Como le fue revelado a
Marshall Vian Summers
el 22 de abril de 2010
en Boulder, Colorado, Estados Unidos

Texto original: Facing the Greater Community

Escucha el audio original aquí (en inglés):

Descargar (cliquea en el botón derecho y selecciona “guardar enlace como”)

Más información sobre este texto

Lo que estás leyendo en este texto es la transcripción de la voz original de la Asamblea Angélica hablando a través del Mensajero Marshall Vian Summers.

Aquí, la comunicación original de Dios, que existe más allá de las palabras, es traducida al lenguaje y el entendimiento humanos por la Asamblea Angélica que supervisa el mundo. La Asamblea después entrega el Mensaje de Dios a través del Mensajero, tras lo cual es transcrito y puesto a tu disposición y a disposición de todos.

En este extraordinario proceso, la Voz de la Revelación está hablando de nuevo. La Palabra y el Sonido están en el mundo. Que puedas ser el receptor de este regalo de Revelación y puedas estar abierto a recibir su Mensaje único para ti y para tu vida.

Nota a los lectores:
Esta traducción fue provista a la
Society por estudiantes del Nuevo Mensaje que se han ofrecido voluntariamente a traducir el texto original en inglés. La publicamos en esta forma inicial para que todo el mundo tenga una oportunidad de interactuar con una porción del Nuevo Mensaje en un su propio idioma.

Durante siglos, la Tierra ha sido visitada periódicamente por razas buscando recursos biológicos. En su mayoría han tenido muy poca interacción con las gentes nativas, enfocándose con frecuencia en partes del mundo donde había muy pocos habitantes humanos.

A través de los milenios se han hecho varios intentos de establecer aquí asentamientos permanentes, pero los riesgos biológicos del mundo son demasiado altos para las razas que viven en ambientes estériles. Estas misiones fracasaron y tuvieron que retirarse.

Los registros de las visitas pueden encontrarse en muchas escrituras* antiguas, pero la humanidad todavía no entiende que vive en una parte muy habitada del universo, una parte del universo donde existen razas viejas y redes de intercambio y comercio muy bien establecidas, una región del espacio donde la guerra ha sido suprimida y donde hay muy pocas naciones que sean realmente libres.

Así que la humanidad, en todo su supuesto brillo y creatividad, sigue siendo profundamente ignorante sobre las condiciones de la vida más allá de este mundo, la naturaleza de las interacciones en esta parte del universo y lo que todo ello realmente significa para una humanidad en apuros.

El siglo pasado llegó al mundo un nuevo tipo de visitante diferente a los anteriores. Estos nuevos visitantes buscaban establecerse en el mundo conforme la humanidad ganaba una mayor predominio mundial y era capaz de establecer redes globales de comercio, de comunicaciones y así sucesivamente.

Estos nuevos visitantes no solo estaban aquí buscando muestras biológicas o explorando regiones biológicamente ricas y diversas en el mundo. Estaban aquí para planear cómo posicionarse como proveedores para la humanidad, particularmente a medida que la civilización humana comenzaba a sobrepasar los recursos naturales y energéticos del mundo.

Su presencia es pequeña, y sin embargo han sido presenciados por todo el mundo. Buscan operar de manera clandestina y no revelan sus intenciones ni sus actividades.

Esto, entonces, es una Intervención en el mundo. No es una visita. No está ocurriendo como resultado de una petición de la humanidad o de alguna persona, nación o gobierno. Se trata de una Intervención con un plan, llevada a cabo no por fuerzas militares, sino por pequeñas redes de exploradores de recursos y colectivos económicos —un orden inferior, éticamente hablando, de vida civilizada en el universo— que están aquí buscando no solo recursos sino también ganar influencia en el mundo —en mundos como el de la familia humana, que son tan infrecuentes.

Así pues, la humanidad está enfrentando competencia de más allá del mundo, una competencia astuta e inteligente que no depende de las armas, que no se basa en la conquista directa, sino en un astuto sembrado de influencia en este tiempo en el que la humanidad comienza a agotar los recursos naturales del mundo y se enfrenta a una creciente crisis de alimentos, de disponibilidad de energía e incluso de agua en muchos lugares.

Es un tiempo en el que la humanidad estará enfrentando las Grandes Olas de cambio, provocadas por el uso indebido y abusivo del mundo por parte de la humanidad y la sobreexplotación de sus recursos vitales. Este es un tiempo oportuno para que suceda una Intervención, y aunque el mundo ha sido observado durante mucho tiempo, ahora es el momento apropiado para establecer una nueva forma de influencia sobre la familia humana.

