Como le fue revelado a
Marshall Vian Summers
el 4 de noviembre de 1993
en Boulder, Colorado, Estados Unidos

Texto original: Where can Knowledge be found?

Más información sobre este texto

Lo que estás leyendo en este texto es la transcripción de la voz original de la Asamblea Angélica hablando a través del Mensajero Marshall Vian Summers.

Aquí, la comunicación original de Dios, que existe más allá de las palabras, es traducida al lenguaje y el entendimiento humanos por la Asamblea Angélica que supervisa el mundo. La Asamblea después entrega el Mensaje de Dios a través del Mensajero, tras lo cual es transcrito y puesto a tu disposición y a disposición de todos.

En este extraordinario proceso, la Voz de la Revelación está hablando de nuevo. La Palabra y el Sonido están en el mundo. Que puedas ser el receptor de este regalo de Revelación y puedas estar abierto a recibir su Mensaje único para ti y para tu vida.

Greater Community Spirituality
Volumen 2 > Espiritualidad de la Comunidad Mayor > Capítulo 22

El Conocimiento vive dentro de ti. Es la esencia misma de tu espiritualidad. El Conocimiento representa la parte mayor de ti que está unida intrínsecamente a toda la vida. Él está dentro de ti, pero solo rara vez serás capaz de acceder a él por tu cuenta.

En la Comunidad Mayor, la idea y la práctica de la religión varían considerablemente, pero la esencia de la religión es la misma. La realidad universal de esta esencia garantiza que la espiritualidad vivirá y prosperará sin importar el tipo de creencias religiosas, actitudes o prácticas que se desarrollan en una cultura determinada.

El Conocimiento vive dentro de ti. Está contigo en este momento. Es una Mayor Mente y un Mayor Ser dentro de ti. Tú no puedes reclamarlo como propio, porque de hecho tú perteneces a él más de lo que él te pertenece a ti. Debido a que estás separado de tu Mayor Ser, te parece como si se trata de una entidad remota, algo distante, algo con lo que tienes que relacionarte de una manera muy cuidadosa. Para confundir esto aún más, están las creencias, las actitudes y las experiencias religiosas previas, que pueden hacer que tu regreso al Conocimiento sea mucho más difícil de lo que de otra manera sería.

Hay mucho que desaprender para simplemente ser capaz de empezar el viaje hacia el Conocimiento. Aquí las viejas actitudes, expectativas, asociaciones, objetivos, creencias y demás pueden solo cargarte y empantanarte. El Conocimiento está muy cerca, pero tú no pareces poder encontrarlo, porque estás apuntando en la dirección errónea. Tienes ideas, asunciones y expectativas que nunca pueden concordar con la realidad de una vida mayor.

El Conocimiento se encuentra dentro de ti. Sin embargo, lo que lo hace salir es la involucración significativa con otros y la participación significativa en la vida. El Conocimiento no viene a demanda. Tú puedes pedirlo y llamarlo, y si tu requerimiento es sincero él vendrá muy cerca de ti. Sin embargo, si no has construido el puente a él, entonces, no importa cuánto se acerque, podrás sentir su presencia y sentir que está contigo, pero no podrás todavía responder a él directamente. Aquí probablemente manipularás su comunicación, alterándola para satisfacer tus expectativas o para encajar con algún tipo de idea o creencia preestablecida. Es cuando estás significativamente involucrado con otros, en relación con ellos y en relación con la vida, que existe la mayor posibilidad de que el Conocimiento emerja dentro de ti.

El Conocimiento, por tanto, es algo difícil de encontrar. No puedes simplemente llegar dentro de ti mismo y extraerlo. Tienes que ir más profundo dentro de tu propia mente para ser capaz de responder a él y sentir su presencia. Él Conocimiento tiene su propia mente. Él emergerá cuando sienta que es el momento correcto, porque él responde al Conocimiento en el Universo y está intrínsecamente enlazado con él y responde a él. No hay Conocimiento personal —tu Conocimiento y mi Conocimiento—. Solo puede haber tu interpretación y mi interpretación, o tu idea y mi idea. El Conocimiento mismo, sin embargo, es compatible con toda la vida. Se adhiere a toda la vida y organiza toda la vida en un conjunto significativo de compromisos que pueden traer mayores y más positivas recompensas, contribuciones y beneficios para el mundo y para el tiempo en el que vives.

