Como le fue revelado a
Marshall Vian Summers
el 17 de marzo de 2011
en Boulder, Colorado, Estados Unidos

Texto original: Protecting Yourself from the Intervention

Escucha el audio original aquí (en inglés):

Descargar (cliquea en el botón derecho y selecciona “guardar enlace como”)

Más información sobre este texto

Lo que estás leyendo en este texto es la transcripción de la voz original de la Asamblea Angélica hablando a través del Mensajero Marshall Vian Summers.

Aquí, la comunicación original de Dios, que existe más allá de las palabras, es traducida al lenguaje y el entendimiento humanos por la Asamblea Angélica que supervisa el mundo. La Asamblea después entrega el Mensaje de Dios a través del Mensajero, tras lo cual es transcrito y puesto a tu disposición y a disposición de todos.

En este extraordinario proceso, la Voz de la Revelación está hablando de nuevo. La Palabra y el Sonido están en el mundo. Que puedas ser el receptor de este regalo de Revelación y puedas estar abierto a recibir su Mensaje único para ti y para tu vida.

Nota a los lectores:
Esta traducción fue provista a la
Society por estudiantes del Nuevo Mensaje que se han ofrecido voluntariamente a traducir el texto original en inglés. La publicamos en esta forma inicial para que todo el mundo tenga una oportunidad de interactuar con una porción del Nuevo Mensaje en un su propio idioma.

Mientras la humanidad encara sus mayores dificultades viviendo en un mundo en declive, ciertas razas del universo a su alrededor vendrán para intentar aprovecharse de la situación. Fingiendo ser seres iluminados con vuestros mejores intereses en su corazón, intentarán ganar una mayor influencia en un mundo de gran valor e importancia estratégica.

Las dificultades de la humanidad y su abuso del mundo han provocado esta Intervención. Se trata de una Intervención con una intención peligrosa. Mucha gente ha sido afectada por ella, y algunos han sido tomados contra su voluntad a bordo de naves, naves extraterrestres. Es un fenómeno que solo recientemente ha sido descubierto e investigado.

Se trata de un fenómeno global. Su intención es criar un nuevo liderazgo para la humanidad en el futuro. Si la Intervención tiene éxito, habrá individuos en posición, aparentando pertenecer a la humanidad, pero dedicados y conectados a la propia Intervención. Otros son tomados para ser recondicionados, para conseguir que apoyen la Intervención y sus planes y objetivos para la humanidad. Se trata de uno de los grandes peligros que la humanidad encara en este momento, un gran peligro del que muy poca gente en el mundo es consciente.

La Intervención ha estado operando aquí con muy poca resistencia humana durante muchas décadas. Sus planes están ahora en una fase madura, esperando explotar la debilidad, la división, la superstición y las expectativas humanas en su propio beneficio para ganar el control del mundo y de sus preciados recursos.

El objetivo no es eliminar a la humanidad, sino usarla como fuerza de trabajo, una fuerza de trabajo servil, manteniendo la apariencia de normalidad por tanto tiempo como sea posible, mientras el poder y la autoridad sobre el mundo pasan a poderes externos. Es un plan complejo y maquiavélico.

Su realidad y su demostración en el mundo son reveladas en la Nueva Revelación de Dios, un Nuevo Mensaje para la humanidad, como parte de la preparación para la Comunidad Mayor, una Comunidad Mayor de vida inteligente en el universo.

La humanidad permanece inconsciente y no está preparada para este gran umbral, que de hecho es el mayor umbral que la humanidad ha encarado y uno que determinará la suerte y el futuro de la familia humana. Tiene una importancia tan grande que los gobiernos del mundo ocultan lo que saben y desaniman a sus poblaciones de explorar este problema tan serio.

A pesar del secreto y la negación, la gente alrededor del mundo ha contemplado naves extranjeras volando en sus cielos con impunidad. Mucha gente ha sido tomada contra su voluntad. Y otros han sido influenciados para que crean en la Intervención, la acepten y se vuelvan parte de su persuasión sobre la humanidad.

Aquí surge la pregunta: “¿Cómo puedo protegerme de la Intervención?” Esto, naturalmente, depende de tu exposición previa. ¿Hasta qué punto has tenido contacto con la Intervención y has estado expuesto a ella y su presencia en el mundo? La Nueva Revelación de Dios está aquí para proveer la preparación y los medios para protegerse, pero hay ciertas cosas que la gente debe conocer desde el principio, sea cual sea su grado de exposición.

