición y a disposición de todos.

En este extraordinario proceso, la Voz de la Revelación está hablando de nuevo. La Palabra y el Sonido están en el mundo. Que puedas ser el receptor de este regalo de Revelación y puedas estar abierto a recibir su Mensaje único para ti y para tu vida.

Greater Community Spirituality
Volumen 2 > Espiritualidad de la Comunidad Mayor > Capítulo 20

La educación religiosa es un intento de construir un puente desde tu mente mundana a tu Mente Espiritual. En cualquier contexto, formato, tradición o preparación, este es su propósito general. Por tanto, la educación religiosa debe estar centrada en el Conocimiento, porque el Conocimiento representa tu Mente Espiritual en el mundo y tu vínculo vital con Dios y con toda la vida en todas partes. Pensar que la religión no se ocupa del Conocimiento es malinterpretar y malentender el propósito y la naturaleza de la religión. Esta nueva definición te da una visión fresca y apropiada de lo que es la religión y de lo que debe ahora significar para ti.

La educación religiosa existe en muchas tradiciones diferentes. Sin embargo, ahora hay una mayor necesidad. Ahora hay un mayor contexto para la comprensión. Ahora hay un mayor problema para la humanidad —un problema que puede unir a la humanidad en su enfoque, dar una orientación y un destino a sus esfuerzos y lograr una mayor unión entre sus pueblos—. Este contexto mayor está representado por la emergencia del mundo a la Comunidad Mayor, la cual presentará una serie de problemas y oportunidades que las religiones del mundo no están preparadas para atender.

Para ser una persona que puede prepararse para el futuro y vivir significativamente en el momento, necesitas ser parte de lo que está sucediendo en el mundo. Necesitas pertenecer al mundo mientras estás aquí. De este modo, tu regalo será llamado a salir de ti, y serás capaz de darlo de forma adecuada y significativa con un mayor entendimiento y una mayor perspectiva.

La educación religiosa, por tanto, se ocupa fundamentalmente de la recuperación del Conocimiento. Sin embargo, debido a que hay mucha educación religiosa que no se ocupa de esto, debemos hacer una distinción muy importante en este punto. El aprendizaje de las tradiciones, las metodologías y el contexto histórico de cualquier tradición religiosa solo pretende inspirarte, y estas cosas solo deben ser un complemento a la verdadera preparación misma. Desafortunadamente, pocas personas son capaces de encontrar alguna vez la preparación real de su propia tradición.

Nosotros no te damos un detallado recuento histórico del Camino del Conocimiento de la Comunidad Mayor. No creamos grandes, maravillosas e incomprensibles historias de la creación. No te damos a nadie a quien adorar. No te damos espectáculo. No te damos una teología llena de especulaciones e ideas reconfortantes. En su lugar, te damos el acercamiento puro —los medios, la dirección, el propósito, el contenido y la aplicación—. Necesitas esto ahora, mientras el mundo se prepara para emerger a la Comunidad Mayor. Todas las otras cosas que quedan fuera de este acercamiento puro solo te obstaculizarán, te cegarán, te cargarán y te impedirán ganar acceso al verdadero significado e importancia de tu vida en este momento. Agradece que hayas sido liberado de tales distracciones. Agradece que no tengas que llevar el peso del pensamiento del mundo sobre tus hombros. Agradece que no tengas que soportar la carga de toda la interpretación e idealismo que satura la comprensión espiritual y parece ocultar la verdadera preparación y hacerla inaccesible e indeseable.

La educación religiosa debe enseñar el Camino del Conocimiento. Si esto puede hacerse de forma pura, sin otros gravámenes, entonces tendrás una oportunidad extraordinaria. Tú tienes esta oportunidad ahora, no solo de aprender el Camino del Conocimiento, sino de aprender el Camino del Conocimiento de la Comunidad Mayor, el cual representa la existencia y la actividad del Conocimiento en un contexto mucho mayor de la vida. Dentro de este contexto más amplio, los estorbos de la pompa, la historia, la fantasía y el idealismo humanos no tienen cabida. Si deseas volver al pasado, retorna entonces al pasado. Pero si lo haces, no entenderás quién eres ni por qué estás aquí ahora. No entenderás a dónde vas ni lo que está viniendo para ti. Porque tendrás un futuro que será diferente al pasado, debido a la emergencia del mundo a la Comunidad Mayor. En cualquier caso, el futuro nunca es como el pasado.

