Como le fue revelado a
Marshall Vian Summers
el 26 de septiembre de 2014
en Boulder, Colorado, Estados Unidos

Texto original: The Worldwide Community of God’s New Revelation

Escucha el audio original aquí (en inglés):

Descargar (cliquea en el botón derecho y selecciona “guardar enlace como”)

Más información sobre este texto

Lo que estás leyendo en este texto es la transcripción de la voz original de la Asamblea Angélica hablando a través del Mensajero Marshall Vian Summers.

Aquí, la comunicación original de Dios, que existe más allá de las palabras, es traducida al lenguaje y el entendimiento humanos por la Asamblea Angélica que supervisa el mundo. La Asamblea después entrega el Mensaje de Dios a través del Mensajero, tras lo cual es transcrito y puesto a tu disposición y a disposición de todos.

En este extraordinario proceso, la Voz de la Revelación está hablando de nuevo. La Palabra y el Sonido están en el mundo. Que puedas ser el receptor de este regalo de Revelación y puedas estar abierto a recibir su Mensaje único para ti y para tu vida.

Nota a los lectores:
Esta traducción fue provista a la
Society por estudiantes del Nuevo Mensaje que se han ofrecido voluntariamente a traducir el texto original en inglés. La publicamos en esta forma inicial para que todo el mundo tenga una oportunidad de interactuar con una porción del Nuevo Mensaje en un su propio idioma.

Claramente debe haber una gran comunidad de respondedores, y ellos deben estar muy conectados con el Mensajero y con aquellos que le asisten. Porque la Revelación llega a través del Mensajero. Él es el vehículo de la Revelación. Aquellos que él ha escogido para que le asistan de manera cercana, que se han probado a sí mismos con el tiempo, deben ser honrados. Y todo el que pueda responder debe asociarse con ellos.

Esto no es algo cuya presentación, enseñanza o expresión puedas asumir por tu cuenta, porque eso es arriesgado y no está acorde con el propósito y el significado de la Revelación.

Es tu relación con el Mensajero y con esta Comunidad Sagrada [La Sociedad] lo que será tu sostén en este mundo, lo que será el centro de la rueda, lo que será el faro sobre los mares tormentosos.

Los errores del pasado respecto a estas cosas son tan graves y antiguos porque la gente no permaneció con la comunidad original. No permaneció con el Mensajero y con aquellos que él había designado.

Hay mucha gente en el mundo que tomará la Revelación e intentará convertirla en un negocio de algún tipo, o en una plataforma para su propia proclamación personal. Ellos la unirán con otras cosas y se corromperá. Ellos quizá elegirán solo partes de la Revelación con las que se identifican, e ignorarán el resto.

Esto siempre sucede tras un tiempo de Revelación. Es por eso que aquellos que están entre los primeros en responder y aquellos que responderán después deben unirse con el Mensajero y su Círculo Sagrado.

De este modo, el Mensaje permanece puro e incorrupto. No es usado para propósitos egoístas, para propósitos políticos o en alguna clase de intento de unirlo con otras religiones, porque eso sería una traición, como ves.

Por tanto, la única Comunidad Global auténtica formará círculos concéntricos en torno al Mensajero y aquellos que llevan el Mensaje con él. Cualquier cosa más allá de esto, al margen de esto, no puede considerarse pura y auténtica.

La Asamblea Angélica ha hecho todo lo posible para intentar minimizar los errores del pasado y asegurar que el Mensaje permanece puro y eficaz. Es por eso que se ha dado el Camino. Es por eso que se han dado las palabras. Es por eso que se han dado los libros y las grabaciones, e incluso la Voz de la Revelación, que nunca antes se había presentado, para que esto no se corrompa y se difracte, se robe y se mal use.

Esta es la Voluntad del Cielo, como ves. Pero la Tierra es un ambiente corrupto. Las personas viviendo en la Separación buscan usarlo todo para apoyar su Separación —para enriquecerse, ya sea material o espiritualmente; para apoyar a su grupo, el que sea con el que se identifiquen.

