Esta es una traducción de “Who Are the Allies of Humanity“, como le fue revelado a
Marshall Vian Summers
el 3 de febrero de 2011
en los Estados Unidos

El audio original de esta Revelación no está disponible.

La humanidad no está sola en el universo, pues el universo que encontraréis está repleto de vida inteligente. Debido a que vivís en una región del espacio muy habitada y que está establecida desde hace mucho tiempo, vuestro mundo se encontrará a sí mismo viviendo en un vecindario mayor.

Dentro de este vecindario hay muchas naciones poderosas, las cuales han creado vastas redes de intercambio y comercio que son gobernadas de forma estricta. La mayoría de las naciones en esta región del espacio son dependientes de estas redes para los recursos esenciales que ellas necesitan para sostener su tecnología y, en algunos casos, recursos esenciales simplemente para proveer los requerimientos básicos de la vida.

El mundo, por lo tanto, no está en alguna región remota e inexplorada del universo. Vuestra proximidad a este gran establecimiento de vida os da ciertas ventajas y ciertas desventajas.

Vuestra ventaja es que la guerra y la conquista están suprimidas en esta región del espacio. Están suprimidas para mantener el orden y para proveer seguridad y estabilidad a las redes mayores de naciones y su comercio e intercambio la una con la otra. Tras largas eras de guerra, competición y conflicto, estas grandes redes han sido establecidas.

En esta región del espacio, la guerra está suprimida y la conquista directa no se permite. Si una nación desea ganar ventaja e influencia sobre otro mundo, por ejemplo un mundo emergente como el vuestro, debe usar medios más sutiles y emplear otros agentes para llevar a cabo una intervención como esa.

Estáis encarando un universo no humano donde la libertad es rara, un universo que parecerá extraño e incluso hostil a vuestra presencia en caso de que escapaseis de las fronteras de este sistema solar.

Aquí encontraréis que vosotros tenéis pocos amigos y aliados. Pero para vuestra ventaja, existe una red de naciones libres en esta región del espacio que no participan en estas vastas redes de intercambio y comercio. Ellas han establecido, a lo largo del tiempo y con gran esfuerzo, su aislamiento y su libertad para funcionar sin interferencia. Pues es siempre difícil para una nación libre existir alrededor de naciones que no lo son. Es una situación delicada y ha sido un continuo desafío para aquellas razas que vosotros podríais considerar como los Aliados de la Humanidad.

Es importante tener esta perspectiva más grande. De otro modo, no entenderéis qué es lo que cohíbe a vuestros potenciales aliados y por qué ellos no están interfiriendo en el mundo hoy. Ellos han enviado, utilizando medios secretos, una expedición a las cercanías de la Tierra para contemplar la Intervención alienígena que está sucediendo aquí—una Intervención llevada a cabo por razas menos escrupulosas y organizaciones que buscan ganar el control del mundo y su gente, utilizando medios sutiles y persuasivos.

Vuestros Aliados están aquí para proveer sabiduría, guía y la perspectiva que la humanidad necesitará para comprender el vecindario del espacio al cual estáis emergiendo, así como qué ventajas y desventajas hay. En efecto, hay grandes desventajas porque otros mundos miran el vuestro con envidia, y ellos ven a la humanidad en su estado guerrero y dividido, destruyendo la riqueza y el valor de este mundo. Esto, más que ninguna otra cosa, es lo que ha conducido a la Intervención que está ocurriendo aquí hoy.

Su expedición para observar esta intervención e informar sobre sus actividades e intenciones está funcionando aquí sin la consciencia de los gobiernos de las naciones libres. Es muy importante entender esto. Pues estos gobiernos podrían ser acusados de ser responsables del hecho de que la humanidad esté ganando beneficio desde estas naciones libres, lo cual violaría los acuerdos que las naciones libres han establecido—acuerdos de no interferencia en los asuntos de la Comunidad Mayor.

Tal es el precio que ellos tuvieron que pagar para mantener a la Comunidad Mayor fuera de sus regiones y para evitar la continua interferencia e intentos de persuasión que les han plagado durante tantísimo tiempo.