Para aprender un Camino del Conocimiento de la Comunidad Mayor, debes tener una mente libre. Debes tener una mente que puede aprender cosas nuevas. Debes tener una mente libre de referencias pasadas. Y debes tener un enfoque fresco y una verdadera fuente de inspiración. Tu inspiración debe venir ahora del Conocimiento mismo. No puede venir de historias fantásticas. No puede venir de personajes antiguos. No puede venir de ideales. No puede venir de súplicas. Debe venir del Conocimiento mismo —de la gran inteligencia dentro de ti que representa tu verdadero propósito y tu verdadera voluntad en la vida.

Entonces, ¿qué es la educación religiosa? Si no es un intento de comprender el pasado, entonces debe ser una preparación para el futuro, tal y como debería ser. En realidad, toda educación religiosa en un sentido puro es una preparación para el futuro, ya que está preparándote para vivir una vida que representa tu verdadero propósito y voluntad. Sin embargo, ¡qué raro es esto! Tú puedes ver esto muy claramente, pero es muy difícil de encontrar en el mundo, porque la mayoría de las personas están mirando hacia atrás y por tanto no pueden ver el futuro que se les aproxima. La mayoría de las personas están tratando de dar sentido a lo que ya creen, y como resultado no pueden ver lo que está justo frente a ellas. Así, mucha gente está protegiendo sus ideas y creencias, pero ¿quién puede responder al momento siguiente cuando el Conocimiento les llame?

Esta es una Espiritualidad de la Comunidad Mayor. Tiene la intención de llevarte a un mayor punto de vista en la vida. Tal vez irás con tu antigua tradición o algún aspecto de ella. Tal vez no llevarás nada contigo. Solo lo que es verdadero puede acompañarte en el ascenso a la montaña de la vida. Lo que es innecesario, o lo que fue cierto antes pero ya no lo es, no puedes llevarlo contigo. Necesitas solo lo que es esencial, y no quieres cargar con lo que no lo es. Quieres que tu mente y tu visión sean claras. Añade algo que no te pertenece, una persona que no tiene cabida en tu vida o un conjunto de creencias, necesidades, preferencias o asociaciones que no son esenciales para ti y para tu propósito, y tu camino se nublará y tu comprensión será contrarrestada. Perderás tu visión.

Para evitar que esto ocurra, te damos un nuevo comienzo, un nuevo principio. Lo necesitas, porque lo que has aprendido en el pasado ahora debes dejarlo atrás, en la puerta. Para entrar en este panorama mayor y en este tipo de educación mayor, debes tener una mente abierta, una mente joven, una mente fresca. La educación religiosa trata sobre el aprendizaje acerca del Conocimiento. Debido a que el Conocimiento está totalmente presente, no se interesa con el pasado y no está aquí para defender las viejas tradiciones. Está aquí para participar de manera significativa en el momento y para prepararte para el futuro, de modo que la promesa de tu gran propósito en la vida pueda realizarse y cumplirse.

La emergencia del mundo a la Comunidad Mayor puede tener un efecto tremendamente liberador en términos de tu capacidad para asociarse con la vida. Aquí te verás forzado a tratar con el presente. Y debido al gran encuentro con otras formas de vida inteligente, tus asociaciones con tus recuerdos del pasado se desvanecerán. Esto cambiará tu vida, siendo un cambio para bien si lo abrazas, lo comprendes y lo utilizas adecuadamente.

