Como le fue revelado a
Marshall Vian Summers
el 10 de septiembre de 2008
en Boulder, Colorado, Estados Unidos

Texto original: Resisting the Intervention (no disponible online)

Escucha el audio original aquí (en inglés): No disponible

Más información sobre este texto

Lo que estás leyendo en este texto es la transcripción de la voz original de la Asamblea Angélica hablando a través del Mensajero Marshall Vian Summers.

Aquí, la comunicación original de Dios, que existe más allá de las palabras, es traducida al lenguaje y el entendimiento humanos por la Asamblea Angélica que supervisa el mundo. La Asamblea después entrega el Mensaje de Dios a través del Mensajero, tras lo cual es transcrito y puesto a tu disposición y a disposición de todos.

En este extraordinario proceso, la Voz de la Revelación está hablando de nuevo. La Palabra y el Sonido están en el mundo. Que puedas ser el receptor de este regalo de Revelación y puedas estar abierto a recibir su Mensaje único para ti y para tu vida.

Nota a los lectores:
Esta traducción fue provista a la
Society por estudiantes del Nuevo Mensaje que se han ofrecido voluntariamente a traducir el texto original en inglés. La publicamos en esta forma inicial para que todo el mundo tenga una oportunidad de interactuar con una porción del Nuevo Mensaje en un su propio idioma.

En este momento crítico de la historia humana en el que la humanidad enfrenta las Grandes Olas de Cambio —degradación ambiental, tiempo meteorológico violento, agotamiento de sus recursos esenciales, pérdida de producción de alimentos, creciente inestabilidad económica y política y amenaza de guerra—, hay una presencia extranjera en el mundo, que ha estado aquí por algún tiempo. Es una presencia de más allá del mundo, una presencia que está aquí para aprovecharse de una humanidad débil y dividida.

Ante aquellas personas que tomen conciencia de esto y ante aquellos a quienes capturará para sus propios fines, esta presencia se mostrará como una fuerza benigna y espiritual. Pero en realidad, supone una presencia explotadora y peligrosa.

Se trata de seres físicos del universo local. Son exploradores de recursos y colectivos económicos. No tienen fuerza militar, sino que su poder reside en su habilidad para influir en el pensamiento de aquellos a quienes desean persuadir e influir. En este sentido, su presencia, aunque pequeña, ha demostrado ser bastante poderosa y efectiva.

La presencia de esta Intervención supone una competencia desde más allá del mundo, una competencia por ver quién guiará e influirá en la humanidad y, finalmente, quién la gobernará y a quién seguirá la humanidad en el futuro.

Mientras las personas están preocupadas por su vida diaria y las naciones por sus dificultades económicas y sus discrepancias y acuerdos entre sí, la Intervención ha estado creciendo en el mundo. Aunque representa una fuerza pequeña, está teniendo una influencia creciente.

Este es el poder de la persuasión que se usa inmensamente y con gran efecto en el universo alrededor, dentro de una Comunidad Mayor de vida inteligente de la que la humanidad no es más que una parte muy pequeña.

Tus nociones de la vida en el universo, que en gran parte han sido moldeadas por las películas, los medios de comunicación humanos y tu imaginación, no explican realmente cómo funcionan las cosas más allá de las fronteras de este mundo y más allá de los límites de este Sistema Solar.

La humanidad vive en una región del espacio altamente poblada, donde se han suprimido la guerra y el conflicto, pero donde las naciones ejercen una tremenda influencia sobre las demás, principalmente a través de la dependencia comercial.

La humanidad está emergiendo a un conjunto de circunstancias muy complejas y maduras, y su mundo es tremendamente rico y valioso: rico en recursos biológicos, rico en su diversidad biológica. Vive en un planeta de inmenso valor para otros, y lo está arruinando, abusando de él, manejándolo mal. Por supuesto, esto ha llamado la atención de otros.

Incluso más que el desarrollo de armas nucleares peligrosas, la degradación del medioambiente mundial por parte de la familia humana es lo que realmente ha llamado la Intervención aquí.