Para prepararte para el Conocimiento, necesitarás ciertas cosas fundamentales. Necesitarás el plan de estudios correcto. Necesitarás la instrucción correcta. Necesitarás el enfoque y la actitud correctos. Y necesitarás los compañeros adecuados. Estas son las condiciones que permiten al Conocimiento emerger de tal forma que él pueda ser directamente experimentado y discernido y donde existe la menor probabilidad de que su presencia y mensaje para ti sea distorsionado o malentendido.

Es establecer las condiciones para el Conocimiento lo que permite al Conocimiento emerger dentro de ti. Estas condiciones requieren los elementos básicos que hemos mencionado, y aun así estas condiciones pueden ser bastante específicas para ti. Por ejemplo, en un momento dado algunas personas están listas para un instructor y otras no. Algunas personas están listas para comenzar la preparación formal, mientras que otras deben prepararse para estar listas para la propia preparación. Algunas están listas para tener verdadero compañerismo, mientras que otras no lo están. Este estar listo está determinado por tu capacidad, por tu desarrollo y por tus circunstancias. Si las circunstancias no son adecuadas, si tu entendimiento no es correcto, o si no puedes asumir la responsabilidad que el Conocimiento te otorga, entonces el momento no puede ser ahora. Inevitablemente, sin embargo, debes tener todos estos elementos en orden para seguir un camino hacia el Conocimiento, para prepararte para el Conocimiento y para permitir que el Conocimiento emerja dentro de ti con éxito.

Al principio, las personas piensan que el Conocimiento es pequeño y que ellas son grandes. Incluso si ellas creen algo diferente, esta será todavía su actitud según se aproximan a él. El Conocimiento les parecerá distante y remoto, incluso ajeno. Aunque el Conocimiento las ha guiado en momentos cruciales en sus vidas y las ha salvado ya de muchas calamidades, ellas están inconscientes de su presencia y su beneficencia y deben aprender a experimentarla gradualmente. En el proceso de hacerlo, lo que es incorrecto, inapropiado o innecesario puede ser reconocido y puesto a un lado. Aquí las personas deben dejar a un lado sus ideas de lo que es el Conocimiento y entrar en la experiencia misma. A menudo estas ideas son impedimentos a la experiencia y distorsionan su aproximación y su comprensión.

La experiencia del Conocimiento, si puede continuar y desarrollarse, te explicará todas las cosas, pero esto requiere tiempo y paciente preparación. Aquí es donde el plan de estudios correctos y la instrucción adecuada se vuelven muy esenciales. La preparación para el Conocimiento no es una actividad individual, porque su propósito es reunirte en relación con los demás, contigo mismo y con la vida. Si partes por tu cuenta, pensando que no necesitas a los demás y que debes depender completamente de tu propia fuerza e iniciativa, no encontrarás el Conocimiento y no encontrarás el camino hacia el Conocimiento. Fundamentalmente, el Conocimiento es el retorno a la relación. Es el camino fuera de la separación. Es entrar en una nueva experiencia de vida y una nueva participación con la vida. Aquí no puedes tomar todas tus ideas anteriores contigo, y ni siquiera puedes tomar todas tus relaciones anteriores contigo.

No sabes cuánto el Conocimiento cambiará tu vida. Sin embargo, debes desearlo lo suficiente para estar dispuesto a asumir el riesgo. Debes tener al menos la comprensión inicial de que cuanto más cerca estés del Conocimiento, más certero, poderoso y compasivo serás. En otras palabras, más sensación de corrección sentirás en tu interior.

Las personas, sin embargo, viven sin este sentido de lo correcto durante tanto tiempo que ya se han habituado a él y se adaptan a vivir una vida de transigencia interna. Aquí, incluso la idea de Conocimiento puede parecerles muy ajena, y la experiencia del Conocimiento puede ser muy perturbadora, no porque la experiencia sea inquietante, sino porque parece amenazar muchas cosas que son asumidas, creídas o establecidas.