El Nuevo Mensaje de Dios es para el mundo entero. No es solo para un grupo, una nación o una tribu. Está conectado con el Mensajero, como ves. Está conectado con aquellos que le asisten de manera cercana.

Por tanto, él debe ser el punto focal en sus años restantes en la Tierra, y más allá de esto también, para ser fiel al gran regalo de Dios, para ser fiel a aquellos de Nosotros que lo hemos enviado [el Mensaje], para ser fiel al intento y el propósito de la Revelación, que es mayor de lo que cualquiera puede entender plenamente.

El ambicioso, el que busca para sí mismo, el que se sirve a sí mismo, es siempre un peligro cuando se está dando al mundo una Revelación pura. Esta es suficiente, como ves. Las personas no necesitan embellecerla. No necesitan añadirle cosas ni alterarla de ningún modo, porque esto debilita y destruye su poder, confunde su significado y corrompe su mensaje.

Cuando Nosotros hablamos de una Comunidad Global, estamos entonces hablando de aquellos que están unidos al Mensajero y a su Comunidad Sagrada. No es meramente el Mensaje [lo] que deben recibir. Es el Mensajero y aquellos que continuarán su trabajo tras su vida. Ellos son todos uno. No puedes tener realmente lo uno sin lo otro y ser capaz realmente de recibir las bendiciones y el gran poder que Dios te está otorgando a ti y, a través de ti y de otros, al mundo entero.

No pienses que puedes hacer un plan mejor para presentar esto al mundo. No juegues el rol de Judas. No traiciones al Mensajero.

Una comunidad debe tener un centro. Debe tener un propósito. Y debe ser más fuerte que el intento y la voluntad de cualquier persona. Debe tener el Poder del Cielo en su interior para ser verdadera, ser duradera y seguir adelante en un mundo que será cada vez más caótico bajo las Grandes Olas de cambio.

Ser parte de esta Comunidad es dar tu mente y tu corazón a esto —al Mensajero, al Mensaje y a aquellos que continuarán su Mensaje con sus bendiciones y su aprobación.

Ya se están haciendo planes para salvaguardar la Revelación más allá de su vida. Él ha dado el poder y la responsabilidad de esto a La Sociedad que se ha reunido a su alrededor y se ha comprometido y probado ante él. Esto debe respetarse como el centro y la fuente de la Revelación.

Pero tenlo muy claro: tras la vida del Mensajero no se añadirá nada a la Revelación. El Sello de los Profetas se cerrará tras él, y el Cielo no tendrá nada más que decir.

Llevar esto adelante en la tradición en la que se recibió dependerá de la fidelidad, la sabiduría y la unión de la gente, dirigida por la comunidad [La Sociedad] que lo ha sostenido durante todos estos numerosos años.

De esto modo, el Mensaje permanece puro en un mundo que es muy impuro. Permanece incorrupto en un mundo que es corrupto. Aquellos que lo mantienen en su forma pura serán el antídoto a aquellos que lo roban e intentan hacer cosas con el Mensaje para sus propios propósitos y fines.

Nunca pienses que sabes qué hacer con la Revelación por tu cuenta. Eso solo creará calamidad y malentendido y pondrá en peligro al Mensajero y a aquellos que continuarán su trabajo con sus bendiciones y su aprobación.

Nunca pienses que sabes dónde llevar la Revelación sin la guía de esta comunidad [La Sociedad]. No intentes llevarla a los líderes de las naciones y la religión, porque ellos la negarán o intentarán usarla para sus propios fines. Ellos, que se han comprometido con su propia trayectoria en la vida, pueden ser los menos capaces de responder a una llamada mayor desde más allá.

No te autodenomines un maestro de la Nueva Revelación a menos que hayas sido designado para tal rol por La Sociedad, la cual está agrupada en torno al Mensajero y continúa su trabajo con su aprobación y su autoridad. Esta es una gran responsabilidad y requerirá contención para ciertas personas.