Lo primero es tomar conciencia de la Intervención y no ser engañado por sus promesas de paz y salvación para la humanidad. Aquí no debes ser deslumbrado por la tecnología avanzada. Y no debes perder la fe en la familia humana y en las instituciones y el liderazgo humanos, porque la Intervención intentará explotar esto en su provecho. La gente, habiendo perdido la fe en las instituciones y el liderazgo humanos, acudirá a otros poderes para recibir guía, protección y, según creen, la redención y la restauración del mundo.

Es un escenario perfecto para un conjunto de fuerzas maquiavélicas que se encuentran actualmente aquí en el mundo. Estas fuerzas no traen poder militar, porque no es ahí donde reside su fuerza. Quiénes son estas fuerzas en la Comunidad Mayor es algo que el Nuevo Mensaje revela y que te alentamos a estudiar.

Dios ha hecho un llamamiento a las pocas razas libres que existen en vuestra región del espacio, para que fuesen testigos de la Intervención y enviasen su testimonio y sus informes para ayudar a preparar a la humanidad. Esto lo han hecho en una serie de informes llamados los Discursos de los Aliados de la Humanidad. Es importante que sepas que en vuestra región del espacio hay grupos a quienes les importa la libertad humana y su soberanía en este mundo, pues de lo contrario te sentirás abrumado y demasiado empequeñecido para tener confianza en el futuro y la libertad de la humanidad en el universo.

Pero las razas que son libres no intervendrán en el mundo, porque entienden que eso supone una violación de la autoridad y la soberanía de la humanidad en este mundo. Su asistencia la darán en forma de una serie de Discursos para alertaros de la presencia de la Intervención y de lo que debe hacerse para contrarrestar esta presencia en el mundo. Por tanto, el primer paso en tu preparación personal es tomar conciencia de la Intervención tal como realmente es y no como pretende ser.

Lo siguiente es que no debes perder la fe en la humanidad —en su creatividad, en su poder y en su integridad—, a pesar de los graves y serios errores que se cometen en el mundo y que se cometerán en el futuro al enfrentar un mundo en declive.

No debes perder la confianza en tu propio poder interno y en la fuerza que Dios te ha dado para poder encarar y navegar los difíciles e inciertos tiempos que se avecinan. Sin esta fe y esta creciente confianza basadas en una experiencia real, tu conciencia de la Comunidad Mayor y de la Intervención en el mundo será demasiado abrumadora para ti. No tendrás una base suficientemente fuerte en la que aguantar, y tu conciencia de este asunto te vencerá y te sobrepasará.

Es por eso que el Creador de toda vida está enviando al mundo la Nueva Revelación, y con ella la preparación para ganar acceso al poder mayor del Conocimiento dentro de ti —una mente más profunda, una mente mayor dentro de ti, la parte de ti que todavía está conectada a Dios.

Independientemente de las creencias religiosas o la falta de ellas, esto es verdad para toda persona. Es verdad para ti. Debes tener disponibles este poder y esta fuerza mayores y tomar los Pasos al Conocimiento, tal como están siendo provistos mediante la Nueva Revelación.

Lo que estamos diciendo aquí es que debes construir una base dentro de ti donde tu mayor fuerza pueda surgir y comience a guiarte en tu vida diaria, experimentando cada vez más que el poder y la presencia del Conocimiento viven dentro de ti y que te guiarán cuando sea realmente necesario.

No puedes usar este poder para conseguir riqueza y ventajas. No es un recurso para tu intelecto. Es demasiado importante y grande para eso. De igual modo, no puedes comprenderlo intelectualmente, porque el poder del Conocimiento y su realidad están más allá del alcance y el dominio de tu intelecto. Habla de tu naturaleza más profunda y de tu propósito mayor para estar en el mundo en este tiempo, el cual debe serte revelado lenta y gradualmente, a medida que te desarrolles y tomes los Pasos al Conocimiento.

Para poder tener una conciencia y un entendimiento de la Comunidad Mayor, para poder comprender las fuerzas mayores que están moviendo el mundo y el hecho de que la humanidad está ahora enfrentando la competición de otras fuerzas de más allá del mundo, debes tener esta mayor fuerza. Debes estar construyéndola día tras día, porque es esta mayor fuerza la que te dará inmunidad frente a las influencias de la Comunidad Mayor. Esta mayor fuerza te permitirá ver con claridad más allá de los poderes de persuasión y engaño que se están usando sobre la familia humana, particularmente a nivel individual.