Esta Intervención representa el desafío más peligroso para la libertad y la autodeterminación de la humanidad que jamás esta haya enfrentado. Si bien ha habido visitas a su mundo a lo largo de la historia, nunca ha habido una intervención como esta. Y las fuerzas que están aquí hoy no representan a quienes visitaron su mundo en el pasado lejano o en la antigüedad.

La humanidad es ignorante sobre la vida en el universo. No se ha adaptado a vivir dentro de esta Comunidad Mayor de vida. No está preparada para aquellos que ya se han preparado para ella, y que han estudiado durante mucho tiempo la fisiología, la psicología y el comportamiento social de los seres humanos. Ellos se han preparado para la familia humana, pero la familia humana no está preparada para ellos.

Debido a que no hay nadie en la Tierra que pueda tener un verdadero conocimiento y comprensión de las complejidades e interacciones de la vida inteligente en el universo, la preparación para esta Comunidad Mayor debe provenir de Dios. Debe provenir del Creador de toda vida. Y ha llegado a través de la Presencia Angélica que vigila este mundo. Es una preparación diferente a todo lo que se ha dado antes a la humanidad, ya que nunca ha enfrentado una Intervención como la que está enfrentando ahora.

Las historias, películas y fantasías de la humanidad sobre la vida en el universo no la han preparado para la realidad de emerger a un entorno tan enormemente competitivo. La gente todavía piensa que la vida en el universo es brutal, que las naciones del universo se están destruyendo mutuamente, o que existe un imperio que gobierna a todos; pero este no es el caso en absoluto.

De hecho, la humanidad necesita ahora prepararse para su futuro en la Comunidad Mayor de vida. Necesita poner fin a sus conflictos incesantes, que solo la debilitan y la dividen frente a la competencia desde más allá del mundo.

La humanidad está enfrentando su mayor amenaza y desafío, pero también está enfrentando su mayor oportunidad para forjar la unidad y la cooperación humanas en aras de preservar el mundo. La humanidad necesitará esta unidad y cooperación para enfrentar y sobrevivir a las Grandes Olas de Cambio que se avecinan, que son en gran parte el resultado del uso excesivo e inadecuado que la humanidad ha hecho del mundo.

Y la familia humana necesitará esta unidad y cooperación para encarar la realidad de la vida en el universo, y la realidad de que enfrenta ahora una Intervención en el mundo que es extremadamente peligrosa. No es una visitación, sino una intervención cuyo propósito es ganar el control del mundo y de su gente.

Estas fuerzas no pueden vivir dentro de este mundo. No pueden respirar su atmósfera, por lo que necesitan de la cooperación y el trabajo humanos para cumplir sus propósitos aquí, para explotar el mundo por sus recursos biológicos y aprovechar su importancia estratégica.

Quizás te preguntes qué o quién ha estado volando en los cielos durante las últimas décadas; y si eres consciente de ello, quizá te preguntes por qué ha habido avistamientos en todo el mundo durante muchos años. Y si te has tomado el tiempo de analizar esto de manera cuidadosa y objetiva, debes llegar a la conclusión de que una visitación está en marcha y que su naturaleza es secreta. Se está llevando a cabo de manera subrepticia, y sus intenciones y actividades están ocultas a la conciencia pública. E incluso los gobiernos ocultan a sus poblaciones lo poco que saben sobre la presencia extranjera, la presencia extraterrestre que existe hoy en el mundo.

No hay nadie en el mundo que pueda preparar a la familia humana para las realidades de la vida en el universo, y es por eso que hay un Nuevo Mensaje de Dios en el mundo. Su propósito es preparar a la humanidad para las Grandes Olas de Cambio que se avecinan, para su encuentro con la vida en el universo y para reconocer su mayor poder espiritual, que tiene la fuerza para unir a la humanidad y proporcionarla un mayor futuro, un futuro que será diferente al pasado.

