Ve y escucha la reciente conferencia en línea en español con Marshall, Reed y Patricia aquí

Construyendo la base para una vida mayor


Como le fue revelado a
Marshall Vian Summers
el 10 de enero de 2016
en Boulder, Colorado, Estados Unidos

Texto original: Building the Foundation for a Greater Life

Escucha el audio original aquí (en inglés):

Descargar (cliquea en el botón derecho y selecciona “guardar enlace como”)

Más información sobre este texto


Lo que estás leyendo en este texto es la transcripción de la voz original de la Asamblea Angélica hablando a través del Mensajero Marshall Vian Summers.

Aquí, la comunicación original de Dios, que existe más allá de las palabras, es traducida al lenguaje y el entendimiento humanos por la Asamblea Angélica que supervisa el mundo. La Asamblea después entrega el Mensaje de Dios a través del Mensajero, tras lo cual es transcrito y puesto a tu disposición y a disposición de todos.

En este extraordinario proceso, la Voz de la Revelación está hablando de nuevo. La Palabra y el Sonido están en el mundo. Que puedas ser el receptor de este regalo de Revelación y puedas estar abierto a recibir su Mensaje único para ti y para tu vida.




Nota a los lectores:
Esta traducción fue provista a la
Society por estudiantes del Nuevo Mensaje que se han ofrecido voluntariamente a traducir el texto original en inglés. La publicamos en esta forma inicial para que todo el mundo tenga una oportunidad de interactuar con una porción del Nuevo Mensaje en un su propio idioma.

Enfrentar un mundo de enormes cambios y agitación requerirá que te guíe una mayor Inteligencia, una mayor fuerza en tu interior que está más allá de ti, pero de la que eres parte. Requerirá fortaleza, compasión y paciencia. Requerirá que renuncies a lo que crees que debe tener el mundo y a tus quejas en su contra, sin importar cuán profundas sean.

No se te ha enviado al mundo para que condenes este entorno: un mundo de personas separadas, de cambio, de dificultad, de adaptación, de eventos cambiantes y situaciones confusas.

No se te ha enviado aquí para que cambies el mundo de acuerdo con tus ideas o nociones de lo que mejoraría este entorno —un motivo que impulsa la vida de muchas personas, pero rara vez con un buen resultado en general.

No. El mundo se volverá más impredecible ahora. Porque la humanidad ha cambiado tanto el aire, las aguas y los suelos que el mundo comenzará a cambiar por sí solo, un cambio provocado por el mal uso y abuso humano del mundo. Está cambiando incluso en este momento, incluso mientras hablamos, de maneras que no se han visto en los tiempos de la civilización humana.

La mayoría de las personas ni siquiera pueden enfrentar esto. Están atadas por su miedo, sus prejuicios y sus creencias, pensando que saben cuál es la realidad. El gran cambio que se avecina será abrumador para ellas y, a menos que puedan abrir los ojos y enfrentarlo, no estarán preparadas para lo que vendrá.

Tú necesitarás una mayor fuerza. Necesitarás tu fuerza y ​​una mayor fuerza, unidas. Sin esta mayor fuerza no tendrás la determinación, el coraje o la claridad para saber cómo proceder ahora en un mundo que será cada vez más caótico e incierto.

No se trata de entregar tu vida a Dios. Se trata de unir tus fortalezas, en la medida en que las hayas desarrollado, al poder mayor que Dios ha puesto dentro de ti para guiarte. Porque este poder vive en tu interior como una semilla, esperando a germinar y brotar, esperando a que alcances un estado de madurez y honestidad en el que comprendas que no puedes realizarte a ti mismo en este entorno, en este mundo.

Ni siquiera sabes realmente cómo protegerte. Aún no tienes los criterios para una verdadera relación. No tienes los criterios para tomar decisiones acertadas en absoluto. Aún no. No completamente.

Para enfrentar una situación como esta, necesitarás una mayor fuerza y ​​un mayor poder desde más allá de ti. Y este poder requerirá que tu fuerza se establezca lo suficiente, que seas una persona lo suficientemente estable, honesta, y confiable para que el Cielo pueda darte cosas importantes que hacer.

