Como le fue revelado a
Marshall Vian Summers
en abril de 2001
en Boulder, Colorado, Estados Unidos

Texto original: The Greater Darkness Upon the World (no disponible online)

Esta revelación es el capítulo 2 de un antiguo libro introductorio.

Más información sobre este texto

Lo que estás leyendo en este texto es la transcripción de la voz original de la Asamblea Angélica hablando a través del Mensajero Marshall Vian Summers.

Aquí, la comunicación original de Dios, que existe más allá de las palabras, es traducida al lenguaje y el entendimiento humanos por la Asamblea Angélica que supervisa el mundo. La Asamblea después entrega el Mensaje de Dios a través del Mensajero, tras lo cual es transcrito y puesto a tu disposición y a disposición de todos.

En este extraordinario proceso, la Voz de la Revelación está hablando de nuevo. La Palabra y el Sonido están en el mundo. Que puedas ser el receptor de este regalo de Revelación y puedas estar abierto a recibir su Mensaje único para ti y para tu vida.

Nota a los lectores:
Esta traducción fue provista a la
Society por estudiantes del Nuevo Mensaje que se han ofrecido voluntariamente a traducir el texto original en inglés. La publicamos en esta forma inicial para que todo el mundo tenga una oportunidad de interactuar con una porción del Nuevo Mensaje en un su propio idioma.

Seguramente un Nuevo Mensaje de Dios debe responder a una gran necesidad, una necesidad tan grande que la humanidad no podría entenderla o prepararse para ella por sí misma. En cierto sentido, esto debe provocar una intervención de Dios, porque Dios no puede permitir que la humanidad entre en un nuevo escenario y un nuevo desafío sin una gran ayuda.

Las intervenciones de Dios son infrecuentes, pero son vitalmente necesarias. La llegada de grandes emisarios espirituales como Jesús, Buda y Mahoma representa tales intervenciones. Sea como sea que su presencia pueda haber sido interpretada y cualquiera que fuera la respuesta, estos grandes representantes trajeron a la humanidad algo que necesitaba desesperadamente, algo que no podía encontrar por sí sola.

La humanidad ha llegado ahora a un gran punto de inflexión en el que una revelación así debe darse de nuevo. No es una reiteración de lo que se ha proporcionado antes. Es un Nuevo Mensaje, una nueva comprensión, un entendimiento que se basa en todos los Mensajes de Dios que han sido enviados al mundo para asistir a la humanidad. Sin embargo, debido a que es nuevo, puede suscitar mucha disensión y confusión. Esto no puede evitarse. Ha llegado el momento para una Nueva Revelación. Esto ha sido motivado tanto por la evolución de la humanidad como por la llegada de vida inteligente desde más allá del mundo.

Una Oscuridad Mayor está sobre el mundo, una oscuridad que la humanidad no ha encontrado nunca antes. Representa un desafío a su libertad e integridad como nunca antes había experimentado. Una Intervención extraterrestre está ocurriendo en el mundo, y ha estado en marcha por algún tiempo. Su intención es ganar el control del mundo y de la gente del mundo. Es engañosa, porque se presenta como una fuerza benigna que ha venido para ayudar a la humanidad en sus grandes necesidades prácticas. Se presenta bajo una luz más espiritual. Sin embargo, en realidad trata de persuadir y pacificar a la gente para que piense que la humanidad necesita su ayuda y que, por su propio bien, debe seguir las instrucciones dadas por la propia Intervención.

Tal Intervención ha estado sucediendo en el mundo durante muchos años, pero sigue sin ser reconocida. Incluso aquellos que se dan cuenta de que se está produciendo una visita no están discerniéndola correctamente.

La humanidad no está preparada. Nunca se ha enfrentado a una Intervención así. Sin embargo, debido a que la Intervención es un evento natural y no uno místico, la propia naturaleza puede enseñarte lo que realmente significa. Porque ya entiendes que la preeminencia es desafiada en la naturaleza, que la competencia forma parte de la naturaleza y que los fuertes dominan a los débiles si pueden.

Esta es una realidad de la vida en todo el universo físico. Sin embargo, no es la realidad de la vida en el Antiguo Hogar del que provienes. El mundo en el que vives no es el Antiguo Hogar del que viniste y al que retornarás. No es tu realidad espiritual. Es una realidad diferente. Y en esta realidad, los fuertes dominarán a los débiles si pueden.