Pero para ver la bendición aquí, debes reconocer la necesidad. Para ver la importancia de esta preparación, debes reconocer su gran necesidad. Esto no es simplemente un problema para los gobiernos. Realmente es un tema primordial para cada ciudadano del mundo, ya que la Intervención está aquí para arrojar su persuasión sobre el mundo y obtener el control de las mentes y corazones de las personas. Lo hace ofreciendo a la gente increíbles promesas de salvación y energía libre, prometiendo a la humanidad paz y ecuanimidad, y ofreciendo tecnología avanzada para que la humanidad se vuelva dependiente de estas potencias extranjeras. Y como los nativos insensatos de tantas tribus en el pasado, la humanidad está sucumbiendo ante estas promesas. Habiendo perdido la fe en las instituciones y el liderazgo humanos, muchas personas están ahora recurriendo a la Intervención en busca de orientación, creyendo en sus promesas de paz y tecnología.

Como resultado, la Intervención, entre las pocas personas que están conscientes de ella, tiene hoy en el mundo muchos representantes y pocos críticos. Es porque la Intervención ha estudiado la psicología y la fisiología humanas y ha ideado una forma muy potente de persuasión. Ha tomado a muchas personas en contra de su voluntad y las ha sometido a experimentos crueles y poderosas formas de control mental. Muchas de estas personas ahora no pueden pensar por sí mismas. Sus mentes han sido tomadas. Se les ha despojado de su libertad. Ahora son como animales de laboratorio para la Intervención, utilizados con fines reproductivos para poder crear individuos híbridos que ocupen posiciones de poder e influencia en los gobiernos, el comercio y la religión.

Aunque esta Intervención representa una fuerza pequeña y aún tiene un impacto limitado en el mundo, este impacto está aumentando. A medida que la humanidad enfrenta una creciente inestabilidad y la tentación del conflicto y la guerra, esta Intervención ganará fuerza. Sus promesas de paz y poder serán cada vez más seductoras. Tomará a muchas más personas a la fuerza, y hará que se vuelvan en contra de la familia humana, en contra del Conocimiento que Dios ha puesto en su interior, en contra de sí mismas. Mientras la humanidad está luchando y debatiéndose aquí en la Tierra, otras fuerzas están aquí para aprovecharse de sus problemas, su ignorancia y sus supersticiones.

Hay muchas personas, incluso algunas muy cultas, que piensan que cualquier visita al mundo sería pacífica, y que los visitantes ofrecerían a la humanidad sabiduría y conocimiento científico. La inocencia de este enfoque es obvia, pero la tragedia es que esa es la actitud de muchas personas. La comunidad científica humana cree que las potencias extranjeras vendrán a compartir su conocimiento científico. La expectativa es que la visitación traerá regalos, regalos necesarios, y por supuesto estas expectativas están ahora siendo aprovechadas.

A medida que disminuyan los recursos en este mundo y aumente la inestabilidad económica y política, las ofertas de la Intervención se volverán cada vez más convincentes, pero lo que ofrecen es el propio fin de la humanidad: la pérdida de la libertad humana y su dependencia de la tecnología y el poder extranjeros. Así es como razas como la humanidad, que no están preparadas para la vida en el universo, pueden caer bajo la persuasión y el dominio extranjeros. Así es como un mundo como este podría ser superado sin ningún uso de la fuerza.

Si piensas en la historia humana reciente, verás cómo grandes naciones e imperios fueron superados por pequeñas fuerzas exploradoras, cómo los Aztecas y los Incas fueron conquistados por pequeñas fuerzas expedicionarias que explotaron su debilidad, su ignorancia y sus supersticiones. Así es como una fuerza pequeña pero inteligente puede ganar ventaja contra un oponente mucho mayor.

La humanidad es necia. No está preparada y no reconoce su vulnerabilidad. Mientras desperdicia su herencia natural, está también privando a sus futuros ciudadanos y generaciones de su autosuficiencia. Sin autosuficiencia, no podrán negarse a las ofertas de la Intervención o cualquier otra intervención futura que pueda suceder aquí.

La gente naturalmente pregunta: “Bueno, ¿cómo se puede resistir esto? ¿Tenemos alguna esperanza contra tal presencia y poder?” La respuesta es sí, por supuesto que sí. La humanidad tiene una gran ventaja, ya que no se permite la invasión abierta en esta región del espacio, al ser una parte muy civilizada del universo. Las razas no pueden ir y tomar otro mundo por la fuerza. No está permitido porque representa peligro e inestabilidad en esta parte del espacio. Si las razas quieren ganar influencia en otro mundo, debe parecer que su presencia es aceptada y bienvenida. Deben intentar ganar el control por otros medios.

