Como le fue revelado a
Marshall Vian Summers
el 16 de abril de 2011
en Boulder, Colorado, Estados Unidos

Texto original: The Engagement

Escucha el audio original aquí (en inglés):

Descargar (cliquea en el botón derecho y selecciona “guardar enlace como”)

Más información sobre este texto

Lo que estás leyendo en este texto es la transcripción de la voz original de la Asamblea Angélica hablando a través del Mensajero Marshall Vian Summers.

Aquí, la comunicación original de Dios, que existe más allá de las palabras, es traducida al lenguaje y el entendimiento humanos por la Asamblea Angélica que supervisa el mundo. La Asamblea después entrega el Mensaje de Dios a través del Mensajero, tras lo cual es transcrito y puesto a tu disposición y a disposición de todos.

En este extraordinario proceso, la Voz de la Revelación está hablando de nuevo. La Palabra y el Sonido están en el mundo. Que puedas ser el receptor de este regalo de Revelación y puedas estar abierto a recibir su Mensaje único para ti y para tu vida.

Hoy hablaremos de Dios, la Autoridad Superior.

La Autoridad Superior te habla ahora, hablándote a través de la Presencia Angélica, hablando a una parte de ti que está en el centro y la fuente mismos de tu Ser, hablando más allá de tu condicionamiento social, más allá de tus ideas y creencias y las ideas y creencias de tu cultura e incluso de tu religión.

La Autoridad Superior tiene un Mensaje para el mundo y para cada persona en él. El Mensaje es más que una idea. Es más incluso que una serie de ideas. Es una llamada y una confirmación, llamándote a responder y confirmando que hay una naturaleza más profunda dentro de ti y de toda la gente del mundo. La confirmación es un punto de inflexión en tu capacidad de responder.

El Poder y la Presencia presiden sobre el universo físico, un universo mucho más grande y extenso de lo que puedas imaginar, e incluso más allá del universo físico, hasta los dominios mayores de la propia Creación, que es algo que poca gente en el mundo ha considerado siquiera como posible.

Pero esta Autoridad Superior te habla en tu lugar más privado, en el centro de tu Ser, en lo profundo bajo la superficie de tu mente.

Esta es tu mayor relación. Es la Fuente del significado y el propósito en todas tus relaciones con la gente, con lugares y hasta con cosas.

Tú necesitas que esta Autoridad Superior hable ahora a la parte más profunda de ti, para familiarizarte con esta parte más profunda de ti y prepararte para vivir en un nuevo mundo y relacionarte con un universo de vida inteligente, que es la Comunidad Mayor de vida. Tú no sabes de estas cosas, pero ellas son parte de ti.

Quizá has experimentado tu naturaleza más profunda en momentos de claridad, en momentos de presciencia e incluso en momentos de decepción, cuando fuiste capaz de escuchar más allá de tus deseos y miedos y de los deseos y miedos de otros.

La Autoridad Superior está llamándote, llamándote hacia los Antiguos Pasillos de tu mente, llamándote más allá de tus creencias y preocupaciones.

Porque Dios ha hablado de nuevo, y la Palabra y el Sonido están en el mundo. Es una comunicación más profunda, mucho más profunda de lo que el intelecto puede comprender.

Esta habla de un mayor propósito, de una responsabilidad más profunda y de una mayor asociación, tanto en este mundo como más allá. Mediante esta asociación te vuelves un puente —un puente al mundo, un puente a tu Antiguo Hogar desde el que has venido y al que retornarás.

La gente quiere muchas cosas. Tiene grandes miedos —el miedo a perder, el miedo a no tener, el miedo a la privación, el miedo a la opresión, el miedo al dolor y al sufrimiento y el miedo al dolor de la muerte.

Pero la Autoridad Superior habla más allá de todas estas cosas. Es el Creador hablando a la Creación.

La Creación dentro de ti es la mente más profunda que Nosotros llamamos el Conocimiento. Es la parte permanente de ti. Es la parte de ti que existía antes de esta vida y existirá después, viajando a través de los reinos de la Separación guiada solo con el poder de la Voz.

