Como le fue revelado a
Marshall Vian Summers
el 15 de diciembre de 2006
en Boulder, Colorado, Estados Unidos

Texto original: Protecting the World (The New Message on the Environment)

Escucha el audio original aquí (en inglés): no disponible online

Más información sobre este texto

Lo que estás leyendo en este texto es la transcripción de la voz original de la Asamblea Angélica hablando a través del Mensajero Marshall Vian Summers.

Aquí, la comunicación original de Dios, que existe más allá de las palabras, es traducida al lenguaje y el entendimiento humanos por la Asamblea Angélica que supervisa el mundo. La Asamblea después entrega el Mensaje de Dios a través del Mensajero, tras lo cual es transcrito y puesto a tu disposición y a disposición de todos.

En este extraordinario proceso, la Voz de la Revelación está hablando de nuevo. La Palabra y el Sonido están en el mundo. Que puedas ser el receptor de este regalo de Revelación y puedas estar abierto a recibir su Mensaje único para ti y para tu vida.

Volumen 1 > Libro 4 > Capítulo 9

Es evidente para mucha gente que el medioambiente está sufriendo un estrés tremendo y en muchos lugares una degradación tremenda. Aunque algunas personas están muy preocupadas, la mayoría no presta mucha atención a esto, pensando que el medioambiente es una especie de proveedor infinito de todo lo que necesitan.

Muchas personas en la actualidad han perdido de vista su completa dependencia del medioambiente para proveer las necesidades básicas de la vida —comida, agua, refugio y ropaje— y hacer posibles todas las conveniencias y beneficios que gozan, en cualquier grado en que los tengan a su disposición.

El medioambiente tiene un gran poder para cambiar y alterar el curso del destino de la humanidad. Aquellos que son conscientes de la larga historia de la humanidad entenderán esto. El Nuevo Mensaje de Dios enfatiza que el medioambiente del mundo debe preservarse y cuidarse bien si la humanidad quiere tener un futuro. Porque si esto no se hace la humanidad declinará, el conflicto humano aumentará y las carencias y sufrimientos humanos crecerán dramáticamente.

Aunque esto es evidente para unas pocas personas en la actualidad, lo que mucha gente no reconoce es que, si la humanidad declina de esa forma, será extraordinariamente vulnerable a la persuasión e influencia de fuerzas procedentes de la Comunidad Mayor, la Comunidad Mayor de vida inteligente en el universo en el que existe vuestro mundo.

Pues actualmente hay muchas razas que observan a la humanidad esperando tener una oportunidad para lograr una ventaja aquí, esperando tener una oportunidad para ganar acceso a los inmensos recursos biológicos de este mundo, esperando tener una oportunidad cuando la humanidad esté en un estado de desesperación tal que dichas influencias tengan un tremendo impacto.

Esta es la mayor amenaza a la libertad y el futuro de la humanidad. Pero es una amenaza que muy pocas personas en el mundo reconocen o entienden. Porque para ser una raza libre dentro de la Comunidad Mayor de vida inteligente la humanidad debe ser autosuficiente, debe estar unida y debe ser extremadamente discreta.

Claramente, la humanidad solo puede beneficiarse de una de estas ventajas, que es su autosuficiencia. La humanidad no está unida y tampoco es discreta.

Las razas y grupos que están observando el mundo desde el exterior, esas razas que buscan aprovecharse de una humanidad débil y dividida, pueden acceder a toda vuestra información, pues está siendo trasmitida hacia el espacio. Está completamente a disposición del observador discreto.

La humanidad todavía no comprende la desventaja que supone esto, porque cree que está aislada en el universo y que nadie puede llegar a sus orillas. Asumir esto es muy tonto, desde luego. Es un planteamiento ridículo. Pero esto es lo que la mayoría de la gente cree. Es lo que la ciencia humana todavía defiende.

La familia humana ha vivido aislada por tanto tiempo que asume que el aislamiento es un hecho de la vida. Pero difícilmente es un hecho de la vida. Si pudieras salir del mundo y observar las acciones de las razas inteligentes en el vecindario al que pertenece vuestro mundo, sería bastante evidente que la humanidad está en grave peligro.

No creas que la humanidad se ha ganado mucho respeto dentro de este entorno local. Porque realmente otros están viendo cómo la humanidad está destruyendo un mundo de inmenso valor, una verdadera gema en el universo, y por tanto desean intervenir. Pero no pueden hacerlo militarmente, pues eso está prohibido en el área del espacio donde vive la humanidad.