El Conocimiento en sí está totalmente libre de tus creaciones. No se ve obstaculizado por tus ideas y creencias. Los obstáculos al Conocimiento simplemente te impiden acceder a él. No pueden colorear, controlar, dominar o frustrar al Conocimiento. Sin embargo, te impiden encontrar tu camino al Conocimiento.

El Conocimiento puede ser encontrado y debe ser encontrado. Y hay un camino al Conocimiento para ti. Parte de tu implicación en la búsqueda del camino dependerá de por ti, y parte dependerá de otros, ya que necesitarás mucha asistencia, y necesitarás la preparación adecuada.

El Conocimiento te reinvolucra en relaciones significativas. Por tanto, estas relaciones deben ser posibles para ti. Aquí no puedes irte y vivir una vida solitaria, lejos del mundo, sin ningún contacto con nadie, y creer que puedes encontrar el camino hacia el Conocimiento. El Creador te ha enviado al mundo para participar de manera significativa con otros y contribuir al mundo. Retirarse del mundo solo es importante en momentos determinados y no representa, en la mayoría de los casos, una forma de vida. Esto es así porque el Conocimiento no es solo para ti. Los grandes regalos que el Conocimiento te dará serán concedidos a otros a través de ti.

Si tu vida está llena de relaciones que no representan este gran propósito y destino, entonces te resultará difícil aceptar la preparación, incluso si la encuentras. Te resultará difícil aceptar las relaciones que pueden realmente ayudarte, porque parecerán desafiar y estar en conflicto con tus involucraciones actuales.

Aquí debes comprender que hay límites en lo que puedes hacer por ti mismo y que hay cosas que necesitas. Necesitas información. Necesitas un método de estudio. Necesitas personas que estén más avanzadas que tú, y necesitas compañeros. Más allá de esto, necesitas que otros te enseñen lo que no debes hacer y te muestren sus errores y tus propios errores. De hecho, necesitas que toda la vida te demuestre tanto la presencia del Conocimiento como la negación del Conocimiento. Tendrás muchas oportunidades si puedes aprovechar la gran manifestación de la vida. Con el tiempo, te sentirás agradecido por todo lo que sucede, no porque todo suceda para tu bien, sino porque eres capaz de utilizar todo para tu bien. Tú puedes hacerlo sin distorsionar la verdad, sin negar el dolor y el sufrimiento y sin poner un rostro feliz a un mundo difícil. Puedes hacerlo porque en la recuperación del Conocimiento las cosas pueden llegar a ser útiles y servir a un mayor propósito, aunque por sí mismas no tengan un propósito ni sean beneficiosas.

El hombre y la mujer del Conocimiento toman lo que la vida tiene para ofrecerles y lo utilizan para un bien mayor. Ellos no distorsionan la vida. No niegan las realidades o los diferentes aspectos de la vida. No llaman a algo que es malo “bueno” o a algo que es bueno “malo”. Lo que importa es cómo de útil es para servir a un mayor propósito. A medida que madures como estudiante del Conocimiento, podrás adquirir este enfoque, y verás lo honesto y eficaz que es realmente. Aquí estarás trabajando en el mundo como el Creador trabaja en el mundo —en secreto, en silencio, sin condena y con una penetrante eficacia que se extiende mucho más allá de los grandes y rigurosos esfuerzos de muchas personas para mejorar la vida—. Esto no quiere decir que tus esfuerzos serán fáciles, sino que su impacto será mucho más penetrante y duradero.