Si la humanidad supiera algo sobre la vida en el universo, resistiría cualquier visita al mundo. No sería tan tonta e idealista respecto a esto. Sus gobiernos prepararían a la gente. Todo el mundo estaría atento, observando los cielos, reportando cualquier avistamiento.

Pero, desafortunadamente, este no es el caso y la humanidad permanece ignorante y vulnerable frente a los poderes de persuasión que existen en esta parte del universo. Si bien las redes comerciales no permiten la conquista directa en un mundo como el de la humanidad, existen otros medios para ganar influencia y acceso a mundos emergentes como este.

Estas fuerzas, por tanto, no son malévolas. No son satánicas. Son solo agresivas y explotadoras. Todas las razas en el universo necesitan recursos, y las razas tecnológicamente avanzadas que han sobrepasado los recursos de sus mundos deben ahora comerciar, intercambiar y buscar las cosas que necesitan, las cosas que pueden vender e intercambiar, etc.

Es un ambiente complicado y muy competitivo. Uno debe ser hábil y estar alerta, y es por eso que las naciones y razas libres en esta parte de la galaxia deben ejercer gran discreción, deben tener una gran unidad dentro de sus propios mundos y deben ser tan autosuficientes como sea posible, porque una vez que uno se involucra en grandes redes comerciales estas controlarán los términos de interacción, influenciando a todos sus miembros.

Pues los mundos libres no conviven bien con los que no son libres. Los pueblos libres no se relacionan fácilmente con aquellos que no son libres. Puedes ver esto incluso dentro de tu propio mundo en la actualidad.

El destino de la humanidad está en el universo, pero queda por ver si la familia humana será libre y soberana o será un cliente de otros poderes, dominada por otros poderes, controlada económicamente y políticamente por otros poderes.

El mundo de la humanidad es rico. Es rico biológicamente. Estos recursos son extremadamente valiosos en un universo de mundos estériles, de mundos que han sido despojados por razas agresivas, de mundos que han sido explotados y colonizados por otras razas. La humanidad no sabe la riqueza que tiene este mundo.

La gente todavía cree tontamente que el universo es solo un gran lugar vacío en espera de ser explorado y explotado. Pero una vez que la humanidad salga del sistema solar comenzará a entrar a territorios que están controlados por otros, y no tendrá ni el poder ni la habilidad para competir con ellos.

Dios sabe que la familia humana está entrando a la Comunidad Mayor de vida en el universo y que es vulnerable, ignorante y supersticiosa, dominada por la creencia de que es importante en el universo.

Reconociendo este gran peligro, el Creador de toda vida ha enviado un Nuevo Mensaje al mundo para preparar a la humanidad para enfrentar las Grandes Olas de cambio que están llegando al mundo, así como para su futuro y destino dentro de una Comunidad Mayor de vida en el universo.

Esta preparación debe venir de Dios, porque la humanidad no puede prepararse a sí misma. No tiene tiempo. No tiene la sabiduría necesaria. Y está enfrentando una Intervención en el mundo, que adquiere más fuerza con cada año que pasa. ¿Cómo podría prepararse la humanidad para un ambiente del que no sabe nada?

Otra raza en el universo no podría realmente prepararla por completo para la vida en la Comunidad Mayor, porque ninguna otra raza en el universo entiende plenamente la historia, el temperamento, las fortalezas y las debilidades de la humanidad. Aunque la familia humana ha sido estudiada por la Intervención, esta desconoce estos asuntos más profundos.

La humanidad tiene aliados en el universo: los Aliados de la Humanidad. Pero ellos no saben gran cosa sobre la familia humana. Solamente quieren que la humanidad tenga una oportunidad de emerger a este escenario más grande de la vida de manera libre y soberana, porque ellos apoyan la libertad en el universo. No quieren ver a la familia humana, con todos sus talentos y logros, siendo sobrepasada por la astucia y el engaño de aquellos que están aquí hoy en el mundo para aprovecharse de una humanidad débil y vulnerable.