Aquí, en lugar de buscar este poder mayor, o afirmar que estás listo para él o ya lo posees, tendrás que hacer el humilde trabajo de construir una base, una base que sea lo suficientemente segura, fuerte y adaptable para sostenerte en los difíciles y turbulentos tiempos venideros.

Sin esta base, Dios no puede trabajar contigo. El Cielo no puede darte cosas más grandes que hacer, porque no serás estable. No serás firme. No serás confiable. Continuarás siendo deshonesto contigo mismo y ciego respecto a ciertas cosas.

Las personas quieren reclamar roles espirituales y un trabajo mayor. Quieren que el milagro y el misterio se manifiesten a través de ellas ahora mismo, pero no están listas, como ves.

El Cielo no puede confiar en ellas. Son inestables. Han entregado su vida a otras cosas que están consumiéndolas día a día lentamente, consumiéndolas lentamente. Ellas ni siquiera conocen su propia mente. Nunca han penetrado en su interior lo suficiente para verse objetivamente y tener la base para determinar si están en el camino correcto o no. Ellas están perdidas y confundidas.

Por eso, el Cielo te ha dado ahora los Pasos al Conocimiento con el fin de ayudarte a construir la base para una vida segura y significativa. Tú no puedes construir una estructura, una casa o un edificio sin una base correcta. Cuanto más fuerte sea la base, más podrás construir sobre ella. Cuanto más débil sea la base, menos podrás construir. Si es demasiado débil, no podrás construir nada.

Muchas personas en la actualidad, incluso en las naciones ricas —personas que tienen oportunidades y educación—, no tienen una base. Piensan que sus ideas, sus creencias o sus tenues relaciones con otras personas son su base. Pero esta no es la base de la que hablamos hoy aquí.

Creencias, suposiciones; cuanto más firmes son tus creencias, menos estable eres realmente. Eres frágil. No puedes enfrentar un mundo cambiante. No te puedes adaptar. No puedes alterar el rumbo. No puedes cambiar tus pensamientos y tu enfoque. Estás bloqueado en el sitio, como si tu mente se hubiera convertido en piedra. Y ahora solo eres un obstáculo en el río, un impedimento al progreso.

Las personas que parecen ser muy estables y poderosas pueden ser extremadamente débiles, y no estar dispuestas ni ser capaces de adaptarse a las circunstancias cambiantes.

Por eso, debes construir primero la base. No hay escapatoria de esto. Si reclamas roles, títulos y habilidades antes de construir esa base, no tendrá sentido. Será muy engañoso. El Cielo no te honrará ni honrará tus proclamaciones.

Si crees que lo que has construido por ti mismo en este mundo es tu base, entonces negarás las Grandes Olas de cambio que se avecinan, o las verás como una tremenda amenaza para todo lo que has establecido.

Dios ha vuelto a hablar en un momento de gran necesidad, en un gran punto de inflexión para la familia humana, en el que esta enfrenta un nuevo ambiente mundial y una creciente serie de condiciones que nunca ha tenido que enfrentar como grupo.

Las grandes Enseñanzas del pasado no pueden preparar a la humanidad para esto. Los grandes Maestros y Mensajeros del pasado no pueden prepararla completamente para esto.

Por eso, Dios ha hablado nuevamente, porque Dios sabe lo que viene. El Cielo ve lo que despunta en el horizonte, lo que la humanidad ha puesto en movimiento para sí misma.

Esto está avanzando implacablemente hacia la humanidad. No puede detenerlo por completo, pero debe prepararse para ello. Y el grado en que lo haga determinará su estabilidad en el mundo.

Es sobre esta plataforma, esta base de la que hablamos aquí hoy, donde puede establecerse y construirse con el tiempo tu mayor trabajo.

Esta base debe tener Cuatro Pilares: el Pilar de la Salud, salud mental y física; el Pilar de las Relaciones, relaciones que son estables y están alineadas con tu propósito e intención superior; el Pilar del Trabajo, el trabajo que realizas para mantenerte a ti mismo y el trabajo que realizas para otros, en servicio a otros; y por último tu Pilar del Desarrollo Espiritual, lo cual realmente significa el grado en que estás conectado con la Inteligencia más profunda que Dios ha puesto dentro de ti, la Inteligencia más profunda que Nosotros llamamos el Conocimiento.