¿Cómo te preparas para el Conocimiento? Para prepararse para el Conocimiento, debes reconocer cierta necesidad fundamental dentro de ti. Debes sentir esta necesidad y separarla de otras necesidades que pueden ser más personales o de naturaleza más inmediata. Esta necesidad básica representa el anhelo de descubrir tu verdadero propósito en la vida. Junto con el reconocimiento de esta necesidad debe estar el reconocimiento de que tus muchos intentos para satisfacer esta necesidad a través del amor, de la riqueza, de la emoción o de la estimulación no han satisfecho el mayor anhelo de tu corazón. Debe dársete algo mayor para satisfacer esto —algo que no puedes inventar por ti mismo, algo que no puedes reconstruir a partir de las diversas enseñanzas y prácticas religiosas que puedes encontrar en la vida—. Aquí te das cuenta de los límites de incluso tu propia independencia, porque en verdad necesitas a la vida enormemente. Necesitas a otros tremendamente. Al darte cuenta de esto, en lugar de volverte dependiente, aprenderás a ser interdependiente.

Hay tres etapas en el desarrollo humano, que puede ser descritas de esta manera: dependencia, independencia e interdependencia. Todo el mundo comienza su vida en un estado de dependencia. Como bebé, eres totalmente dependiente de tus padres o proveedores, incluso para las necesidades básicas de tu vida. A medida que adquieres más y más independencia y eres capaz de aprender a cuidar de ti mismo cada vez más a través de las etapas de tu infancia, entonces debes superar tu dependencia emocional de los demás con el fin de aprender a pensar por ti mismo o, en otras palabras, para pensar de manera independiente. La mayoría de las personas en el mundo están luchando para alcanzar la independencia física y psicológica. Sin embargo, la independencia es solo una etapa intermedia, no es la solución final. En caso de poder liberarte de las ataduras y las limitaciones que antes te retenían, encontrarás que solo y por tu cuenta puedes hacer muy poco. En verdad, nada se puede hacerse en solitario, ninguna gran realización puede encontrarse en solitario y ninguna respuesta o resolución pueden ser descubiertas o utilizadas en solitario. Se necesita una mayor relación con el mundo y más allá del mundo para lograr cualquier cosa de verdadero valor y mérito.

Por tanto, junto con el reconocimiento de tu necesidad interna, debes reconocer que necesitas mayores relaciones y una mayor asistencia. Este entendimiento representa la realidad de la vida y no tu experiencia pasada de dependencia. Por tanto, debes entrar en esto con un nuevo entendimiento. Reconocer tus necesidades y limitaciones aquí es esencial y te permite entrar en la tercera y mayor etapa del desarrollo humano, la etapa de la interdependencia. En esta etapa, eres capaz de darte a ti mismo —tu tiempo, tu energía e incluso tu vida— a una implicación con otros como un acto consciente y dedicado. Aquí el verdadero amor y la devoción son posibles. En las primeras etapas de la dependencia y la independencia, el verdadero amor y la devoción no son posibles, porque están condicionados por las necesidades imperantes —en primer lugar, la necesidad de que los demás hagan las cosas por ti y luego la necesidad de hacer las cosas por ti mismo—. Sin embargo, en el estado de interdependencia eres capaz de dar y recibir de una manera verdaderamente significativa. Aquí la devoción es posible, porque desde una posición de toma de decisiones responsable puedes dar tu vida a algo. Adquirir la capacidad de hacerlo representa el verdadero valor y propósito de la independencia. Sin esto, tu independencia solo te aislará más y más dentro de tu propia mente y tus propios pensamientos. Estos se volverán una gran prisión, y la posibilidad de escapar de ella parecerá cada vez más difícil y remota.

Por tanto, para poder prepararte para el Conocimiento necesitas sentir tu necesidad predominante para reconocer tu mayor propósito en la vida, un propósito que tú no has definido y no puedes definir por ti mismo. Con este fin, está el reconocimiento de la necesidad de ayuda y preparación —asistencia, y preparación que no puedes proporcionarte por ti mismo.

El Camino del Conocimiento te fortalecerá y te unificará dentro de ti mismo. Hasta cierto punto, esto te separará de otros, incluso al principio, porque estás involucrado en un camino de descubrimiento en el que los demás no están involucrados. Con el tiempo, tendrás cada vez menos que puedas compartir con ellos. Estás preparándote para una mayor vida y una mayor experiencia. Es como estar en una gran misión o viaje. Aunque puede que físicamente no vayas a ninguna parte, te estarás aventurando en un territorio completamente nuevo. Estarás atravesando una completa revolución dentro de ti, una revolución que demostrará la existencia del Poder Mayor dentro de ti y tu relación con él.