A medida que la condición humana se deteriore y crezca la incertidumbre, el conflicto y la agitación en el mundo, la gente acudirá a otros poderes en el universo, deslumbrada por la tecnología avanzada y la apariencia de aquellos que proclamarán estar aquí para salvar a la familia humana. Debes ser capaz de ver tras este engaño, y debes advertir a otros, porque se trata de un gran problema que está sucediendo sin ser atendido, y las personas no están preparadas. No saben qué pensar de esto.

Tu conciencia y tu educación tienen aquí una importancia crítica, pues de lo contrario no tendrás la fuerza para resistir la Intervención. No tendrás el poder y la claridad para servir a la humanidad, para advertirla sobre los peligros de la Intervención y lo que verdaderamente busca establecer aquí en la Tierra.

Solo Dios puede proveerte esta educación, y Dios ha llamado a las pocas razas libres en el universo a complementar esta educación, de manera que puedas tener un entendimiento muy claro de lo que la humanidad enfrenta. Debes entender que la competición forma parte de la naturaleza, y que la Intervención es algo que ha ocurrido durante toda la historia humana, cuando un grupo de gente intervino en el entorno de otro grupo. Las lecciones de la Intervención son claras, pero la gente no es consciente de estas cosas. A menos que las hayan experimentado directamente en la historia reciente de su nación, la idea de la Intervención puede parecer muy ajena.

Frente a la presencia de la Intervención, en el caso de que la experimentaras de alguna forma, es importante que no respondas emocionalmente. No respondas amorosamente y tampoco con miedo. Sé neutral. Si se dirige a ti específicamente, dila que reconoces el engaño y que no la apoyarás. Haz de ti un sujeto indeseable para su uso. Diles que les resistirás con cada fibra de tu ser, y ellos no te escogerán para formar parte de su grupo de representantes. Dejarás de ser un sujeto deseable para su estudio o experimentación.

En este momento, no tienes ni idea de lo cruel que es realmente su trato a los seres humanos. Ellos no aprecian vuestra espiritualidad ni el valor de vuestra presencia. Para ellos sois tan solo una herramienta y un recurso. Ellos desconocen la libertad individual y no la valoran. Piensan que forma parte de la naturaleza caótica de la humanidad, una naturaleza caótica que buscan controlar y eliminar.

Si has tenido encuentros previos, es importante que busques ayuda para destaparlos y evitar que te acechen ocultos en tu interior, influenciándote y arrojando sombras sobre tu mente.

Si has tenido un encuentro directo, esto significa que has sido influenciado y desanimado de recordar tus experiencias y entenderlas clara y honestamente. Si esto ha ocurrido, entonces has sido comprometido. Has sido violado. Tu mente ha sido vulnerada, y se ha hecho un intento de alterar tu entendimiento y tu conciencia.

Hay muchas personas que sospechan o tienen la certeza de que esto les ha sucedido. Si piensan con claridad y son honestas consigo mismas, comprenderán que supone una violación y que de ningún modo es algo que se esté llevando a cabo con un buen propósito.

Algunas personas han sido transformadas hasta tal punto que les resultaría muy difícil ver con claridad y acceder al poder del Conocimiento en su interior. Su pensamiento ha sido alterado. En su mente han sido impresas imágenes de desastre y caos humano. Han sido convencidas y transformadas, y ahora ven lo que sus dominadores quieren que vean. Piensan lo que sus dominadores quieren que piensen. Estas personas piensan que están siendo sabias e iluminadas espiritualmente, pero en realidad han caído en la servidumbre —una servidumbre cruel, una servidumbre que negará su humanidad y su lealtad a sus semejantes—. Tal es la seriedad de este problema.

Rodéate y protégete diciendo Nasi Novare Coram, que es una protección otorgada por la Presencia Angélica. Construye tu fuerza interna y tu conexión con el Conocimiento, pues el Conocimiento no puede ser persuadido. No puede ser inducido ni seducido. No puede ser dominado. Permanece fuerte y claro y es imposible violarlo. La Intervención desconoce el Conocimiento, de lo contrario no estaría aquí llevando a cabo sus peligrosas y antinaturales actividades.