Por tanto, buscarán métodos más sutiles y evasivos. Dichos métodos ya están implementándose, siendo varios los grupos que están aplicando estos métodos, grupos en competencia que buscan tener este espléndido medioambiente y sus recursos para sí mismos.

Dichos grupos no buscan erradicar a la humanidad, sino esperar hasta que la humanidad sea enteramente dócil y dependiente de cualquier cosa que se le ofrezca. Es por eso que perder su autosuficiencia representa la mayor desventaja que la familia humana puede crear para sí misma, mayor incluso que el espectro del sufrimiento, la guerra y los conflictos humanos.

Porque el mundo podría tomarse sin hacer un solo disparo. La humanidad podría caer bajo la persuasión de poderes extranjeros mucho más fácilmente de lo que cree, y esto podría llevarlo a cabo la humanidad misma, con un mínimo de intervención y persuasión desde el exterior.

Es por eso que el medioambiente es lo más importante, más importante que la riqueza personal, más importante que el poder militar nacional, más importante que la seguridad nacional de cualquier país. Pues el mayor énfasis aquí es la seguridad del mundo.

La humanidad tiene grandes barreras entre sí. Tiene grandes muros de separación dividiendo a la familia humana, haciéndola débil, vulnerable y autodestructiva. Pero no tiene barreras contra la Comunidad Mayor, y como habitantes nativos de este mundo estáis en una situación muy vulnerable y precaria.

Puede que la unión humana esté lejos de lograrse, y lo mismo sucede con la discreción humana. Pero la humanidad no debe perder su autosuficiencia, porque si la pierde tendrá que acoplarse a cualquier cosa que un poder extranjero le ofrezca. No estará en posición de negar esas ofertas. No estará en posición de negociar a favor de sus intereses. Recibirá cualquier oferta que le presenten, y permitirá que esos poderes se establezcan aquí, esperando y creyendo que es para su beneficio.

Este es el gran peligro que le espera a la humanidad. Es un peligro que toda raza emergente en el universo tendrá que enfrentar. Porque los primeros que en llegar a sus orillas no serán santos ni medioambientalistas. Los primeros en llegar serán intereses comerciales, exploradores de recursos, colectivos económicos, aquellos que buscan aprovecharse de los habitantes nativos, a los cuales no respetan ni consideran sus iguales.

Sin duda, en este momento la humanidad da por sentada su preeminencia en el mundo. Siente que tiene el derecho otorgado por Dios de estar en esta posición preeminente en el mundo. Pero en la Comunidad Mayor la humanidad es una raza débil, dividida y obsesionada consigo misma, que ocupa y administra un planeta de inmenso valor e importancia para otros.

Por tanto, es importante que obtengas una perspectiva de la Comunidad Mayor sobre estas cosas, porque teniendo esta perspectiva tu entendimiento del medioambiente y de su importancia para el futuro de la humanidad adquiere todo un nuevo énfasis. Es un énfasis completamente práctico.

Porque nunca debes pensar que la humanidad podrá salir al espacio para apropiarse de cualquier recurso que haya desperdiciado aquí en la Tierra, pues esos recursos pertenecen a otros. Nunca asumas que el universo es solo un lugar vacío esperando la exploración y la explotación de la humanidad. Pues la humanidad no está sola en el universo y ni siquiera en su propio mundo en este momento.

La ignorancia y la arrogancia de estas suposiciones debe corregirse, de lo contrario la humanidad cometerá errores fatales que ni siquiera Dios o los ángeles de Dios podrán contrarrestar.

Es por eso que hay un Nuevo Mensaje de Dios en el mundo, porque la humanidad está destruyendo su autosuficiencia, se encuentra frente al espacio y está ya experimentando fuerzas que están interviniendo en este mundo sin su control y sin su permiso.

Aunque la humanidad enfrenta grandes peligros en el deterioro de su medioambiente —cambios climáticos, declive de los recursos que sostienen la vida y así sucesivamente—, el mayor peligro, el peligro que podría terminar para siempre con la soberanía humana en este mundo, acecha entre bambalinas esperando el momento en que la humanidad se ponga a sí misma de rodillas debido al conflicto, la degradación, la guerra y un deterioro aún mayor del medioambiente del mundo.

Dios le ha dado a la humanidad este mundo como un lugar espléndido, como un paraíso en un universo lleno de mundos estériles. Si la humanidad lo arruina, si agota sus recursos vitales, si agota la diversidad biológica, tendrá entonces que enfrentar las consecuencias, que serán mucho más terribles y mucho más duraderas que cualquier cosa que la humanidad en conjunto haya enfrentado nunca.