No hay partidos neutrales en este asunto. La humanidad tiene unos pocos Aliados y muchos competidores. Pero es importante que la familia humana entienda que sus Aliados no vendrán aquí a defender el mundo, pues ellos también deben vivir con mucha discreción. Y debido a que son inteligentes y sabios, se dan cuenta de que no pueden controlar el mundo y de que si lo intentaran ello conduciría a la dominación. Es por eso que ninguna raza libre está actualmente en el mundo interfiriendo con los asuntos humanos.

La Intervención es astuta. Prometerá paz y ecuanimidad. Prometerá energía libre y gran riqueza simplemente si la humanidad la sigue. Pero estas son cosas que ellos no pueden entregar, pues no las tienen. Están aquí buscando porque tienen grandes necesidades. No destruirán a la familia humana, pues solo desean comprometerla y hacerla dócil y dependiente de ellos.

Es una situación de gravísima importancia en el mundo y el mayor reto y amenaza a la libertad humana, mayor que cualquier reto que puedas imaginar hoy. Solo la destrucción del medioambiente que sustenta la vida en el mundo —lo cual está representado por las Grandes Olas de cambio— puede competir con esto en importancia.

La humanidad debe aprender sobre las realidades de la vida en el universo. Debe aprender sobre la espiritualidad de la vida en el universo. Debe aprender a expandir su comprensión religiosa para abarcar a un Dios del universo, no simplemente a un Dios del mundo, de una raza o de un solo lugar.

La humanidad debe aprender cómo discernir entre amigo de enemigo y cómo fortalecer su propia autosuficiencia como garantía de su futura libertad —libertad frente a la intervención, frente a la manipulación, frente a la seducción—. La humanidad debe conseguir una mayor cooperación entre las naciones. Esto solo será posible enfrentando las Grandes Olas de cambio y enfrentando la competencia del universo.

Estas dos grandes amenazas, las dos capaces de destruir a la civilización humana, tienen el poder entonces de involucrar a las naciones, a los pueblos, a los gobiernos y a los líderes en el reconocimiento del gran riesgo que enfrenta la familia humana, consiguiendo una mayor cooperación para proteger al mundo, establecer fronteras en el espacio y establecer los términos de interacción respecto a quién puede visitar este mundo y bajo qué condiciones le será permitido.

Pero [por ahora] este no es el caso, y la humanidad está lejos de establecer este nivel de cooperación entre sus naciones y pueblos. Dividida, la humanidad será manipulada fácilmente. Unida, podrá resistir las presiones que se están ejerciendo sobre la familia humana.

La tragedia de la Intervención es que cada año miles de personas son llevadas para experimentación, para control mental, y muchas no son regresadas. Y aquellas que son regresadas ya nunca son las mismas, porque están siendo controladas. Están siendo utilizadas. Algunas están siendo usadas para apoyar la Intervención, para hablar a favor de la Intervención. Y otras son simplemente usadas como recurso biológico.

La complejidad de esto se revela en la Nueva Revelación de Dios. Su significado se revela en la Nueva Revelación de Dios. Pero no debes pensar que esto es de algún modo beneficioso para algún individuo en el mundo o para la familia humana en conjunto.

Por tanto, el Creador de toda la vida debe alertar y educar a la familia humana sobre una realidad que desconoce profundamente y ante la que, en muchos casos, mantiene suposiciones y creencias muy equivocadas.

La humanidad debe pensar en sí misma como el pueblo nativo del mundo, y debe saber que cualquier otra raza que busque reclamar este lugar —por cualquier razón— representa un poder competitivo en el universo.

Porque la humanidad ha establecido redes de comercio y comunicaciones que otras razas pueden utilizar. Ha construido una infraestructura que otras razas buscan utilizar para sí mismas. Y es por eso que la intervención no sucedió tiempo atrás.

Es parte de la desgracia de volverse poderoso: la familia humana obtiene un mayor reconocimiento aquí, se hace valiosa para otros, se hace útil para otros, mientras que antes era demasiado primitiva para cualquier tipo de involucramiento o explotación significativa.

Este es un mensaje muy difícil de escuchar y requiere una seria consideración para entenderlo. Es una realidad para la cual la humanidad necesita gran asistencia, porque no conoce lo que existe más allá de sus fronteras. El entendimiento que tiene la gente de la vida en el universo está condicionado por películas, fantasías y relatos fantásticos que no tienen nada que ver con la realidad misma.