La Comunidad Mayor a la que la humanidad está emergiendo está repleta de vida inteligente en todas las etapas de la evolución y el desarrollo. Hay muchas razas tecnológicamente avanzadas, pero su avance tecnológico no significa en absoluto que sean espiritualmente avanzadas. La humanidad tiene mucho que aprender sobre la vida en el universo, porque es como un niño arrogante saliendo a un vecindario más grande de la vida. ¿Cómo puede entender estas cosas, y cómo puede prepararse para este gran umbral de manera que se cumpla su destino en la Comunidad Mayor y pueda emerger a este gran escenario de vida inteligente como una raza libre?

Este es el mayor desafío que enfrenta la humanidad. Prepararse para esto es su mayor necesidad. Pero qué poca gente en el mundo es consciente de esto y puede verlo correctamente. Esto ha provocado que un Nuevo Mensaje de Dios sea dado al mundo, porque una Oscuridad Mayor está sobre la humanidad. El propio Nuevo Mensaje debe dar a la familia humana una conciencia de su situación, y debe proporcionarle las herramientas que necesita a fin de crear la conciencia que debe tener para mantener su libertad y construir la unidad humana en el mundo. Porque solo una humanidad unida será libre en el universo. Solo una humanidad unida será suficientemente fuerte para mantener su posición preeminente en el mundo.

Es la voluntad de Dios que la humanidad se prepare para el futuro. Es la voluntad de Dios que la humanidad pueda sobrevivir como una raza libre dentro de un escenario más grande de vida inteligente, donde existen muchos desafíos a la libertad. Sin embargo, la voluntad de Dios y lo que la gente entiende son cosas muy diferentes. ¿Estás dispuesto a cerrar esta gran brecha? ¿Estás dispuesto a aprender a reconocer tu verdadera situación y a aceptar el regalo que se te ha dado para tu propia preparación, preservación y bienestar?

Estas son preguntas que todos los que reciben el Nuevo Mensaje de Dios deben contemplar. Son preguntas que debes responder por ti mismo. Una Oscuridad Mayor está sobre el mundo. La libertad y el bienestar de la humanidad están en juego. Aquellos que están visitando este mundo no valoran la libertad humana, y aunque quieren preservar la comunidad humana a su servicio ellos no la consideran su igual. Piensan en la humanidad de la misma manera que esta piensa en sus animales domésticos. Creen que la familia humana es caótica y destructiva y que está arruinando el mundo, un mundo que ellos quieren tener para sí mismos. El hecho de que su presencia aquí se esté consolidando y que la humanidad no esté respondiendo ha motivado el Nuevo Mensaje de Dios.

Si una sola persona expresara estas opiniones no sería tomada en serio, incluso si comprendiera plenamente la situación, lo cual le resultaría muy difícil de lograr por su cuenta. Incluso si esta persona tuviera una comprensión completa, su voz sería débil y la gente la descartaría. Las personas dirían: “¡Bueno, esta persona está loca! ¡Esto es una tontería! Debemos preocuparnos por los problemas reales que enfrenta la humanidad”.

Es por eso que hay un Nuevo Mensaje de Dios, porque el Mensaje debe venir de Dios. Debe venir de Dios para ser realmente entendido. No puede ser la voz de una sola persona. Una persona en el mundo no podría entender el significado o las realidades de la vida en el universo. Una persona no podría entender lo que la Intervención realmente significa y cómo está operando. Para esto se necesita un Nuevo Mensaje de Dios.

El Creador no quiere que la humanidad fracase. Pero la humanidad todavía puede fracasar, porque este es su mundo. La humanidad quiso tener su propia realidad. Esto es cierto para toda la vida inteligente en el universo. Esto es lo que creó la separación de Dios en el principio, y es lo que creó el universo que puedes ver y puedes tocar, un universo lleno de cambio, belleza y peligro. Por eso el Creador solo puede aconsejar. Por eso el Creador no dirige el universo que ves. Sin embargo, existen grandes fuerzas espirituales trabajando en esta realidad física, alentando el Conocimiento, la cooperación y la verdad en todas las manifestaciones de la vida.