En última instancia, el Conocimiento es tu base en el mundo, pero tu vida exterior debe ser lo suficientemente estable y estar alineada con él. Porque el Conocimiento no está aquí para confirmar todo lo que has hecho y bendecir todo lo que has establecido. Él tiene un Plan diferente para ti: el verdadero Plan que te trajo al mundo, que aceptaste antes de venir aquí, pero que ha sido olvidado, eclipsado y recubierto por tu experiencia y tus dificultades estando en el mundo.

Dios ha provisto los Pasos al Conocimiento, este mayor poder y fuerza que no está corrompido por el mundo, que el mundo no puede empañar. Puedes perderlo de vista, pero siempre está ahí.

No puedes usarlo para ti mismo. No puedes usarlo para ganar amor o riqueza, ni para intentar realizarte aquí de acuerdo con tus propias nociones, porque Dios tiene un Plan diferente para tu vida, el verdadero Plan que te trajo aquí.

Dios te está dando las herramientas y los medios para construir tu base: para enseñarte cómo honrar tu experiencia más profunda y ser sincero contigo mismo; para enseñarte a mirar con ojos despejados y con compasión; para enseñarte cómo renunciar a la condena, el resentimiento y la reprobación a los demás, lo cual únicamente puede cegarte y evitar que veas y comprendas lo que sucede a tu alrededor.

Dios está aquí para liberarte de esas creencias que te obstaculizan o que son incorrectas; incluso de tus creencias religiosas incorrectas, que te impiden reconocer el verdadero regalo que Dios ha puesto en ti: la gran dotación, el poder del Conocimiento.

Dios no está manejando tu vida. Dios no te habla todos los días. ¿Crees que el Señor de innumerables mundos y millones de galaxias se involucra contigo de esa manera? Claramente, debes estar pensando en algún tipo de deidad local, una idea tonta por lo menos y a lo sumo un trágico fallo de comprensión.

Dios sabe cómo salvarte. Tú no sabes cómo hacerlo. Dios ha puesto el Conocimiento dentro de ti para salvarte y guiarte. Tú no sabes cómo salvarte y guiarte a ti mismo.

Observa tu pasado. Observa tus decisiones. Observa el estado de tu mente y el estado de tu salud, honesta y objetivamente. No ocultes nada. ¿Puedes decir con honestidad que tú mismo puedes guiarte y salvarte?

Al entrar ahora a un mundo de mucha más imprevisibilidad, sufrimiento y discordia humana, tus capacidades actuales no estarán a la altura de esto. Cualesquiera que sean las fortalezas que tengas, se basan en un conjunto de supuestos que probablemente ya no sean correctos, y ni siquiera relevantes para la realidad y hacia donde se dirige el mundo. Esto no pretende derribarte, sino enderezarte, exactamente allí donde estás.

No puedes encontrar tu propio camino al Cielo. No podrás navegar las Grandes Olas del cambio sin este poder del que hablamos hoy. Y debes tener una base, lo que significa dedicar tiempo a reconstruir tu vida sobre una plataforma más fuerte y segura. Dios te está dando incluso el poder para hacer esto.

Todavía estás atrapado en lo que quieres y lo que evitas. Pero Dios te está dando exactamente lo que debes hacer para tener esta fuerza y ​​este equilibrio, que sin duda necesitarás en todos tus esfuerzos y relaciones.

Por tanto, entiende que no puedes entregarte a Dios. No es así como funciona en absoluto. No puedes abandonarte a Dios y quedarte esperando sus mensajes. No es así como funciona esto. Por el contrario, comienzas a hacer el trabajo duro y mundano de construir realmente tu vida, mientras construyes tu conexión con el Conocimiento. Y construyes tu conexión con el Conocimiento sin saber realmente qué es o lo fuerte que es.

A lo largo del camino, debes renunciar repetidamente a tus suposiciones y a tus ideas para poder avanzar con claridad. Porque el Conocimiento está aquí para llevarte a un lugar al que nunca podrías llevarte por tu cuenta. Y es solo así como encontrarás satisfacción, seguridad y verdaderas relaciones.

