Como le fue revelado a
Marshall Vian Summers
el 18 de agosto de 2008
en Boulder, Colorado, Estados Unidos

Texto original: You Are Here for a Greater Purpose

Escucha el audio original aquí (en inglés):

Descargar (cliquea en el botón derecho y selecciona “guardar enlace como”)

Más información sobre este texto

Lo que estás leyendo en este texto es la transcripción de la voz original de la Asamblea Angélica hablando a través del Mensajero Marshall Vian Summers.

Aquí, la comunicación original de Dios, que existe más allá de las palabras, es traducida al lenguaje y el entendimiento humanos por la Asamblea Angélica que supervisa el mundo. La Asamblea después entrega el Mensaje de Dios a través del Mensajero, tras lo cual es transcrito y puesto a tu disposición y a disposición de todos.

En este extraordinario proceso, la Voz de la Revelación está hablando de nuevo. La Palabra y el Sonido están en el mundo. Que puedas ser el receptor de este regalo de Revelación y puedas estar abierto a recibir su Mensaje único para ti y para tu vida.

Nota a los lectores:
Esta traducción fue provista a la
Society por estudiantes del Nuevo Mensaje que se han ofrecido voluntariamente a traducir el texto original en inglés. La publicamos en esta forma inicial para que todo el mundo tenga una oportunidad de interactuar con una porción del Nuevo Mensaje en un su propio idioma.

Fuiste enviado al mundo para hacer una contribución única a un mundo en necesidad. Has llegado en un momento de grandes cambios y dificultades para la familia humana, un momento en que la humanidad tendrá que enfrentar las Grandes Olas de cambio que están llegando al mundo, todas convergiendo en este momento.

Has venido en un momento en que la humanidad está encontrándose con razas de más allá del mundo, que están aquí para aprovecharse de una familia humana débil y dividida. Estás aquí para enfrentar y tratar con una serie de circunstancias que tus antepasados nunca tuvieron que considerar antes.

Has venido con un Conocimiento mayor y un poder mayor, que Dios ha puesto dentro de ti para ser descubierto en este momento, para emerger en este momento, en esta gran época de incertidumbre y agitación.

Si bien tienes una mente personal que ha sido condicionada por el mundo, que está llena de esperanzas y temores, juicios y consideraciones, tienes también una Inteligencia más profunda dentro de ti que ha sido puesta allí por Dios. Esta inteligencia se llama Conocimiento.

Ella no piensa como tu mente personal. No juzga. No delibera. No compara ni contrasta. No usa la razón ni la lógica, porque es mucho más poderosa que eso. Las personas la experimentan en destellos de intuición, pero en sí misma es mayor que la intuición.

Dios sabía que necesitarías el poder del Conocimiento para estar en el mundo, especialmente en este momento. Y todos en el mundo tienen este Conocimiento en su interior, esperando a ser descubierto. Pero es un descubrimiento que muy pocos han hecho. Y es esencial en estos tiempos difíciles que muchas personas hagan este descubrimiento, que tú hagas este descubrimiento.

Estás llevando una gran fuerza sin saberlo. Independientemente de lo que te preocupa, o los problemas o inquietudes que enfrentas en este momento, fuiste enviado al mundo para hacer una contribución única. Aún no sabes qué es, pero tienes pistas. A lo largo de tu vida ha habido indicadores y señales, y tal vez una sensación creciente de que estás aquí para algo importante, pero aún no has visto lo que es.

La comprensión de lo que es vendrá a medida que tomes los Pasos al Conocimiento, a medida que vuelvas a conectar con esta Inteligencia más profunda, que representa el núcleo de tu espiritualidad y la naturaleza permanente y verdadera que Dios creó en ti.

Está ahí seas o no religioso, te adhieras o no a una tradición de fe, sin importar de qué país seas, sin importar de qué cultura, familia o pueblo seas, sin importar cuál sea tu situación económica. Estás llevando el poder del Conocimiento dentro de ti, esperando a ser descubierto.

Este Conocimiento es ahora necesario en el mundo, porque la humanidad necesitará una mayor fortaleza y un mayor compromiso para navegar los tiempos difíciles que se avecinan. La humanidad necesitará una inspiración más profunda para superar la grave ansiedad, el miedo y la hostilidad que surgirán en estos tiempos inestables.

Dios te ha dado esta fuerza para ver y conocer la verdad más allá de todas las apariencias. Pero para hacerlo, debes ver más allá de tus juicios y tu condena. Debes renunciar a tu evasión y negación, para enfrentarte a un mundo cambiante con tanto coraje y objetividad como puedas reunir.

Tu vida es más importante de lo que comprendes. Y el tiempo en el que vives es más decisivo de lo que quizá seas consciente. No te acobardes ante esto, o te apartarás de tu verdadera naturaleza y tu verdadero propósito para estar aquí.

No es casualidad que hayas venido en este momento, un momento de creciente turbulencia e incertidumbre; un momento en que la humanidad tendrá que enfrentar grandes dificultades en su entorno, en la política y en la religión; grandes dificultades para asegurar los recursos fundamentales que se necesitan con el fin de que las personas vivan una vida estable y segura.

Más allá de tus puntos de vista políticos y tus actitudes, está la capacidad de ver con claridad. Pero debes aclarar tu visión. Debes apartar tus ideas y suposiciones para tener esta claridad y ver con esta fuerza.

El Conocimiento dentro de ti te revelará lo que debes ver, saber y hacer. Te impedirá cometer errores y entregar tu vida a personas, cosas o lugares que no tienen un propósito ni un significado reales en tu vida. Y te alentará a encontrar a aquellos individuos que puedan reconocer tu naturaleza más profunda y que formarán parte de tu propósito mayor en el mundo.

Tu tarea ahora es descubrir el poder y la presencia del Conocimiento en tu vida y comenzar a enfrentar el mundo con claridad y sobriedad, con fuerza y valor. No sabes qué tienes que hacer aquí específicamente, pero sí sabes que estás aquí para hacer algo importante. Y eso basta para llevarte al siguiente paso, que aportará mayor claridad y libertad a tu vida.

Este es un viaje misterioso. No puedes descifrarlo. El camino se te ofrece paso a paso a medida que avanzas, a medida que demuestras mayor fuerza, coraje y confianza en ti mismo.

Puedes dudar de ti mismo, pero una vez que experimentes el Conocimiento dentro de ti verás que es digno de tu confianza y devoción. Está más allá de tu personalidad. Es un poder que compartes con todos los demás que han venido aquí en este momento. Y el Conocimiento está aquí para contribuir a un mundo en necesidad y realizarte a un nivel más profundo.

Este es el poder y la presencia que llevas dentro de ti. Y Dios ha enviado el Mensaje al mundo para revelar este poder y esta presencia, y para proporcionar los Pasos al Conocimiento, de forma que puedas encontrar y descubrir tu verdadera fuerza, propósito y dirección con la menor pérdida de tiempo posible.

Esta es la gran bendición y dotación de Dios. Te está esperando dentro de ti y más allá de ti. Resonarás con ella una vez que la distingas, la conozcas y la experimentes, porque representa la verdad más profunda de tu vida.