Por supuesto, la humanidad no podría, de ninguna manera, entender esto por sí misma, al no tener conocimiento de las reglas de interacción que existen en esta región del espacio. Su falta de educación al respecto la está poniendo en una gran desventaja, dejándola extremadamente vulnerable frente a los tipos de persuasión que se están usando sobre la familia humana en este momento.

La humanidad tiene una gran ventaja: si rechaza las ofertas y las persuasiones de la Intervención, esta deberá retirarse. Si la presencia de la Intervención llega a ser conocida por suficientes personas, entonces ya no podrá operar en secreto y deberá retirarse. Si tu mente y tu corazón no pueden ser transformados mediante la persuasión, la seducción o la intimidación, entonces la Intervención no tendrá poder sobre ti.

Lo que es necesario que entiendas aquí es que Dios ha puesto una inteligencia más profunda dentro de ti, una inteligencia que es muy diferente a tu intelecto. Es poderosa. Es fuerte. No puede ser corrompida. No puede ser persuadida. No puede ser superada por ningún poder, ya sea humano o extraterrestre. Representa el núcleo de tu fuerza, la esencia de tu integridad y la fuente de tu sabiduría. Dios le ha dado a cada persona Conocimiento para guiarla, protegerla y dirigirla a una vida mayor en el mundo. Pero hay muy pocas personas en el mundo actual que sean conscientes del poder y la presencia del Conocimiento.

En el universo, el poder y la presencia del Conocimiento es el mayor poder que existe: mayor que la tecnología, mayor que la ideología, mayor que la persuasión. La Intervención no está utilizando este Conocimiento y no es consciente de él, de lo contrario no estaría interviniendo en el mundo, ya que el Conocimiento representa una base ética fundamental. No puedes atacar o explotar a otro guiado por el Conocimiento, y aquellos que son guiados por él no pueden ser explotados, engañados o seducidos.

La humanidad ha mantenido vivas sus tradiciones espirituales. No te das cuenta de lo valioso que es esto, porque en el vecindario espacial hay grandes sociedades tecnológicas que son de naturaleza por completo secular. La iluminación espiritual es extremadamente rara en el universo, como lo es en este mundo. La libertad es rara en el universo, como lo es en este mundo. Las razas libres permanecen ocultas, y no se involucran en las vastas redes de comercio y en las fuerzas de control que las gobiernan.

Tienes mucho que aprender sobre la vida en el universo, y tu educación recién comienza. Esta educación es vitalmente necesaria, porque el aislamiento de la humanidad en el espacio ha terminado. De ahora en adelante, habrá intentos constantes de persuadir a la humanidad, intervenciones continuas. Es por eso que la familia humana debe establecer sus propias reglas de interacción, así como afirmar su voluntad y determinación de ser una gente libre en el universo.

En la actualidad, la humanidad está transmitiendo todas sus tonterías y secretos al espacio, para que el observador discreto los vea. Le está contando al universo sus fortalezas y, aún más importante, sus debilidades. Está invitando a la intervención a través de su uso imprudente del mundo y sus interminables conflictos y problemas entre las naciones y los pueblos. La Intervención solo tiene que esperar mientras la humanidad se debilita a sí misma mediante la competencia y el conflicto. En este sentido, la familia humana está haciendo el trabajo para la Intervención.

Hay una creciente desesperanza en el mundo. Las personas están perdiendo la fe, si alguna vez tuvieron fe en sí mismas y entre ellas. Es dentro de este ambiente de dificultad y desesperanza que las potencias extranjeras pueden obtener su gran ventaja aquí. Y nunca pienses que un gobierno extranjero en este mundo sería deseable de alguna manera, ya que no tienes idea de la crueldad y dureza que dicho gobierno traería a la familia humana.

El valor de la divinidad humana y sus logros no tiene importancia para la Intervención. La humanidad es simplemente un recurso para ellos. La ven como los humanos ven a sus animales domésticos. Piensan que los seres humanos son brutales, violentos y caóticos. No tienen conciencia de su naturaleza espiritual. Tampoco valoran sus grandes tradiciones. Estando sin Conocimiento ellos mismos, tampoco lo ven en la familia humana.