Pero debes comprender que tu intelecto puede ser tomado. Ha sido tomado por tu familia y tu cultura en un grado muy alto. ¿Cuánto más poderosas serán las persuasiones de la Intervención, de esas razas que entienden cómo las mentes pueden alterarse, cómo pueden derribarse las defensas y cómo las mentes pueden ser infiltradas, afectadas e impresionadas?

Estas formas de persuasión pueden ser aún mayores que los poderes de tu cultura. Sin el poder del Conocimiento en tu conciencia, te sentirías casi indefenso e impotente si estas persuasiones fueran dirigidas hacia ti directamente.

Se trata de una crisis que afecta a mucha gente. Algunas personas ni siquiera son conscientes de que han sido atacadas de esta manera. Y en el caso de aquellos que han sido tomados contra su voluntad, sus recuerdos han sido negados y bloqueados, y ahora viven con una especie de supresión en su interior. Porque si tus recuerdos han sido bloqueados, entonces también ha sido bloqueada tu conciencia de tu naturaleza más profunda, así como la conciencia de tu inspiración, tu sabiduría y tu perspicacia. Todo es doblegado junto, como ves.

Las personas están viviendo en las sombras de la ansiedad y un miedo inexplicable. Duermen con las luces de su habitación encendidas y realizan otros tipos de actividades que revelan una aprensión y un miedo muy, muy profundos.

Parte de esto, por supuesto, se debe al trauma humano y no tiene nada que ver con la Intervención. Pero para muchas personas, la Intervención es una de las fuentes de su gran dificultad, de su sensación de estar comprometidas en su interior, de la violación que ha ocurrido en sus vidas y de las desafortunadas e infelices consecuencias que esto les causa cada día.

Debes ganar la fuerza para oponerte a la Intervención. Pero para hacerlo necesitas tomar conciencia de ella claramente, sin confusión. Debes estar construyendo tu conciencia del Conocimiento, porque este es la fuente de tu fuerza, tu coraje y tu determinación. Debes ser cada vez más consciente de que la parte más profunda de ti no puede ser violada ni persuadida, y de que solo tu intelecto, si carece de preparación y no está guiado por el Conocimiento, será vulnerable frente a los poderes de estas persuasiones.

El Nuevo Mensaje provee una mayor preparación. No es algo que puedas aprender por medio de unos cuantos conceptos o recomendaciones simples. No es algo que puedas aprender en un fin de semana, porque estás preparándote para confrontar las realidades de la Comunidad Mayor. No es solo que haya una Intervención en el mundo en este momento; se trata de que la humanidad está encarando una realidad mayor para la que no está preparada.

Es tarde, y la Intervención está ya en marcha. Está consiguiendo seguidores. Está convenciendo a la gente con sus persuasiones. Se trata de una fuerza poderosa. Está intentando influenciar a individuos en posiciones de liderazgo en el gobierno, la religión y el comercio. Ciertos individuos han sido elegidos como objetivo en este propósito.

Los gobiernos no revelarán lo que saben, y el público permanece ciego y vulnerable. ¿Quién les alertará? ¿Quién les enseñará? ¿Quién comenzará a difundir la sabiduría de que la humanidad está siendo infiltrada a un nivel sutil pero penetrante? ¿Quién puede comenzar a prepararse y a enseñar a la gente sobre las realidades de la vida en el universo?

Dios ha provisto esta enseñanza y esta preparación como parte del Nuevo Mensaje para la humanidad. Es una parte vital del Nuevo Mensaje, porque se trata de un problema y un umbral críticos para la familia humana y para todo individuo que haya sido influenciado, escogido como objetivo y tomado contra su voluntad. En cualquier grado en que hayan sido influenciados, estos individuos están ya sintiendo el impacto de la Intervención, y están viviendo con sus desafortunadas consecuencias cada día.

Por tanto, debes primero educarte sobre la Comunidad Mayor y la Intervención, de manera que puedas ver con claridad lo que estás enfrentando. No es un misterio, porque es parte de la naturaleza. Se trata de un grupo intentando ganar el control de las mentes y las vidas de otros para usar su entorno y sus recursos —en este caso, los recursos naturales del mundo, que son extremadamente valorados en la Comunidad Mayor, una Comunidad Mayor de mundos estériles.