Ahora se te está dando esta perspectiva para que puedas comenzar a ver, sentir y saber lo que el Nuevo Mensaje de Dios realmente significa para ti. La Oscuridad Mayor en el mundo de hoy está oculta. Es engañosa. Se presenta a sí misma como benigna y beneficiosa. Alienta a la gente a aceptar su presencia y a compartir su misión aquí. No es una fuerza espiritual. Es una fuerza física. No se compone de seres multidimensionales. Se compone de seres físicos del universo, que se presentan de tal manera que la gente pensará que dichos “visitantes” son místicos, espirituales y tienen poderes mágicos. Los únicos poderes que tienen son su tecnología y su habilidad para convencer a través de la persuasión en el ambiente mental.

El verdadero poder es el poder que tienes. Es el poder del Conocimiento, el poder de ver y saber más allá del engaño. Pero este poder es débil en la humanidad y debe ser fortalecido. No es un poder que usen los que están interviniendo en este mundo, pues ni siquiera son conscientes de él. Si lo fueran, no estarían interviniendo en este mundo. No estarían buscando ganar el control de este mundo y de sus pueblos. Porque el conocimiento nace de Dios y Dios no puede atacarse a sí mismo.

El mayor poder del universo está dentro de la familia humana, pero la humanidad no lo está usando. Este poder está siendo llamado ahora como nunca antes. El desafío a la libertad humana no tiene precedentes. Sin embargo, las personas siguen con su vida diaria sin pensar en ello. O si son conscientes de esta posibilidad, tienden a interpretarla de tal manera que las haga sentirse seguras y cómodas. ¿Cómo puede la humanidad dar cuenta, entonces, de la Intervención extraterrestre? ¿Cómo puede la humanidad dar cuenta de la Oscuridad Mayor en el mundo? ¿Quién puede llevar esto a la conciencia de la humanidad? ¿Y cómo puede la humanidad prepararse para contrarrestar a la Intervención y comenzar a cumplir su destino de emerger a una Comunidad Mayor de vida inteligente como una raza libre? Solo Dios tiene la respuesta a esto. Nadie podría tener la respuesta a esto, ni ninguna filosofía. Por eso hay un Nuevo Mensaje de Dios.

La Oscuridad Mayor en el mundo afectará a todas las personas que hoy viven en el mundo. Afectará a sus hijos y al futuro de la propia humanidad. Esto no es un problema para una sola nación. Es un problema para la gente de todas partes, porque todos enfrentan el mismo desafío y todos enfrentan las mismas consecuencias si fracasan. Esto comienza a mostrar a la familia humana que sus problemas entre sí y su desconfianza mutua no tienen una base real en el universo, porque los que están interviniendo en este mundo consideran a todos los seres humanos iguales. No valoran a unos sobre otros, excepto en la medida en que puedan ser útiles para su causa.

La sanación de la humanidad vendrá como resultado de su encuentro conjunto con un mayor desafío. La resolución de sus viejas disputas y su falta de perdón mutua vendrá enfrentándose unida a un mayor desafío. Este desafío está aquí ahora. Es un desafío que está ensombreciendo al mundo entero. Este es ciertamente el gran cambio que sientes. Es la causa de tu ansiedad sobre el futuro. Es precisamente lo que te llama a responder.

El gran renacimiento espiritual que está ocurriendo actualmente en este mundo no es solo para traer una mayor sensación de bienestar. Es una llamada a responder a un gran desafío. Sin embargo, si el desafío no es reconocido, entonces la llamada será malinterpretada y no se entenderá.

El universo que la humanidad encontrará es un entorno muy competitivo, y existen grandes fuerzas que buscan explotar mundos emergentes como este. Sin embargo, puedes resistir tal explotación. Puedes detenerla. Pero para hacerlo debes comenzar a aceptar el mayor poder espiritual que vive dentro de ti, debes encontrarlo dentro de otras personas y debes afirmarlo en toda la familia humana.

La humanidad tiene la promesa de ser una raza libre y fuerte. Sin embargo, para esto debe ser autosuficiente. Las personas deben reconocer su terreno común y sus necesidades comunes, y deben compensar sus tendencias a explotarse mutuamente para obtener ventajas personales. Esto ahora no es solo una recomendación, sino algo esencial para su supervivencia y su libertad.