Es por esta razón que los aliados no se describirán a sí mismos, no darán sus nombres y no hablarán de sus mundos de origen. Pues su expedición está funcionando para servir a la humanidad en secreto, sin la consciencia o la aprobación de poderes mayores, incluso sin la consciencia o la aprobación, oficialmente hablando, de los gobiernos de sus propias naciones.

Es una situación delicada. Para entenderla, tenéis que considerar verdaderamente la dificultad de establecer y mantener la libertad entre poderes mayores, donde la libertad es suprimida y evitada. Es un problema que la humanidad tendrá que encarar a medida que proceda, a medida que la familia humana emerja a la Comunidad Mayor de vida inteligente.

¿Cómo una raza como la vuestra mantiene su libertad y su autodeterminación entre la presencia de fuerzas poderosas y persuasivas que buscarán socavar vuestra confianza, vuestra unidad y vuestro coraje?

No es una batalla de armas. No es una batalla de poderío militar. Es una batalla de voluntad e intenciones, una batalla que está siendo llevada a cabo en el ambiente mental—un gran ambiente de influencia en el que las mentes más poderosas pueden influenciar a aquellas más débiles, un ambiente sobre el que la humanidad sabe muy poco.

Las naciones libres en esta parte del universo buscan promover la libertad allá donde puedan. Ellas ven vuestro mundo como uno de gran promesa, porque la espiritualidad y la religión no han sido destruidas ni olvidadas aquí. Ellas ven que el poder del Conocimiento, el gran poder espiritual, está aún vivo en los individuos, a pesar de los graves errores de la humanidad y sus necias actividades.

Los Aliados de la Humanidad han enviado una serie de Comunicados al mundo para aconsejar y preparar a la humanidad para su implicación con la Comunidad Mayor. Estos Comunicados presentan información que nadie en la Tierra podría crear o saber por sí mismo. Ellos dan una perspectiva que la humanidad no tiene actualmente respecto a las posibilidades de Contacto y las consecuencias del Contacto.

Los Comunicados corrigen muchas de las falsas suposiciones y creencias desinformadas de la humanidad—suposiciones y creencias que os hacen vulnerables frente a la manipulación y la persuasión externas. Los comunicados mismos fomentan la independencia de la humanidad en el universo, así como la importancia de no permitir que poderes externos establezcan aquí sus intereses y promuevan la dependencia respecto de su tecnología externa.

Este es un gran servicio a una humanidad incauta y confiada, que cree que el universo es o bien un gran lugar vacío esperando ser explorado, o bien que está lleno de razas de seres benignos y éticos, ansiosos de asistir a la humanidad en su búsqueda de soluciones tecnológicas y mayor poder.

Esta perspectiva ingenua e insensata, por supuesto, significa que estáis poco informados y carentes de educación acerca de las realidades de la vida más allá de vuestras fronteras. Vosotros todavía pensáis que la tecnología puede superar al poder de la naturaleza. Los comunicados de los Aliados de la humanidad, junto con la Nueva Revelación de Dios para la humanidad—el Nuevo Mensaje para la humanidad—os dan un entendimiento mucho más claro y más correcto. Vosotros necesitáis esto para poder proceder con sabiduría, precaución y discernimiento.

Tras la publicación de la primera colección de comunicados de los Aliados de la Humanidad, la posición de los Aliados en este sistema solar fue descubierta, y se vieron forzados a huir. Ahora ellos tienen que informar desde una localización oculta mucho más allá de vuestro sistema solar. En la tercera colección de los Comunicados de los Aliados de la Humanidad, ellos hablan de las realidades de la vida—intercambio y comercio, interacciones—que existen en vuestra vecindad del espacio, así como de los requerimientos para la libertad que la humanidad tendrá que favorecer y sostener para permanecer autosuficiente y autodeterminada dentro de una Comunidad Mayor de vida.

Es importante para vosotros entender que el Creador de toda vida, mediante la Presencia Angélica, ha hecho un llamamiento a estas razas libres para que provean esta asistencia a la humanidad. Ellas están aquí guiadas por una misión Divina, la expedición misma. Los gobiernos de las naciones libres clamarán no tener conocimiento de esta expedición, pues ellos tienen muy escaso conocimiento de ella. Esto está siendo guiado por una fuerza y un conjunto de poderes mayores en el universo—poderes espirituales sirviendo al Creador de toda vida, buscando apoyar la libertad donde sea que ella pueda ser establecida.