Al principio, sentirás que tú eres grande y que el Conocimiento es pequeño. Sin embargo, al acercarte al Conocimiento, te darás cuenta de lo grande que es y de lo pequeño que tú eres. Te darás cuenta de lo pequeña que es tu mente personal. Y te darás cuenta de que el Conocimiento representa tu Verdadero Ser y tu verdadera existencia en la vida. Para ganar esta verdad, tendrás que construir un puente al Conocimiento, tal como el Conocimiento está siempre construyendo un puente hacia ti.

En cierto punto, necesitarás comenzar una preparación formal en el camino del Conocimiento. Esta puede cambiar de forma una o varias veces en el curso de tu vida. Si la naturaleza de la preparación es lo suficientemente grande y lo suficientemente consistente con tu naturaleza, y no solo con tus creencias o actitudes, entonces ella puede servir para prepararte completamente.

Para prepararte para la emergencia del mundo a la Comunidad Mayor, necesitarás un Camino del Conocimiento de la Comunidad Mayor. Para prepararte para encontrar un mayor propósito, significado y dirección en el mundo, necesitas este tipo de preparación. Esto es lo que estamos enfatizando en la Espiritualidad de la Comunidad Mayor. Sin esta preparación, no podrás reconocer las muchas cosas que hemos hablado. Sin compañerismo verdadero y genuina instrucción, incluso si tienes la preparación, solo serás capaz de pasar a través de sus etapas iniciales. Tus necesidades cambiarán a medida que te desarrolles. A medida que te desarrolles, las necesidades iniciales se desvanecerán y otras necesidades vendrán a ocupar su lugar, porque hay una progresión de niveles de comprensión en el desarrollo del Conocimiento.

Para encontrar el Conocimiento, debes prepararte para él. Para prepararte para él, debes estar listo. Para estar listo, debes reconocer tus necesidades más profundas y tus limitaciones reales. Reconocer tus necesidades y limitaciones te permitirá comenzar a buscar aquellas cosas que te ayudarán a progresar. Aquí tu énfasis no debe estar simplemente en obtener respuestas, pues las respuestas no pueden satisfacer tu necesidad. Ya tienes un montón de respuestas. Necesitas experiencia y desarrollo. Necesitas hacer realmente el viaje en el Camino del Conocimiento. A menos que hagas el camino, no sabrás como es el viaje y no experimentarás su destino. Sin la preparación, todo lo que hemos dicho puede parecer grande y maravilloso, tal vez intrigante e interesante, pero no comprenderás su significado, su propósito ni su inmenso valor y aplicación en tu vida.

La Espiritualidad de la Comunidad Mayor debe ser experimentada para ser comprendida. No puedes permanecer fuera de ella y entenderla. No puedes mirarla desde la distancia y saber lo que realmente significa. No sabrás nada sobre ella a menos que puedas experimentarla repetidas veces de una manera creciente y consistente. Esto requiere preparación. Es así como el Conocimiento se aprende y se transfiere en el universo.

Nuestras palabras son solo para estimular una mayor necesidad, una mayor comprensión y una mayor motivación dentro de ti. El Camino del Conocimiento y la realidad del Conocimiento solo pueden ser experimentados a medida que avanzas hacia ellos. Este es un viaje en el que no puedes guiarte a ti mismo, porque no conoces el camino. Solo puedes aprender cómo seguirlo y cómo responder. Debido a que el Camino del Conocimiento te reúne con la vida para que puedas involucrarte significativamente con ella, tú tienes solo una parte de la respuesta dentro de ti. Debido a que has de estar significativamente reinvolucrado en la vida y debido a que esta involucración está representada por relaciones de verdadero valor y propósito que estableces con otros, tú posees solo una parte de la respuesta a tu gran necesidad. Tu parte debe ser concordada con la de los otros y debéis ser emparejados correctamente.