Ellos representan la realidad de muchas razas en el universo, que están despiadadamente comprometidas en la adquisición de recursos. Después de despojar sus propios mundos de su riqueza natural, ahora deben viajar y participar en complejos arreglos comerciales para obtener lo que necesitan.

La humanidad está siguiendo el camino que muchas naciones siempre han seguido, agotando sus mundos de origen y luego volviéndose propensas a la seducción por parte de las fuerzas en la Comunidad Mayor. Porque una vez que uno ingresa a estas grandes redes de comercio, su destino será determinado por otros. Tendrá que cumplir con los términos y condiciones que se requieren para recibir lo que necesita, ya sea en alimentos y medicamentos o en tecnología avanzada. Tendrá muy poca libertad y autodeterminación en estas circunstancias, y este ha sido el destino de muchas razas.

Ahora la humanidad es vulnerable. Al igual que el niño adolescente en la gran ciudad, está entrando en un escenario más grande de la vida, sin preparación, sabiduría o discernimiento respecto a todas las fuerzas que podrían aprovecharse de ella, de su inocencia y de su ignorancia.

Aquí la humanidad debe crecer y madurar. Debe abandonar la guerra y el conflicto, ya que no puede permitírselos ahora. La unidad humana es esencial para que la humanidad permanezca libre en el universo. La unidad humana es esencial para que la humanidad pueda superar las Grandes Olas de cambio y crear una mayor seguridad y estabilidad en el mundo.

Ahora la familia humana enfrenta la competencia de más allá del mundo. Esta no tiene fuerza militar, pero sus poderes de persuasión son poderosos y efectivos. Cuanto más fuerte seas en el Conocimiento, más libre estarás de esta persuasión; y podrás ver mejor a través del engaño, para reconocer la verdadera naturaleza e intención de esta presencia en el mundo.

El Nuevo Mensaje de Dios llama a esta presencia la Gran Oscuridad. Los que están interviniendo en este mundo no son demonios ni diablos, pero su intención aquí es muy peligrosa para la humanidad, y es por eso que su presencia en este planeta es llamada la Gran Oscuridad.

Es hora de que la humanidad termine sus conflictos incesantes y se prepare para su futuro y destino dentro de una Comunidad Mayor de vida inteligente en el universo. Dios ha enviado un Nuevo Mensaje al mundo para advertir, fortalecer y preparar a la humanidad para este gran encuentro con la vida, un encuentro que determinará su suerte y su destino.

No hay otro problema o desafío que sea mayor que este. Pues ¿qué podrías lograr, alcanzar o preservar en el mundo si este cayera bajo la dominación extranjera? ¿Qué ventaja podrías crear para ti mismo, o por qué objetivo nacional podrías luchar, si el mundo cayera bajo la dominación extranjera? Y nunca pienses que tal dominación no puede ocurrir. No te das cuenta del poder de la persuasión en el ambiente mental.

La Intervención puede controlar las mentes y corazones de las personas, pero no puede tener ninguna influencia sobre aquellos que son fuertes con el Conocimiento. Y cualquier individuo que haya sido capturado o tomado en contra de su voluntad por la Intervención, puede recuperar su fuerza y ​​su autodeterminación al obtener acceso al Conocimiento y tomar los Pasos al Conocimiento. Y al fortalecerse en el Conocimiento, dejará de ser un sujeto sumiso que la Intervención puede usar. Se convertirá en un peligro para la Intervención y será evitado por ella.

Puede que te sientas impotente. Puede que pienses que una potencia extranjera con tecnología extranjera tendrá una fuerza que será insuperable, pero la humanidad está tratando con un pequeño grupo de exploradores de recursos que se hacen pasar por grandes potencias tecnológicas.

La humanidad tiene la mayor ventaja. Si se vuelve sabia y alerta ante la presencia de la Intervención, no podrá ser convertida y resistirá la Intervención. Reconocerá el peligro y responderá adecuadamente. No será engañada por las promesas de riqueza, poder o realización espiritual. Su conciencia nativa y sus habilidades de discernimiento le dirán que esto no es más que una intervención.