Es importante para vosotros entender también que los Aliados de la Humanidad tienen una deuda que pagar, pues ellos fueron servidos por una expedición en un momento anterior, que ayudó a liberarles de las garras de la intervención y les abrió el camino hacia el establecimiento de su libertad y su autonomía en el universo. Ellos ahora tienen una oportunidad para pagar esta deuda proveyendo un servicio similar a la humanidad, ahora que vosotros mismos encaráis una Intervención y todos los peligros y desgracias que ella puede traer.

La humanidad no conoce su vulnerabilidad en el espacio. Vosotros todavía pensáis que el universo está ahí para serviros y que cualquiera que viniera aquí vendría buscando asistiros, iluminaros o salvaros de vuestros propios errores. Tales son los malentendidos de una raza aislada que nunca ha tenido que adaptarse a las realidades de la Comunidad Mayor.

Por lo tanto, está siendo traída a la humanidad gran asistencia—gran asistencia proveyendo sabiduría y conocimiento que la humanidad no puede proveerse por sí misma, gran asistencia que ha sido incitada por la Voluntad del Creador y llevada a cabo por ciertos individuos de varios mundos diferentes. Es una expedición que ha sido muy peligrosa para sus participantes y ha llevado una gran cantidad de tiempo.

Por lo tanto, cuando comiences a estudiar los Comunicados de los Aliados de la Humanidad, es importante que consideres los riesgos que han sido tomados para proveer esta sabiduría y la inmensa importancia de la sabiduría y la perspectiva que están siendo provistas en estas enseñanzas.

Llévalas a tu corazón y piensa en ellas profundamente. Haz tus preguntas, pero entiende que estás en el comienzo mismo de tu educación en la Comunidad Mayor, y que tendrás que vivir con ciertas cuestiones que no pueden ser respondidas todavía, construyendo, mientras avanzas, un creciente y conciso entendimiento de las ventajas y desventajas de la humanidad.

Hay muchos ojos observando el mundo en este momento. Esto es parte de vuestra desventaja. Pero aquí no será buscada una conquista militar, ya que el mundo es demasiado valioso, y las fuerzas externas que buscan establecerse aquí necesitan a la humanidad como su fuerza de trabajo—una sumisa y voluntariosa fuerza de trabajo—pues estas razas externas no pueden vivir en este ambiente por razones que no imaginaríais.

Es una situación que debe ser entendida correctamente, lo cual requiere una gran cantidad de información y perspectiva así como una corrección de muchas de las ideas que son todavía prevalecientes en el mundo.

Una persona ha sido elegida para recibir los Comunicados de los Aliados de la Humanidad. Él es el individuo que está también recibiendo la Nueva Revelación de Dios para preparar a la humanidad de cara al gran cambio que está llegando a los ambientes del mundo y de cara al encuentro de la humanidad con la Comunidad Mayor en sí. Él ha sido guiado por el Señor del universo mediante la Presencia Angélica, y ha sido también el receptor de los Comunicados de los Aliados de la Humanidad, Comunicados que han sido guiados e incitados por el Señor del universo a través de la Presencia Angélica.

Debéis ver que esto tuvo que venir a través de una persona que ha sido enviada al mundo para este propósito, para servir este papel. De otro modo, el mensaje sería contaminado, y ciertamente se perdería si fuera dado a más de un individuo, con muchas diferentes versiones e interpretaciones.

Ha llevado décadas al Mensajero prepararse para recibir el Nuevo Mensaje y los Comunicados de los Aliados de la Humanidad. Los Comunicados en sí fueron recibidos en fechas muy concretas, con largos periodos de tiempo entre ellas en los que no hubo ningún contacto. Los Comunicados fueron hechos disponibles con la asistencia de la Presencia Angélica, siendo transmitidos a través de medios espirituales que no requieren el uso de tecnología, una manera de comunicarse que la Intervención misma no puede interceptar ni interpretar. Una vez más, esto fue hecho para proteger la ubicación de la expedición de los Aliados así como la pureza y la integridad del mensaje mismo.