Es como armar el gran rompecabezas de la vida. Tú tienes algunas de las piezas, pero no las tienes todas. Y no todas de tus piezas encajan. Sin embargo, si puedes hacer coincidir tus piezas con la de los otros, entonces las secciones más grandes del rompecabezas se pueden juntar, empezando por el contorno o el perímetro y moviéndose hacia el interior. Usando esta analogía, entonces, si puedes reunirte con aquellos que realmente te pueden ayudar y recibes la preparación necesaria, el puzle se unirá y se completará. Entonces la imagen y el significado que la vida te presenta pueden ser plenamente reconocidos.

En primer lugar debes tener una apreciación de tus limitaciones. Si el Camino del Conocimiento fuera simple y fácil, entonces todo el mundo lo aprendería. Pero es evidente que no todo el mundo lo aprende. De hecho, es raro que conozcas a un hombre o una mujer de Conocimiento en el mundo. Ser educados en los colegios y universidades del mundo no conduce al Conocimiento. Ser aventurero y viajar alrededor del mundo no conduce al Conocimiento. Leer un libro tras otro hasta que tu mente esté absolutamente llena hasta los bordes no conduce al Conocimiento. Estas cosas llenan tu mente con pensamientos, llenan tu vida de recuerdos y te dan mucho sobre lo que pensar. Sin embargo, el Camino del Conocimiento es otra cosa. Aquí querrás aligerar tu carga. Aquí querrás vaciar tu mente. Aquí querrás ganar una mayor libertad interior y no querrás pasar el resto de tu vida defendiendo tus ideas o manteniendo tus recuerdos.

Este es un tipo diferente de viaje, y es un tipo diferente de educación. Requiere un instructor de verdadera habilidad y experiencia para fomentar y nutrir tu progreso aquí. Requiere compañeros que puedan compartir tu creciente comprensión y que puedan estimularte y recibir tu aliento a cambio. Requiere la comprensión de que estás entrando en un área de la vida que se extiende mucho más allá de tus ideas y creencias. Aquí debes estar dispuesto a proceder sin saber lo que estás haciendo y sin la falsa certeza que tan a menudo y habitualmente te das. Haciéndote vulnerable a la vida de esta manera, permites que la vida se te revele y que tu vínculo con la vida sea reconocido y fortalecido. Esto representa un proceso muy gradual. No lo vas a lograr en una semana, en un mes o en un año. Es demasiado grande para eso. Pensar que puedes tenerlo rápidamente o que puedes usarlo para ti mismo es subestimar su magnitud y sobrestimar tu capacidad.

El Camino del Conocimiento de la Comunidad Mayor representa el Conocimiento en un ámbito mucho mayor de vida —un ámbito que tiene una gran relevancia para tu vida y que será el contexto dominante para la vida en futuro—. Todo lo que estamos haciendo ahora es para el futuro, así como para el momento presente. El futuro será construido sobre lo que haces hoy y lo que no haces hoy. Esto representa tu futuro, el futuro de tus hijos y el futuro de tu raza.

El Camino del Conocimiento de la Comunidad Mayor está siendo presentado en el mundo, donde es desconocido. No tiene historia ni antecedente alguno aquí. La gente no está acostumbrada a él. No encaja necesariamente con sus ideas, creencias o expectativas. No se ajusta al entendimiento religioso actual del mundo. Viene en una forma desnuda —sin ritual ni boato, sin riquezas ni excesos—. Viene puro y simple. Es como un niño en el mundo. Es aparentemente vulnerable, y sin embargo representa una realidad y una promesa mayores para la humanidad.

El Camino del Conocimiento de la Comunidad Mayor no será reconocido por muchos, ya que no tiene la parafernalia y las seducciones con los que todo el mundo parece estar cargado. Está sin adornos y es puro. Es difícil de entender, pero fácil de experimentar y utilizar. Parece extraño y remoto, y sin embargo es muy afín a tu naturaleza. Parece venir de muy lejos, y sin embargo también parece emanar de tu interior. Parece misterioso e incomprensible, y sin embargo proporciona seguridad con cada paso que se da hacia él. Parece familiar para algunos, y sin embargo es bastante diferente. Parece diferente para otros, y sin embargo es bastante familiar. Su familiaridad nace de una mayor asociación y empatía dentro de ti, que tú eres capaz de experimentar.