La Asamblea Angélica ha puesto mucho cuidado en presentar esto gradualmente con el tiempo, construyendo sus cimientos, construyendo su comunidad central, llamando a aquellos que están destinados a ser parte de ella a venir y a construir una nueva vida a su alrededor. No todos ellos han sido capaces de tener éxito en esto, pero esa ha sido su llamada y es su llamada. Y será la llamada de otros también.

Nunca pienses que la Revelación está aquí meramente para tu propia edificación personal, solo para mejorar tu vida y darte paz y placer. Es realmente para llamarte a un mayor servicio, como ves. Pues ¿por qué iba Dios a llamarte solo para que sigas a la deriva en un mundo de fantasía, terror y negación? Estás siendo liberado con un propósito. Este es el propósito.

Si verdaderamente estás siendo llamado, entonces estás siendo llamado al servicio. Y es mediante este servicio, en este servicio, que emergerán tus mayores relaciones y que tendrá lugar tu verdadera redención a medida que avances.

Bendito eres de recibir tal gran tarea y responsabilidad. Quizá en este momento no puedes ver el inmenso regalo que es esto para ti y para tu vida, y lo que significará para otros que aprenderán a través de ti y que se beneficiarán del gran servicio que darás a esto. Las palabras no pueden describir lo importante que es y lo que significará para tu vida.

En tu corazón sabrás estas cosas. Tu mente puede rechazarlas, negarlas o resistirlas, porque hay todavía muchas cosas que deseas para ti, que pueden ser o no ser apropiadas para ti. Pero si eres verdaderamente honesto, entonces tendrás que tomar los Pasos al Conocimiento y prepararte para un mayor servicio e involucración en el mundo.

Todo esto es lo que queremos decir cuando hablamos de un mayor propósito. Es ser llamado a una nueva clase de vida, guiado por Poderes Mayores en servicio a Poderes Mayores —los Poderes que te han enviado al mundo con este propósito.

Pero todas las grandes verdades tienen riesgos, porque pueden ser malinterpretadas y usarse y aplicarse mal, o bien unirse con otras cosas de poco o ningún valor.

Por tanto, tiene que ponerse aquí mucho cuidado. Es por eso que tu preparación tomando los Pasos al Conocimiento es tan vital —para darte la fuerza, la autoconciencia y la claridad para comenzar a discernir lo que es verdadero y lo que es falso dentro de tu propia mente y tus circunstancias.

Dios te ha dado este poder. Te ha dado los ojos para ver y los oídos para escuchar, pero has estado usando tus ojos y tus oídos para otros propósitos durante mucho tiempo. Por tanto, debes ser preparado para cumplir un mayor propósito en el mundo, y es a través de esta Comunidad que este propósito emergerá.

Pero solo no puedes hacerlo. Aislado no puedes hacerlo. Aunque no todos están siendo llamados a un único lugar, ya que Dios quiere que estéis por todo el mundo, tu gran privilegio es ser parte de esta conexión divina, ser llamado a ella y servirla y ser bendecido por ella.

Para entender lo que estamos diciéndote hoy, debes tener un entendimiento muy claro de lo que significa una comunidad. Es una comunidad de servicio. Es una comunidad de estudio. Es una comunidad de fuerza, clarificación, restauración y renovación. Es, ante todo, una comunidad que debe ayudar a traer la Nueva Revelación de Dios al mundo. Porque el tiempo apremia, y las Grandes Olas de cambio están levantándose, y con cada día que pasa aquellos del universo a vuestro alrededor están ganando fuerza en las mentes y corazones de la gente.

No hay tiempo ahora para retrasos. Te has retrasado ya bastante. No hay tiempo para ser ambivalente. Has sido ambivalente toda tu vida. No hay tiempo para batallar contigo mismo interminablemente, porque la verdad está contigo.

