Como le fue revelado a
Marshall Vian Summers
el 10 de septiembre de 2006
en Boulder, Colorado, Estados Unidos

Texto original: The New Message for the Individual (no disponible online)

Más información sobre este texto

Lo que estás leyendo en este texto es la transcripción de la voz original de la Asamblea Angélica hablando a través del Mensajero Marshall Vian Summers.

Aquí, la comunicación original de Dios, que existe más allá de las palabras, es traducida al lenguaje y el entendimiento humanos por la Asamblea Angélica que supervisa el mundo. La Asamblea después entrega el Mensaje de Dios a través del Mensajero, tras lo cual es transcrito y puesto a tu disposición y a disposición de todos.

En este extraordinario proceso, la Voz de la Revelación está hablando de nuevo. La Palabra y el Sonido están en el mundo. Que puedas ser el receptor de este regalo de Revelación y puedas estar abierto a recibir su Mensaje único para ti y para tu vida.

El Nuevo Mensaje de Dios conlleva una gran revelación dirigida al individuo. Por primera vez, presenta a la humanidad la comprensión de la espiritualidad y la Presencia de Dios en el mundo al nivel del Conocimiento, siendo el Conocimiento la gran inteligencia que el Creador ha puesto dentro de cada persona. El Conocimiento aguarda el momento en que la persona alcance un estado de madurez y esta inteligencia más profunda pueda emerger desde su interior. En este momento esta revelación es extremadamente importante, porque muchas personas serán llamadas para servir a un mundo en necesidad y a preparar a la humanidad para un encuentro con la vida de más allá de este mundo.

Éste no será un momento en el que solo unos pocos individuos serán necesitados, ya que muchos serán reclamados ahora. Sus llamadas serán importantes y significantes, y sus respuestas serán de vital necesidad, tanto para su propia realización como para la protección y desarrollo de la humanidad.

De hecho, el Nuevo Mensaje de Dios ha sido enviado al mundo en un momento de gran riesgo. Estáis entrando en un periodo de grandes penalidades para la familia humana, penalidades que sobrecogerán el entendimiento previo de las personas. Sobrecogerán el estado de ser de las personas, pues estas no están preparadas para los grandes tiempos que están por llegar. La humanidad está afrontando una intervención de fuerzas de más allá de este mundo, que están operando en secreto aquí, en este planeta. Esta es una situación que nunca ha sucedido con anterioridad, a pesar de que el planeta Tierra haya sido visitado en múltiples ocasiones.

Este es un momento de gran necesidad, un momento en el que la unidad y cooperación humanas serán del mayor significado e importancia. No serán tiempos fáciles, pero si el servicio y la contribución a la humanidad son tu propósito y tu vocación, lo cual son por naturaleza, entonces es el momento oportuno para estar aquí. Todos los que actualmente se encuentran en este mundo han venido para servir a estos tiempos. Y el Conocimiento que el Creador ha puesto en su interior les ayudará a prepararse para ser capaces de hacerlo a su manera única e individual.

El énfasis ahora no radica en la creencia o en la sumisión, sino en la conciencia, la claridad y la preparación. En tiempos anteriores, la adherencia y la obediencia fueron necesarias, ya que la humanidad yacía en una situación mucho más caótica. Sin embargo, ahora la humanidad ha adquirido unos mayores cimientos sociales, a pesar de que el riesgo de guerra sigue siendo muy alto.

Para hacer frente a la vida inteligente de Comunidad Mayor necesitas prepararte para un futuro que será diferente del pasado. Necesitarás cultivar un nuevo entendimiento del mundo y de sus relaciones con la vida en el universo, y necesitarás adquirir una nueva apreciación de la necesidad de la unidad y cooperación humanas.

El énfasis en el Conocimiento dentro del individuo, por tanto, representa la Presencia y la Voluntad del Creador dentro de cada persona. Este conocimiento reside latente dentro cada persona, hasta que esta adquiere suficiente madurez y consciencia para darse cuenta de que está aquí para servir a la humanidad, de que está aquí para marcar una diferencia en tiempos importantes y difíciles, y de que está preparada para comenzar la preparación que se le requerirá.

Entender la espiritualidad al nivel del Conocimiento aporta una gran claridad a lo que durante siglos ha sido una realidad misteriosa y ambigua. Pues has de darte cuenta de que posees dos mentes dentro de ti. Posees una mente que has cultivado durante tu tiempo y tu experiencia en el mundo, una mente que ha sido cultivada por el condicionamiento social y religioso y por tu propia toma de decisiones y tus respuestas al entorno. Pero dentro de ti existe una mente más profunda, la mente más profunda del Conocimiento, la cual permanece siempre pura e incorrupta.