La educación en la Espiritualidad de la Comunidad Mayor es misteriosa, porque no se apoya en tu pasado ni requiere referencias pasadas. Aquí debes aprender cosas que no entiendes, aproximarte a cosas que no puedes identificar y estudiar cosas que no has estudiado antes. Aquí no puedes confiar en tus ideas, creencias o asociaciones anteriores. Debes ser vulnerable a la verdad para conocer la verdad. Y eres vulnerable cuando te acercas a ella sin tus anteriores ideas y conclusiones. Esto no significa que debas estar abierto a todo, pero sí que estás dispuesto a aprender algo nuevo y a que te sea demostrado. Si no puedes hacer esto, entonces no puedes aprender un Camino del Conocimiento de la Comunidad Mayor, y no puedes prepararte para la Comunidad Mayor. Y estarás en el lado de la gran mayoría de la humanidad, que está implicada con el pasado y que no puede responder de manera significativa al presente y al futuro.

El pasado te ha traído a este punto, a esta oportunidad para aprender el Camino del Conocimiento de la Comunidad Mayor. Ha servido a su propósito. Este era su propósito. No tiene otro propósito que sea duradero y significativo. Te ha traído a este punto en el que puedes recibir estas palabras. Si es comprendido adecuadamente, el pasado te permitirá comenzar la vida de nuevo, con una mente abierta y libre.

Hacemos un llamado al Conocimiento dentro de ti para que responda. Por tanto, te honramos a ti y a tu inteligencia. No te pedimos que creas en algo que no puedes creer ni que aceptes algo que no puedes aceptar. Para que esto sea honesto y sincero, debes llegar al Conocimiento por tu cuenta. El Conocimiento es la presencia viva dentro de ti, la mayor inteligencia que posees y que te vincula con toda la vida. Aquí no hay referencias pasadas. Aquí hay completa honestidad. Aquí hay completo y verdadero discernimiento. Aquí hay verdadera responsabilidad.

La educación religiosa es para cualquier persona que siente la necesidad de entender su propósito y su significado en la vida. Cualquier persona que ha comenzado a sentir esta necesidad mayor y más profunda necesitará algún tipo de educación religiosa. Desde la perspectiva de la Comunidad Mayor, esto significa que ella debe aprender el Camino del Conocimiento. Tiene que aprender acerca del Conocimiento. Tiene que aprender acerca de su naturaleza más profunda y su propósito y misión en la vida, que están indisolublemente unidos a la evolución del mundo.

Recuerda, has sido enviado a servir al mundo en su evolución y su desarrollo. Has venido a participar en lo que está ocurriendo en este momento. Tu vida ahora y tu vida por venir te darán las mejores oportunidades y los mayores desafíos para hacerlo.

Tan grande será la emergencia del mundo a la Comunidad Mayor y su impacto en la consciencia humana, que el énfasis en el pasado, que es tan dominante en tu pensamiento y en tu educación actual, será cada vez más irrelevante. Aquí no podrás apoyarte en el pasado para ayudarte y recibir la fuerza, la visión y la habilidad para hacer frente a las nuevas experiencias que estarás teniendo. El pasado solo puede llevarte hacia atrás. No puede prepararte para el futuro. Solo en las formas más sencillas y mundanas puede el pasado prepararte para el futuro. Para prepararte para la Comunidad Mayor y para la experiencia de un nuevo mundo, necesitarás algo más grande y más sabio, más espontáneo y más completo. Tú ya posees esto dentro de ti mismo.

Si eres una persona que necesita conocer el propósito y el significado de tu vida y que no puede ser satisfecha con los placeres simples ni estar preocupada por los temores, las justificaciones y las creencias habituales, entonces debes ingresar en una educación religiosa —una educación religiosa en su sentido más puro—. Aprender el Camino del Conocimiento, el cual es la obra del Espíritu, es aprender la naturaleza de la espiritualidad tal como realmente existe en el estado de evolución de la experiencia humana aquí. Si tienes esta gran necesidad y no puedes descartarla, racionalizarla o satisfacerla con las tradiciones que existen en la actualidad y sus explicaciones para la vida, entonces debes tener una experiencia nueva y dejar de lado lo que no puede satisfacer esta llamada más grande dentro de ti.