El verdadero destino de la familia humana es emerger a la Comunidad Mayor de vida inteligente como una raza libre y soberana, pero esto requiere que cumpla los tres requerimientos que son esenciales para que cualquier raza pueda tener esta posición privilegiada en el universo: debe ser autosuficiente, debe estar unida y debe ser extremadamente discreta.

Sin esto, la humanidad solo está a la espera de su propia autodestrucción. Solo está a la espera de una creciente influencia de poderes extranjeros aquí, poderes que buscan tomar el control de este mundo y de su gente.

Esto es revelado a través del Nuevo Mensaje de Dios. Esto es parte de lo que ha traído el Nuevo Mensaje de Dios al mundo. Porque la humanidad vive un tiempo de gran urgencia, no solo para la vida en este momento sino también para sus perspectivas futuras, que cada día se oscurecen un poco más.

Algunas personas creen que el mundo es un cuerno de la abundancia que provee indefinidamente. Que solo se necesita la tecnología adecuada para sacar más y más. Pero el mundo es un lugar finito con recursos finitos. Si la humanidad los agota, enfrentará entonces los peligros que ese agotamiento traerá. Esta es una verdad de la vida en el universo físico. No puedes evitarla, ya seas un ser humano o pertenezcas a una raza viviendo en otro mundo, porque las leyes de la naturaleza son ciertas en todas partes.

Por tanto, el Nuevo Mensaje de Dios enfatiza la importancia de esta autosuficiencia, la importancia de la unidad humana y la importancia de aprender a ser discreto, entendiendo la naturaleza del pensamiento y el poder en el ambiente mental en el que la humanidad vive.

Es este ambiente mental, este ambiente de pensamiento e influencia que aún conoce tan poco, lo que la familia humana tendrá que entender con mayor habilidad y potencia en el futuro, si quiere interactuar con otras razas exitosamente, otras razas que han adquirido destreza en el ambiente mental.

El Nuevo Mensaje de Dios enfatiza esto tremendamente, pues Dios desea que la humanidad tenga un gran futuro, un futuro mayor que su pasado. Pero las posibilidades de tener este futuro están ahora en manos de la familia humana, individual y colectivamente.

Cada persona está determinando su futuro y el futuro de sus hijos y de todas las personas en este momento con lo que piensa, con su manera de vivir, con lo que promueve y defiende y con cómo se identifica a sí misma como ser humano en este mundo.

Si crees que solo eres un miembro de una tribu, un grupo o una nación no podrás apoyar un movimiento mayor hacia la unidad y la cooperación de la humanidad. Simplemente estarás de parte de uno de los lados, compitiendo contra otros lados, vaciando el mundo de los recursos que quedan, peleando por esos recursos, luchando por esos recursos.

La gran esperanza para la humanidad se encuentra en el misterioso poder del Conocimiento que el Creador le ha dado a cada persona, que cada persona lleva en su interior. Es este gran poder espiritual que la inmensa mayoría de la gente en el mundo actual desconoce e ignora.

Este poder, entonces, si llega a reconocerse, si llega a entenderse, si llega a recibirse, te enseñará cómo vivir y te enseñará cómo relacionarte con otras personas, con otros grupos y con otras naciones. Te enseñará la importancia de tus pensamientos y tu conducta. Te enseñará todo lo que necesitas saber para navegar los difíciles tiempos venideros y navegarlos de tal manera que promuevas la libertad y la unión de la humanidad en todo lo que hagas.

No hay filosofía o sistema de creencias humano que pueda lograr esto, porque eso son invenciones humanas. Pero el Conocimiento es una invención de Dios. Es la sabiduría de Dios que ha sido puesta dentro de ti [y de todos].

Pero para recibir su dirección, su protección y sus beneficios debes poner tu mente y tus pensamientos al servicio de este poder y esta mayor inteligencia. Es por eso que el Nuevo Mensaje de Dios contiene la enseñanza sobre el Camino del Conocimiento y enseña cómo tomar los Pasos al Conocimiento.

Comienza dentro del individuo, porque un individuo guiado por el Conocimiento es una fuerza poderosa, mucho más poderosa que las leyes, las legislaciones o los movimientos sociales, aunque esas cosas pueden emanar de las acciones de estos individuos. Entonces se vuelve responsabilidad de todos hacer una diferencia, no solo para sí mismos, no solo para traer una mayor felicidad y satisfacción a sus propias vidas, sino para construir una fuerte base para el futuro de la humanidad.

Pues siempre estás viviendo en el momento y construyendo el futuro. Y las generaciones futuras te darán las gracias o te maldecirán dependiendo de lo que contribuyas hoy y de la fortaleza de tu convicción para apoyar la unión y la libertad de la humanidad hoy.