Las fuerzas extraterrestres presentes hoy en el mundo buscan arrebatar a humanidad esta libertad. Sin embargo, solo pueden hacerlo con su cooperación, su consentimiento y su evitación y negación de la verdad. Si la familia humana resiste activamente estas fuerzas entonces la Intervención se verá forzada a retirarse, ya que depende enteramente de la sumisión humana. Depende de su debilidad y no de su fuerza.

El Nuevo Mensaje de Dios revela el verdadero significado de la Oscuridad Mayor en el mundo, cómo está operando aquí y cómo debes responder a ella. Está llamando a lo que sabes más profundamente. Te está diciendo que eres capaz de comprender lo que realmente está sucediendo en el mundo actual.

Puedes entenderlo y debes entenderlo. Te está llamando a elevarte por encima de tus preocupaciones personales para reconocer una mayor necesidad, una necesidad que es esencial para tu libertad y tu bienestar.

A través del Nuevo Mensaje Dios está llamando a todos por igual, no para creer en una filosofía o una religión por encima de otra, sino para tomar conciencia de una mayor necesidad en el mundo. Está llamando a todas las personas a que usen su cultura, su religión y la sabiduría que ambas proveen para responder a esta gran necesidad. En el corazón de todas las religiones del mundo hay una única verdad, y es la realidad de la naturaleza espiritual de la humanidad. Por más nublada que pueda estar esta verdad, por más perdida que parezca estar en aquello en lo que se ha convertido la religión o en cómo se promueve, esta verdad esencial permanece. El Nuevo Mensaje de Dios habla de esta única verdad, la amplifica y le da un campo de aplicación más amplio.

Algunas personas pueden responder al Nuevo Mensaje de Dios diciendo: “Bueno, esto es muy aterrador. ¡No creo que pueda lidiar con esto!”. Pero esta es tu vida. Este es tu mundo. Puedes y debes responder. El Conocimiento, o Espíritu dentro de ti, puede responder y responderá si se lo permites.

Hay una Oscuridad Mayor en el mundo. No puedes evitarlo. No hay donde puedas huir y esconderte. La negación y la evitación solo debilitan tu posición y hacen que la preservación del futuro y la autodeterminación sean más difíciles, tanto para ti como para todos los demás.

El Nuevo Mensaje de Dios llama a las personas a seguir lo que el Conocimiento, o el Espíritu en su interior, les está diciendo: no a seguir lo que quieren, o lo que creen, o lo que prefieren, sino a seguir la mayor inteligencia espiritual que es el corazón y el alma de su Ser. Aquí no se pide creer, sino reconocimiento y responsabilidad.

Todas las personas han venido a esta vida preparadas para lidiar con las realidades del mundo en este tiempo. Quizá te sientas débil e indefenso. Quizá sientas que no puedes hacer nada, pero esa no es la verdad. Quizá tu cultura y tu sociedad te hayan convencido de que no puedes hacer nada y eres ineficaz, pero esa no es la verdad.

El Nuevo Mensaje de Dios apela a la responsabilidad humana. Esta es la era de la unidad y la responsabilidad humanas. No es la era en la que uno solo cree en un gran santo o en un gran avatar. No es la era en la que uno sigue a un líder oculto o lejano. Es un momento para la responsabilidad y la cooperación humanas. No se trata solo una buena idea: es la única idea.

Aquí comenzarás a ver que la Intervención extraterrestre, la Oscuridad Mayor en el mundo, aunque grave y seria y con enormes riesgos, es al mismo tiempo lo único que puede unir a la humanidad y hacer posible que supere sus viejos conflictos y construya los cimientos para una nueva realidad aquí. Porque la humanidad solo puede esperar permanecer libre en el universo si está unida y es autosuficiente.

El Nuevo Mensaje de Dios te lo revelará de tal manera que puedas entenderlo. Porque puedes comprender la realidad aunque la temas, aunque no estés seguro de quererla, aunque no estés seguro de poder ser poderoso en ella.

El Nuevo Mensaje de Dios no apela a las creencias de la gente. Apela a una parte más profunda de cada persona. La capacidad de las personas para responder se basa en cuán conectadas están a su verdadera naturaleza e inteligencia espiritual.