Muchos encontrarán su propósito en las tradiciones del mundo, porque hay mucha sabiduría y valor en ellas. Sin embargo, muchos otros no encontrarán su propósito allí, porque su preparación tiene que ver con el futuro específicamente y deben aprender una nueva manera. Deben recibir un nuevo testamento y deben prepararse para una nueva experiencia. Esto representa la mayor necesidad para la humanidad en este momento, una necesidad que es escasamente conocida y apenas se reconoce. Cualquier persona que pueda responder a esto se vuelve un pionero para la raza humana. Cualquier persona que pueda responder a esto se vuelve un factor importante para la vida. Lo que mantiene a la humanidad en marcha son aquellos que pueden responder al presente y al futuro. Ellos son los que han hecho avanzar a vuestra raza. Y ellos son los que harán avanzarán a vuestra raza en sus dificultades y oportunidades actuales y en las dificultades y las oportunidades por venir.

Acepta tu mayor necesidad. Siéntela. Ella contiene el verdadero significado de tu vida. A pesar de que esta necesidad ha sido una carga, un estorbo y una fuente de gran malestar e insatisfacción, entiende que ella tiene la intención de conducirte a algo nuevo. Te está llamando. Es tu llamada. A pesar de que se siente como una gran y urgente necesidad que no puede ser definida o explicada, ella es tu vocación. No la definas. No la expliques. No la asocies con el pasado. No trates de hacer que encaje en las ideas y la comprensión del mundo. Dale la libertad para emerger dentro de ti. Es la inspiración, el ímpetu y el impulso de la verdad. Y es lo que te llevará a una verdad que nunca has conocido antes y a prepararte de maneras que pocas veces se han visto en el mundo.

Para recibir una Espiritualidad de la Comunidad Mayor, debe existir esta correspondiente gran necesidad dentro de ti mismo. No puedes hacer esto por curiosidad. No puedes hacer esto para tratar de parecer superior de alguna manera. Si esta es tu motivación, no serás capaz de aprender un Camino del Conocimiento de la Comunidad Mayor. Y te engañarás a ti mismo y a los demás, a un gran costo tanto para ti mismo como para tus relaciones. Una mayor necesidad te pondrá aparte de otros que no pueden sentir o no van a sentir su mayor necesidad. Tu tarea y tu reto ahora es responder a esta mayor necesidad dentro de ti y permitir que emerja dentro de ti, sin tratar de aprovecharla, definirla o dirigirla. Ella tiene su propia dirección. Tiene su propio propósito. Tiene su propia voluntad. Reconocer esa mayor necesidad es honrar tus inclinaciones más profundas y reunirte contigo mismo tal como realmente eres y tal como realmente estás buscando ser en la vida.

Tal vez pensaras que estás respondiendo a algo fantástico e inexplicable. Esto representa tanto los límites de tu mente personal como la grandeza y la importancia de tu mente más profunda. Por supuesto, no puedes entender algo grande con algo pequeño. Tu mente personal es pequeña. La mente del Conocimiento es muy grande. Si piensas que la entiendes, solo la limitarás. Si piensas que la puedes controlar, solo serás engañado por ella. Si piensas que puedes mantenerla para ti mismo, se te escapará.

Para ser un estudiante del Conocimiento, debes estar abierto a aprender. Para aprender, no debes determinar o demandar cuál será el resultado o cómo se llevará a cabo el aprendizaje. Abre tu mente, permite que tu mayor necesidad y propósito emerja y sentirás una reunión dentro de ti. Te sentirás refrescado. Sentirás que por fin estás siendo reconocido y aceptado. Si puedes permitir que esto te ponga aparte de los demás, sin que trates de llevarlos contigo o de permanecer unido a una vieja perspectiva o comprensión, sentirás estos grandes reconocimientos y ellos te darán fuerza y confirmación.

La educación religiosa es diferente de la educación del mundo. No trata sobre aprender hechos o perspectivas históricas. No trata sobre la comparación de ideas. No trata sobre la especulación. No trata sobre pasar pruebas o satisfacer requerimientos. No trata sobre ganar el favor de los demás y ganar reconocimiento entre ellos. La educación religiosa como verdaderamente existe representa el Camino del Conocimiento. Aquí es donde entras en el misterio y permites que una Mente Mayor emerja dentro de ti. Aquí es donde te pones en posición de recibir para poder aprender algo que no sabías antes, experimentar algo que no podías experimentar antes y ver algo que no podías ver antes.