Y aprenderá las lecciones de la historia, las lecciones de la intervención, que muestran que los que intervienen siempre lo hacen por interés propio, y que los pueblos nativos, si caen bajo la persuasión extranjera, sufrirán mucho, y su mundo y su civilización serán dominados desde el exterior. Esto es lo que la historia y la naturaleza enseñan sobre la competencia y la intervención.

La familia humana es el pueblo nativo del mundo enfrentando una intervención. ¿Cómo responderá? ¿La ignorará o la negará? ¿La verá de acuerdo con sus deseos y sus preferencias, o según su entendimiento religioso, pensando que la humanidad es el centro del universo y que todo y todos giran en torno a ella? Esta es la actitud y presunción de muchas personas, pero puedes ver su insensatez.

Si la humanidad quiere seguir a cargo de este mundo, debe protegerlo contra la intervención extranjera y debe preservar y cuidar sus valiosos recursos. Y debe unirse y poner fin a sus conflictos incesantes.

Una humanidad débil y dividida no tendrá poder en el universo, y estará sujeta a una interminable intervención y manipulación. Esta es una verdad que sus naciones y pueblos deben ver. Y es parte de la advertencia en el mensaje de la Nueva Revelación de Dios, una revelación que está aquí no para competir con las tradiciones religiosas de la humanidad, sino para iluminarlas, expandirlas, educarlas y darles un futuro mayor, a medida que la familia humana enfrenta la realidad y la dificultad de encontrarse con la vida en el universo.

Debes resistir la Intervención. Debes reconocer que no es más que una competencia desde más allá del mundo. No debes dejarte engañar por sus promesas de riqueza, poder y libertad. No debes desanimarte o resignarte, pensando que no tienes poder en este asunto, porque la humanidad tiene la gran ventaja.

Ejerce tu voluntad de que no serás dominado o persuadido, y la Intervención no tendrá poder aquí. Deberá retirarse y buscar ganar ventaja por otros medios.

No aceptes la tecnología extranjera, ya que solo está aquí a fin de crear adicción y persuadir a la humanidad para que sea dependiente. Es una seducción, y nada más. Es como dar drogas a una tribu nativa en la jungla, que luego se vuelve adicta y esclava de quien proporciona estas cosas.

El amor de la familia humana por la tecnología la coloca en una posición de vulnerabilidad ante aquellos que están más avanzados tecnológicamente. Ellos traerán baratijas del espacio, y la humanidad pensará que son maravillosas y las querrá para sí misma. Así es como los pueblos nativos son seducidos y persuadidos. Ellos son intimidados. Son deslumbrados por la tecnología. Sus conflictos son aprovechados y su liderazgo minado. Así es como una intervención gana fuerza entre los pueblos nativos. Esto ha sucedido a lo largo de la historia humana, y sucede también por toda la Comunidad Mayor.

Nadie vendrá a destruir el mundo ni a erradicar la vida, porque el valor aquí está en la vida, en los recursos de la vida. La humanidad es extremadamente valiosa para la Intervención, como fuerza laboral. Ellos la acorralarán y la subyugarán si pueden ganar suficiente control aquí, pero dependen de ella.

La humanidad puede sentir que es predominante y preeminente en este mundo, pero en la Comunidad Mayor es como un adolescente. Carece de habilidad, sabiduría y preparación. Más que ninguna otra cosa, lo que te preparará para la realidad y el desafío de la Comunidad Mayor será obtener esta sabiduría —sabiduría de la Comunidad Mayor—, adquirir habilidad en el entorno mental y desarrollar una base de Conocimiento dentro de ti como individuo.

La humanidad nunca ha experimentado semejante desafío. Nunca ha enfrentado una competencia desde más allá del mundo. Esta competencia se está produciendo ahora porque la humanidad ha creado una infraestructura que otras razas pueden usar —comercio y comunicación globales—. La humanidad también está desarrollando poderes peligrosos. Si se volviera más poderosa militarmente, entonces la intervención aquí sería más difícil en el futuro. Y si la humanidad realmente se educara sobre las realidades y los desafíos de la vida en el universo, entonces una intervención como la que está ocurriendo en la actualidad no sería posible. La familia humana sería demasiado consciente y demasiado fuerte para que una intervención así tuviera éxito.