En la actualidad, hay muchas personas en el mundo que tienen una conexión con la Comunidad Mayor, que pueden responder a estas cosas. De alguna manera, a un nivel más profundo, saben que forman parte de la preparación para la Comunidad Mayor. Ellas han venido al mundo con este entendimiento, dado por Dios antes de que vinieran, plantado hondamente en su Conocimiento más profundo —un Conocimiento que no surgiría hasta mucho más tarde en la vida, cuando fueran lo suficientemente maduros y estables como para empezar a considerar cosas más importantes.

Solo hay una preparación para la Comunidad Mayor en el mundo de hoy, y tal preparación forma parte de la Nueva Revelación de Dios. Ninguna raza extranjera podría dar esto a la humanidad, pues ninguna entiende por completo la naturaleza espiritual más profunda de la humanidad.

Incluso sus Aliados en el exterior solo tratarán de alertarla de la presencia de la Intervención y de enseñarla algunas cosas vitales e importantes sobre la vida en el universo a su alrededor. Pero no pueden prepararla para la Comunidad Mayor. Ellos solo están jugando un papel muy pequeño en esto.

Se necesita mucho valor para enfrentar estas cosas, mucha sobriedad. Pero si consideras que la competencia es parte de la naturaleza y también el significado de intervención en la propia historia de la humanidad, verás que la intervención siempre se lleva a cabo por interés propio, y que en casi todos los casos tiene un impacto devastador sobre los pueblos nativos, dondequiera que haya ocurrido en el pasado.

No puedes ser tonto aquí. No puedes ser idealista. No puedes pensar que todos en el universo están aquí para bendecir y apoyar a la familia humana: una pequeña raza oculta en el universo, desconocida excepto para algunos pocos de sus vecinos y otras fuerzas en esta parte de la galaxia.

No seas tonto pensando que la Intervención está aquí para beneficiar a la humanidad de alguna manera. Ese sería un error fatal. Es un error que los ancestros de la familia humana han cometido —los pueblos nativos de este mundo— al encontrar una intervención externa por primera vez.

No, la humanidad debe resistir la Intervención y debe prepararse para la Comunidad Mayor. En este sentido, toda la familia humana debe comenzar a crecer y a superar sus conflictos tribales, sus disputas amargas, sus animosidades históricas entre naciones, tribus y grupos.

La humanidad tiene una mayor competencia que enfrentar en el universo. Tiene un mayor conjunto de problemas con los que lidiar. ¿Cómo va a prepararse para las Grandes Olas de cambio? ¿Cómo va a proveer para los pueblos del mundo en un ambiente de recursos en declive?

Es un tiempo de reevaluación para la humanidad, un gran umbral evolutivo que todas las razas deben enfrentar tarde o temprano. Aquí tiene dos opciones. Para ser libre y soberana en este mundo y protegerse de la intervención y la manipulación, debe cumplir los tres requerimientos que todas las razas libres deben establecer —o elegir no hacerlo:

Debe estar lo suficientemente unida para superar la guerra y el conflicto dentro de su propio mundo; debe ser autosuficiente, lo cual significa no necesitar recursos o tecnologías extranjeros; y debe ser extremadamente discreta, lo cual significa no estar transmitiendo todas sus tonterías y debilidades al espacio para que todos las vean.

La humanidad tiene un derecho natural sobre este sistema solar, pero no debe tratar de ir más lejos o se topará con la Comunidad Mayor, y esta es mucho más poderosa de lo que familia humana será nunca. Tiene fortalezas que la humanidad no ha cultivado. Tiene tecnología que la humanidad no posee. Y tiene un entendimiento longevo de cómo relacionarse con otras razas muy distintas unas de otras que la humanidad todavía no tiene.

Dios sabe que la familia humana no puede prepararse para la Comunidad Mayor a tiempo, y es por eso que parte de la Nueva Revelación de Dios está dedicada a esta preparación. El Creador de toda la vida ha llamado a los Aliados de la humanidad en esta región del espacio a enviar aquí su sabiduría en una serie de informes, los informes de los Aliados de la Humanidad.

Estos Aliados no interferirán. No vendrán a controlar o manipular el entendimiento humano. Solo están compartiendo su sabiduría y alertando a la humanidad de la presencia de la Intervención, así como de lo que realmente significa para la humanidad ahora y cómo puede ser contrarrestada.

Si los gobiernos del mundo entendieran la gran vulnerabilidad de la humanidad, la guerra terminaría mañana. Habría una gran discusión sobre cómo proteger el mundo, cómo defenderlo y cómo mantener sus recursos para que la humanidad no caiga presa de la intervención y la persuasión extranjeras.