Con esta educación puedes avanzar en la montaña y obtener un mayor punto de vista en la vida, una visión superior y una mayor honestidad. A medida que avanzas, lo que es necesario te servirá. Lo que es innecesario te cargará y tendrá que ser dejado a un lado. Entonces tus pasos se harán más rápidos y tu carga será más ligera. Y tu necesidad de asociarte con la vida que existe en las tierras bajas te estorbará cada vez menos. Esto es ganar una libertad muy práctica, una libertad que solo puede adquirirse mediante una educación de esta naturaleza.

El Conocimiento te liberará y te descargará, porque ese es su primer objetivo y exigencia. Lo que te dará es algo que tú has buscado en todas las otras cosas —relación, reconocimiento, poder, confianza, determinación y dirección en la vida—. Estas cosas tendrán ahora una verdadera fundación y no te fallarán.

Esto es para cualquiera que sienta la verdadera necesidad de saber. Esta educación es la respuesta a esta necesidad. La necesidad pide preparación. La necesidad te inicia a convertirte en un verdadero estudiante y te permite prepararte y apoyar tu preparación. La preparación no puede venir de tu interior. Solo la capacidad para prepararte y el deseo de prepararte pueden venir de tu interior. La preparación debe dársete. Esta representa un regalo que corresponde a tu necesidad más profunda. Es la respuesta a la pregunta que tu necesidad expresa.

La educación religiosa te lleva a un nuevo tipo de experiencia —a una experiencia de reconocimiento y de saber cosas—. Mucho de esto no tendrá nada que ver contigo personalmente. Te permite aprender información que es útil para tu propósito. En esencia, parecerá más un desaprendizaje que un aprendizaje, porque estarás soltando muchas antiguas ideas para crear una abertura en tu mente y una mayor capacidad de aprendizaje. ¿Cómo puedes aprender si tu mente ya está llena de tus propias ideas y creencias? ¿Cómo puede tu mente aprender algo si está protegiendo su información actual?

La educación en el Camino del Conocimiento trata con el aprendizaje de cosas que son esenciales, con la liberación de cosas que no lo son y con la obtención del discernimiento para distinguir entre ambas. ¿Cómo distinguirlas? Las distingues porque son muy diferentes y puedes sentir la diferencia. La experiencia del Conocimiento es diferente a cualquier otra en el mundo. Aquí desarrollarás un punto más profundo de referencia para el Conocimiento dentro de ti mismo —no algo que seduce a tus ideas o estimula tus emociones, sino algo que resuena con la parte más profunda de ti que ahora eres capaz de experimentar e identificar.

El Camino del Conocimiento parece muy lento, pero te moverás con velocidad notable. No verás tu progreso, salvo en ciertos puntos en los que te das cuenta de que estás en una posición diferente en la montaña de la vida y de que tienes una visión diferente de la vida que te rodea. Entonces tendrás una nueva experiencia de quién eres y un mayor sentido de libertad interior. Aquí la experiencia es más importante que la creencia. Aquí el aprendizaje es más importante que la confirmación de viejas ideas.

La educación religiosa debe ser misteriosa. Si demandas que todo sea concreto y tangible, entonces estás remitiéndote al pasado. Si piensas que todo tiene que ser físico y mundano, ¿cómo puedes aprender algo misterioso y divino? El Misterio tiene su propia manifestación, siendo la más profunda de ella la experiencia del Conocimiento mismo. Pero para acercarse al Misterio debes entrar en un reino donde no tienes comprensión o experiencia. Aquí debes ir en una dirección que otras personas no están siguiendo. Debes aceptar tu partida y apoyarla sin ninguna condena a los demás, para llevar luz a la oscuridad, a la oscuridad de lo desconocido.