En la actualidad, hay muchas personas en el mundo que tienen una conexión natural con la vida en el universo. Han venido a este mundo en este momento porque la humanidad está enfrentando su primer contacto con la Comunidad Mayor.

No es casualidad que estés aquí en este momento. Dios te ha enviado al mundo en esta época a fin de ayudar a preparar a la humanidad para su emergencia a una Comunidad Mayor de vida inteligente. Pero esta emergencia debe llevarse a cabo con sabiduría, discernimiento, fuerza y ​​determinación. No es un asunto sin consecuencias, sino el mayor umbral que la humanidad encarará. Y en esta emergencia pueden pasar dos cosas: o bien ganará fuerza y ​​unidad, o bien perderá su libertad.

Ten cuidado aquí de pensar que existen razas extranjeras poderosas y positivas hoy en el mundo. Muchas personas cometen este error porque aún quieren ser salvadas o rescatadas. Quieren contacto, pero no se dan cuenta de que los verdaderos aliados de la humanidad no están presentes en el mundo. No están aquí influenciando a la humanidad, ni controlando y manipulando la percepción, la emoción y la lealtad humanas.

Los aliados de la humanidad no intervendrían en el mundo de esa manera, ya que requeriría que tomaran el control del mundo, lo cual no harán. Y algo así solo socavaría el potencial de la humanidad para convertirse en una raza libre y autodeterminada en el universo.

Los aliados reales han enviado una serie de informes al mundo, para ayudar a preparar a la humanidad para las realidades de la vida en el universo y advertirla contra la intervención que está ocurriendo en el mundo actual. Ese es su regalo a la humanidad.

No pienses que otra raza vendrá a rescatar a la familia humana. No pienses que esta es tan débil e impotente que necesitaría un rescate de ese tipo. Cualquier raza que prometa esto, realmente estará aquí para aprovecharse de su debilidad y su vulnerabilidad.

Esta es la sabiduría y claridad que debes aplicar a esta situación. No se trata de amor o miedo, sino de claridad, certeza y responsabilidad. El amor o el miedo es lo que las personas proyectan cuando son demasiado débiles para involucrarse directamente. Es el discernimiento del necio.

Debes traer fuerza y ​​claridad aquí. Debes estar preparado para la Comunidad Mayor. Y debes resistir la Intervención.

Habla contra ella. Recibe el regalo de sabiduría de los verdaderos aliados, los cuales no buscan la dominación aquí, ni intervienen en el mundo para sus propios fines. Ellos han dado a la humanidad el regalo de la sabiduría, que es el mejor regalo que cualquier raza extranjera pueda dar a una humanidad en lucha.

La intervención conduce a la subyugación. Lo que hoy está ocurriendo en el mundo te lo está mostrando. Cuando un poder más grande interviene en otra nación, tiene que controlar a esa nación y termina dañándola, incluso si sus motivos parecen nobles y valiosos.

Las intervenciones siempre se llevan a cabo por interés propio. La historia te lo enseña, la naturaleza te lo enseña, y la vida te lo enseña.

Resistes la Intervención porque te haces fuerte en el Conocimiento.

Resistes la Intervención cuando te educas sobre las realidades de la vida en el universo.

Resistes la Intervención cuando recuerdas que no puedes y no debes aceptar regalos de extraños que no revelan su verdadero propósito. Al igual que no permitirías que entraran extraños a tu hogar, no debes permitir que entren extraños a tu mundo.

Si la humanidad estuviera realmente versada en las realidades de la vida en el universo, ¡resistiría la Intervención con todas sus fuerzas! Y la Intervención sería expulsada, su velo de secreto quitado, y sus intenciones reales expuestas. Incapaz de doblegar y seducir a una humanidad consciente, tendría que retirarse.

Es esta conciencia, educación y certeza interna lo que tú, como individuo, debes aportar a esta situación. No pienses que eres impotente ante la Intervención, porque eso representa la persuasión de la Intervención y su aprovechamiento de tu falta de confianza en ti mismo.