Tu educación respecto a la Comunidad Mayor debe entonces comenzar. Debe ser una parte esencial y central de tu preparación, no solo para la Comunidad Mayor en sí, sino para contrarrestar los efectos de la Intervención, sea cual sea el grado en el que te hayan afectado.

Debes mirar esto de manera desapasionada, objetiva y honesta. Si tu mente ha sido influenciada, si se ha hecho un intento de tomarla, entonces debes liberarte con gran focalización y esfuerzo y no debes sucumbir a la idea de que eres débil e impotente. Entre aquellos en los que se focaliza, la Intervención promoverá la idea de que la resistencia es inútil, y que ellos, más que vosotros, entienden las necesidades de la humanidad y lo que restaurará a la familia humana y evitará la catástrofe en el mundo.

Esto forma parte de su disuasión. Si no pueden convencerte con sus promesas de paz, riqueza y felicidad, entonces intentarán desanimarte —hacer que te sientas débil e impotente, indefenso, sin esperanzas de resistir su presencia y su propósito en el mundo.

Los Discursos de los Aliados de la Humanidad y la enseñanza en el Nuevo Mensaje, juntos, te proveerán un claro entendimiento, y será uno que podrás comprender fácilmente, ya que refleja las lecciones de la naturaleza y las lecciones de vuestra propia historia en este mundo —las lecciones de la intervención, de la competición en la naturaleza y lo que los pueblos y las naciones deben hacer para liberarse de la intervención, en este caso una intervención en las mentes y corazones de la gente.

Se trata de una intervención mucho más sutil y penetrante de lo que la gente esperaría. La mayoría piensa que la intervención sería de naturaleza militar —una gran demostración de fuerza, destruyendo la infraestructura humana o sus ciudades como una demostración de poder—. Esto es así porque la humanidad todavía piensa en términos toscos y no comprende que en la Comunidad Mayor, en la parte del espacio en la que habita, tales actos de conquista no están permitidos, y que si una raza quiere ganar influencia y dominio sobre otra debe usar métodos más sutiles y penetrantes.

La Intervención no puede vivir en este mundo. El riesgo biológico es demasiado alto. No puede hacer frente a los peligros de este medioambiente. Por tanto, necesita una infraestructura humana, una fuerza de trabajo humana; si no leal, al menos complaciente con sus propósitos y su voluntad aquí. La Intervención os ofrecerá cualquier cosa para convenceros de que ellos, más que vosotros, más que el liderazgo humano, proveerán el camino hacia la salvación, la paz y la ecuanimidad en el mundo.

Pero es todo un engaño y es un engaño astuto, porque la humanidad ha sido estudiada durante mucho tiempo. Vuestras aspiraciones, miedos y debilidades son entendidos. Vuestra historia es entendida. La humanidad está retransmitiendo al espacio todos sus conflictos, sus desacuerdos y su falta de unidad y sabiduría.

Aquellos que han sido influenciados por la Intervención, sea cual sea el grado en que esta influencia haya sido focalizada en ellos, están en la mejor posición para advertir y alertar a otras personas de los peligros y consecuencias de esta Intervención en el mundo. Pero ellos deben estar preparados para hacer esto, de lo contrario sus advertencias no serán prudentes sino desesperadas y atemorizadas.

Estáis tratando con una fuerza muy astuta, una fuerza que está altamente organizada, aunque es pequeña en tamaño y carece de recursos militares. Pero es inteligente. Está focalizada. Por tanto, debes ser inteligente y estar focalizado para tratar con ella y tener una influencia sobre otros, una influencia sobre vuestras naciones y gobiernos, advirtiendo de la Intervención y apuntando a la preparación que hoy está en el mundo, la única preparación de su clase que puede preparar a la humanidad para los peligros y oportunidades de emerger a una Comunidad Mayor de vida.

La Comunidad Mayor es una realidad competitiva a una escala que apenas podéis imaginar. Es una realidad donde los poderes de la mente y la influencia son cultivados y usados en un grado muy superior a lo que se hace aquí en el mundo. Es una realidad en la que todos están buscando recursos. Cuanto más avanzada es su tecnología, más deben involucrarse en complejas redes de negocios y comercio para asegurar lo que necesitan.