Tener esta base significa, si tienes éxito, que te convertirás en un conducto para la Gracia, el trabajo y el aliento en el mundo a un nivel superior —no a un nivel espectacular o grandioso, sino viniendo de un incentivo más alto, con una mayor fortaleza y ​​un mayor amor.

Muchas personas están intentando cambiar el mundo, pensando que saben cómo cambiarlo. Existen problemas obvios que deben ser resueltos. Y si ellas están trabajando en esto, eso es apropiado. Pero algunas piensan que saben cómo mejorar la realidad, o están decididas a cambiar las circunstancias pase lo que pase.

Y ellas tienen sus enemigos. Y aunque puedan afirmar que son pacíficas y no violentas, por dentro están enojadas, frustradas y agresivas. Solo están aumentando la disputa y el conflicto en el mundo. Ellas son, ahora, otra fuerza opuesta entre muchas fuerzas opuestas: todas compitiendo por el poder y el reconocimiento, y todas intentando tener su propia versión de cómo debería ser el mundo.

Por muy gloriosa que sea su intención declarada, esta no es la obra del Cielo. No puedes convertir este mundo en un paraíso. Si lo intentas, lo destruirás. Lo arruinarás tal como la humanidad lo está haciendo ahora mismo. Puedes mejorar las condiciones para las personas, y eso es importante, pero existen límites a lo que puedes hacer.

Finalmente, si has construido suficientemente esta base y comienzas a experimentar los movimientos del Conocimiento dentro de ti con verdadera claridad y sin engaños, reconocerás cuán poco entendiste antes realmente; cómo tus grandes y bien consideradas ideas, o tus firmes creencias religiosas, o tu posición en la sociedad, se construyeron sobre una serie de suposiciones tambaleantes.

Antes de que Dios pueda darte un trabajo mayor, debes volverte estable emocional, mental y físicamente, tanto como sea posible dada tu condición y tus circunstancias generales. Si vives en un país muy pobre, si tú mismo vives en la pobreza, ese será un conjunto de circunstancias diferente a las de alguien que vive en un entorno más próspero. Pero el regalo de una vida verdadera está disponible dondequiera que estés. Lo que estamos diciendo aquí hoy es aplicable a quienquiera que seas, no importa donde te encuentres.

Construyes tu base, y el Conocimiento comienza a remodelar tu vida. Remodela tus prioridades, tus valores y tus relaciones, y lo hace de forma muy natural, porque es lo más natural que podría sucederte.

Tú que has comenzado a vivir una vida antinatural, basada en los valores sociales o en las expectativas de otros, ahora comienzas a encontrar alivio de esas cosas —un alivio inmediato a medida que tomas los Pasos al Conocimiento—. Regresas a lo que realmente sientes y sabes, a cómo eres realmente, en lugar de ser una gran farsa, un producto social o simplemente una manifestación de tu cultura y sus valores cambiantes.

Las personas están perdidas en el mundo, pero en el fondo todas quieren lo mismo que estamos diciendo aquí. Es lo natural para ellas. Es su inclinación más natural y profunda. Representa la necesidad de su alma. Sin embargo, esto compite con todos los incentivos y seducciones del mundo, y con todos los miedos, los terrores y la crueldad del mundo que ves.

Debes ser lo suficientemente honesto para comprender lo que te estamos diciendo. Lo que te estamos diciendo aquí es la información más importante que puedes recibir en este momento. No solo resuelve tu problema para hoy, sino que te da la base para vivir una vida completamente nueva, una nueva forma de ser acorde con tu verdadera naturaleza y el propósito superior por el que viniste.

Puedes tener todas las riquezas del mundo. Puedes casarte con un rostro hermoso, mudarte a un bello lugar y tener cosas bonitas. Pero si eres un desconocido para ti mismo, si no estás viviendo la vida que realmente deberías vivir aquí, de acuerdo con el propósito que te trajo al mundo y que no inventaste para ti, entonces todavía estás sufriendo y te sientes incómodo, disgustado contigo mismo y con los demás, frustrado, mal. Y tus relaciones reflejarán esto.