No creas que la Intervención va a salvar a la humanidad, porque entonces estarás cayendo bajo la seducción de la Intervención, una seducción que te robará todo lo que es valioso en tu vida.

Dios ha enviado un Nuevo Mensaje al mundo para advertir a la humanidad y prepararla. Es esta preparación lo que es esencial. Te devolverá el poder y la presencia del Conocimiento; te educará sobre las realidades de la vida en el universo; y ayudará a preparar a la familia humana para cumplir su destino de ser una raza libre en el universo.

Todos los Mensajes de Dios que se han enviado al mundo a lo largo del tiempo han sido para fortalecer a la humanidad, fomentar la libertad y construir la civilización humana. Aunque todas las religiones han sido iniciadas por Dios, todas han sido cambiadas por las personas, incluso hasta el punto de que su intención inicial se ha perdido. Pero, en esencia, Dios ha iniciado todas las religiones del mundo para permitir que la civilización humana creciera y se fortaleciera. En última instancia, esto era una preparación para la Comunidad Mayor, donde la libertad es rara y debe ser resguardada con gran vigilancia. Esta es una realidad de la vida. Niega esto y negarás la vida. Negarás las lecciones de la vida y su sabiduría.

Es hora de que la humanidad se vuelva fuerte y autodeterminada; de que sea responsable y rinda cuentas; de que ponga fin a sus conflictos incesantes; de que preserve y cuide sus valiosos recursos naturales, estabilice su población y resista toda intervención en el mundo por cualquier fuerza, independientemente de sus promesas o sus advertencias.

Esta es tu responsabilidad ahora. La soberanía humana debe ser preservada en este mundo. Y esta soberanía sufrirá cada vez más amenazas y desafíos, tanto por las dificultades que enfrenta aquí en el mundo como por la competencia y la intervención desde el exterior.

La Intervención explotará la debilidad humana, pero tú debes desarrollar la fuerza humana y la autoconfianza. Esto comienza con el individuo. No es simplemente un mandato del gobierno o una filosofía. Si la humanidad no conserva su libertad, la perderá. Si no puede reconocer que está enfrentando una competencia desde más allá del mundo, esta presencia y poder ganará cada vez más fuerza y persuasión aquí.

Aquí es donde se vuelve esencial enfatizar la fuerza de tu carácter moral, la fuerza de las religiones del mundo y la fuerza y ​​el valor de la creatividad y la naturaleza divina de la humanidad.

La familia humana está de espaldas al universo. Debe darse la vuelta y encarar la Comunidad Mayor. Debe vigilar sus cielos, y debe controlar el poder, la presencia y las actividades de la Intervención. Esta está funcionando ahora con muy poca conciencia y discernimiento humanos.

Retira su velo de secreto y quedará expuesta. Será expuesto su engaño, su debilidad, sus falsas promesas. Esto es lo que se necesita ahora.

La humanidad tiene el poder del Conocimiento. La conciencia del Conocimiento no se ha perdido en el mundo, y eso es lo que la hace valiosa para otras razas libres en el universo y digna de su apoyo. Es el poder del Conocimiento y la determinación y la cooperación humanas lo que dará fortaleza a la humanidad y la permitirá establecerse como una raza libre y poderosa en el universo.

Este es su reto. La humanidad tiene una gran ventaja aquí, y debe usar esta ventaja con toda su fuerza y ​​determinación.

Este es un mensaje de amor venido de Dios. Es un mensaje de confianza y aliento. Trae consigo una advertencia, pero también una seguridad. Todo lo que Dios ha invertido en la humanidad y el desarrollo de la civilización humana, muestra que Dios valora la vida y la familia humana, y no quiere verla caer bajo la subyugación del control extranjero.

Porque el poder de la libertad y el poder de Dios son lo mismo, aquí y en todas partes en el universo. Y aquí y en todas partes en el universo, la libertad debe ser protegida, alimentada y apoyada. En cualquier parte de la vida, esto es desafiado. Es un regalo. Y es un regalo que tú, como individuo y miembro de una Familia Espiritual, debes defender, preservar y proteger.