El Camino del Conocimiento de la Comunidad Mayor se adapta a tu naturaleza y al Conocimiento dentro de ti, pero no necesariamente a tus ideas, creencias o expectativas, que están todas basadas en el pasado. El Camino del Conocimiento habla del futuro y de tu responsabilidad con el futuro. Habla de tu naturaleza y tu propósito para venir al mundo. Habla con claridad y sencillez. Es profundo e insondable, y sin embargo puede ser experimentado plenamente. Como el agua que pasa a través de una gran red o filtro, él penetra en tu mismísimo corazón y alimenta tu crecimiento y tu desarrollo aquí.

El Camino del Conocimiento de la Comunidad Mayor representa la espiritualidad trasladable en el universo. Llama al Conocimiento dentro de ti. Promueve el Conocimiento y acoge el Conocimiento, porque el Conocimiento es la raíz misma de tu vida y la fuente misma de tu sustancia, tu significado, tu propósito y tu dirección. Provee un camino al Conocimiento dentro de ti. Te trae a la vida y te introduce a la realidad de la vida y a la dirección de la vida. Es a la vez un viaje hacia ti mismo y un viaje hacia el mundo. Ambos suceden al mismo tiempo de una manera muy especial y única. Si viajas demasiado lejos dentro de ti mismo sin comprender tu responsabilidad o tu contexto en el mundo, te perderás en ti mismo. Y si viajas demasiado lejos en el mundo sin construir una mayor asociación y fundación dentro de ti mismo, te perderás en el mundo. Por tanto, la relación con uno mismo y la relación con el mundo deben naturalmente crecer juntas.

Él Conocimiento está aquí para hacer algo. No está aquí para sacarte del mundo. No está aquí para proporcionarte un escape. Está aquí para proporcionarte contribución y conclusión. Te prepara para el futuro involucrándote con la vida ahora. El Conocimiento utiliza todo lo que piensas y todo lo que has hecho, pero para un mayor propósito. No destruye tus ideales. No destruye tus relaciones. No destruye tus creencias. Simplemente las utiliza. Y si no pueden utilizarse, las suelta gradualmente, sin condena ni destrucción. Entonces todo se vuelve útil y beneficioso. La motivación para esto viene de tu interior. Aquí no sigues a un héroe ni idolatras a un Dios lejano. No adoras a una persona o un poder externos. En cambio, te involucras con el Conocimiento, y el Conocimiento te involucra con otros. De esta manera, ganas tu fuerza y tu autoridad. De esta manera, aprendes cómo darte a la vida en el lugar correcto, para el propósito correcto y con las personas adecuadas.

Esto representa el Plan de Dios. Representa un Plan Mayor cuya comprensión plena está más allá de tu capacidad. Representa un Plan que puede trabajar a través de ti si tú puedes trabajar con él. Él te renueva, te restaura y te da la autoridad apropiada sobre tu pensamiento y tu comportamiento. Y te vuelve a asociar con el Poder Mayor dentro de ti y más allá de ti que puede guiarte en la vida y darte un mayor propósito y comprensión. Comienzas la preparación sintiendo la necesidad. Comienzas la preparación reconociendo tus limitaciones y las limitaciones de lo que has establecido hasta ahora. Comienzas la preparación volviéndote humilde y abierto dentro de ti, sin asumir poderes mayores o habilidades extraordinarias para ti mismo. Tú te abres porque la necesidad dentro de ti te está impulsando hacia delante.

Esta es la evidencia del Conocimiento dentro de ti, porque el Conocimiento está preparándose para emerger. Ya no puedes ser complaciente con él. Ya no puedes negarlo. Ya no puedes disfrazarlo para que parezca otra cosa, ni tratar de contrarrestarlo o manipularlo para que te dé algo que deseas. Aquí el Conocimiento está moviéndose dentro de ti, y su movimiento se hace cada vez más fuerte. Es como si estuvieras tratando de dar a luz a algo —algo dentro de ti que necesita nacer, que necesita presentarse en el mundo—. Es un embarazo muy largo y un parto muy largo. Sin embargo, su realidad y su aparición en el mundo representan tu realización aquí y la culminación de tus responsabilidades mayores con Dios y con tu Familia Espiritual.