Para tener acceso a esta mente profunda, debes llegar a ella con los brazos abiertos, sin engaño, sin manipulación, sin planes secretos para tratar de usar este Poder Mayor. Porque no podrás usar este poder únicamente para ti mismo. Podrás simplemente abrirte a él, lentamente, gradualmente, mientras edificas tu deseo y tu capacidad para experimentar el poder y la gracia que el Creador ha puesto dentro de ti. Tú no puedes corromper el Conocimiento. Puedes malinterpretarlo. Puedes hacer comprenderlo mal. Pero no puedes cambiarlo o corromperlo.

El Conocimiento dentro de ti, el individuo, está aquí en una misión. Está aquí para realizar ciertas tareas con ciertas personas en un tipo específico de servicio a la humanidad. Si tratas de interferir con este propósito, si tratas de unirlo con tus propias metas, deseos y diseños, el Conocimiento permanecerá fuera de tu alcance y no conocerás su propósito para ti en la vida.

La Revelación para el individuo, la revelación del Conocimiento, no es una mera intuición, sino una mayor inteligencia dentro del individuo a través de la que el Propósito, la Voluntad y el Plan del Creador pueden fluir. Esta es una nueva revelación para todas las personas. Previamente a esto, esta revelación fue únicamente reservada para unos pocos individuos adeptos. Pero ahora son muchos más los que han de responder para preservar la libertad y la soberanía humanas en este mundo, y para evitar que la humanidad entre en una pendiente imparable según afronta un mundo de recursos en disminución y competencia en alza.

El significado del Conocimiento, la realidad del mismo y su propósito son todos revelados en el Nuevo Mensaje de Dios. El Nuevo Mensaje provee los pasos hacia el Conocimiento para que puedas ser capaz de conmutar entre la mente pensante y la mente más profunda que el Creador te ha otorgado para guiarte, protegerte y prepararte para una vida mayor en el mundo.

Nunca jamás se ha dado tanta responsabilidad y poder al individuo. De hecho, habrá muchos que argumentarán en contra, pues ellos no creen en la bondad de la humanidad, siendo inconscientes de la Gran Presencia que el Creador ha provisto como un potencial para cada persona. Ellos creerán que el Conocimiento es un juego de magia, o un engaño, o una habilidad psíquica. Pero no es ninguna de estas cosas.

El Conocimiento es el poder de ver, el poder de saber y el poder de actuar valientemente, con integridad y con honestidad en un espíritu de contribución. El Conocimiento es mucho más sabio que tu mente pensante o la de cualquier otra persona en el mundo. Esta ahí para que lo descubras, pero has de seguir los pasos hacia el Conocimiento. Debes crear un lugar en tu vida y en tu mente para el Conocimiento. Debes ser un aprendiz paciente. No puedes tenerlo todo al momento, ya que todavía no posees el deseo y la capacidad para recibir completamente lo que el Creador ha preparado para ti. Es por eso que se trata de un viaje con muchos pasos. Siguiendo estos pasos, construirás tu propia autohonestidad, el carácter, la sabiduría y la habilidad para ser un vehículo y un recipiente para un Deseo y un Poder Mayores que son la Verdadera Fuente de toda vida.

Todos aquellos que estén dispuestos a emprender el viaje largo, a llevar a cabo la misteriosa preparación, que a veces parecerá verdaderamente inexplicable, solo aquellos que puedan seguir el Conocimiento —pues el Conocimiento conducirá al propio Conocimiento—, solo ellos, serán capaces de darse cuenta de lo que se está presentado aquí. Creer simplemente que existe un Nuevo Mensaje de Dios y creer lo que dice no significa que hayas recibido su verdadera gracia, poder y significado. Pues la creencia es de la mente, pero la relación, la unión y el compromiso son del alma. Y es al nivel de tu alma donde debes responder.

Es por eso que recibir y seguir el poder del Conocimiento te restaura tu verdadera integridad, tu verdadero diseño, tu verdadero propósito y tu verdadero significado. Solo se te pide que recibas y no manipules. No puedes negociar con el Creador. Solo puedes darte cuenta de que posees una necesidad más profunda, la necesidad más profunda de tu alma y, de que no puedes satisfacerte mediante tus planes, tus diseños y tus metas de adquisición y poder. En un punto concreto de la vida, de recibir este estado de conciencia y madurez, se hará evidente que buscar adquirir más y más no te acercará a poder responder y satisfacer la necesidad de tu alma.

Por tanto, has de darte cuenta de que existe un mensaje para ti, una preparación para ti y un nuevo entendimiento para la humanidad. Pues la humanidad no será capaz de hacer frente a los tiempos difíciles que están por venir con lo que el Creador ha proporcionado hasta ahora. Sabiendo esto, ha sido enviado un Nuevo Mensaje de Dios, un mensaje para este momento y para los siglos por venir. Así de grande e importante es el Nuevo Mensaje. Pero todo comienza con el individuo. La promesa reside en el interior del individuo —la revelación al individuo y la revelación dentro de ti.