Esto incluye compartir los recursos. Incluye dar riqueza a las personas que la necesitan. También incluye enseñar cómo vivir de manera que el entorno de las personas y el lugar donde viven pueda mantenerse y ser productivo.

Con la guerra y el conflicto la humanidad se debilitará y fomentará su propia decadencia. Si continúa por ese camino no habrá ganadores. No habrá naciones o grupos victoriosos, porque el mundo entero decaerá. Entonces todos perderán su seguridad. Todos serán más débiles y vulnerables frente a los poderes e influencias de aquellos de más allá del mundo que están decididos a ganar acceso y control aquí.

Este es el gran momento. Este es el gran momento en el que vives. Esta es la gran llamada a que el Conocimiento dentro de ti emerja en tu conciencia. Esta es la gran llamada a que tomes los Pasos al Conocimiento, porque estás viviendo en un gran punto de inflexión.

Es un punto de inflexión mayor que cualquiera de los que vuestros ancestros enfrentaron. El futuro de la humanidad se está decidiendo, y se decidirá en los próximos 10 o 15 años. Así de significativo es este tiempo.

Quizá sientes que tu vida tiene un propósito mayor, que estás aquí en el mundo para hacer algo importante, para hacer una diferencia, para contribuir algo de valor aquí. Si esta es tu experiencia, entonces estás respondiendo a los grandes tiempos en los que vives y a las grandes necesidades de la humanidad. Estás viendo más allá de tus propias necesidades y deseos personales y estás respondiendo a un mayor poder y a una mayor necesidad en el mundo. Esto entonces representa una evidencia del Conocimiento. Es muy importante que respondas a esto.

El Nuevo Mensaje de Dios es para esto. Habla de esta conciencia, de esta necesidad, de este entendimiento interior. Habla de la necesidad de que el individuo descubra el poder y la presencia del Conocimiento por sí mismo, y habla de la necesidad de que toda la humanidad construya una base para el futuro, un futuro en el que comprenderá que no está sola en el universo y que debe proteger y salvaguardar este mundo.

Hacer esto de cualquier manera que individualmente puedas significa que estás cumpliendo el propósito mayor por el que viniste al mundo. Este propósito mayor no se basa en creencias o ideologías religiosas. Se basa en una responsabilidad fundamental, la responsabilidad de ser fiel a la mayor inteligencia que el Creador ha puesto dentro de ti y que estás aquí para servir y expresar.

Puedes ser una persona con religión o sin religión, y aun así responder a este mayor poder dentro de ti, dejando que este mayor poder se exprese a sí mismo y contribuyendo al mundo a través de tus pensamientos y tus acciones.

Es por eso que el Nuevo Mensaje de Dios no es solo otro sistema de creencias. Es un Mensaje para todas las personas y todas las religiones del mundo. Es una llamada a la conciencia, la unidad y la responsabilidad humanas. Es válido para todas las personas, todas las naciones y todas las tradiciones de fe.

Pues este es el gran tiempo en el que vives. Este es el gran punto de inflexión para el que has venido. Es un gran punto de inflexión que involucra tu vida completamente. Es un gran punto de inflexión ante el que tienes una responsabilidad.

Nadie de fuera, nadie de la Comunidad Mayor, va a venir a rescatar a la humanidad. Ninguna tecnología va a rescatar a la humanidad. Ningún poder mágico del Creador va a llegar a última hora para hacer desaparecer todas las dificultades.

Dios ya os ha dado la respuesta. La respuesta está dentro del Conocimiento dentro de ti y de todos. Esta respuesta no es meramente una idea o una prescripción. Es un poder e influencia rector. No está vinculado a las religiones, las ideologías o las filosofías humanas, porque nace de Dios. No es una creación humana. Es una creación de Dios. Y tanto si crees en Dios como si no, este poder y esta presencia está disponible para ti, y la necesitas enormemente.

Reconoce entonces que vuestro medioambiente tiene una inmensa importancia. Cualquier cosa que puedas hacer, cualquier pequeña medida que puedas tomar, cualquier cosa dentro del rango de tu poder, tu responsabilidad y tus habilidades personales que puedas hacer para mejorar y mantener saludable este medioambiente, será fundamental para el éxito de la humanidad.

Sea lo que sea que puedas hacer, sentirás cómo genera en tu interior una sensación de satisfacción y valor. Sentirte así es enteramente natural para ti, pues es por esto que viniste al mundo: para defender la libertad y el futuro de la humanidad y cuidar del mundo que se os ha dado para hacer esto posible.