Según comiences la preparación en el Camino del Conocimiento, pasarás a través de muchos umbrales de aprendizaje. Cada uno es único, y cada uno cambiará tu comprensión en cierto grado. Aquí debes ser flexible en tu pensamiento y tus creencias, porque los pensamientos y las creencias son como las gafas que te pones. O bien te ayudan a ver o bien no lo hacen. Si no lo hacen, entonces su prescripción no es la correcta para ti.

Debes permanecer con el Camino del Conocimiento lo suficiente para ver lo que esto significa y poder elegir sabiamente. La gente a menudo se da por vencida cuando la preparación se vuelve difícil, confusa o desorientadora. Ellos quieren volver a aquello en lo que creían antes, porque piensan que les daba mayor seguridad, pero ellos han superado ya esta seguridad, y entonces se arrojan a sí mismos a la deriva en el mundo.

Por tanto, para aprender un Camino del Conocimiento de la Comunidad Mayor debes sentir tu mayor necesidad. Debes darte cuenta de las limitaciones de tu comprensión actual. Y no debes asumir capacidades que no te pertenecen. Esta apertura y esta honestidad contigo mismo te permitirán recibir el regalo que no podrías recibir o reconocer de otro modo. Este es el comienzo. Si tienes este entendimiento, serás capaz de tomar los Pasos al Conocimiento sin intentar cambiarlos, negarlos, modificarlos u omitirlos. Serás capaz de seguir un camino que va mucho más allá de tu entendimiento y capacidad actual. Esto te llevará a un nuevo territorio y a una nueva experiencia de la vida.

Aprender un Camino del Conocimiento de la Comunidad Mayor representa un gran reto. No puedes entenderlo, experimentarlo o utilizarlo desde donde estás ahora. Por eso el Camino del Conocimiento tiene que llevarte a un punto de vista mayor en la vida. Tú eres capaz de seguir esto no debido a tus ambiciones, tus expectativas o tus creencias, sino porque el Conocimiento dentro de ti te hace avanzar.

El Conocimiento te llevará a un pequeño paso cada vez. Esto es moverse rápidamente. Hay mucho que aprender, desaprender y volver a evaluar. Obtener una perspectiva y una Sabiduría de la Comunidad Mayor tanto dentro de un contexto más amplio de la vida como con los problemas cotidianos específicos, requerirá un nuevo enfoque y comprensión. Aquí aprenderás cuáles son los problemas pequeños y cuáles son los problemas grandes, qué requieren los problemas pequeños y qué requieren los problemas grandes. Esto produce madurez dentro de ti a medida que avanzas. Sin embargo, para avanzar debes prepararte y debes permanecer con la preparación.

Es un logro notable aprender un Camino del Conocimiento de la Comunidad Mayor en un mundo que ha parecido estar siempre aislado. Es un gran logro reconocer la necesidad de esto y poder desarrollar la comprensión, la perspectiva y la experiencia necesarias para permitir que el Conocimiento dentro de ti responda a la vida y presente sus grandes regalos, los cuales están destinados al mundo en este tiempo.

El Conocimiento es como un cargamento secreto escondido en tu interior. No puedes encontrarlo por ti mismo. No puedes acceder a él por tu cuenta. Debes prepararte para él y prepararte con otros para recibirlo y contribuirlo. Lo que llevas dentro de ti es un gran regalo y una gran bendición para la humanidad. Será dado en formas que son específicas y mundanas —formas que proporcionan los recursos necesarios, las capacidades, la comprensión y el esfuerzo para permitir a la humanidad progresar, avanzar y cumplir con su reto de sobrevivir y prosperar como raza de acuerdo a su propio destino, un destino que compartes mientras estás aquí.