Nosotros os damos esta perspectiva y estos antecedentes para que podáis entender la significancia y la naturaleza de las comunicaciones que están siendo enviadas al mundo hoy desde aquellas naciones libres que existen en vuestra región del espacio.

No es una cosa fácil de considerar ya que hay otros mensajes siendo enviados al mundo en este momento—mensajes desde la Intervención, hablando de la nobleza de su presencia aquí y de la dependencia de la humanidad sobre su guía y su sabiduría, hablando de seres elevados y grandes reinos y establecimientos y de una red riqueza y prosperidad a la cual la humanidad es alentada a unirse.

Éstas son las seducciones y alicientes de las naciones que no son libres, hablando a los miedos y ambiciones de la humanidad. Mucha gente ha caído bajo esta persuasión. Muchos individuos en posiciones de liderazgo en el gobierno, el comercio y la religión son convencidos por estas cosas, prometiéndoseles tremendo poder, tremenda riqueza y ventaja.

Dentro de los Comunicados de los Aliados de la Humanidad, escucharéis una presentación muy diferente, una que habla a la fortaleza, el coraje y la habilidad inherentes de la humanidad. Ellos aconsejarán a la humanidad que no reciba ninguna tecnología de la Comunidad Mayor, pues tan sólo está siendo ofrecida para crear dependencia—dependencia de poderes externos y las grandes redes de comercio. Una vez os volvierais dependientes de estas cosas para vuestra tecnología o vuestros requerimientos básicos, vuestra libertad sería perdida, y seríais gobernados desde lejos para satisfacer los términos del contrato.

Hace falta un gran ánimo para encarar estas cosas, pero debéis encararlas, pues éste es vuestro mundo. Vuestro aislamiento en el universo se ha acabado. De ahora en adelante, habrá intentos de persuasión e intervención. Los Aliados no intervendrán aquí. Ellos no establecerán bases en el mundo ni intentarán manipular la percepción humana o seducir a los líderes de los gobiernos, del comercio o la religión. Ellos saben que la humanidad debe ganar la libertad por su cuenta, sin manipulación ni control externo.

Este es un tiempo peligroso para la humanidad, pues vuestros recursos están en declive, y vuestro clima está volviéndose cada vez más inestable. Vuestro ambiente se está deteriorando, y un número cada vez mayor de personas está bebiendo de un pozo cada vez más menguado.

Este es un tiempo peligroso para la humanidad, pues sois vulnerables a la persuasión, a la manipulación y al engaño, sabiendo poco o nada sobre las realidades de la vida en el universo o sobre cómo vuestra libertad puede ser sostenida y defendida mientras emergéis en este mayor escenario de la vida.

Los Aliados de la Humanidad no buscan relaciones con la humanidad, porque reconocen que ella no está preparada para el Contacto. La humanidad aún no tiene la madurez, la unidad ni el discernimiento para distinguir amigo de enemigo, ni para entender las complejidades de una vida en la que miles de razas están interactuando unas con otras.

Si pensáis en esto por un momento e imagináis cuán difícil es establecer acuerdos o negociaciones con razas que piensan de manera diferente, tienen un aspecto diferente y tienen conceptos, historias y prioridades diferentes, veréis que esto haría que vuestras negociaciones humanas parecieran simples y obvias en comparación.

Es una situación vasta y complicada, y vosotros debéis desarrollaros para participar en este universo de vida. No podéis ser adolescentes y destructivos y agresivos, pues os encontraríais solos, con gran oposición a vuestro alrededor.

Para que la humanidad sea una raza autosuficiente y soberana, libre de gobierno y control exteriores, debéis seguir lo que los Comunicados de los Aliados están proveyendo para vosotros. Los Aliados no vendrán a salvar a la humanidad de la Intervención mediante el uso de la fuerza o medios militares, pues esto destruiría su autonomía en el universo, la cual es ha costado siglos establecer.