Esta es la sabiduría ancestral que antes solo se presentaba a ciertos individuos clarividentes, porque la sociedad estaba demasiado restringida y oprimida para que alguien tuviera la oportunidad de hacer casi cualquier cosa.

Pero ahora, este es un mundo diferente. Tienes ciertas libertades y oportunidades. Tienes una mayor conciencia mundial que tus antepasados. Tienes una mayor sabiduría práctica que tus antepasados. Tienes acceso a cosas más grandes que tus antepasados.

Fuiste enviado al mundo para participar en la gran transición a una nueva realidad mundial. No viniste aquí para tu propia curación o tu propia realización personal. Realmente, viniste aquí para servir, en tu propia y singular capacidad, a una mayor situación que está sucediendo para todo el planeta y toda la humanidad.

Para ello, necesitas un Nuevo Mensaje de Dios, porque solo en la actualidad Dios está proporcionando los Pasos al Conocimiento para todos los que, en todas partes, puedan encontrarlos. El Camino del Conocimiento está embebido en todas las grandes religiones, pero permanece recubierto, oculto o corrompido en tantos casos que la persona promedio no tiene acceso a él, y dispone de pocas enseñanzas verdaderas que la alienten en este asunto.

Lo que te estamos diciendo hoy representa una Sabiduría superior a la de cualquier maestro humano en el mundo. La profundidad y el significado de lo que presentamos va más allá de lo que ya crees o piensas que entiendes, y de esa manera puede llevarte hacia delante, sin que lo uses solo para validarte a ti mismo. La gran verdad es misteriosa, porque te está llevando hacia un nuevo territorio. Nunca serás capaz de comprenderla completamente, porque tienes que seguir avanzando hacia un nuevo territorio. Y el Poder del Cielo siempre excederá tu capacidad mental, tu comprensión y los límites de tus creencias.

Cuanto más te involucres con esto, más verás este gran río de intención fluyendo a través de tu vida, y te sentirás bendecido como nunca antes. Y te sentirás fortalecido como nunca antes. Y tendrás relaciones de mayor calidad y valor. Y tu vida comenzará a tener sentido de una manera que no habría sido posible antes. Y harás cosas que son importantes, pero siempre estarás disponible para hacer algo aún más importante, porque la puerta se abrirá y ahora, por fin, tendrás la libertad de pasar.

Necesitarás un Mayor Poder del Cielo para ser capaz de navegar las Grandes Olas del cambio. Necesitarás el Poder del Cielo para comprender, por fin, el valor de tu propia mente y a qué realmente ha de servir aquí, al servicio del Conocimiento.

Es el Poder del Cielo el que te da una integridad fundamental que no establecen tu cultura, tu familia o tus amigos. Es el Poder del Cielo el que te ha enviado al mundo con un propósito superior, que aún no ha sido descubierto, realizado ni cumplido. Es el Poder del Cielo el que habla a la parte más profunda de ti, más allá de tu intelecto y tu condicionamiento social, la parte más profunda de ti llamada el Conocimiento.

No tienes idea de lo importante que es escuchar las palabras que te estamos diciendo hoy. Pero puedes responder, y puedes comenzar un viaje más grande en la vida que siempre estuvo destinado para ti.

El Cielo sabe dónde estás. El Cielo está esperando a que, finalmente, entres en razón y respondas. El Cielo está proveyendo los bloques y las herramientas para construir tu verdadera base en el mundo. El Cielo está observando para ver si puedes responder, si puedes reconocer al Mensajero que está hoy en el mundo y la Nueva Revelación de Dios para una humanidad en apuros: una Revelación que ahora se está dando a todo el mundo al mismo tiempo, a personas de todas las naciones, culturas y religiones.

Esto representa el próximo gran paso en el Plan de Dios para la humanidad, construido sobre lo que se ha dado antes, pero brindando cosas que nunca antes se habían brindado, hablando ahora a un mundo alfabetizado, a un mundo de comercio y comunicaciones globales, a un mundo de cambio y agitación global.

Has sido enviado al mundo. Estamos aquí para traerte aquello que te envió y lo que vive dentro de ti en este momento.