Se trata de una perspectiva muy diferente a la que la mayoría de la gente asume y espera. No es como en vuestras películas y en vuestra ciencia ficción, donde simplemente proyectáis las ambiciones y las fantasías humanas. Estáis encarando un universo no humano donde vuestras proyecciones tienen poco significado, y donde vuestras expectativas pueden ser extremadamente tontas y peligrosas.

La Intervención está aquí porque la humanidad está destruyendo el valor del mundo. Está aquí porque la humanidad ha creado una infraestructura, una red global de comunicaciones, que ella puede utilizar. Es una creciente presencia con un plan a largo plazo y de amplio alcance. Debes aprender sobre esto. Y la Revelación al respecto ha sido provista.

Mira en tu propia mente y en tu corazón, y pregúntate: “¿He sido influenciado por esta Intervención? ¿Me ha afectado? ¿Sabe de mí?”

Tres preguntas. La respuesta es un o un no. Pero debes sentir la respuesta profundamente dentro de ti. No puede ser solo un ejercicio intelectual. No es algo hipotético. Es algo elemental y fundamental para tu naturaleza, tu vida y tu experiencia.

Si la respuesta a alguna o a todas estas preguntas es sí, entonces debes implicarte en la preparación con gran seriedad y compromiso, porque tu vida te ha sido arrebatada hasta cierto punto, y debes recuperarla.

Debes restaurarte. Debes establecer límites y ser capaz de ejercer tu autoridad suficientemente para que la Intervención no pueda tener una influencia sobre ti.

Debes entender que no eres tu mente y tu intelecto, que puedes permanecer aparte de tu intelecto, y que puedes guiarlo y dirigirlo de acuerdo a un mayor poder y voluntad dentro de ti.

De esta forma, aquello que es fuerte dentro de ti puede guiar aquello que es débil. Aquello que es invulnerable puede guiar aquello que es vulnerable. Pero lograr esto supone una preparación muy grande, con muchos pasos y etapas.

Implica tomar los Pasos al Conocimiento y ganar una verdadera educación respecto a la Comunidad Mayor. Implica sondear las profundidades de tu propia experiencia, dejando a un lado el miedo y la evitación; y estar contigo mismo, explorando tus estados, tu condición, tus creencias y tus actitudes con una mayor objetividad y claridad.

Dios tiene una respuesta para este gran problema oculto: te ha dado el poder del Conocimiento para guiarte, protegerte y bendecirte. Pero solo a través de la Nueva Revelación se revela este poder claramente, sin el recubrimiento de la historia, la tragedia y el conflicto humanos, en una forma pura que es muy accesible. Puedes encontrar esto en vuestras propias tradiciones religiosas, pero necesitarías que te guiara un maestro muy sabio, y maestros así pueden ser difíciles de encontrar.

Hazte a ti mismo estas tres preguntas con tanta honestidad y objetividad como puedas. Hazte estas preguntas repetidamente en el tiempo. No te quedes satisfecho con hacerlo solo una vez. Estás tratando de acceder a tu experiencia más profunda, y si esta experiencia ha sido bloqueada, debes tratar entonces de vencer la resistencia dentro de ti, de derribar el muro que ha sido construido alrededor de tu conciencia y tu experiencia internas, para poder acceder a ellas.

Este es un asunto muy importante y significante. No te lo tomes a la ligera, y no lo compartas con otros que no puedan apreciar su importancia. Ten cuidado de con quién compartes tu propia experiencia de la Intervención, porque mucha gente la disputará. Mucha gente se burlará de ella y le quitará importancia, porque en el consenso del pensamiento humano esto no se considera posible o realista.

Aquí debes valorar tu propia experiencia por encima de lo que parece prevalecer en la conciencia y el pensamiento humanos, que en gran parte son ciegos y están controlados por fuerzas que la mayoría de la gente ni siquiera entiende.

Debes ganar esta fortaleza, esta confianza en ti mismo y este sentido de integridad. Si la Intervención te ha influenciado o afectado de algún modo, entonces tendrás que recuperar lo que has perdido o ha quedado comprometido. Ahora tienes los medios para hacer esto a tu disposición.

Sé muy serio aquí en honrarte a ti mismo y tu experiencia, sin importar lo que el mundo piense. Y comparte estas cosas solo con aquellos que puedan considerarlas seriamente y vayan a ayudarte a obtener una mayor libertad, un mayor propósito y una mayor verdad en tu vida.