La gente quiere muchas cosas. Tiene grandes miedos. Mucha gente tiene firmes creencias. Pero la Autoridad Superior habla más allá de estas cosas a todo aquel que puede ver y escuchar y puede responder a un nivel más profundo.

Tú no puedes evaluar esto. Es mayor que tu mente. No puedes debatirlo, porque está más allá de tus capacidades.

Es misterioso porque es omnipresente. Su origen está más allá del mundo y de todos los mundos, y por tanto no puedes imaginarlo.

Pero la experiencia es tan profunda que puede alterar el curso de tu vida y despertarte del sueño de la Separación, llamándote a salir de tus preocupaciones, de tus asociaciones y de todo, de modo que puedas escuchar la Antigua Voz, tan antigua que habla de una vida más allá de tus cálculos —una vida, sin embargo, que es tu propia vida.

Dios sabe lo que está llegando en el horizonte. Dios sabe por qué estás aquí. Dios te envió aquí con un propósito. Tus planes y objetivos raramente lo tienen en cuenta.

Es algo mayor. Es algo más simple y menos grandioso. Es algo esencial a tu Ser y a tu naturaleza y tu diseño.

Es la relación más primordial que tienes, el amor más profundo, la mayor afinidad. Esta relación te une contigo mismo y enfoca tu vida.

Ella te saca de las situaciones que son dañinas o no tienen promesa para ti. Te llama a una mayor participación en el mundo, guiado por la misteriosa y Antigua Voz, una Voz diferente a todo cuanto has escuchado antes, más profunda que cualquier cosa que hayas sentido, mayor que cualquier cosa que puedas ver o tocar.

La gente quiere muchas cosas. Le mueve un gran miedo. Incluso sus placeres están llenos de miedo y aprensión.

Pero la Antigua Voz está más allá del miedo, y cuando respondes estás más allá del miedo.

¿Quién puede decir qué es esto? ¿Quién puede evaluarlo?

No seas tonto pensando en términos de productividad. No seas analítico. Porque esto está ocurriendo a un nivel más profundo.

No te acobardes ante esto, porque esto es tu vida, tu propósito y tu llamada.

La Presencia y la Gracia están contigo, pero tú estás mirando otras cosas. Tu mente está en otra parte. Aquello que te redime y te restaura está ahora contigo, pero tú estás mirando en la dirección contraria.

La Revelación está en el mundo. Dios ha venido de nuevo con un Mensaje mayor para la humanidad y una preparación para un futuro difícil y arriesgado para la familia humana.

¿Qué es esto? ¿Qué significa? ¿Por qué está ocurriendo? ¿Cómo prepararte?

Solo la Revelación puede responder estas preguntas. Apartarte no puede responder estas preguntas.

La gente quiere muchas cosas. Está muy distraída. Está muy preocupada. Pero no sabe dónde está ni qué está haciendo. Sus objetivos son los objetivos de la sociedad en su mayoría. Ellos no saben dónde están yendo en la vida, ni por qué están aquí, ni quién les envió, ni qué les restaurará y les realizará y dará a su vida propósito y dirección.

La Antigua Voz está hablándote ahora. Escucharás a la Antigua Voz respondiendo dentro de ti, pues tu conexión es muy profunda. Es como los ríos que corren bajo la tierra en el desierto, ríos subterráneos con el agua más pura, pero que no pueden verse desde la superficie y que no pueden ser hallados excepto por otros medios.

Aunque vives tu vida en la superficie, en lo profundo de ti estás conectado a lo Divino. Y esta conexión se experimenta mediante la Llamada y la respuesta, siguiendo una Voz más profunda y una mayor dirección.

La gente pregunta ¿por qué? ¿Por qué está ocurriendo esto? Deben detenerse y escuchar y aprender a escuchar, trayendo su atención plenamente a este momento para poder escuchar y sentir y ver que la Revelación está despertando en su interior.

Por tanto, la Revelación despierta la Revelación dentro de cada persona. Así es como Dios habla al mundo en el Tiempo de Revelación. Esto es relación al nivel más profundo y significante.

Tú no puedes separarte de Dios, porque Dios va a todas partes contigo. Dios está contigo en todo momento, en todas tus actividades.