No necesitas hacer cosas grandiosas y espectaculares, porque el servicio que se requiere es muy simple. Lo importante es que puedas mantenerlo, llevarlo adelante y ser fiel a él, de modo que pueda apoyarse en ti.

Deja que la Sociedad determine lo que debe hacerse. Sigue esto. Sé parte de esto. Ese es el centro de esta Comunidad Sagrada. No construyas otras comunidades. No te separes e intentes ser el centro de la comunidad, porque ese no es tu destino.

Hay muchos peligros en las etapas iniciales de traer algo de esta magnitud a un mundo dividido y corrupto. Hay muchos peligros. Es una situación delicada y el éxito no está asegurado. Depende de quién responda, de qué sea capaz de dar y de su entendimiento y su compromiso.

Es [una situación] extremadamente arriesgada ahora para el Mensajero, a medida que comienza a proclamar al mundo, a medida que la Proclamación está siendo preparada y está ahora preparada.

¿Quién estará con él? ¿Quién tendrá el coraje y la humildad para hacer esto? Todos serán testados, por supuesto, pero es simplemente la naturaleza de la situación.

Si amas a la humanidad, si amas este mundo, si amas la libertad, si amas la inspiración, entonces esta es la montaña que debes ascender. Y no es una montaña que vayas a ascender solo.

Todas las cosas que son impuras, problemáticas o divisivas dentro de ti serán dejadas a lo largo del camino. Porque no puedes ir en dos direcciones a la vez.

La Comunidad Global tiene mucho que hacer. Empujará a todos hacia delante. Eso no significa que puedas evitar tu propio desarrollo, porque ese es uno de tus Pilares de fortaleza. Pero significa que estás asumiendo mayores responsabilidades en un espíritu de servicio y humildad.

Así es como el Cielo restaura a aquellos que pueden responder. Así es como el Cielo bendice al mundo para este tiempo y posiciona a la humanidad correctamente para los tiempos venideros.

La humanidad enfrenta peligros en el futuro que no puedes ver y ni siquiera puedes saber. Lo que sucede hoy determinará lo que ocurrirá dentro de cien años y de mil años. Aquellos que juegan una parte en este servicio tan grande serán bendecidos y honrados por el Cielo.

Muchas de las voces en el mundo están hablando de la verdad, pero solo hay un Mensajero. Las religiones afirman tener el único camino a Dios, pero Dios las ha creado todas y todas han sido cambiadas por el hombre a lo largo del tiempo.

Muchos denunciarán al Mensajero como un hereje, como un demonio, como un impostor. Pero ellos no pueden ver y no pueden saber. Están atados a lo que han creado. Están atados a sus ideas. Están atados a sus obsesiones. Incluso si apareciesen sus propios profetas o su mesías, ellos los crucificarían, pensando que son impostores.

El Cielo entiende estas cosas. La humanidad está confusa. Viviendo en Separación no puedes saber lo que el Cielo sabe ni ver completamente lo que el Cielo ve. Pero puedes responder y continuar una gran misión aquí en la Tierra. Y tienes la bendición de ser llamado a esto, una bendición más allá de todas las cosas que podrían apoyarte y servirte, tanto ahora como en el futuro.

El Mensajero es un hombre humilde. Pero es un hombre mayor y su salud no es tan fuerte. Debe apoyarse en la asistencia de otros de verdadera fe y compromiso, porque esta es una misión demasiado grande para una sola persona. Requerirá la participación de mucha, mucha gente.

Incluso en este momento hay millones de personas esperando a recibir la Nueva Revelación de Dios. ¿Cómo las encontrarás? ¿Cómo las alcanzarás a tiempo? ¿Cómo les darás el regalo que puede liberar sus mentes y sus corazones y proveer una salida de la jungla de sus circunstancias?

Este es tu trabajo pero no tuyo en solitario, sino en unión con el Mensajero, bajo su guía y la guía del Cielo a través de él. Esta es la bendición sobre ti. Esta es la gran promesa para la humanidad.