Porque si la familia humana agota los recursos de este mundo, otros vendrán a proveerla y no tendrá más alternativa que aceptar sus términos y requerimientos. Eso sería el fin de la libertad y el progreso de la humanidad en el universo, un final trágico para una raza muy prometedora.

La Intervención buscará que la familia humana pierda la fe sus líderes, en sus instituciones e incluso en sí misma, llevándola a creer que solo ellos pueden proveerla y guiarla verdaderamente. Esta persuasión ya está siendo diseminada sobre mucha gente.

La Intervención buscará estimular y exacerbar los conflictos dentro del mundo para debilitar a los poderes más fuertes, para conducirlos a actividades que son infructuosas y destructivas. Esto ya está sucediendo en el mundo.

Pero la humanidad tiene tiempo, y tiene esperanza. Puede contrarrestar la Intervención. Puede prepararse para las Grandes Olas de cambio. Y debe prepararse para las realidades de la vida en el universo, las cuales están encontrando con más frecuencia con cada año que pasa.

El regalo ha sido dado. La preparación está aquí. La Revelación de Dios ha sido dada y está siendo protegida por el Mensajero, quien ha sido enviado al mundo para recibir la Nueva Revelación de Dios para la humanidad.

Ven a aprender sobre estas cosas, y verás con tus propios ojos, y sabrás con tu corazón que es verdad. No hay engaño aquí. Pero tendrás que saber esto por ti mismo. Aún no puedes distinguir amigo de enemigo. No puedes distinguir entre un regalo y un peligro. No conoces el significado de la providencia, ni puedes distinguirla de la manipulación. Pero tu corazón sabrá, porque tienes un Conocimiento más profundo dentro de ti que puede ver con claridad la diferencia entre estas cosas.

Es hora de prepararse para la Comunidad Mayor de vida. Es hora de aprender sobre la Intervención en el mundo. Es hora de prepararse para las Grandes Olas de cambio que van a afectar a todos los pueblos y naciones. Hay mucho por hacer y el tiempo apremia. La humanidad no tiene mucho tiempo, y ciertamente no tiene tiempo que perder en estos asuntos.

El Creador de toda vida ha enviado una advertencia al mundo, pero también ha enviado una bendición y una preparación para preparar a la humanidad para lo que todavía no puede ver, para fortalecer a la familia humana, para revelar el significado de su espiritualidad al nivel de un Conocimiento más profundo, para sembrar las semillas de la cooperación, la armonía, el deber y la responsabilidad, de manera que la familia humana pueda tener un futuro, pueda ser autosuficiente y pueda ser estable y segura en un universo lleno de vida inteligente.

Porque el universo que la humanidad enfrenta no es un universo humano. Es muy diferente. La familia humana no conoce sus requerimientos, sus peligros y sus oportunidades. Estas deben serle revelados a través de la Gracia y el Poder de Dios, pues esta es la única Fuente realmente confiable, y esta es la Fuente que sabe más allá del engaño, más allá del interés propio, más allá de la corrupción y los malentendidos.

La libertad es rara en el universo. Los sabios son pocos y están lejos unos de otros en el universo, pues la mayoría escoge el camino del avance y el poder tecnológico y pierden sus habilidades nativas y el poder del Conocimiento en su interior, solo para ser dominados, solo para quedar encerrados —de una manera en apariencia permanente— en sociedades tecnológicas terribles donde el individuo es solo una unidad, un componente, donde la libertad individual es rara, donde los talentos profundos de los individuos son ya sea ignorados por completo o bien utilizados para apoyar los intereses del estado.

La libertad es preciosa. No asumas que estará a disposición de la humanidad. Debe cuidarse, protegerse y defenderse si es necesario. Este es el precio de la libertad en el universo, porque el universo físico es donde los separados han venido a vivir, y el poder y la gracia que el Creador ha dado a cada individuo es prácticamente desconocido aquí.

Tienes mucho que aprender y desaprender sobre esto, porque es la mayor educación que podrías tener, y no puedes aprenderla en los colegios o universidades de la humanidad. Sus expertos la desconocen. Se trata de un Conocimiento nuevo para un nuevo mundo. Y será el Conocimiento más importante para el futuro, la libertad y el destino de la familia humana.

 

*Escrituras, del inglés “Scriptures”, que en general se refiere a sagradas escrituras.