Solo en tus pensamientos puedes estar separado, asociándote con otras cosas, identificándote con otras cosas. Pero la Antigua Voz está dentro de ti, llamándote a responder, guiándote, reteniéndote.

Para entender tus premoniciones más profundas y los impulsos de tu corazón, debes comenzar a escuchar. Escucha dentro de ti. Escucha al mundo sin juzgarlo ni condenarlo. Escucha buscando las señales de lo que está viniendo. Escucha cómo debes responder. Escucha con quién estar y con quién no estar.

Aquí no sigues el miedo. Aquí no hay condena. Hay un mayor discernimiento y un mayor reconocimiento.

Dios ha puesto el Conocimiento dentro de ti para guiarte y protegerte y conducirte a una vida y participación mayores en el mundo. Esto reside más allá del dominio y el alcance del intelecto. Está ocurriendo a un nivel más profundo.

Una vez que comienzas a experimentarlo, comienzas a ganar un mayor discernimiento. Te vuelves más cuidadoso en lo que haces y en con quién te asocias. Escuchas a otros profundamente para ver si deberías participar con ellos y qué te están comunicando.

Las personas creen muchas cosas, pero saben muy poco. Están viviendo en la superficie de la mente, que es turbulenta y caótica y está gobernada por los vientos y pasiones del mundo.

Sus creencias son un sustituto de las relaciones más profundas. Sus preocupaciones son una evasión de la mayor involucración que están destinadas a tener.

Manteniéndose aparte, no pueden ver. No pueden saber. No pueden responder. Están dominadas por sus pensamientos, por su mente, por sus reacciones. Son esclavas, viviendo de manera servil.

Pero el Misterio está con ellas. Es lo más importante en la vida. Más allá de conseguir objetivos, asegurar la riqueza y la compañía y el reconocimiento en la sociedad, esto es lo más importante, porque es el contexto para una mayor involucración.

El Misterio es la fuente de todo lo que es importante. Todas las grandes invenciones y contribuciones, las grandes relaciones, las grandes experiencias… todas estas cosas vienen del Misterio; quién eres, por qué estás aquí, qué está llamándote, tu mayor asociación, tu destino con ciertas personas en el mundo, tu capacidad para encontrar tu camino mientras todos a tu alrededor están dormidos, soñando, indiferentes. Este es un viaje que debes tomar, de lo contrario tu vida no será más que un sueño problemático.

Cuando retornes a tu Familia Espiritual tras dejar este mundo, te mirarán para ver si has logrado tu tarea, para ver si has hecho la conexión más profunda. Y tú sabrás si la has hecho o no.

No hay juicio ni condena aquí, solo reconocimiento. Aquí lo que era antes misterioso se vuelve la realidad misma. Y tus prioridades están claras. No hay distracciones. No hay resistencia.

Y querrás volver, diciéndote: “Esta vez recordaré. Ahora sé. Ahora puedo ver. Recordaré.”

Pero debes recordar mientras estás aquí. Eso hace toda la diferencia. Eso es el comienzo de todo lo que es importante. Es el punto de inflexión de tu vida.

Es misterioso solo porque te has divorciado de ello, atrapado en el mundo de la forma, perdido en el mundo, madurando como individuo, adaptándote a un mundo cambiante y difícil. Entonces algo viene a hacer que recuerdes, y comienzas a sentir que el Misterio está contigo y en ti y que está influyéndote.

Su Fuente está más allá de la realidad física, porque aquello que eres está más allá de la realidad física. En última instancia te diriges más allá de la realidad física, pero has de estar aquí, pues fuiste enviado aquí con un propósito. Ese es el Misterio.

Nosotros hablamos de estas cosas para involucrarte a un nivel más profundo, para hacer salir aquello que es auténtico, para hablar a la parte de ti que apenas conoces y es la parte más grande de ti. Esta parte de ti responderá debido a Nuestro antiguo compromiso conjunto.

Esto te da miedo, pero también lo deseas. Es un deseo natural, más natural que cualquier cosa que estés haciendo o puedas hacer en el mundo.

Es la Involucración.