Ellos os dan la sabiduría que vosotros no podéis daros a vosotros mismos. Ellos os dan la perspectiva que vosotros no podéis ofreceros vosotros mismos. Ellos os dan información que no podéis obtener por vuestra cuenta. Ahora depende de la humanidad—de la fortaleza de la humanidad, la integridad de la humanidad y la sabiduría nativa de la humanidad—enseñaros cómo rechazar la Intervención y construir vuestra capacidad y vuestra fuerza como raza libre.

Esto significaría la cesación del conflicto en el mundo y una cooperación entre las naciones mucho mayor que la que existe en la actualidad o ha existido alguna vez. ¿Cuál será el ímpetu para esto, sino la amenaza de encarar un universo donde la libertad es rara y donde hay muchos mirando al mundo con envidia?

Todavía no os dais cuenta de qué trofeo es este mundo y por qué otras naciones intervendrían aquí para tratar de salvarlo para ellos mismos, usando a la humanidad como un mero recurso en y por sí mismo.

Es tiempo de que crezcáis y penséis en cosas más importantes—en el bienestar de vuestro planeta, en la estabilidad de vuestro medio ambiente, en la seguridad del mundo y no meramente en la seguridad de vuestra propia nación. Esta es una gran oportunidad para la unidad humana, quizá la mayor que nunca tendréis, pues la necesidad es la mayor que nunca encararéis, y el desafío es el mayor que jamás hayáis encontrado.

Es una situación que requiere coraje y objetividad, y la voluntad de aprender cosas que nunca habéis aprendido antes, y la voluntad de comprender lo que la humanidad ha aprendido a través de su larga y difícil historia en relación a la Intervención y los peligros para la libertad y la autodeterminación de sus gentes nativas.

Toda la humanidad es ahora la gente nativa del mundo encarando intervención—una Intervención que está aquí para usaros para ella misma, para su propia riqueza y adquisición.

Vosotros no os dais cuenta de la riqueza biológica de este mundo ni de los recursos que existen dentro de la compleja red de vida aquí, recursos que son buscados y valorados en un universo de planetas estériles.

La humanidad tiene mucho que aprender. Es por eso que Dios ha enviado una Nueva Revelación al mundo y ha hecho un llamamiento a los Aliados de la Humanidad para que provean su sabiduría y su consejo, para asistir en este gran esfuerzo de educar y alertar a la humanidad sobre los graves peligros y oportunidades que existen al ella encontrarse en el umbral del espacio.

La Revelación del Nuevo Mensaje y la importancia de los Comunicados de los Aliados de la Humanidad no deberían ser subestimados. Ellos representan los más documentos más importantes en el mundo hoy y la más grande necesidad encarando a la humanidad, la cual es aun desconocida para tantos de vosotros.

Sois afortunados de recibir esto. Sois bendecidos por recibir esto. Proceded ahora con un corazón valeroso, y permitiros a vosotros mismos recibir el regalo de amor del Creador de toda vida y el consuelo de que tenéis otras razas en el universo que apoyan la libertad y la independencia de la humanidad. En su momento, vosotros llegaréis a depender de estas dos grandes fuentes de confort como nunca antes.

El poder y la presencia del Conocimiento que vive dentro de cada persona es la gran inteligencia dentro del individuo. Es esta la inteligencia mayor de la que el Nuevo Mensaje habla y a la que habla. Es esta inteligencia mayor la que la expedición de los Aliados de la Humanidad está intentando encender y comunicaros.

Esto guarda los secretos de la espiritualidad de la humanidad y la promesa de vuestro mayor destino en el universo—un destino como una raza libre y autodeterminada. Pero vuestro destino no está asegurado. El resultado es incierto. Tú como individuo debes tener gran fe en el poder del Conocimiento dentro de ti y dentro de otros para cambiar las cosas a favor de la humanidad.

El riesgo para la libertad de la humanidad en el universo y el declive del mundo en el que vivís son dos grandes motivaciones para la libertad y la unidad humana, para la sabiduría humana y una mayor cooperación.

Pero estas dos amenazadoras realidades pueden también conducir a la humanidad al conflicto, la guerra y la privación, llevándola a una certera subyugación ante poderes externos. Por tanto los riesgos son grandes, y las recompensas de elegir correctamente son inmensas, pavimentando el camino hacia un mayor futuro para la familia humana.

Permite que este sea tu entendimiento.