La luz del Conocimiento iluminará tu camino. Ella no puede extinguirse. Solo puede estar oculta. A medida que se revela, tú no querrás ocultarla, porque te dará certeza y fuerza y hará tu vida esencial y significativa. Ella te mostrará el camino. Cuando la luz del Conocimiento está oculta, entonces tropezarás en la vida, probando esto, probando aquello, creyendo en lo que te parece más confortable y tranquilizador en el momento, pero sin ninguna certeza real de la verdad y sin ninguna eficacia real en tu pensamiento y tu comportamiento.

La educación religiosa restaura lo que es esencial para tu vida. Te da algo que el mundo no puede darte, porque su fuente es Dios. El mundo puede enseñarte los caminos del mundo. Puede enseñarte cómo sobrevivir en el mundo y cómo prosperar en el mundo hasta cierto punto. Sin embargo, no puede enseñarte tu mayor naturaleza o propósito. No puede enseñarte de dónde vienes y a dónde vas. Por tanto, cuanto más mundana una educación religiosa se vuelve, menos capaz es de responder a estas cuestiones mayores y mucho más importantes. Si tú no tienes un verdadero sentido de por qué estás aquí, entonces estás perdido para ti mismo. Tu único remedio, entonces, es encontrar una manera de recobrar, reivindicar y expresar este propósito mayor. Aquí todo el mundo está perdido hasta que se encuentran. Y la única forma en que se encuentran es encontrando la manera en que un propósito más grande puede ser experimentado directa y honestamente.

El Camino del Conocimiento es misterioso, pero es certero. Resulta extraño porque es nuevo. Es nuevo, pero es antiguo. Es singular, pero es conocido. Puede ser chocante y desafiante en ciertos momentos, pero puedes abrazarlo sin reservas, porque resuena con la esencia misma de lo que eres y de por qué estás aquí. Él pondrá a prueba tus ideas. Te obligará a cambiar, pero solo para restablecerte ante ti mismo, para restaurar tus habilidades esenciales, para prepararte en el mundo y para permitirte utilizar el mundo para una educación mayor.

Aquí puedes aprender a utilizar lo que el mundo tiene para ofrecer de una manera nueva. En lugar de utilizarlo para la supervivencia o la autogratificación, lo utilizas para la contribución. Entonces lo que el mundo tiene para ofrecer se vuelve un medio para servir a un fin mayor y a un propósito mayor. Aquí puedes utilizar las cosas provechosamente, sin confusión y sin queja. El éxito y el fracaso te ayudarán ambos ahora. Las ventajas y las desventajas se vuelven ambas útiles. La decepción en las relaciones tiene ahora una mayor posibilidad. Aquí no estás siendo inteligente o astuto o manipulador. Estás simplemente reconociendo un propósito mayor en todo lo que haces, en todo lo que posees, en cada experiencia que tienes y en cada persona que conoces. Esto es algo natural que surge de lo más profundo de ti. No necesitas evocarlo. Aquí estás siendo sencillo y abierto, en lugar de complicado y retorcido.

El camino es misterioso, porque tú no lo gobiernas. El camino es misterioso, porque no depende de tu pasado. El camino es misterioso, porque te lleva más allá de tu comprensión anterior. El camino es misterioso, pero es conocido. Esto te permite seguirlo sin reservas a medida que aprendes a confiar en él, a aceptarlo y a aprender de sus maneras, su dirección, su significado y su propósito. Solo puedes ser incondicional con algo que representa tu Antiguo Hogar, el Hogar del que has venido. No puedes ser incondicional con ninguna otra cosa, no importa lo unido que puedas estar a ello, porque ser incondicional significa abrazar algo totalmente. Esto solo es posible al nivel del Conocimiento.

El Conocimiento solo puede abrazar al Conocimiento en el universo. Él se da a todo lo demás, pero solo se une a aquello que representa las relaciones inmortales y permanentes que tienes en la vida y con la vida. Tu educación religiosa te llevará hacia esto. Tu educación religiosa te preparará para esto. Si reconoces tu necesidad de esto, entonces la educación religiosa es para ti. Y si es para ti, entonces debes reconocerla, aprender a aceptarla y averiguar lo que significa.